Estamos buscando #ElDiscoColombiano 2017 ¿Cuál es el tuyo?

WhatsApp Image 2017-11-26 at 11.23.51 PM (1)

Se acerca el fin de año, y ya se hace costumbre en El Colombiano, el ejercicio editorial de @Elfanfatal por encontrar las historias musicales que han contado los músicos del país. La búsqueda discográfica tiene como propósito mostrar y resaltar las producciones sonoras de diversos artistas de todo el territorio, y lo queremos hacer con las propuestas que no están en el boca a boca de la industria mundial y que merecen estarlo. Más que una apuesta por lo independiente o alternativo, es una ventana que queremos se expanda a los nuevos universos sonoros, y una invitación para conocer discos completos, además, para deleitarnos con obras creadas acá en Colombia.

Continuar leyendo

Juanes no se queda quieto

156700_1

Juanes toma una nueva piel, como otras cuatro que ha tomado en toda su carrera artística.

Desde el thrash metal con agrupaciones como Agony y Ekhymosis, pasando por el pop, la música carrilera, la balada y hasta el reguetón. Siempre explora, y no sabemos bien si es un exigencia de su empresa discográfica o si es iniciativa propia, pero es un mérito que le da todos los puntos a su favor. No se queda quieto en la comodidad de lo conocido.

Es un disco controversial, sin lugar a dudas, pues complace todas las exigencias de la industria actual. Los productores son Sky y Mosty y eso, de entrada, ya nos da una idea del corte sonoro y además de la apuesta estética de Juanes.

Sin embargo, más allá de eso, lo más interesante de este nuevo proyecto de Juanes es que Mis planes son Amarte, más que un disco, más que canciones o sencillos, es un álbum visual que nos presenta un viaje por el universo sonoro que recorre actualmente este músico.

Ya no sabemos que es pop, ya no sabemos que es reguetón, ya no sabemos que es rock. Pero, ¿saben? Eso también me alegra, no solo Juanes, sino Shakira, Carlos Vives y muchos otros entendieron que, simplemente, se trata de Música.

20 años buscando un disco Bajo Tierra

89d60b7775bf401a8f4541bba7c554bc

Si el rock es calle, debajo de la calle hay tierra. Y esta historia sí que tiene calle, tierra y rocanrol. Finalizando los 90, era un puberto curioso y deseoso de nuevos sonidos. Caminé por muchos barrios con una maleta Lesportsac negra decorada con parches de I.R.A, Dead Kennedys, The Clash, la carita de Nirvana, y una A de anarquía que yo mismo plasmé con pintela color rojo. En ella guardaba los casetos, los nuevos y los que me prestaban, llegaba a casa, ponía a reproducir y a grabar al mismo tiempo, mientras hacía los libritos que iban dentro de la caja. En esa rutina no solo llegué a casa de amigos y desconocidos que vendían música por catálogo, sino también a los San Alejo en el Parque Bolívar, al Pasaje San José, donde no le vendían música a todo el mundo y me tuve que ganar ese mérito. Igualmente llegué al Paseo La Playa, y transité caminando o en bus de Bello a Itagüí, de Laureles a Robledo, en busca de música para mi colección.

Un día, uno de esos amigos de música me llamó y me dijo: “tengo el Lavandería Real y en CD”. Yo no sabía quiénes eran, ni cómo sonaban, pero yo le creía, sabía que era un buen disco. Nos encontramos en unas escalas en Itagüí. Él sacó el CD de su bolso, me lo mostró y abrimos el librito para verlo. Decía: BajoTierra – Lavandería Real, todo eso en un círculo rojo con franja amarilla.

A los segundos le dije: -“¿Puedo ir a grabarlo?, prometo no demorarme”.

-No es mío y ya vienen a reclamarlo- Respondió negativamente el melenudo amigo.

Sin embargo, luego de insistir, me dejó ir corriendo a grabarlo. Llegué a casa agitado, preparé todo, y empezó la captura. Cuando iba por la tercera canción -Jimmy García- tocaron a mi ventana, era momento de entregar el CD.

