Colombia clasificó, porque dejó de lado las roscas y las mañas

Jorge Bermúdez tiene muy claro lo que tiene que hacer Colombia en Brasil-2014. La analiza como comentarista de Espn y mundialista en Francia-98.

Jorge Bermúdez tiene muy claro lo que tiene que hacer Colombia en Brasil-2014. La analiza como comentarista de Espn y mundialista en Francia-98.

Jorge Bermúdez habla con propiedad de Colombia, porque la quiere, la defendió y le desea lo mejor. Haber sido uno de sus jugadores en Francia-98 y pasar por nueve equipos de cinco países le permite libertades para determinar qué es bueno o qué es malo para la Selección.

Este quindiano de 42 años, que fue campeón de la Copa Libertadores y de la Intercontinental del 2000 con Boca Juniors de Argentina, está ilusionado con el presente que vive el combinado patrio, pero les recuerda a sus integrantes que el Mundial se juega a un precio diferente al de la Eliminatoria”.

Jorge, quien también lució la tricolor en tres Copa América, dos eliminatorias y una Copa Mundo Juvenil, admite que la llegada de José Pekerman sirvió para “acabar con las conveniencias, roscas, mañas y tantas cosas mal hechas en el país” y sólo le pidió un favor a Colombia: “jugar bien al fútbol en Brasil”. 

¿Cuál es su presente?

Estoy dedicado a los medios, disfrutando de la nueva realidad, vivo en Argentina, trabajo en un canal serio como Espn, donde no se hace periodismo de destrucción, persecución ni de protagonismo. Se hace un acompañamiento y un análisis permanente del deporte”. 

¿Cómo vio a Colombia en la Eliminatoria?

Como colombiano que soy me considero con derecho de hablar sobre la Selección, porque estuve ahí. Hizo una Eliminatoria correcta, demostró nivel individual y colectivo, ratificó que con credibilidad en el entrenador se pueden llegar a grandes cosas”. 

¿Cuál es el papel de Pekerman?

No es que José Pekerman haya puesto una varita mágica sobre los jugadores, ellos mismos se la pusieron cuando creyeron en él. El técnico, con inteligencia fue manejando las situaciones que se presentaron y lo catalogaron de gran entrenador porque le encontró el rumbo al equipo”. 

¿Qué espera de la Selección?

Le pido a Dios que siga creciendo y mejorando. Los partidos amistosos, caso Bélgica y Holanda, le brindaron un perfil importante para llegar a Brasil-2014. Lo único que le pido a Colombia es que juegue bien en el Mundial, no pido más nada, ni resultados, ni primera ronda, ni octavos ni cuartos, ni final. Sólo quiero que vaya a Brasil y demuestre que acá se juega buen fútbol y que los jugadores han ganado mucho terreno”. 

¿Hay otra generación dorada?

Todas las generaciones son diferentes, pero soy un convencido de que a partir de este mundial se puede sembrar lo que viene. Tiene para perdurar para otros procesos”. 

¿Cree que con esta generación cualquier técnico hubiera clasificado a Colombia?

No estoy tan seguro; no me gusta comparar, pero era muy importante la credibilidad. Eso fue fundamental para el éxito de Pekerman con los muchachos al aparecer en el momento justo para despertar a nuestros jugadores. Claro que este proceso arrancó con la gran Copa América que hizo Bolillo”. 

¿Cuáles ajustes se deben hacer para Brasil-2014?

A Mario Yepes y a Faryd Mondragón no se pueden llevar por gratitud, porque si en el primer partido juega mal este país los destroza. Tienen que ir si tienen méritos, si de acá a mayo sigan siendo importantes en sus clubes hay que llevarlos. Todos los que jugadores que pretendan estar en el Mundial tienen que hacer los méritos necesarios y en eso es muy inteligente y transparente el entrenador Pekerman. La preocupación debe ser para Mario, Amaranto, Armero, Aquivaldo y para varios jugadores que tienen que dar un poco más”. 

¿Qué le reconforta del equipo?

