Complemento

Está bien. Hay que admitir que la señorita Antioquia la embarró con la respuesta en     complemento
el reinado de Cartagena “la mujer complemento del hombre y el hombre con el hombre”  y en fin. Pero lo que no se puede aceptar, es la forma como los medios se han encarnizado con esta pobre peladita, insinuando hasta la saciedad que es una paupérrima a nivel intelectual . Es el típico  canibalismo de muchos comunicadores.

Cualquiera se pone nervioso cuando le toca salir delante de un montón de gente, aún más, en un concurso donde se debe premiar sólo la belleza. Se timbra uno cuando le toca rezar la novena con la familia.

Pero hay que ver a estos consagrados, profesionales, experimentados e idóneos periodistas como sudan, tartamudean y dicen cuanta incoherencia se les viene a la cabeza cuando se les apaga el “telepronter”, o les toca improvisar en vivo, dan pena ajena.

Que bueno hacer un programa diario de televisión pasando las embarradas de todos los presuntos periodistas que han hecho un festín criticando  a Verónica. Tocará esperar hasta el 28 de diciembre.