Esos tres tracks: Intro-Justiciero, Las Puertas del Amor y Jimmy García, los escuché por 9 meses seguidos, todos los días. Luego, ese mismo disco lo encontré en la casa de una prima, al lado de otros de U2 y The Smashing Pumpkins. Lo tomé prestado, lo grabé en casete y pude escucharlo, pero a los días mi grabadora murió. Parecía que la vida no me dejaba tener el Lavandería Real de Bajo Tierra. A los años, cuando ya Youtube se consolidaba como nuestro reproductor de música, compré el disco, más caro que hace 10 años, y lo guardé como tesoro. En una fiesta de amigos desapareció mágicamente. Vaya amigos los que tengo. Espero el que lo tenga lo disfrute como nunca.

Y todas estas historias las cuento porque en el 2016 este disco generacional cumple 20 años. Dos décadas de agitar la vida, de musicalizar a Medellín, de hacer historia y convertirse en crónica de la calle, en mito, en orgullo para nuestro rock colombiano.

11 canciones que son raíz, influencia y esencia, no solo para fanáticos, sino también para los músicos de vieja data y la nueva sangre que hace rocanrol en Colombia. Un disco para tener en el estante, para guardar en el corazón. Y como bien cuento, luego de 20 años aún no tengo esta producción fundamental para mi vida. Por eso si a usted le sobra uno, o simplemente le conmovió esta trágica historia de pérdidas, hallazgos, rocanrol, y mucha tierra caminada, pues véndalo o dónelo a este humilde fan fatal.

 

Los mejores 20 discos colombianos de 2016

image_content_27576102_20161210235711

Kraken y Systema Solar, entre lo mejor de Colombia en 2016. FOTOS Cortesía

Por Diego Londoño
@Elfanfatal 

 

15442329_10154201869307194_7219892405687766243_n

El 2016 trajo consigo discos en todo el mundo que demostraron que además de ser un año fatal por las pérdidas musicales, fue un buen momento para conocer nuevas canciones. Los ejemplos son disímiles: Hardwire, de Metallica; Blackstar, David Bowie; A Moon Shaped Pool, Radiohead; You Want It Darker, Leonard Cohen; Blue & Lonesome, Rolling Stones; Post Pop Depression, Iggy Pop, y El Círculo, Kase.O, entre muchísimos otros.

Nuestra realidad es otra y también nos dejó mucha música nueva, y ya que el año va llegando a su fin quiero destacar 20 de esas piezas discográficas que llegaron a mis oídos y me impactaron por su producción, su propuesta estética, su arte, su sonido y sus historias. No es un juicio de sentencia, tampoco un elogio, solo es una selección que no tiene un número 20, ni número uno, solo una opinión subjetiva y respetuosa del trasegar discográfico de nuestro país.

 

Centésimo Humano. Mad tree
Con el sonido de este disco, se dificulta creer que son solo tres integrantes. Una banda que suena grande, con atmósferas sonoras e historias que trabajan en pro de las canciones no de sus integrantes.

 

Los Makenzy – Los Makenzy
Ellos sí saben cómo debe sonar una buena guitarra. La actitud es quizá el mejor atributo de este disco. Una producción que cuenta nuestro tiempo sin pena ni asomo, a través de un rocanrol con estilo clásico en pleno 2016. Este disco tiene todos los matices sonoros, pero el más importante: la honestidad.

 

Tropikalismo Salvaje – Jaibanakus
Una voz nasal e impulsadora de energías, una banda compacta y unas canciones que hacen tararear la vida. Una gran pieza sonora para las historias musicales en Colombia

 

Polvo – Seis Peatones
De los buenos discos guitarreros de 2016. Los Seis Peatones no solo saben sobre el tratamiento del sonido, de las distorsiones, también de como se hace una buena canción.

 

El umbral – Feralucia
Las imágenes, las texturas, el arte plástico y la dulzura y oscuridad en la voz. Eso propone Feralucia con su ópera prima. Disco para explorar desde adentro, para encontrar experiencias sonoras distintas.

El Karateka – Edson Velandia
Se construye a partir de crónicas amargas que endulzan oídos. Es una vida hecha verso, desde la parodia, la risa, la rabia, los gritos y la sinceridad. Una placa que genera incomodidad y alegrías.

 

Luz de Santelmo – Revolver Plateado
El poder de las guitarras, la nostalgia de las historias, y una producción impecable en diseño y sonido, hacen de este disco un engranaje fundamental en la reciente historia rockera de Colombia.

