Nacional es el mandamás de Colombia

Nacional viene ganando estrellas, mínimo cada año, lo hizo en 2011, 2013, 2014 y 2015.
Nacional viene ganando estrellas, mínimo cada año, lo hizo en 2011, 2013, 2014 y 2015.

Nacional viene ganando estrellas, mínimo cada año, lo hizo en 2011, 2013, 2014 y 2015.

El primer lugar en la reclasificación (90 puntos) y la estrella 15 fueron el premio justo a la perfecta combinación de seguridad defensiva, orden, talento, jerarquía y estrategia que hizo Nacional en la Liga Águila-2.

Con trabajo todo es más fácil”, resaltó anoche emocionado el capitán Alexis Henríquez, mientras en preferencia la leyenda Faustino Asprilla hacía público su sentimiento verdolaga. Y tiene razón, porque cuando el funcionamiento colectivo no fue claro apareció la capacidad individual para acercar los objetivos. El principal era “la estrella 15 y la logramos con base en la entrega, y el profesionalismo de todos nosotros, porque cuando tuvimos momentos críticos los resolvimos”, anotó Henríquez.

La ratificación de esto se notó el domingo en la noche, ya que a los 29 segundos el juvenil Marlos Moreno, quien reconoció que “nunca me imaginé que haría realidad mis sueños y la vida me cambiaría para bien en este semestre”, fue el salvador igualando la serie (2-2) para forzar la tanda desde los doce pasos en la que se impuso 3-2.

Y cuando los goles de Jéfferson Duque, quien estaba feliz, porque “por primera vez soy Botín de Oro y a la vez campeón, privilegio que me he gozado en varias veces con el verde” no aparecieron y las ideas de Macnelly Torres, Yimmi Chará y Alejandro Guerra fueron escasas, la estrategia de Rueda se puso en marcha para controlar el partido y aguantar la lotería de los penaltis, donde la suerte juega mucho, pero con la ayuda del portero Franco Armani todo salió adelante.

La mentalidad en Nacional es para conseguir títulos y esta estrella se dio gracias a que captamos rápido la estrategia del profesor Reinaldo”, aclaró Franco, mientras en las gradas las lágrimas, producto de la felicidad, “inundaban” el Atanasio Girardot en medio de la vuelta olímpica y la tranquilidad de lograr otra vez el cupo para la Copa Libertadores.

Debido la brega que dio Junior el aficionado Jorge Cardona animaba, pedía goles y no perdía la fe “porque comenzamos bien y tenemos con qué”. Y no se equivocó, porque Nacional puso a prueba su jerarquía en la tercera final con los tiburones (las tres resueltas desde los doces pasos, con balance de dos títulos y una derrota), fue el más grande del rentado y “me hizo realidad el sueño”, como comentó Rueda al comienzo de la celebración por el rótulo del mandamás en Colombia, ya que es el único con 15 títulos en la Dimayor, dejando a Millos con 14 y América.

 

Síntesis de Nacional 1-Junior 0 (3-2)

Estadio: Atanasio Girardot. / Árbitro: Gustavo Murillo (Chocó). / Asistentes: Humberto Clavijo (Meta) y John León Sánchez (Caldas). / Asistencia: 44.707 personas. Taquilla: $2.917 millones.

Nacional

Técnico: Reinaldo Rueda.

Jugadores: Franco Armani, Gilberto García (Bocanegra, 77’), Óscar Murillo, Alexis Henríquez, Farid Díaz; Sebastián Pérez, Alexánder Mejía (Alejandro Bernal, 87’), Yimmi Chará, Macnelly Torres (Guerra, 65’), Marlos Moreno, Jéfferson Duque.

Banca: Camilo Vargas, Daniel Bocanegra, Francisco Nájera, Alejandro Bernal y Jonathan Copete.

Gol: Marlos Moreno (29 segundos).

Penaltis:  ganó 3-2. Anotaron: Yimmi Chará, Alejandro Guerra y Sebastián Pérez. La perdió Daniel Bocanegra.

Figuras: Marlos Moreno y Franco Armani.

Junior

Técnico: Alexis Mendoza.

Jugadores: Sebastián Viera; Iván Vélez, Felipe Correa, William Tesillo, Juan Domínguez, Guillermo Celis, Gustavo Cuéllar, Luis Narváez, Vladimir Hernández (Félix Noguera, 90’), Roberto Ovelar y Édisson Toloza (Juan David Pérez, 59’).

Banca: José Chunga, Jarlan Barrera, Félix Noguera, Juan David Pérez y Jorge Aguirre.

Goles: no anotó.

Expulsados: no hubo.

Penaltis: perdió 2-3.

Anotaron: Luis Narváez y Roberto Ovelar. Lo despediciaron Félix Noguera y Gustavo Cuéllar.

Figura: Sebastián Viera.

 

Estrellas de Nacional y sus técnicos

1954 Fernando Patenóster

1973 César Lópes Fretes

1976 Oswaldo Zubeldía

1981 Oswaldo Zubeldía

1991 Hernán D. Gómez

1994 Juan José Peláez

1999 Luis Fernando Suárez

2005 Santiago Escobar

2007-1 Héctor Quintabani

2009-2 Héctor Quintabani

2011 Santiago Escobar

2013-1 Juan Carlos Osorio

2013-2 Juan Carlos Osorio

2014-1 Juan Carlos Osorio

2015-2 Reinaldo Rueda

Los que van a Copas

Cali

Deportivo Cali fue el primer equipo colombiano que aseguró cupo para la próxima Copa Libertadores.

Lo logró tras superar en la final al Independiente Medellín en la Liga Águila-1.

Nacional

Gracias al título logrado anoche con el 3-2 desde el punto penalti sobre Junior (luego del triunfo 1-0 para dejar la serie 2-2), Atlético Nacional consiguió el tiquete para la Copa Libertadores de 2016. 

Santa Fe

Santa Fe se coronó campeón de la Copa Suramericana y por eso obtuvo el tercer cupo del país para la Libertadores del año venidero (irá a la fase de repechaje). Ese cupo siempre es para el primero de la reclasificación, pero el reglamento de la Conmebol no entrega 4 cupos para el país. Los cardenales, además, irán a la Suramericana, la Recopa con River Plate y a la Suruga contra el campeón del torneo nipón.

Medellín

Independiente Medellín volverá a la competencia internacional luego de 6 años de ausencia, ya que desde 2010, cuando jugó la Libertadores, no lo hace. Gracias a su segundo puesto en la reclasificación (90 puntos) jugará la Suramericana que se realizará en el segundo semestre (agosto a diciembre) con 47 equipos de los 10 países afiliados a la Conmebol. Volverá al certamen luego de 10 años de ausencia..