De mitad hacia arriba hay más certezas y mayor competencia; nuestros laterales tendrán que crecer más, porque ya llegó Santiago Arias, quien tiene continuidad en el proceso y oficio en su posición, pero necesitamos un izquierdo que supla a Armero cuando no esté. No se nos puede olvidar que estamos hablando de un Mundial y allá se necesitan los jugadores necesarios para evitar problemas con el primer partido como nos ocurrió en los dos anteriores con Rumania. Eso es de seriedad y proceso y los medios debemos ser claro con la gente para que entienda por cuál camino continuar”.

¿Por qué Colombia se demoró tanto para volver al Mundial?

Se conjugaron muchos factores negativos. Los técnicos, deportivos, de improvisación, de conveniencias y se hicieron muchas cosas malas. Se creyó poco en la verdadera dificultad de la Eliminatoria, se pensó que porque Colombia había estado en tres mundiales seguidos la inercia la seguiría llevando al torneo y no se hicieron méritos para seguir creciendo. El grupo se alejó de su identidad, del trabajo serio, se proyectó menos y se programó menos. Colombia siempre tuvo jugadores, con decir que estuvimos a un gol y un punto de clasificar, sólo que se cometieron muchos errores”.

¿Cuál fue la solución para clasificar?

Perdimos puntos y oportunidades por todos los errores, de ahí que lo mejor fue apostarle a un entrenador extranjero, ya que era la única manera de limpiar un poco el momento que estaba viviendo el país era traer un foráneo, porque habían vetos, conveniencias alrededor de la Selección, convocatorias a dedo, periodistas que sabían, antes que los técnicos, los nombres de los jugadores se llamarían a las selecciones. El ambiente estaba difícil y a partir de la llegada de Pekerman se le dio vida a otro ciclo diferente”.

¿Cómo se prepara el equipo para un Mundial?

Lo que hace el entrenador es empezar a visualizar cuáles jugadores se le pueden acomodar para ese nivel. Uno como futbolista también comienza a pensar en su Mundial, en la titularidad y por eso arranca una pelea digna y justa por un puesto. El nivel futbolístico no se puede proyectar, ya que nadie sabe cómo va a llegar cada uno en mayo y junio. Lo único cierto es que los jugadores que estuvieron en la Eliminatoria tienen un pie por delante y de continuar con ese rendimiento deberán estar en el grupo”.

¿Conviene ser cabeza de grupo?

Si lo tomamos bien es un lindo mérito y se mereció por hacer una linda Eliminatoria. Es un premio a lo que se hizo, pero ninguna ventaja para lo que viene. No sabemos a quiénes vamos a enfrentar por ser cabeza de grupo y nos podrían tocar equipos muy difíciles. Hay una motivación, pero no una ventaja absoluta para nada. La única ventaja que puede tener Colombia en Brasil es jugar bien al fútbol, ser colectivo y fuerte individualmente”.

¿Cómo la Copa Mundo?

Un Mundial son tres partidos y el primer juego define mucho. Un Mundial tiene que jugarse con tremenda concentración, tremenda responsabilidad y con una enorme obligación personal y con mucha identidad, porque se tiene que creer en lo que se tiene respetando a los demás y es una competencia muy pareja. Los pequeños detalles saltan a la vista en un Mundial y son los que hacen diferencia en los partidos. Hay que esperar cómo toman los jugadores ese desafío, si nos hace más grande de lo que somos y si en verdad Colombia es más que en la Eliminatoria, porque para hacer una Copa Mundo hay que ser más grande que la Eliminatoria. Toca esperar si la responsabilidad nos agiganta; ojalá Colombia se agrande, porque tiene con qué”.

¿Faltan otros jugadores en la Selección?

Estoy seguro que Pekerman los ha referenciado a todos, especialmente a los que triunfan en el exterior. Y los que creen que deben llegar tienen que superar en rendimiento a los que están para que los tengan en cuenta. Hay jugadores para tres selecciones, por su gran momento, entre ellos Fredy Montero, Balanta, Ibarbo y Adrián Ramos. Pero no todas las ligas son iguales y eso es determinante. Hay que ir con calma, lo que tenemos que tener es fe y apoyar. Opinemos de acá a mayo, pero apenas Pekerman saque su nómina apoyes para que hagamos un buen Mundial”.