 

Rosita y los nefastos – ¿Y qué me importa? La humanidad
¿Y qué me importa? La humanidad busca la raíz punk medallo, pero la lleva más allá de su ruido e historias, y a pesar de tener la crudeza del punk, busca la nueva forma de reinterpretar la sencillez de pocos acordes con impacto sonoro.

 

Banda sonora para el fin del mundo – Militantex
Tres cabras musicalizan el fin del mundo, una banda sonora perfecta que nos ayuda recibir ese final, con estilo, con algo de punk, algo de jazz y algo de no jazz. Lo más punk del jazz y lo más jazz del punk. Música para ver.

 

Regular – Árbol de ojos
Las historias son la compañía de este disco. Buena interpretación, atmósferas que recuerdan lo mejor que ha pasado en la historia del rock. Cada instrumento trabaja en función de las canciones. Nada sobra, todo está en su lugar, es una gran pieza sonora para la colección musical colombiana.

 

Ciclos – Mabiland
Chocó y Medellín dan inspiración a estas canciones. Soul, blues, jazz, rock, hip hop y una voz cargada de una fuerza inexplicable, hacen no solo de este disco, sino de esta chica, Mabiland, una sorpresa sonora 2016.

 

Vivos 1EP – 42 Pueblos Fantasmas
El sonido rock de buenas guitarras y letras hechas sin presión. Una producción limpia y glamurosa que muestra la evolución sonora de Medellín y su forma de hacer canciones en pleno siglo 21.

 

Todo esto eran mangas – Parlantes
Una crónica sonora. Es literatura con música, con rock, es una aguja por el surco del asfalto. Quizá el disco del año, por lo que significan sus canciones y sus historias. Este es el rock maduro que propone Medellín, repleto de paisajes, de buenas guitarras.

 

La Gran Oscilación – Diamante Eléctrico
Impacta desde su tapa, una producción con permanente expectativa sonora. Sus canciones son un viaje por el mar, un vaivén de sonidos desde lo triste a lo feliz, desde la tranquilidad hasta el ruido. Con este disco demuestran que son el presente y el futuro.

Rumbo a Tiera – Systema Solar
La alegría, la tragedia, la crítica y protesta la presentan con canciones alegres y llenas de paisajes. Un viaje al centro de la selva, de la humedad, también del asfalto de una Colombia que necesita más retos sonoros como este. Un gran disco, un gran viaje musical.
Todos tienen que comer – Crudo Means Raw
Una propuesta con lo mejor del beat clásico, con los coqueteos del jazz, las secuencias downtempo y las historias como protagonista. Sin duda, una de las producciones que pasará a la historia en el sonido callejero.

 

Las historias de los hombres – Burning Caravan
Los viajes, las imágenes mentales y los sonidos rocanroleros y gitanos son la premisa, la ruta. Este disco es una caravana viajera, un paseo sonoro, una invitación a vivir la música no solo con los oídos.

Libres – La Doble A
Estas canciones suenan maduras, con identidad y con una carga social necesaria. Su canción Niño Bomba se ha convertido en la banda sonora, no de estos días, sino de toda esta vida en Colombia.
Vida – DonKristobal
Un disco de verdadero reggae creado en las montañas de Medellín. Esta pieza sonora se tardó en llegar, como todo lo bueno. Su sonido demuestra que la raíz no es estar cerca del mar, sino del corazón.

 

Kraken VI: Sobre esta tierra
Quizá su mejor producción hasta el momento, respetando la importancia de sus himnos históricos. Un disco sentido, dolido, que tiene la resistencia del metal y de la vida misma.

Cuando la música necesita más PLAY


vinyl

Tocar, reproducir y también JUGAR son las acepciones que le podríamos dar a play, esa palabra que también usamos de manera coloquial para referirnos a lo gomelo, o refinado. Pero acá vinimos fue a hablar de música, o ni siquiera de eso. Más bien, hablar de lo que le falta o le empezó a faltar a la música, a lo que perdió en su juego por sobrepasar el tiempo, las crisis económicas, los cambios de la industria, los relevos generacionales y el destructor y ruidoso ego.

¿Hace cuánto no juegan con la música? ¿Hace cuánto no le dan a los tambores, a las guitarras, al bajo y al piano, como un niño disfrutando de un caramelo interminable?

