¡El momento de la música colombiana!

servicios-escuela-musica

El año que pasó sin duda fue un despertar maravilloso para darnos cuenta de que la música colombiana en la actualidad está para grandes cosas. Producción discográfica constante, videoclips de gran factura, circulación nacional e internacional, consolidación de festivales, ruedas de negocio y mercados musicales, arribo de artistas internacionales al país, medios de comunicación alternativos y privados con la mirada en nuestro sonido, entre muchas, pero muchas o tras cosas. Gracias a la música, cada vez nos ubican más fácil en el mapa.

A pesar de todo esto, la historia no ha sido fácil, los años y las historias dan cuenta de un proceso hermoso que ha tenido caídas, baches y sin lugar a dudas, aciertos.

Sin embargo, históricamente Colombia ha sido un territorio sonoramente propositivo. En los años 50 y 60 a raíz del nuevo sonido de la nueva ola y rock n roll en el mundo, nacieron agrupaciones colombianas que marcaron el horizonte y dejaron el camino destapado, lleno de incógnitas, pero abierto.

Los años 70 fue para el país, la década de oro en la música tropical, el folclor colombiano y la salsa. Grandes exponentes de talla internacional hicieron historia respaldados por sellos discográficos con toda la infraestructura.

Los 80 se convirtieron en el momento para los géneros de calle, de barrio, como el metal, hip hop y punk. Estos movimientos sonoros le darían vida y personalidad a la escena musical alternativa nacional.

Los años 90 llegaron cargados de fusiones; el merengue, vallenato y salsa, fueron base de los sonidos modernos. También el rock tuvo un protagonismo esplendoroso que aún recordamos con nostalgia en todo el país

Entrada la primera década de los años 2000, se vivió un renacimiento en todo el espectro sonoro. El cambio de la industria, la era digital y los nuevos públicos exigían un cambio radical en el negocio de la música.

Y ahora llegamos al 2018 luego de un gran año para la consolidación del sonido colombiano en el mundo ¿Cómo se le podría llamar a este momento? Quizá preadolescencia de la música nacional, que requiere mucha maduración, mucho trabajo. Pues lo que estamos viviendo nosotros en este momento países como Cuba, México y Brasil lo vivieron en los 70.

Es evidente, llegamos tarde, pero es un momento revelador para trabajar por ese futuro que soñamos en el presente.

Entre las tareas fundamentales, los músicos deberían ponerse en el lugar de los espectadores. Realizar conciertos que vayan más allá de la música. Entender que formar público, es diferente a gestionar nuevos espectadores. Ayudar a naturalizar la venta online de boletería para conciertos grandes y más aún, pequeños. Creérsela, de esa manera, el público también lo hará.

Este debería ser nuestro año, y no lo digo por los premios, nominaciones o cosas de ese tipo. Lo digo por la consolidación real de nuestra música en cada rincón del país y de una proyección real y potencial en el mundo.

¿Estamos listos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>