¿Qué opina del descenso del Quindío?

Es duro y doloroso saber que el equipo de la tierra está en una categoría menor a la de su historia. Es triste que no se haya podido sostener, pero todo eso es producto de las malas gestiones en una etapa desastrosa de su manejo. Se perdió el sentido de pertenencia por no tener jugadores de la región, sólo lo acompañan entre 500 y 1.000 espectadores y así es muy difícil. Además, los entes gubernamentales del Quindío tampoco aporta ni se pronuncian, sabiendo que el equipo es de la región así se diga lo contrario, ya que la ficha siempre fue del Municipio y no se sabe cómo llegó a manos de …”.

¿Le gustaría liderar un movimiento para recuperar el equipo?

Con sentido de pertenencia y compromiso se podrían evitar momentos de penuria que se vienen; la ficha sólo se le compra a un dueño y cómo vamos a negociar con alguien que no es dueño. Se corre el riesgo de comprar y en unos cinco años puede aparecer el dueño real a decirnos por qué tienen lo que es mio. De ahí que las autoridades del departamento deben sentar un precedente y definir a quién le pertenece el club, porque las leyes dicen una cosa y los estamentos deportivos otra. El equipo es patrimonio de la región y el supuesto dueño tendrá que justificar sus derechos para que las personas se interesen en el negocio”.

 

Después de Bolillo se irían otros cuatro técnicos en la Liga

Hernán Bolillo Gómez duró 14 meses al frente del Medellín.

Hernán Bolillo Gómez duró 14 meses al frente del Medellín.

Ser técnico en este país es hacer parte de una de las profesiones de más inestabilidad en Colombia, porque el promedio de trabajo en cada uno de los equipos no llega a los ocho meses.

Los clubes grandes son los que más garantías económicas les ofrecen a los entrenadores, pero a la vez son los que más rápido los sacan debido a la presión de sus hinchadas que sólo quieren ganar y olvidan rápido las cosas buenas.

Los ejemplos son muchos, pero partamos de dos elencos tradicionales. Óscar Héctor Quintabanni es el único en lograr dos torneos cortos seguidos, lo hizo con Nacional en 2007 y al año y medio ya lo habían sacado por la puerta de atrás. Algo similar pasó con Hernán Bolillo Gómez en Independiente Medellín, equipo al que llevó a la final en 2012 con un grupo de guerreros, como siempre pregonó, y terminó siendo despedido en 2013 pese a que le prometieron un proceso de un año para que estuviera en el centenario del club.

La situación es tan crítica que en dos meses de competencia ya se cumplió el promedio de los últimos seis campeonatos, en los que licencian cuatro estrategas por semestre. Esto hace pensar que en este torneo se superará la marca, porque después de la salida de Héctor Estrada (Alianza Petrolera), Pedro Sarmiento (Envigado), Bolillo Gómez (Medellín) y Arturo Reyes (Patriotas) quedaron “amenazados” por bajo rendimiento o un estilo discreto los entrenadores Álvaro de Jesús Gómez (Huila), Hernán Torres (Millonarios), Eduardo Cruz (Quindío) y Juan Carlos Osorio (Nacional). Sin hacer énfasis en el Cali que cambia cada que en el tercer piso del Pascual Guerrero se enojan los accionistas,

“Dirigir en Colombia es muy difícil, porque los directivos no respetan los procesos y los hinchas piden que el equipo esté siempre en los primeros lugares; a ello hay que agregarle la presión, el poco tiempo para hacer procesos y las constantes dificultades que se presentan. Es muy berraco manejar un club en el país”, aseguró Bolillo Gómez.