De eso se trata, de la música como un juego, como una diversión, como una alegría para la vida. De tocar por que sí, porque se siente, porque hace falta el sonido, porque las cuerdas llaman, porque las teclas gritan. Esas situaciones que parecen absurdas e infantiles solo las percibe quien de verdad vive la música. ¿Por qué ponerle nombre a una guitarra? ¿Por qué decir que nuestra vida puede resumirse en canciones? ¿Por qué gastar dinero en discos, en conciertos? ¿Para qué pasarse la vida componiendo? A eso juegan los que creen, los que sienten el sonido en cada poro, en cada cabello. Y eso de “jugar”, espero lo entiendan en el buen sentido de la palabra.

Play music, como una forma de incitar, de llamar, de vivirlo de manera divertida. Lastimosamente ahora eso poco se ve. Pero lo que sí se ve en muchos músicos, “no todos” para no entrar en generalidades polémicas, es el rimbombante destello efímero de crear música, de hacer una banda como si hiciera parte de una moda pasajera que nos vendieron las secciones de entretenimiento. Muchos ahora se dedicaron a crear bandas para figurar, para que la gente les pida fotos, autógrafos o los reconozcan en la calle, para conquistar a pretendientes deseosos de fama, para lucir sus mejores gafas, para reconocerse entre los demás como mejores, como intocables, como artistas en medio de las luces. Lo peor de todo es que mucha gente no nota eso, y sigue en ese círculo vicioso de una fama efímera y llena de vacíos artísticos; lastimosamente, la gente admira más la arrogancia que la sencillez, cuando de música se trata.

Play para vivir, play para disfrutar, play, play, P-L-A-Y para la música. Eso necesitamos. Pensar menos en la fama, menos en el dinero y más en la creación sincera de los sentimientos con la música. Necesitamos más músicos en escenario disfrutando su arte, sus canciones, su espectáculo frente al público. No se trata de cumplir horarios o compromisos, se trata de vivir de lo que se ama. Con seguridad que si se practica ese ideal de vida: “hacer por gusto”, todas esas cosas llegarán solas, y lo mejor, ya no importarán. Se sobreentiende que la música también significa sustento para muchos, pero eso no implica que el disfrute pase a un plano menos importante.

Cuando no existía una industria artística consolidada, la música se disfrutaba con las vísceras, con todo el amor, se gozaba; ahora que hay una gran industria que maneja mucho dinero, la música perdió brillo y se desvió por el lado fantasioso que legitimaron las cámaras y la fama en la actualidad, mucho maquillaje alrededor. Mucho excel, fotografías, redes sociales, fiestas y reuniones. El equilibrio es necesario, este asunto también requiere de ensayos, composición, escucha y mucha pasión por el sonido, así las dos visiones sean válidas. El disfrute, los conciertos y las canciones como la misma vida se convierten en un cuarto de hora, en un One Hit Wonder que no podemos desperdiciar.

¿Ya no tenemos tiempo para la música?

disco-de-vinilo-e1437019830819

disco-de-vinilo-e1437019830819

 

Me acomodo y preparo la rutina de ademanes para empezar a escribir; un café doble, las gafas limpias, la ventana abierta con vista a las montañas, e inserto el disco The Dark Side of the Moon de Pink Floyd. Transcurren algunos minutos de la inolvidable y maravillosa “Speak to Me” y mi mente, en vez de quedar en blanco como pasa muchas veces cuando me siento a escribir, empieza a generar imágenes que solo el sonido inconfundible de Pink Floyd puede generar. No escribo ni una palabra, me dedico a escuchar.

42 minutos y 45 segundos después, al terminar de escuchar el disco, abro el computador y empiezo. Lo primero que escribo son preguntas: ¿Ya no tenemos tiempo para la música?, ¿nos cansamos de escuchar discos? La respuesta lastimosa es SÍ.

Las nuevas dinámicas de la música ahora responden a los llamados “sencillos”, que son una respuesta inteligente y comercial al público que ya no tiene tiempo, que consume inmediatez, que es práctico, que tiene un mar de posibilidades y por eso selecciona de acá y de allá, como haciendo zapping, pasando desapercibido por historias sonoras completas.

También pienso en el disco que acabo de escuchar, y entiendo que no se puede dividir, que sería perder la comprensión de la obra artística, perder la magia y la idea real del compositor, sería como tratar de mirar una pintura a la mitad, leer un libro saltando palabras, o ver solo el final de una película.

