¿Las exportaciones de Medellín?

image

Desde que la ciudad quedó marcada bajo la pobre etiqueta de “la capital mundial del reggaetón” tras la quiebra económica de Puerto Rico, una isla que hasta hace una década cosechaba músicos que tocaban instrumentos y variaban desde salseros hasta metaleros, pasando por baladistas e insuperables compositores, las condiciones económicas de Medellín y el ecosistema musical se prestó para que evidentemente se fortaleciera el naciente gremio con la llegada de numerosos artistas, productores, promotores y estudios musicales del género a vivir en la ciudad.

A pesar del surgimiento de nuevos “talentos” urbanos que deben salir del país a desarrollar sus carreras tras firmar con sellos discográficos interesados hasta en el 100% de las ganancias de sus derechos, Medellín no sólo exporta malumas y yei bálvines.

Artistas realmente forjados en medio del duro negocio de la música como Puerto Candelaria llevan décadas en giras, presentaciones y serios trabajos por fuera del país que sorprenden, primero que sean desconocidos y segundo, que pasen más tiempo girando en festivales que en casa.

Entiendo la buena intención y el cariño de Leila Cobo en Billboard, quien ha fomentado desde las páginas de la revista más importante de la industria musical las carreras de otros paisas como Juanes y otros colombianos como Carlos Vives, Fonseca y Shakira, pero me encantaría invitarla alguna vez a la ciudad a que conozca procesos en los que los muchachos están formándose en música a partir de la disciplina de los instrumentos como la Red de Escuelas de Música, que cumplió 20 años y otros artistas como Crew Peligrosos se tomaron el Hip Hop en serio para representarnos desde la complejidad del ghetto/comuna.

El reggaetón solo ha fomentado en la ciudad la cultura del dinero fácil, la superficialidad de ser famosos instantáneamente, y se arraigó en las comunidades más pobres arrodillándolos ante una limitación de las oportunidades sin plan de vida, heredando la actitud postiza/prestada del rap que ya escuchamos y la herencia de una apatía que en Puerto Rico llevó a lo muchachos a ver cómo el país fracasaba con los brazos cruzados y el brillo del “blim blim”.

Medellín es mucho más, musicalmente que reggaetón para exportar.
Gabriel Posada.

Elkin Ramírez, 1962 – 2017 “Muere Libre”

“Místico. Perfeccionista y preciosista. Comprometido, humilde y cálido. Cercano, lírico y profundo. Elkin simboliza una especie rara, en vías de extinción. Rock star por vocación y actitud, llevó a cabo su proyecto de vida, su intención de tocar otras vidas a través de las canciones. Su legado está más allá de lo compuesto e interpretado. Su pose, la película que decidió protagonizar, debe ser también una inspiración para quienes van camino de ser alguien, antes que famoso”.
Javier Rodríguez.

Elkin Ramírez

Elkin Ramírez

 

Pensar en Elkin Ramírez es reflexionar sobre uno de los pioneros del hard rock colombiano e incansable y titánico artista independiente, vocalista del grupo Kraken, quien falleció en Medellín tras una recaída en la que fue internado en la clínica Las Américas el pasado 24 de diciembre, posterior a una delicada cirugía en la que le extrajeron un edema fibroso en el parietal izquierdo. Elkin Tenía 54 años de edad y fue soñador hasta su última sonrisa; un incomprendido en su propia tierra que fue la cuna de Kraken, Bogotá era su casa.

No deja de ser particular que después de su muerte algunos medios musicales y directores de radio se den golpes de pecho por no haber dedicado la suficiente atención a un artista que incluso hoy, después de su muerte deja un disco entero como tarea por escuchar, “Kraken VI – Sobre Esta Tierra”. Kraken es un referente latinoamericano del rock que se merecía mejor suerte y su música, más rotación; lo digo desde mi experiencia como programador y un fan que se fue apagando en el camino. Los primeros tres discos de la banda trajeron sencillos/canciones comerciales contundentes y a partir de la complejidad del 4° disco “Kraken IV: Piel de Cobre” las cosas se hicieron más difíciles para encontrar canciones que rotaran entre el ecosistema rockero de los 90 por la misma consistencia de la increíble música que evolucionó la naturaleza sonora de su proceso evolutivo.

