Campeche… en pocas palabras

Calakmul aviso (800x444)

El Consejo de Promoción Turística de México me invitó a conocer Campeche. Allá estuve y me sorprendí. Es un estado del que muy poco se habla en Colombia, entre mis amigos muchos ni lo habían oído nombrar.
Está ubicado en la Península de Yucatán, en el Océano Atlántico más debajo de Cancún, y combina deliciosamente la historia de los mayas, los conquistadores españoles y los piratas ingleses. La capital es una ciudad amurallada de casas coloridas muy al estilo de Cartagena. Y tiene unos atractivos impresionantes.
Destino recomendadísimo. Para entender a Campeche, les propongo algo fácil, un recorrido a partir de 4 palabras:

1. Campeche: Al parecer el nombre del estado y de la ciudad capital viene de la lengua maya en la que “can” significa serpiente y “pech” significa garrapata. Solo a un conquistador español se le ocurre denominar una región como “la ciudad serpiente-garrapata”, pero al parecer eso fue lo que pasó. A los españoles les parecieron muy sonoras esas palabras que escucharon de los indígenas y por eso le pusieron por nombre Campeche.

Campeche calles (800x462)

Los primeros registros de pobladores humanos en la zona datan del año 500 antes de Cristo. Los españoles llegaron en los primeros años del siglo 16, Francisco Montejo (padre) fundó en 1531 la ciudad de Salamanca de Campeche y en 1540 Francisco Montejo (el hijo) fundó a San Francisco de Campeche, nombre que la ciudad conserva hoy en día. Los Montejo (padre, hijo y un tío que también llegó por esas tierras; no son muy amablemente recordados, pero dieron origen a uno de los imperdibles para los turistas: la Cerveza Montejo).
Luego vino la época de los piratas, así que fue necesario construir murallas para proteger la ciudad.

Campeche muralla (800x480)
2. Cenote: Existen muchos en toda la Rivera Maya. Nosotros fuimos a los cenotes de Miguel Colorado, nombre que viene de un ingeniero que se accidentó en la zona cuando sobrevolaba en una avioneta para diseñar el trazado del ferrocarril. Cenote significa “cavidad natural por la que se llega a aguas subterráneas”. Es como una laguna que en el fondo se surte de ríos que corren bajo la tierra. Los mayas los consideraban lugares sagrados porque veían en los cenotes una conexión con el inframundo.

Cenote Miguel Colorado (800x482)

Los cenotes de Miguel Colorado están ubicados a 130 kilómetros de la ciudad de Campeche, allí se puede nadar, montar en kayak o lanzarse en “tirolesa”, lo que nosotros llamamos cablevuelo o canopy. El ingreso para extranjeros tiene un costo de 100 pesos mexicanos (unos 17 mil pesos colombianos) y 200 pesos el paquete que incluye lanzamiento en la tirolesa.

Cenote tirolesa (800x498)
3. Friso: Fuimos al sitio arqueológico de Balamkú, que significa “templo del jaguar”. El mayor atractivo allí es el friso. Éste es un término del castellano, que hace referencia a grabados o diseños que se hacían en algunas construcciones y se ubicaban entre el marco de la parte alta de las puertas y el techo.

Friso Balamku (800x526)

En Balamkú se descubrió uno de 12 metros en 1997 cuando algunos guaqueros intentaban robarlo. El tallado representa la imagen que tenían los mayas del mundo y el inframundo. El ingreso al sitio tiene un costo de 40 pesos mexicanos (unos 7.000 pesos nuestros). Balamkú queda a 240 kilómetros de la ciudad de Campeche.

Balamku exterior (800x494) Balamku aviso (800x547)
Calakmul Tomada del sitio4. Calakmul: Es un complejo de construcciones mayas impresionante. El nombre es la mezcla de tres términos mayas: “Ca” significa dos, “Lak” quiere decir adyacente, y “Mul” es montículo o pirámide artificial. Así que podríamos traducirlo como “dos pirámides adyacentes” o “dos pirámides juntas”.

En realidad hay dos edificaciones muy altas (49 y 47 metros) que dominan el paisaje, pero hay muchas otras construcciones bajas, se calcula que por lo menos 6 mil estructuras en un área de 70 kilómetros cuadrados. Esta ciudad fue la capital del reino de Kaan, o de la Serpiente, que estuvo históricamente enfrentado a Tikal, la ciudad más poderosa del territorio que hoy es Guatemala. Este conjunto de construcciones fue descubierto en 1931 a 310 kilómetros de ciudad de Campeche. El ingreso cuesta 70 pesos mexicanos y 45 adicionales si se quiere ingresar cámara de fotos o video. En total unos 20 mil pesos colombianos.

México tiene muchísimos atractivos para el turismo. No se conforme con la capital y Cancún. En su lista de pendientes ponga a Campeche, le aseguro que no se va a arrepentir.

Twitter: @JGBenitez

Facebook: Es hora de viajar

Mail: blogeshoradeviajar@gmail.com