El disco, en muchas ocasiones, no en todas, es creado como una pieza artística completa, de inicio a fin, para escucharse de esa manera. Pero es innegable, las cosas han cambiado y los oídos y la mente ya no funcionan igual. ¿Qué hacer?, ¿qué riesgos deberían tomar los creadores de música?, ¿qué hará falta? Quizá, pasar simplemente de hacer música y depositarla en un cd, y pensar en conceptos, en formas de llegar al oyente de maneras atractivas y distintas a las que todo el mundo usa. Si la dinámica cambió hay que cruzar la raya, transgredir y arriesgarse a nuevas cosas, ahí podría estar la respuesta. Es probable que se le muestre al oyente que no tiene tiempo, que es importante regalarse el rato, o al que busca solo lo que necesita, que hay otras opciones, pues es muy fácil encontrar contenido en el mar de posibilidades de la web, pero tal vez, posibilidades llenas de basura.

Si antes escuchábamos las piezas completas porque nos tocaba, y era una práctica maravillosa que pocos seguimos frecuentando, si antes observábamos los librillos porque era sentir que se atravesaba el umbral estético de la obra musical, si antes escuchábamos una canción, y ella misma nos arrastraba a querer saber qué más continuaba, ¿cómo será regresar a eso?, ¿se venderían y comprarían más discos?, o mejor, ¿se apreciarían más obras de arte? Éste solo es un llamado para quién lo quiera recibir, un llamado respetuoso y melancólico a los músicos para que piensen en su música como una obra de arte completa, y a los seguidores, para que regresen a la pasión mágica y verdadera de escuchar música.

“Sangre joven que hierve”, nuevo compilado de HagalaU

• Se abre la convocatoria para el tercer compilado del sello Discos HagalaU.

• Esta vez los invitados a participar son grupos y solistas de todo el país con máximo 5 años de formación.

• Recepción de material hasta el viernes 11 de abril a las 11:59p.m. Hora colombiana.

HagalaU como proyecto de comunicación musical urbana y en su apuesta de trascender con el circuito de música independiente, se acerca este 2014 a sus 14 años de actividades y lo hace presentando la tercera convocatoria de su sello Discos HagalaU.

El sello es una iniciativa que empezó en el 2012, ha presentado dos álbumes recopilatorios y tiene como objetivo principal aportar a la construcción de memoria con uno de los patrimonios inmateriales esenciales de la ciudad: Las canciones.  El primer compilado fue un trabajo temático divido en nueve capítulos (como “La piel o el amor” o “La ciudad y el barrio que caminas”) recopilando 18 canciones con propuestas sonoras distintas: grupos como Laberinto E.L.C, Nepentes, Los restos, Puerto Candelaria y solistas como Alejo García y La Fiera fueron los protagonistas de ese primer volumen.

Luego, en noviembre de 2013 fue lanzado el segundo compilado dedicado  a los sonidos liderados por “chicas” y que se tituló “Las mujeres y el universo”, placa en la que participaron artistas y proyectos como Resina Lalá, Magdalena, Le Muá, Lianna, Goli, Mary Hellen, Paula Ríos y Dosis; a diferencia del primero este abrió la convocatoria a todo el país y en el disco final participaron 5 artistas nacionales como Resina Lalá (participó en Loolapalloza Chile 2013), Lianna (invitada el Festival Estéreo Picnic 2014) y Lucía Vargas, rapera bogotana que ha girado por países como Alemania y Dinamarca.

El tercer compilado se enfoca en los proyectos auditivos nuevos (que no tengan más de cinco años de trayectoria) de todo el país, seleccionando 15 bandas o solistas que conformarán la tercera entrega del sello Discos HagalaU.

Estas son las pistas para participar:

– Enviar una canción propia en formato WAV.  La obra debe estar terminada.  No se aceptan covers.

– Adjuntar una reseña de la banda indicando la fecha de formación, integrantes y los 3 conciertos más importantes que han ofrecido.

– Adjuntar la letra de la canción y la temática de la misma.

– Datos: nombre y apellido del  contacto del grupo o solista, correo electrónico del grupo, twitter, facebook (u otros), número telefónico y dirección web.

– Foto para publicaciones.

– La información adjunta debe enviarse al correo info@hagalau.net

– Los discos son para libre distribución, no son para la venta y buscan ofrecer diferentes sonoridades.