Pero Elkin Ramírez tuvo la fortaleza para reinventarse sin la necesidad de sonar en radio al inicio del milenio y se dedicó a sus fans, esos que lo lloran desde lejos y los que se agolparon en el centro de Medellín y cantaron en su sepelio “Huella y Camino” y “Lenguaje de mi Piel” con la santísima aprobación de la Catedral Metropolitana, donde fue su última función, una aglomerada y musical, asistida por sus fans, amigos y la mayoría de los músicos que lo acompañaron en la diferentes conformaciones de Kraken.

El periodista y amigo Santiago Ríos, recuerda que cuando era DJ de La Súper Estación de Medellín a mediados de los 80 les llegó el primer álbum de Kraken antes de que la banda lo conociera y testificó la emoción de ver su primer trabajo impreso entre lágrimas y abrazos con todos los músicos. También reconoce haberle cogido cierta “pereza” a la banda, especialmente al inicio de nuestro proyecto Planeta Rock, pero ver al grupo en escena en el Festival Rock Al Parque lo impactó definitivamente y en otra ocasión, trabajando en Universal Music, el sello desistió de la oferta de publicar un trabajo en vivo.

Kraken grabó nueve álbumes en toda su historia y realizó numerosas giras en Colombia, donde la gran audiencia de la banda se concentraba en Bogotá e internacionalmente se destacan algunos conciertos memorables en Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina, México y pequeñas presentaciones en Estados Unidos. A mediados de 2014 realizaron el lanzamiento de su DVD capturado en vivo y titulado “Kraken 30 años La Fortaleza del Titán” para celebrar tres décadas de historia de la banda por al que desfilaron numerosos músicos que hacen parte del álbum musical del rock colombiano. A pesar de haber producido 22 videos en toda su carrera, Kraken tampoco hizo parte del carrusel audiovisual que implementó MTV a mediados de los 90 para América latina en su popular canal y a duras penas rotaron algunos clips y nunca vimos a la banda invitada a alguna de las ceremonias del canal o al formato “Unplugged”, a diferencia de otros protagonistas de la década de Argentina, México y Colombia. El formato de Kraken se quedaba relegado al underground.

Este contraste de sentimientos entre admiración y decisiones de la gente de radio también definió las acciones de otros programadores y líderes como mis exjefes Donnie Miranda y Tito López en plena cosecha de la radio juvenil/musical.

Dice Tito López:

“Desde que Donnie Miranda y yo trabajábamos en La Voz del Cine a finales de los años 70, estábamos en la búsqueda de artistas locales que pudieran sonar con sus canciones al lado de los artistas internacionales más importantes del momento. Al fin y al cabo, me tocó vivir de cerca lo difícil que es para un artista colombiano sonar en la radio, ya que dos de mis hermanos hicieron parte del grupo de Rock Los Yetis, y uno de ellos, Iván Darío, conformó luego dos dúos, Norman & Darío y José & Darío.

El problema es que muchos de esos artistas hacían música que no iba en la misma línea programática de la emisora, lo que dificultaba su inclusión en nuestra rotación.
A pesar de ello, agrupaciones como Nash, Pyro, Alive y Carbure, entre otras, sonaron en las emisoras que dirigimos.

Ya en Veracruz Estéreo, cuando comenzaba a ponerse de moda el ‘Rock Peludo’ o ‘Glam Rock’ de grupos como Night Ranger, Quiet Riot, Mötley Crüe, Def Leppard, Scorpions, y Bon Jovi, entre muchos otros, aparece Elkin Ramírez con su grupo Kraken y nos impacta con “Vestido de Cristal”, un sonido muy internacional, muy Whitesnake, que también hacía parte de esa ola de rockeros.
En ese momento fue una cachetada de aire fresco que permitió no solo que su música sonara en la radio sino que encontramos una banda que podía presentarse fácilmente ante el público que nos escuchaba.