Junior y Tolima

Atlético Junior, por ganarle al Santa Fe la Copa Águila, también irá a la Copa Suramericana de 2016. Deportes Tolima, gracias al título de Nacional, se quedó con la segunda casilla por la reclasificación, así haya terminado en el quinto lugar (78 puntos).

El último cupo del país para este torneo continental se conocerá en enero cuando se defina la Superliga entre Cali y Nacional.

 

Los campeones en su historial

1948. Santa Fe (1) Junior (1)

1949. Millonarios (1) Cali (1)

1950. Caldas (1) Millonarios (1)

1951. Millonarios (2) Boca (1)

1952. Millonarios (3) Boca (2)

1953. Millonarios (4) Quindío (1)

1954. Nacional (1) Quindío (2)

1955. Medellín (1) Nacional (1)

1956. Quindío (1) Millonarios (2)

1957. Medellín (2) Tolima (1)

1958. Santa Fe (2) Millonarios (3)

1959. Millonarios (5) Medellín (1)

1960. Santa Fe (3) América (1)

1961. Millonarios (6) Medellín (2)

1962. Millonarios (7) Cali (2)

1963. Millonarios (8) Santa Fe (1)

1964. Millonarios (9) Cúcuta (1)

1965. Cali (1) Nacional (2)

1966. Santa Fe (4) Medellín (3)

1967. Cali (2) Millonarios (4)

1968. Magdalena (1) Cali (3)

1969. Cali (3) América (2)

1970. Cali (4) Junior (2)

1971. Santa Fe (5) Nacional (3)

1972. Millonarios (10) Cali (4)

1973. Nacional (2) Millonarios (5)

1974. Cali (5) Nacional (4)

1975. Santa Fe (6) Millonarios (6)

1976. Nacional (3) Cali (5)

1977. Junior (1) Cali (6)

1978. Millonarios (11) Cali (7)

1979. América (1) Santa Fe (2)

1980. Junior (2) Cali (8)

1981. Nacional (4) Tolima (2)

1982. América (2) Tolima (3)

1983. América (3) Junior (3)

1984. América (4) Millonarios (7)

1985. América (5) Cali (9)

1986. América (6) Cali (10)

1987. Millonarios (12) América (3)

1988. Millonarios (13) Nacional (5)

1990. América (7) Nacional (6)

1991. Nacional (5) América (4)

1992. América (8) Nacional (7)

1993. Junior (3) Medellín (4)

1994. Nacional (6) Millonarios (8)

1995. Junior (4) América (5)

1996. Cali (6) Millonarios (9)

1997. América (9) Bucaramanga (1)

1998. Cali (7) Caldas (1)

1999. Nacional (7) América (6)

2000. América (10) Junior (4)

2001. América (11) Medellín (5)

2002-1. América (12) Nacional (8)

2002-2. Medellín (3) Pasto (1)

2003-1. Caldas (2) Junior (5)

2003-2. Tolima (1) Cali (11)

2004-1. Medellín (4) Nacional (9)

2004-2. Junior (5) Nacional (10)

2005-1 Nacional (8) Santa Fe (3)

2005-2 Cali (8) Real Cartagena (1)

2006-1 Pasto (1) Cali (12)

2006-2 Cúcuta (1) Tolima (4)

2007-1 Nacional (9) Huila (1)

2007-2 Nacional (10) Equidad (1)

2008-1 Boyacá Chicó (1) América (7)

2008-2 América (13) Medellín (6)

2009-1 Caldas (3) Junior (6)

2009-2 Medellín (5) Huila (2)

2010-1 Junior (6) Equidad (2)

2010-2 Caldas (4) Tolima (5)

2011-1: Nacional (11) Equidad (2)

2011-2 Junior (7) Caldas (2)

2012-1: Santa Fe (7) Pasto (2)

2012-2 Millonarios (14) Medellín (7)

2013-1 Nacional (12) Santa Fe (4)

2013-2 Nacional (13) Cali (13)

2014-1 Nacional (14) Junior (7)

2014-2 Santa Fe (8) Medellín (8)

2015-1 Cali (9) Medellín (9)

2015-2 Nacional (15) Junior (8)

Nota: entre paréntesis va el número de títulos o subtítulos

La dirigencia del fútbol suramericano se renueva obligadamente

Luis Bedoya, después de nueve años en la Federación Colombiana de fútbol, será investigado por las autoridades internacionales.
Luis Bedoya, después de nueve años en la Federación Colombiana de fútbol, será investigado por las autoridades internacionales.

Luis Bedoya, después de nueve años en la Federación Colombiana de fútbol, será investigado por las autoridades internacionales.

Cuando en junio de este año el polémico exarquero paraguayo José Luis Chilavert le aseguró a la BBC que debían investigar a la Conmebol, “porque es un antro de corrupción terrible”, puso, sin proponérselo, en cuidados intensivos a la dirigencia del fútbol suramericano.

Ese señalamiento a la cofradía, como llama Chila al grupo que no quería soltar el mando del balompié de la región, se sumó al encarcelamiento de los máximos jefes de la entidad, por el escándalo de la Fifa, y produjo algo positivo: la renovación de los cargos directivos de las asociaciones que conforman la entidad.

Después de que a mediados de este año las autoridades suizas detuvieron a siete miembros de la Fifa por corrupción y el Departamento de Justicia de Estados Unidos denunció que 100 millones de dólares fueron repartidos entre los presidentes de las 10 federaciones de la Conmebol, la transformación empezó a ser una obligación.

El balance no podía ser peor: tres expresidentes en prisión (Carlos Chávez, Bolivia; José María Marín, Brasil; Rafael Esquivel, Venezuela), dos renuncias intempestivas (Luis Bedoya Giraldo, Colombia, y Sergio Jadue Jadue, Chile) y uno que tiene los días contados, Luis Chiriboga, Ecuador, el único veterano del grupo.

Mauricio Parodi, presidente de la Liga Antioqueña de Fútbol, califica el difícil momento como “un llamado de atención, porque nuestros líderes deben hacer del fútbol una empresa viable y una industria del espectáculo”.

Consciente de que las crisis algo positivo deja, Parodi considera que en esta oportunidad “entre las pocas cosas buenas se puede resaltan el surgimiento de nuevos dirigentes que seguramente sacarán adelante el fútbol de la región, empezando por Ramón Jesurún, presidente de Colfútbol, un hombre capaz y conocedor del tema”.

La prueba está en que entre 2014 y este año se han estrenado nueve presidentes (sólo sobrevive Chiriboga de la vieja corte) de federaciones y la Conmebol pasó de casi tres décadas de mandato de Nicolás Leoz (1986-2103) a dos cambios en tres años: Eugenio Figueredo (2013-2014, en prisión) y Juan Ángel Napout.