– La convocatoria busca grupos de ska, reggae, dub, metal y punk (en sus diferentes vertientes), indie y afines, folclor experimental, rap, nueva música colombiana, electrojazz, salsa urbana, electrónica, rock, pop, world music…

– Cierre de convocatoria: viernes abril 11 de 2014.  11.59 p.m.

Sociedad FB7 20 años de hip hop

Luego de su exitosa gira por México y de su cumpleaños número 20 haciendo Hip Hop; Sociedad FB7 produce nuevo disco llamado “Hoy” y lo ofrece a su público en descarga libre a través de su sitio web http://www.sociedadfb7.com

Sociedad Fb7 es una agrupación de hip hop colombiano fundada en 1993. Desde la fecha en que Sociedad Fb7 se conformó como grupo, la gestión cultural y educativa ha sido un aspecto que ha estado presenta en los objetivos. La labor artística está plasmada luego de 20 años, en 3 EP, un Split, un disco larga duración y 6 vídeo clips, mientras que el trabajo educativo se ha reflejado en la organización del festival de hip hop de la comuna 6, la producción de dos discos compilados, la realización de asesorías, investigaciones y procesos formativos, además la participación activa en calidad de tutores del proyecto LASO del ministerio de cultura.

Sociedad Fb7 busca un equilibrio estético en sus canciones, a través del abordaje de los contextos globales y locales, contrastados con relatos personales y existenciales, que narran la angustia, los miedos, la desconfianza, vinculando la subjetividad de sus integrantes y las visiones sobre la esperanza, el amor y la felicidad como aspectos de la condición humana y social que no se pueden dejarse de concebir en el rap.

La agrupación pretende crear canciones comprometidas con la narración de la historia, la cotidianidad de los barrios y la situación mundial, para esto se vale de la exploración en los flow, las líricas y la composición musical.

Actualmente la agrupación está lanzando Hoy, un trabajo musical de ocho canciones, enriquecido con las trompetas de Brinson y las guitarras de soul, reggae y blues de Mauro Castro. El disco representa la continuidad de la agrupación a través de los años, y reafirma acontecimientos como estar nominados a mejor agrupación colombiana de hip hop en los premios de la revista colombiana Shock, además invitaciones a Panamá y México en dos ocasiones. El grupo además, fue uno de los 6 finalistas, entre más de 990 grupos, en la tarima Pilsen, concurso realizado en el mes de junio. El disco se puede descargar libremente en http://www.sociedadfb7.com

El concierto de lanzamiento del disco “Hoy” será el 9 de agosto en el Teatro Pablo Tobón Uribe….

“Cuidao en la calle, cuidao en la acera, cuidao en el barrio, cuidao donde sea”… que ya viene Niquitown.

afichelanzamiento

Se viene la avalancha y no hay a donde huir. El nuevo sencillo de Niquitown, Morirás Ya, amenaza con escandalizar las mentes bien pensantes y desmemoriadas que abundan en el mundo del entretenimiento local y mundial. No es sólo una canción, es la memoria viva de la barbarie que nos ha rodeado desde que somos país, es el arte y la música como vehículo de denuncia, como herramienta para no olvidar. Izquierda y derecha, legales e ilegales; todos están en el blanco, porque todos son parte de la misma máquina de moler carne de civil: “ni de izquierda, ni derecha… es sólo plomo disparado”.

Este nuevo sencillo es parte del disco “Niquitown”, con el que esta banda debuta en el formato CD después de años de trasegar las calles (desde 1996). Esta producción está en las calles y en la red desde su presentación en público en el Festival Internacional Altavoz de 2011, circula de manera gratuita en la red en www.mediafire.com/?w31nn540p25w3ad con sonido de alta definición y todo su diseño gráfico. Niquitown conserva la esperanza de ser descubierto por algún pirata emprendedor que se quiera hacer cargo de la distribución, pero por el momento, mientras llega ese feliz momento, está vendiendo también el cd físico… a 15 de mil y durante este mes, si lo compras, recibes gratis la boleta para ir al lanzamiento.

Esta ofensa a las buenas costumbres será lanzada en el teatro Matacandelas el próximo 12 de mayo en dos conciertos: uno a las 4 pm, para menores, y otro a las 10 pm, para mayores de edad… ¡nadie se salva! Y lo peor es que estos locos no vienen solos, los rodea una red de individuos y colectivos de la escena subterránea local, donde vienen tejiendo complicidades desde sus inicios, y, proveniente de esa red, el grupo de punk Los Suziox, una de las bandas más respetadas en la escena punkera y rockera local.