El carisma de Elkin, su sencillez, su alegría, sus buenos modales, nos conquistaron. Pero sobre todo había una puesta en escena cuidada, sobria, sin exageraciones, muy acorde con su personalidad.
Tuve el honor de grabar la cuña de lanzamiento de su primer álbum, y desde entonces tuvimos una relación de mutuo respeto y una amistad que no pudimos seguir cultivando por haberme radicado en Bogotá en 1988, cuando su carrera realmente empezaba a volar.

Hoy lamento que otros programadores hubieran encontrado tan difícil poner a rotar su música, especialmente en Bogotá, pues no es ningún secreto que sonar en la capital es casi que un requisito indispensable para proyectarse a nivel nacional, pero me queda el consuelo de que con Donnie apoyamos sus inicios y pudimos ser parte de ese proyecto”.

Descansa, Elkin, ahora que estás “al otro lado del silencio”.
Tito López.

El titán del rock colombiano definió la historia del rock duro en nuestro país, al igual que el concepto del artista como emprendedor independiente.
Ramírez fue soñador cuando en los estudios musicales de Colombia solo se entendía por música a la naturaleza tropical de la raspa y del vallenato clásico. El lenguaje épico de escudos, espadas, montañas y leyendas fue descifrado por las letras de canciones que retumban por los senderos del rock nacional, por el que se atrevió a volar con las alas de los míticos dragones que establecieron otra dimensión en el juego de tronos del rock mundial.

“Todo hombre es una historia”.

@GabrielPosada
Periodista Musical
Medellín – Colombia.
Revista Viernes

“Todo Hombre es una Historia”, Elkin Ramírez es la historia del rock duro colombiano

Grabando

Grabando

Mientras publicaban un comunicado de prensa oficial sobre la delicada salud del vocalista de Kraken en coma, hoy leía con atención el mensaje que publicaba Edgar Roldán en Facebook donde aclara su admiración a pesar de las diferencias con Elkin Ramírez y sobresalta su dedicación a pesar de las diferencias que pudieran tener en aquellos complejos años 90. Así como él, todos los músicos del rock de Medellín tienen un poco del ADN de Elkin en su historial, Kraken fue pionero, Elkin fue soñador cuando en los estudios musicales de Colombia solo se entendía por música la naturaleza tropical de la raspa y del Binomio de Oro. Hace poco contaba Carlos Acosta que la banda colombiana había firmado un contrato con el sello tropical Codiscos a mediados de los años 80 y después de muchos meses de desprecio, por fin tuvieron un chance en estudio cuando un artista no se presentó a grabar. Con los más bajos recursos técnicos y de producción grabaron su segundo sencillo y lograron ventas “astronómicas” de 27.000 copias en Colombia. Después, se fueron bajo mejores condiciones para el sello Sonolux y el resto es historia patria del rock nacional en sus primeros tres trabajos. Continuar leyendo

Sobre opiniones, blogueros y divas

image

¿Cansado de los “bloggers”? ¡Escriba uno!

Amo a unos cuantos blogueros, me inspiran. Llevo un par de décadas tratando de aprender a escribir como ellos, pero en cada publicación me siento a leer y a pensar cuánto me falta. Los blogs nacieron en algunas comunidades como una respuesta a la censura y en otras como una necesidad de expresión desde la audiencia, pues hasta el año 2000, solo era lo que los medios tradicionales dictaran. El blog es democracia, ojalá todos escribieran, ojalá algunos mejoraran y en Indonesia no los asesinaran a machete. Continuar leyendo

Diez razones para no perderse a Guns N’ Roses

a94a75611470158875_1024

 Si hace falta explicar la importancia de Guns N’ Roses en el ecosistema del rock contemporáneo, échele un vistazo a AC/DC para comprender que sin Axl Rose no hubieran completado el calendario de su gira debido a la enfermedad del cantante Bryan Johnson. Axl terminó siendo el vocalista de gira de una de las bandas que lo inspiró. Y su grupo tampoco fue lo mismo sin él.