La misión de Napout, en medio de los escándalos, las especulaciones y renuncias, es recuperar la credibilidad de una Confederación que ha ganado 9 mundiales y tiene el torneo de selecciones más antiguo, la Copa América

 

Muchos cambios

Los últimos dos presidentes en llegar a las asociaciones de la Conmebol fueron el colombiano Ramón Jesurún (ante la renuncia de Luis Bedoya) y el chileno Jaime Baeza Zet. Este último remplazó a Sergio Jadue, quien dejó el cargo para colaborar con Estados Unidos en el escándalo de la Fifa que dejó por fuera al presidente Joseph Blatter.

Los otros dirigentes que recién llegan a sus federaciones son Luis Segura (Argentina y entró por el fallecido Julio Grondona, quien estuvo 35 años en la AFA), Marco Polo del Nero (brasileño), Alejandro Domínguez (Paraguay), Edwin Oviedo (Perú) Wílmar Valdez (Uruguay) y Laureano González, que ocupó el cargo de Rafael Esquivel (Venezuela), encarcelado por el caso Fifa.

Salida de Bedoya podría afectar al fútbol colombiano

28 DE AGOSTODEL 2014BOGOTÀ. El seleccionador nacional de Colombia, el argentino José Néstor Pékerman ofreciò este jueves 28 de agosto una conferencia de prensa en la Sede Deportiva de las Selecciones Colombia de fútbol en Bogotá. Este fue el primer encuentro del seleccionador nacional con los medios de comunicación después de la prolongación de su contrato con la Federación Colombiana de Fútbol en días pasados.( FOTOS COLPRENSA- MARIO FRANCO).  CONFERENCIA DE PRENSA CON JOSE NESTOR PEKERMANJosé Jesurum, José Pekerman, Luis Bedoya y Alejandro Hernández

28 DE AGOSTODEL 2014BOGOTÀ. El seleccionador nacional de Colombia, el argentino José Néstor Pékerman ofreciò este jueves 28 de agosto una conferencia de prensa en la Sede Deportiva de las Selecciones Colombia de fútbol en Bogotá. Este fue el primer encuentro del seleccionador nacional con los medios de comunicación después de la prolongación de su contrato con la Federación Colombiana de Fútbol en días pasados.( FOTOS COLPRENSA- MARIO FRANCO). CONFERENCIA DE PRENSA CON JOSE NESTOR PEKERMANJosé Jesurum, José Pekerman, Luis Bedoya y Alejandro Hernández

Cuando se armó el escándalo de la Fifa, en junio, con la detención de varios dirigentes suramericanos, Luis Bedoya Giraldo les enfatizó a los medios que no tenía “nada que esconder”.

También dijo en esa rueda de prensa en Bogotá que“el día en que no haya nada claro me voy y quedamos con la disponibilidad para asumir las responsabilidades”.

Sin embargo, en la carta de renuncia que pasó la semana anterior y que fue aceptada ayer por el Comité Ejecutivo de Colfútbol no hubo claridad en el porqué abandona el cargo que desempeñaba desde 2006 cuando remplazó en el puesto a Óscar Astudillo.

Pese a que hace cinco meses aseguró que no recibió dádivas, el dirigente dejó de lado el proyecto que defendió. “No recibí coimas, yo siempre estoy sujeto a la vigilancia de mi Comité y me duele que se ponga a la Federación o la Conmebol en tela de juicio, porque las entidades están por encima de las personas”, dijo en esa ocasión.

En los nueve años que estuvo al frente de la entidad logró la sede del Mundial Juvenil para el país en 2011, regresó a Colombia a la Copa Mundo (Brasil-2014), sacó adelante la sede deportiva y administrativa en Bogotá, respaldó el fútbol femenino y gestionó la sede del Mundial de fútbol sala para 2016.

Además, consiguió patrocinios por 54 millones de dólares para las selecciones y potencializó el balompié nacional en todas las categorías.

Igual, dio un paso al costado y sus compañeros de Comité le aceptaron la renuncia remplazándolo, de manera interina, con Ramón Jesurún, quien era el primer vicepresidente de la entidad y actual presidente de la Dimayor y aceptó “la responsabilidad con la misión de seguir con el mismo proyecto y apoyar el proceso del profe José Pekerman”.

¿Asunto personal?

Por eso la sorpresa de algunos dirigentes cuando se conoció su renuncia irrevocable y sin dar la cara, ya que algunos medios aseguran que desde el 4 de noviembre voló hacia Nueva York, donde coincidencialmente una corte de E.U. adelanta investigaciones por el tema de corrupción en la Fifa.

Juan Carlos de la Cuesta, presidente de Nacional, prefiere pensar que la declinación del máximo dirigente del balompié fue “por cuestiones personales” y no por el seguimiento que les hacen a los directivos del fútbol mundial desde el escándalo de Fifa y que ha generado la detención de los presidentes de las federaciones de Venezuela y Brasil, entre otros.

La salida de Luis nos tomó por sorpresa y estoy convencido de que Colombia pierde un gran líder, una persona con buenas relaciones en Conmebol y Fifa, y un poseedor de un conocimiento acumulado que le ha servido mucho a la Selección. Toca recomponer los rumbos y estoy seguro de que con Ramón Jesurún se seguirá parte del proyecto exitoso que traemos”, indicó De La Cuesta.

Mientras en Chile los integrantes de la Selección y su cuerpo técnico, liderado por José Pekerman, guardan silencio, el presidente del Independiente Medellín, Eduardo Silva Meluk, aparece como otro de los sorprendidos.

Todo debe ser algo más personal y no porque esté involucrado en una investigación, ya que en la última asamblea nos dijo que se sentía seguro, tranquilo y no tenía problemas con temas de Fifa”.

Silva Meluk también lamentó que “se pierda un líder y el responsable de la potencialización del fútbol colombiano”, pero espera que con la llegada de Jesurún se le dé continuidad al proceso que sirvió para volver a figurar en el fútbol mundial.

 

Los presidentes de las 10 federaciones

Federación Presidente Período

Argentina Luis Segura Arrancó en julio de 2014

Bolivia Marcelo Ortega Interino desde agosto de 2015

Brasil Marco Polo del Nero Interino desde junio de 2015

Colombia Ramón Jesurún Interino desde noviembre 9 de 2015

Chile Sergio Jadue Jadue Empezó en julio de 2011

Ecuador Luis Chiriboga Arrancó en 1998

Paraguay Alejandro Domínguez Comenzó en agosto de 2014

Perú Edwin Oviedo Arrancó en enero de 2015

Uruguay Wílmar Valdez Inició en septiembre de 2014

Venezuela Laureano González Interino desde junio de 2015

Nota aclaratoria

Carlos Chávez, de Bolivia, está preso desde julio de 2015.

José María Marín, de Brasil, está presio desde mayo de 2015.