Ska, reggae, rock, punk y mil influencias más se conjugarán en este evento independiente y rebelde, autónomo y reivindicativo, subterráneo e insumiso… Así que quedan advertidos, la música vuelve a ser peligrosa… padres, cuiden bien a sus criaturas esa noche, si no las quieren perder.

Radio Niquitown, la sonora underground… corrompiendo inocentes!!!

Invita: El Fan Fatal

Buena vibra con la feria de lanzamiento del Elemento Sorpresa

IMG_6850

Llena de sorpresas estuvo la tarde del sábado 17 de marzo en la fundación Circo Medellín, durante la Feria de lanzamiento del Elemento Sorpresa, el más reciente trabajo musical de la banda De Bruces a Mí.

La feria fue el resultado de un trabajo de varios meses que se empezó a conocer con una campaña de expectativa que aumentó la ansiedad de seguidores y de la escena musical de Medellín. Con la feria se quería ofrecer a la gente algo más que un producto físico o un show musical, y era vivir y compartir una experiencia diferente, llena de sorpresas y buena vibra.

Lali Zoraima Guerrero, actual representante del grupo, comenta: “de ahí la locura de querer hacer el lanzamiento en una carpa de circo.Mágicamente, dimos con este lugar, una finca inmensa, llena de naturaleza y con el ambiente apropiado para lo que queríamos hacer,una feria comercial y cultural donde contamos con la vinculación de la empresa privada, el apoyo y atención de medios de comunicación, juegos, y la participación de un maravilloso grupo de artistas locales e independientes.”

Esto que menciona Lali es significativo, pues fue lo que le dio un toque especial a ese día, la vinculación de varios músicos que hicieron parte de esta sorpresa con su participación en el soundsystem.  Artistas independientes que luchan por sacar su música adelante y que, a pesar de no contar con el apoyo de una disquera reconocida, tienen algo más importante, el talento y la pasión para promocionar ellos mismos lo que hacen. En total fueron 12 músicos: Desde lo más bajo, Black Panther  Sound System,  Alkaman, Isa Fyah,  Xplícitos, Zatélite, Tribu Omerta, Landa Freak y las chicas de Omega  Unity: Sol Samadhi, Mara Soul, Paulita Liona y Tica Rasta. La tarde se complementó con la presentación de un grupo de malabaristas que con sus actos circenses divirtieron a todos asistentes.

“Fue hermoso ver a  tanta gente en armonía, parchados y contentos. Evidenciar que es posible generar éstos espacios de comunión entre todos, en los que comparten papás, mamás, niños, amigos, novios. Es gratificante observar la atención, respeto y tolerancia con que el público escuchó y vio las diferentes propuestas artísticas, musicales y circenses. Definitivamente estábamos en familia.” Concluye Lali.

En general el resultado de la feria fue positivo, y para lograr esto fue importante la participación de la empresa privada, a los que también se les debe hacer un reconocimiento, pues su ayuda fue vital y demuestra que un trabajo conjunto y organizado da buenos resultados. Las empresas que su unieron a la feria fueron: Fundación Circo Medellín,  Kaos Eventos, H.A. Bicicletas, BluntWrap, Heineken,  Postobón, Red Bull,  Maracuyá Films, Red de Música Independiente de Medellín, Lenteja Express, Karamawi, Afrosoul, Piel de Cobre y JamaicanDreams,  Ekatombe Bar, El Ghetto Bar, Comunidad Cannábica Colombiana,  BuenaVibracolombia.com, Medellín HipHop.com, Musinet,  Altavoz TV, Shock.com.co,  Radiónica,  El Colombiano,  El Mundo, Periódico Ciudad Sur, Música Real Magazine,  Tes (Diseñador del arte del Disco y MC), Kiño (MC), Camilo Suárez (Vocalista de Parlantes) y Julio Domínguez.

La feria cerró con un excelente show. Al finalizar la tarde se abrieron las puertas de la gran carpa para disfrutar el plato fuerte de la noche: ESK-LONES, representando el Hip Hop de Medellín y los más esperados, DBAM, lanzando Elemento Sorpresa, con su ya conocido reggae limpio, certero y contundente. Una presentación memorable, que sin duda marcará el comienzo de grandes cosas para esta banda.

123