He visto a Guns N’ Roses con y sin Slash, estuve ahí en ese memorable concierto de la gira “Use Your Illusion” en Bogotá en 1992 con mi camiseta, que guardé por otros 15 años y los vi en 2008 con una banda conformada por el furioso Axl y músicos de carretera llamados simplemente G N’ R, pero algo faltaba en la electricidad del aire; no tanto como cuando uno veía a Velvet Revolver con los músicos de Guns N’ Roses y el vocalista de Stone Temple Pilots. Pero en la política como en el rock, “hay dinámicas”. Después de 20 años de insultos, de promesas y de odios, los pistoleros de Los Angeles se alinearon de nuevo como los grandes titulares del cartel del Festival Coachella 2016 y por su cuenta llegan de nuevo a Colombia, otra vez con Slash, el guitarrista virtuoso que con una Gibson Les Paul conforma el alma de esa banda que llegó a ser la más grande del mundo y que se autodestruyó por el ego y el tóxico éxito. Pero hay razones serias para dejar atrás todo lo malo, incluyendo el pésimo “Chinese Democracy” y verlos en vivo, esta vez en Medellín el 23 de noviembre de 2016. Continuar leyendo

Soy programador de música, usted también

Aunque hace rato que no me pagan por hacerlo, he sido programador musical de radio y otros medios por más de 20 años. Un programador es la persona encargada bajo la estrategia de la dirección de manejar los esquemas de programación de una estación/cadena de radio musical o de un canal o hasta de una App, pero cada vez somos menos porque desde que en Colombia decidieron ahorrar costos en los medios, un director es a su vez: programador/promociones/productor/creativo/talento y otra fila de cosas con un equipo conformado aveces por otra persona o media. El programador es el encargado de cada minuto, el responsable de cada canción que suena en una hora, un día, una semana, un mes y en la vida de un medio. Es el primero en enterarse de la nueva música y el experto en seleccionarla para cada ocasión. Así va creando sus categorías, sus “relojes” y su táctica. Continuar leyendo

¿Por qué Bob Dylan siempre mereció un Nobel?

How many books must a man write down?


Bob Dylan demostró que la composición es el espíritu de la música y que escribir canciones también da forma al lenguaje. El Premio Nobel de Literatura es más que merecido para este juglar que hizo de sus palabras la bitácora de sus caminos y que transformó la cultura musical norteamericana. Continuar leyendo

La Banda del Bisonte reconcilia el rock de Medellín

image

Hoy envié un par de correos a un par de programadores de radio musical que sé que al menos, van a escuchar con atención lo que yo escuché. Pero no estamos descubriendo a Justin Bieber, ni a Nicky Jam, no. Estamos escuchando a qué suena la ciudad a estas alturas.
Decía, a estos “mancitos” no los conozco. Me mandaron un par de canciones que me demoré una semana en descargar y otra para oirlos [por no dejar] y me quedé muy sorprendido.
El sonido de la ciudad está cambiando y cada vez son menos bandas de rock y más pseudo artistas “urbanos”. Pero el alquitrán que respiran estas dos canciones me dejó pensando que había que compartirlas. Continuar leyendo

Rodrigo Tagle, desde las Apps Anchor y Shogooru

Shogooru banner
Dos emprendimientos argentinos se mudan a Chile para desarrollar mejor su mercado e idea y los resultados en la web son astronómicos en audiencia. Hablamos de contenidos en audio en Internet con Rodrigo Tagle y de una plataforma innovadora de Podcasting que se enfoca en solucionar los mayores problemas a los que se enfrentan los Podcasters y Productores de Radio modernos. Continuar leyendo

¿Alguna “Idea Para Cambiar la Historia”?

image

Hablamos con César M. Coletti, vicepresidente de mercadeo de History Channel y además de la propuesta “Una Idea Para Cambiar la Historia”, sobre algunos de sus programas como “El Precio de la Historia“, así como con el primer ganador del concurso, el caleño  Weisner Osorio. Continuar leyendo