Rafael Esquivel, de Venezuela, está preso desde mayo de 2015.

Los equipos antioqueños deben creer más en los jugadores de la región

Juan Fernando Caicedo es uno de los antioqueños más destacados del Medellín.

Cuando Atléticpaisascaicedoo Nacional ganó la Copa Libertadores en 1989 tenía 14 jugadores antioqueños entre los 20 que lograron esa proeza. Mientras, cuando el Independiente Medellín acabó con los 45 años de sufrimiento al alcanzar la tercera estrella en el rentado colombiano lo hizo con 15 paisas entre los 23 que dieron la vuelta olímpica en 2002-2.

Por diversos factores, ya que dirigentes y técnicos tienen discursos similares para justificar o criticar el tema, los futbolistas de la tierra vienen perdiendo mercado en los equipos y las selecciones de la región.

Pese a que el entrenador Álvaro de Jesús Gómez explica que el jugador antioqueño tiene la ventaja, porque es aplicado tácticamente, trabajador, inteligente a la hora de hacer cumplir el libreto en la cancha, su presencia es cada día menor en los elencos profesionales.

Nuestro equipo tiene futbolistas muy buenos en todos los puestos y la competencia es fuerte para demostrar que podemos aportar”, destaca Sebastián Pérez, uno de los ocho antioqueños que tiene el club verde entre los 30 inscritos en Dimayor.

La competencia siempre existirá, como lo resalta Pérez; sin embargo, el asunto va más allá, así lo considera Carlos Pipe Uribe, exfutbolista de esta comarca. El Pipe, que hoy es formador, cree que “el problema viene desde los seleccionados regionales y la base de los clubes, porque se traen muchos elementos de otras regiones y cuando los talentosos de la casa despuntan, los orientadores les cortan el proceso de cinco o más años, porque tienen que justificar las inversiones o cumplir órdenes de los directivos”.

Al comienzo del torneo de este año, Leonel Álvarez, técnico del Medellín, empezó a cumplir con su política de “mirar primero los de la casa” y puso a debutar a Sebastián Macías y Mateo López, pero la urgencia de resultados lo llevó a remplazarlos con otros de diferentes regiones, aunque su elenco es el que más jugadores locales tiene en nómina: 35,7%.

En Envigado, la necesidad y la convicción, admite el presidente Ramiro Ruiz, los lleva a echar mano de la cantera, solo que esta es diversa y por eso no lidera la bolsa de empleo con los de casa, aunque el estratega Juan Carlos Sánchez los tiene como primera opción.

Todos tienen el derecho al trabajo; sin embargo, los dirigentes de los cuatro equipos de Antioquia deben revisar sus estructuras, como recomienda Álvaro Gómez, para que “no sigamos dejando escapar a los talentosos y no tengamos como prioridad la contratación de jugadores que salen más costosos por venir de zonas lejanas”.

Los antioqueños en los cuatro elencos de la región 

Medellín

David González Arquero

Andrés Mosquera Central

Frank Fabra Lateral

Elacio Córdoba Lateral

Luis Tipton Lateral

John Hernández Volante

Yílmar Angulo Volante

Luis C. Arias Volante

Mateo López Volante

Sebastián Macías Volante

Envigado

Jéfferson Martínez Arquero

Daniel Londoño Lateral

Sergio Mosquera Central

Andrés Orozco Central

Campo Santacruz Lateral

Fredy Zea Lateral

Mateo Cardona Volante

Yonny González Volante

Camilo Zapata Delantero

Nacional

Neco Martínez Arquero

Miller Mosquera Lateral

Juan Valencia Lateral

Sebastián Pérez Volante

Yulián Mejía Volante

Jairo Palomino Volante

Marlos Moreno Delantero

Jéfferson Duque Delantero

Águilas

Carlos Arboleda Lateral

Javier López Central

Camilo Pérez Central

Juan Valencia Volante

Vladimir Marín Volante

Esteban Castañeda Volante

Cléider Alzate Volante

El fútbol de Colombia cautiva a César Cueto

César Cueto con su compatriota Guillermo La Rosa, fueron figuras del Atlético Nacional y la selección peruana.
César Cueto con su compatriota Guillermo La Rosa, fueron figuras del Atlético Nacional y la selección peruana.

César Cueto con su compatriota Guillermo La Rosa, fueron figuras del Atlético Nacional y la selección peruana.

En Colombia César Cueto es recordardo por la magia que derrochaba con su pierna zurda. Muchos de los hinchas de Nacional, América de Cali, Deportivo Pereira y Cúcuta Deportivo pueden dar fe de la exquisitez de su fútbol, del talento que derrochaba y de lo difícil que era quitarle la pelota entre 1979 y 1987, período en el que fue campeón con verdes y Diablos Rojos.

Esas jornadas de gloria en Colombia y el exterior, ya que aún es leyenda del Alianza Lima y marcó diferencia en los mundiales de Argentina-78 y España-82, permanecen intactas en este peruano de 67 años de edad que ahora anda por los caminos del Creador.

Desde el norte de su país, donde hace las veces de misionero y en vez del balón que tanto dominó y lo acompañó lleva consigo la Biblia, César destacó que ahora también trata de generar alegría pero mostrándoles “el camino del bien” a sus compatriotas “enseñando el evangelio y la Palabra de Dios”.

Sin dejar de lado “las épocas inolvidables que viví con los verdolagas al lado de Hernán Darío Herrera, Pedro Sarmiento, Eduardo Vilarete y Sergio Santín” y recordando que “el 10 siempre será necesario en los equipos, porque es la fuente de inspiración y el encargado de marcar diferencia”, Cueto calificó a Colombia “como una Selección poderosa” y cree que el balompié peruano “está mejorando”, sólo que le falta algo de más inteligencia para ser ese equipo que cautivó con su estilo hasta comienzos de la década de los ochenta.

Esa apreciación lo lleva a pensar que el partido que tendrán cafeteros e incas, el 8 de octubre en el comienzo de la Eliminatoria Suramericana hacia Rusia-2018

en Barranquilla será parejo, porque los dos conjuntos se conocen hace mucho rato y cuando se lo proponen derrochan creatividad con el balón. Además, empataron 1-1 en el amistoso del 8 de septiembre en Norteamérica.

¿Qué función cumple el 10 para usted?

El 10 no debe dejar de existir, porque son los hombres que marcan diferencia en el medio campo; son los de la inspiración y la creatividad. Nacional siempre tuvo los mejores, modestia aparte por lo que me toca. Recuerdo lo lindo que jugába con Hernán Darío Herrera gracias al apoyo de Pedro Sarmiento, Nolberto Peluffo, Guillermo La Rosa (en la foto con Cueto) y Sergio Santín. Teníamos un equipo de gran nivel”.

¿Usted que producía de jugador?

En mi época se jugaba durísimo, con intensidad, marcación hombre a hombre y zapato de lado y lado. Sin embargo, superé a los demás y con la ayuda de Dios pude aumentar la creatividad en el fútbol”.

¿Cuáles recuerdos tiene de Medellín?

A Medellín la recuerdo mucho, porque la cordialidad de los antioqueños me hizo vivir en familia. Siempre se me llena la boca diciendo que comía bandeja paisa y me encantaba dar la vuelta a Oriente”.

¿Aún le dicen el Poeta de la Zurda?

Muchas personas, especialmente las de antes. También me dicen La Cucharita, maestro y muchas cosas lindas, pero ahora ya no vivo en el fútbol, estoy ciento por ciento con Dios”.

¿Con quiénes mantiene contacto?

Ha sido poco, casi siempre hablo con mis excompañeros cuando Nacional festeja algo. En los 50 años del club me encontré con muchos, en especial con Pedro Sarmiento y Hernán Herrera. Y acá en Perú, cuando no estoy en Piura, hablé con Luis Fernando Suárez en Lima”.

¿Cómo visualiza a Colombia y Perú?

Colombia despertó al encontrar su identidad con Francisco Maturana y la ha sabido manetner; nosotros los peruanos nos estancamos porque olvidamos la esencia del juego, pero Dios mediante con Ricardo Gareca volvimos a algo de ello y ojalá mantengamos la inteligencia para volver a figura jugando bien. Antes Colombia no aparecía en ningún lado, hoy nos cuesta a los incas; la idea no es renegar del pasado, sino mejorar”.

¿Cuál es su actual misión?

Ando en Piura con la iglesia católica; estoy en la comunidad haciendo una labor de misionero itinerante. Trabajo con un equipo de catequistas llevando la palabra de Dios; mi misión es enseñar el Evangelio y lo hago con 30 personas más por el norte de Perú”.

¿Cómo se siente en esa labor?

Es algo espectacular y no piense que ando de chancletas o túnicas por el estilo. Escuchar a Dios va obrando poco a poco porque aparece el amor, la fe y las obras, algo muy lindo. La iglesia es un cuerpo y ahí la comunidad es importante y por ella trabajamos”.

¿Y la familia qué?

Está bien en Lima; tengo cuatro hijos y siete nietos, ninguno me heredó el fútbol. El mayor, de nombre Ricardo, arrancó bien, pero se fue quedando”.

¿A qué le apuesta Perú con Gareca?

He visto a la Selección de Perú con Ricardo Gareca y le apuesta al fútbol de toque. Creo que lo viene haciendo bien, porque en tan poco tiempo ha avanzado, no al nivel de los colombianos, pero en la Eliminatoria se encontrarán con un rival en buena forma, eso es lo que aprecio a la distancia”.

¿Cómo define usted a la Selección de Colombia?

Lleva un trabajo de más de 20 años y eso hace que sea una selección poderosa; cuenta con cantidad y calidad, se mantiene en ascenso y tienen un gran entrenador. Colombia hace rato juega a lo mismo, al buen toque, y por eso marca diferencia sobre los demás”.

¿Qué fútbol se verá en la Eliminatoria?

Si bien Colombia y Chile han crecido mucho, las distancias se han acortado, porque los demás también se hacen notar. Claro que el cupo para el Mundial de Rusia, al que queremos ir, Perú lo tendrá que pelear con colombianos, chilenos y uruguayos, porque Brasil y Argentina, así luzcan parejos, casi siempre son fijos”.

¿Ya hay un nuevo César Cueto en Perú?

Cada uno tiene su estilo y no me comparo con nadie, hay jugadores con condiciones, jóvenes que van saliendo, pero todavía no aparece uno que fortalezca ese toque que tanto extraño y que yo defendí hasta el final”.

La Copa América invitó a Colombia a replantear

Colombia no dio la talla en la Copa América porque no pudo exhibir el fútbol del Mundial.

Colombia no dio la talla en la Copa América porque no pudo exhibir el fútbol del Mundial.

Un equipo que apenas haga un gol en un torneo internacional y complete tres participaciones sin figurar en un torneo de la Conmebol merece un análisis detallado.

Ese es el caso de Colombia en la Copa América de Chile-2015, a donde llegó como favorita, dicho hasta por Mario Alberto Yepes, capitán en el Mundial de Brasil-2014, y terminó en deuda por su discreta participación.

“Fueron muchas cosas las que afectaron el rendimiento”, admitió el entrenador José Pekerman y en eso tiene razón el orientador argentino, pero en lo que debe replantear en la manera como viene convocando a jugadores que no están en su nivel.

Al país austral llevó a jugadores sin ritmo, porque son suplentes en sus equipos, porque les tenía confianza por lo hecho en la Copa Mundo, pero en el fútbol no se puede vivir del pasado y por eso fue la tempranera eliminación.

“Nos quedó debiendo, porque además no fue un equipo equilibrado y dejó muchas deudas de mitad de campo hacia arriba”, alertó el entrenador Carlos Navarrete con justificación, ya que el combinado patrio no tuvo asistencias, apenas generó seis situaciones claras de gol en cuatro partidos y se conformó con ganarle 1-0 a Brasil y no perder con Argentina (0-0).

Ante Venezuela y Perú la imagen fue pobre en la parte deportiva y la física, porque el equipo “se notó cansado”, aseguró Andrés Orozco, campeón de la Copa América de 2001.

Esto debe llevar al cuerpo técnico a planear muy bien la Eliminatoria para Rusia-2018 que empezará en octubre, porque son varios los equipos que han progresado y la elección de los jugadores debe ser más apropiada y equilibrada para evitar nuevos inconvenientes.

Aparte de David Ospina, Jeison Murillo, Cristian Zapata y Carlos Sánchez, casi todos los demás jugadores quedaron en dueda con el torneo, consigo mismos y con el país, especialmente Camilo Zúñiga, Pablo Armero, Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez y Falcao García. Aunque ellos no tuvieron la culpa, el responsable fue el orientador José Pekerman al ponerlos repetidamente pese a su bajón.

Desde Perú-2004, cuando se alcanzó el cuarto lugar con el entrenador Reinaldo Rueda (hoy orientador del Atlético Nacional), Colombia no se hace notar en la Copa América, ya que en 2007 la eliminaron en primera ronda y en 2011 y 2015 se quedó en los cuartos de final, aunque en Chile-2015 la situación fue más crítica porque en 70 años de participaciones nunca se había anotado un gol como esta vez.

 

Los sitiales de la Selección en la Copa

Chile-1945: 5° con un rendimiento del 25%

Ecuador-1947: 8°, 14,29%

Brasil-1949: 8°, 14,29%

Perú-1957: 5°, 33,3%

Bolivia-1963: 7°, 8%

1975 (sin sede fija): 2°, 66,6%

1979 (sin sede fija): primera fase, 62,5%

1983 (sin sede fija): primera fase, 50%

Argentina-1987: 3°, 75%

Brasil-1989: primera fase, 50%

Chile-1991: 4°, 42,8%

Ecuador-1993: 3°, 55,5%

Uruguay-1995: 3°, 44,4%

Bolivia-1997: segunda fase, 25%

Paraguay-1999: segunda fase, 75%

Colombia-2001: 1°, 100%

Perú-2004: 3°, 55,5%

Venezuela-2007: 9°, 33%

Argentina-2011: 6°, 58,3%

Chile-2015: 41,66%

 

Nacional ajustó dos décadas sin protagonismo en la Copa

La impotencia rondó en Nacional con la eliminación en la Copa, pero le queda la Liga para conseguir el regreso al torneo continental.

La impotencia rondó en Nacional con la eliminación en la Copa, pero le queda la Liga para conseguir el regreso al torneo continental.

La eliminación cualquiera la puede sufrir, o sino que lo digan los miembros del Real Madrid de España que se quedaron sin Liga de Campeones, pero cuando una institución como Nacional lleva casi cuatro lustros haciendo grandes inversiones para ser protagonista de la Copa Libertadores y ocurre lo contrario, la reflexión debe ser en todas las esferas.

En una reunión hace tres años con Juan Carlos de la Cuesta, presidente del club, y Esteban Córdoba, presidente del Comité Ejecutivo, los dos dirigentes coincidieron en que “lo único que le falta a este proceso, que empezó en 1996 con la llegada de la Organización Ardilla Lulle es un gran título internacional y ese sería la Copa Libertadores”.

Fue por ello que a partir de 2012 las inversiones anuales fueron cercanas a los 10 millones de dólares por cada temporada, sin embargo, la respuesta de los jugadores en la cancha no ha sido la esperada y los hinchas han prolongado la espera de otro logro.

Lucy Lema, quien no olvida ese 31 de mayo de 1989 cuando vio a su equipo alzar la Copa Libertadores en Bogotá, terminó bien triste el jueves, porque “desde 1995, cuando perdimos ante Gremio con un equipazo del que hacían parte René Higuita, Alexis García y Víctor Aristizábal, no estamos en una final y supuestamente en este proceso que lidera el profe Juan Carlos Osorio, quien lo ha ganado todo acá, lo íbamos a alcanzar, pero nada que se puede”.

En las últimas dos décadas el elenco antioqueño ha participado seis veces en la Bridgestone Libertadores (en total registra 17 intervenciones) y la mejor figuración fue el año pasado cuando llegó hasta cuartos y fue eliminado por Defensor de Uruguay.

Las otras ocasiones se quedó en la fase de grupos o en los octavos, como aconteció este año debido a “el fútbol ni la suerte no nos acompañó”, como lo reconoció su presidente Juan Carlos de la Cuesta, quien además aceptó que “si bien en el último partido que le ganamos 1-0 a Emelec ha faltado consistencia y más protagonismo”.

Lo último es lo que tiene preocupados a muchos seguidores, puesto que el equipo se reforzó para ser animador del máximo certamen de clubes en América y por tercera ocasión se queda por fuera en octavos entre 2008 y 2015.

Su orientador Osorio admitió que “nos faltó eficacia” y ha recalcado varias veces que “no tenemos un buen nivel individual y colectivo”, y es cierto que “hemos ganado tres títulos seguidos”, como lo recordó el capitán Alexis Henríquez, pero Nacional es una empresa y sus hinchas no pueden vivir del pasado y añoran nuevos y buenos resultados.

Es por eso que sus seguidores esperan, según Agustín Restrepo, que “nos reivindiquemos mejorando y siendo campeones en la Liga para volver a la Copa en el 2016 con un equipo más competitivo.

Las intervenciones coperas 

Año      Fase

1972   eliminado en primera ronda

1974  eliminado en primera ronda

1975  eliminado en primera ronda

1977  eliminado en primera ronda

1982  eliminado en primera ronda

1989 campeón

1990 semifinal

1991 semifinal

1992 cuartos de final

1993 octavos de final

1995  subcampeón

2000  eliminado en primera ronda

2006  cctavos de final

2008  octavos de final

2012 octavos de final

2014 cuartos de final

2015 octavos de final

Urabá impone su cantera en el fútbol nacional

caicedo

La semilla que sembraron en los 90 John Jairo Tréllez, Luis Carlos Perea y Carlos Castro, aportando fortaleza, seguridad, velocidad y goles, fue determinante para que el Urabá antioqueño se convirtiera en una cantera inagotable de futbolistas.

Ellos mostraron el camino, pero Amaranto Perea, Camilo Zúñiga, Aquivaldo Mosquera y Juan Guillermo Cuadrado lo acabaron de posicionar para que siguiéramos surtiendo al país, porque actualmente hay cerca de 70 jugadores de la región entre la Liga y el Torneo Águila”, destaca Pedro Pablo Palacio, quien desde el club Urabá Junior le ha aportado a Envigado, Patriotas, Chicó y Leones de Urabá.

El turbeño Luis Vélez, delantero de Leones, considera que “todo se debe a la fuerza, velocidad, a que nos adaptamos rápido a los conceptos tácticos y a la lucha constante que mantenemos para sobresalir”.

Héctor Estrada, extécnico de Petrolera y Jaguares, asegura que “el biotipo del jugador urabaense es casi el ideal del deportista, gracias a que combina características especiales; por eso los vemos triunfando acá y en el exterior.

Para que Juan Fernando Caicedo, del Independiente Medellín (foto);  Gílmar Angulo, Javier López, Camilo Ceballos, Luis Mena, Yairo Moreno, Luis Tipton, Luis Enrique Martínez (Nacional) y Jherson Córdoba, entre otros, sigan proyectando la zona, la Liga paisa de fútbol inició la descentralización, según su presidente Mauricio Parodi, con el ánimo de darle vía libre a “una cantera integrada por deportistas fuertes mentalmente, con masa corporal y un estado físico especia para superar todas las adversidades e imponerse con talento”.

 

Algunos deportistas destacados de Urabá

juan Fernando Caicedo

Delantero del Medellín

Juan Fernando Caicedo nació en Carepa, se proyectó en Deportes Quindío, fue al Independiente de Argentina, fue goleador del Huila y desde este año hace parte del Medellín con el que lleva 5 tantos.

Javier López

Zaguero de Águila

Javier López, central de Currulao, de 26 años, se inició en las menores del Medellín y desde el 2010 defiende los colores de Águilas Doradas, conjunto con el que ascendió y se ha destacado.

Cristian Correa

Volante del Pereira

Cristian Correa nació en Chigorodó en 1985, jugó en tres oportunidades en Nacional, pasó por Bucaramanga y actualmente es uno de los recuperadores líderes del Deportivo Pereira en la primera B.

 

Luis Hernando Mena

Carrilero del Boyacá Chicó

Luis Hernando Mena nació en Turbo hace 20 años, ha hecho parte de los procesos de Selección de Colombia juvenil y desde 2009 integra la nómina del Boyacá Chicó en el que juega de carillero.

 

Santiago García Palacios

Jugador de Patriotas

Este jugador salió de la cantera de Urabá Juniors, hace parte de los procesos de la Selección de Colombia juvenil y actualmente hace parte de los volantes de Patriotas de Boyacá en la Liga Águila-1.

 

Otros jugadores de Urabá

Nombre                        Equipo

Luis Tipton              Medellín

Jéfferson Mena     Medellín

Jherson Córdoba   Medellín

Andrés Mosquera  Guardia Medellín

Geiller Mosquera  Águilas Doradas

Javier López          Águilas Doradas

Luis Enrique Martínez Nacional

Gílmar Angulo Envigado

Camilo Ceballos  Pasto

Yamith Cuesta Pasto

Yairo Moreno  Equidad

Luis Vélez  Leones de Urabá

Luis Muriel Leones de Urabá

William Robledo Leones de Urabá

Santiago García   Patriotas

Carlos Henao      Patriotas

Cristian Correa    Pereira

Jarleson Berrío    Fortaleza

Andrés Mosquera   Fortaleza

Lewis Ochoa  Millonarios

Luis Mena     Boyacá Chicó

Carlos Díaz   Huila

 

El fútbol es un asunto hereditario para David Castañeda

chepes

Su padre es José Chepe Castañeda, aquel arquero de Nacional que estuvo al lado de René Higuita entre 1992 y 1995.

Y lo admira por ser un legendario verdolaga y estar atento de su evolución, pero así el fútbol sea un asunto hereditario y lo lleve en las venas, David quiere labrarse su destino a punta de anotaciones.

Nunca le interesó ser portero como su progenitor, quien aún se mantiene en Estados Unidos. Lo que le interesó fue el arco contrario desde que se inició en los semilleros del club Estudiantil, con el que disputó el Ponyfútbol, la Copa Cipa y en el que estuvo ocho años hasta que llegó en 2013 al Atlético Nacional.

En el elenco que defendió su papá empezó a convertirse en un delantero importante en el campeonato sub-20 y esto le generó la oportunidad de la Primera B. Leones de Urabá lo tuvo en cuenta y este año suma cuatro goles en cinco compromisos y quedó en la historia como el autor del primer gol profesional en el estadio John Jairo Tréllez de Turbo.

Me preparé para ser futbolista profesional y al ver que las oportunidades eran pocas en Nacional asumí el reto de jugar el ascenso. Por fortuna logré el primer gol de Leones este año en el Torneo Águilay eso me impulsó más”, resalta el hincha del Milán de Italia y admirador del exjugador holandés Marco Van Basten.

Consciente de que el fútbol no es eterno, David Castañeda continúa estudiando Ingeniería Industrial en la Universidad de Antioquia (va por el sexto semestre). Lo hace de manera virtual en el poco tiempo libre que le deja su accionar en el ascenso.

Su meta es llegar al balompié europeo y por eso trata de poner en práctica los consejos de su padre, quien le dice que “confíe en mi capacidad, sea efectivo y entre siempre tranquilo a la cancha”.

Así lo ha hecho este nuevo miembro de la dinastía Castañeda que se define como “un jugador inteligente, colectivo y efectivo” y por ello lidera el ataque de Leones, que aprovecha la brisa y la temperatura de Turbo para sacar ventaja en el ascenso de la Dimayor.

Su reto no es superar a Chepe, sino “ser mejor que David”. Ese constante afán de superarse le ha servido para hacerse notar en un equipo que juega bien al fútbol y se mantiene en los primeros lugares en su primera temporada en el Urabá antioqueño.

Mao Molina sueña con terminar en el Medellín

Mao Molina es uno de los hinchas fieles del Medellín, donde ha jugado en dos etapas.

Mao Molina es uno de los hinchas fieles del Medellín, donde ha jugado en dos etapas.

Entre los 70 campeones de la era moderna del Independiente Medellín hay uno que sobresale. Se llama Mauricio Molina, terminó ovacionado el miércoles en el Atanasio Girardot por la hinchada y fue el cerebro de la tercera estrella, ese que consiguió el equipo en 2002-2 luego de 45 años de búsqueda.

Mao ve la final de la Liga Postobón abierta, pareja y le recomienda a sus colegas del DIM “fortalecerse mentalmente para aprovechar el buen potencial que tienen apoyados en la técnica y el gran poder ofensivo que han mostrado en la temporada”.

Molina, quien aún tiene un año de contrato en el fútbol coreano con el Seúl Fútbol Club, sueña con terminar su carrera en el conjunto escarlata. Sin embargo, aclara que esa decisión no está en sus manos, porque aspira a salir por la puerta de adelante en el equipo asiático.

¿Cómo lograron el sufrido título de 2002?

Luego de estar en el puesto 17 con el profe Reinaldo Rueda, nos unimos y creímos en nosotros mismos para hacernos fuertes mentalmente y pensar sólo en la final”.

¿Y de los obstáculos qué?

El principal fue la furia de la hinchada y su presión, porque nos agredía verbalmente por estar en la cola, con decir que un día salimos en tanqueta. Por fortuna nos unimos y aprovechamos el talento de los muchachos, entre ellos Amaranto Perea, Andrés Orozco, Ricardo Calle, Roberto Carlos Cortés, JohnJavier Restrepo, Tressor Moreno y David Montoya. Todos teníamos nuestra especialidad y nos complementábamos bien”.

¿Cuándo se sintieron campeones hace 12 años?

Ni con el 2-0 en el Atanasio en el primer partido con Pasto, porque aún faltaba en el sur, donde la altura golpea, perdimos un penalti y terminamos con dos jugadores menos. Cuando el árbitro determinó el 1-1 final en el estadio Libertad, ahí sí no la creímos, porque fue una estrella bien sufrida, anhelada y necesitada por la afición roja en el torneo de la Dimayor”.

¿En qué influyó el técnico?

Víctor Luna fue determinante al creer en los jugadores. Nos convenció de que éramos los mejores y podíamos acabar con el peso de 45 años sin títulos para el Medellín. Fuera de eso, contamos con u motivador como el siquiatra Carlos Palacio, quien nos trabajó mentalmente para terminar con esa historia negativa”.

¿Cómo fue la fiesta?

En el estadio y en un cuarto del hotel de Pasto cantamos y gritamos llenos de pasión. Luego nos recibieron en carro de bomberos, recorrimos a Medellín y dimos la vuelta olímpica en el Atanasio. Fue una fiesta difícil de olvidar por la felicidad colectiva”.

¿Cómo analiza al DIM?

El miércoles vi a un Medellín de calidad, técnica y vocación ofensiva. También aprecié a un equipo que sufre mucho cuando recibe goles”.

¿Ve al Medellín con opción?

La final está abierta, más cuando Santa Fe es un equipo amarrado y defensivo que vino a especular a Medellín para llevarse el resultado con contragolpes. Si el Medellín se fortalece anímicamente, no comete los errores del primer partido y sigue siendo un buen visitante puede aspirar, porque el título aún no está definido pese al triunfo del Santa Fe”.

¿Está para volver al rojo?

Sería hacer realidad otro de mis sueños, pero vuelvo y digo que esa decisión no está en mi poder. Llevo casi 10 años por fuera y la idea es rematar mi carrera en la casa, pero aún tengo contrato con Seúl Fútbol Club hasta diciembre del 2015. Este año tuve muchas lesiones que no me permitieron jugar mucho, sin embargo, hice 6 goles y vine a mi tierra a recargar baterías para culminar mi último año en Corea del Sur”.

La Araña Henao va camino a ser leyenda

henaos

Aquel 1° de julio de 2004 jamás se le borrará a Juan Carlos Henao, porque ese día fue y será “el más especial de mi vida”, ya que en esa ocasión le detuvo los cobros desde los doce pasos a los argentinos Nicolás Burdisso y Franco Cángele para que Once Caldas se coronará campeón de la Copa Libertadores al vencer 2-0 al Boca Juniors en los penaltis luego del 1-1 en el tiempo reglamentario.

De ese acontecimiento histórico hace una década y el arquero antioqueño aún se mantiene vigente. Se fue un tiempo al Santos de Brasil y otro al Maracaibo de Venezuela, y ahora es una leyenda viva del mismo Once Caldas, con el que también ganó el rentado colombiano en 2003 con Luis Fernando Montoya de técnico y en 2011 con Juan Carlos Osorio.

Ahora, con sus 43 años, está empeñado en asegurarse un puesto entre los jugadores con más años del rentado. Es el más experimentado de la Liga Postobón, pero el trono general está en poder de Ánthony de Ávila, quien jugó a los 45 en 2009 con América de Cali. Lo siguen los argentinos José Manuel Moreno (con 44 años en 1961 al servicio del Independiente Medellín) y Amadeo Carrizo (portero de Millonarios que jugó en Colombia con 44 años en 1970).

¿Qué opinión le merece ser el veterano del rentado?

Siento alegría por seguir vigente; gracias a Dios se me da la oportunidad de aportar a mi edad, sintiéndome bien y espero jugar más”.

¿Hasta cuándo jugará?

Tengo contrato hasta 2015 con Caldas. Y me siento bien”.

¿Qué le ha dejado el fútbol?

Alegrías, tristezas y satisfacciones. Mi vida ha sido el fútbol y estar activo a los casi 43 años me genera satisfacción”.

¿Caldas qué le significa?

La vida y mi pasión; el equipo que llevo en el corazón y me dio la oportunidad de todo en mi carrera. En Santos y Maracaibo sumé experiencia, pero el blanco no se olvidará jamás”.

¿Cómo lo miran sus compañeros en el Caldas?

Con respeto, pero no por los años, sino por el buen trabajo que hago, porque soy el primero en llegar y el último en irme. Doy buen ejemplo”.

¿A qué se piensa dedicar después del balompié?

De verdad que no lo he pensado, porque todavía falta un rato para jugar. Los directivos del blanco quieren que siga en otro cargo en el club y lo analizaré en su momento”.

¿Cuál ha sido lo mejor, la Copa o los títulos locales?

Los títulos en Colombia fueron importantes, pero la Copa Libertadores significa mucho y jamás se me olvidará”.

¿Cuáles son las expectativas ante Nacional?

Estamos motivados y por fortuna hacemos un buen trabajo, jugamos con inteligencia, tenemos un buen equipo y vamos a dar la pelea hasta el final”.

¿Cómo ve el rentado?

Muy parejo y los equipos muestran buen nivel. Cualquiera le gana a cualquiera y eso hace más competitiva y exigente la Liga”.

¿Cuál impresión le dejó la Selección en este 2014?

Disfruté mucho de la Selección en el Mundial por el nivel tan alto que mostraron sus jugadores. Ahora nos toca apoyar de la misma manera y no desesperarnos para que sigan mostrando experiencia y paso a paso hagan una buena Copa América sin presión”.

Envigado le dará continuidad a su técnico para 2015 pero cambiará algunos jugadores

nara15

A la pregunta ¿a qué le apostarán en 2015 el Envigado Fútbol Club? el presidente Ramiro Ruiz  contestó: “a una renovación generacional, porque el equipo necesita otro aire y queremos fortalecer el proceso de los muchachos de la cantera”.

Ese recambio lo piensan hacer con el técnico Juan Carlos Sánchez, para quien anticiparon el respaldo debido a que cumplió “el 80 de los objetivos de la institución en el año: proyectar jugadores, clasificar a un octogonal de la Liga Postobón y decirle adiós al tema del descenso”.

Para hacer efectivo el cambio, Ramiro Ruiz anticipó que revisarán la situación de los jugadores que terminan contrato y el aporte de los refuerzos del segundo semestre en el rentado que terminará en diciembre.

Seguramente saldrán futbolistas, pero el dirigente dijo que “ninguna decisión se confirmará hasta que no hagamos el balance definitivo con el entrenador Sánchez y el manager Juan Upegui”.

Aunque los ánimos no están arriba, debido a la eliminación, en el equipo hay tranquilidad. Eso gracias a que consolidaron varios jugadores y proyectaron otros.

“Además de Gílmar Angulo, Mateus Uribe, Yonny González, Daniel Londoño y Andrés Tello, este año empezamos a hacer la renovación de la plantilla  con Camilo Zapata y Mateo Cardona”, dijo Ruiz.

Gracias a la competencia que tuvieron en 2014  “cuatro” futbolistas del Envigado están en la mira de clubes nacionales e internacionales, situación que también será determinante, explicó Ruiz, en el diagnóstico a elaborar para la próxima temporada en la que una de las metas será volver a los lugares importantes del campeonato con jugadores que tengan el perfil que sugiere el club para 2015.

Esta semana será la reunión de balance entre la dirigencia y el cuerpo técnico para definir cuáles jugadores deben seguir en la institución, quiénes deben salir y a quiénes le apuntarán para que refuerce al conjunto naranja para el próximo año cuando la Liga Postobón se jugará con 20 equipos, debido a los dos tradicionales que regresarán del ascenso en los cuadrangulares especiales de enero en Bogotá.