Y tiene mucha razón el experimentado orientador, ya que desde que se pusieron en marcha los torneos cortos en Colombia la inestabilidad es total, ya que si en ocho fechas el equipo no está en la zona de clasificación los dirigentes se ponen nerviosos y cortan los proyectos apostándole a la reingenería que no siempre arroja buenos resultados.

Alvaro Gómez, quien ascendió a Centauros, Cúcuta e Itagüí, resalta que “siempre nos contratan por buenos y nos sacan por malos; desconociendo muchas veces que hay jugadores, estilos y equipos que requieren de más trabajo de otros para empezara  funcionar”.

Y eso que el descenso es por promedio de los últimos tres años, porque donde fuera por el último lugar la presión no tendría límites entre los directivos que en casi todos los casos quieren ocultar su falta de planificación con movimientos que hacen cada día más inestable la profesión de técnico en Colombia.

Los licenciados de los últimos tres

2009

Mustang 1

Marzo 19: Miguel Prince, Huila

Marzo 23: Bernardo Redín, Deportivo Pasto

Abril 16: Luis Fernando Suárez, Nacional

Abril 30: Oscar Quintabani, Millonarios

Mustang II

Octubre 21: Néstor Otero, Quindío

Noviembre 1°: Óscar Aristizábal, Envigado

Noviembre 5: Javier Álvarez, Once Caldas

 2010

Liga Postobón 1

Marzo 16: Wilman Conde, Millonarios

Abril 5: Néstor Otero, Cúcuta

Abril 5, Ramón Cabrero, Nacional

Mayo 20: Fernando Velasco, Cortuluá

Liga Postobón 2

Julio 29: Rubén Bedoya, Envigado, a las dos fechas

Agosto 15: Jorge Cruz, Cali.

Septiembre 7: Jorge Bermúdez, América

Septiembre 27: Wálter Aristizábal, Pereira

Septiembre 30: Fernando Valderrama, Cortuluá

 2011

Liga Postobón-1

Marzo: Jaime de la Pava, Cali

Abril: Néstor Otero, Santa Fe

Abril: Edgar Carvajal, Medellín

Abril: Einar Angulo, Pereira

Liga Postobón-II

Septiembre: Jorge Luis Pinto, Junior, renunció

Septiembre: Álvaro Aponte, América

Septiembre: Jorge Cruz, Cali

Octubre: Hubert Bodhert, Cartagena

 2012

Febrero: Guillermo Berrío, Medellín

Marzo, Rubén Insúa, Cali.

Marzo, Juan Carlos Díaz, Cúcuta

Abril, Mario Vanemerack, Real Cartagena

Junio: Richard Paéz, Millonarios

Abril, Santiago Escobar, Nacional

Agosto: Néstor Otero, Huila

Septiembre: Julio Comesaña, Cali

Octubre: Miguel Prince, Patriotas

Noviembre: Oscar Quintabani, Cúcuta

2013

Febrero: Héctor Estrada, Alianza, fecha 3.

Abril: Pedro Sarmiento, Envigado, en la fecha 11.

Abril: Hernán Bolillo, DIM, en la fecha 11.

Abril, Arturo Reyes, Patriotas, en la fecha 11.

Pekerman recuerda que Colombia también es su casa

José Pekerman le cree al talento colombiano, pero pide no hacer tantas cuentas para el Mundial, sino creer en el trabajo

José Pekerman le cree al talento colombiano, pero pide no hacer tantas cuentas para el Mundial, sino creer en el trabajo

José Pekerman está feliz estos días en Colombia recordando a los compañeros que tuvo cuando hizo parte del Independiente Medellín, destacando los progresos del fútbol colombiano y aprovechando el talento de los jugadores criollos para regresar al país a un Mundial.

Sin embargo, el entrenador de la Selección sugirió no hacer tantas cuentas, sino seguir creyendo en el buen trabajo que él viene liderado y no dejar de confiar en el talento y el compromiso del grupo que no tendrá ningún fogueo antes de enfrentar el 7 de junio a Argentina por la fecha 13 de la Eliminatoria.

Gracias a que observó el clásico 275 entre DIM y Nacional, el entrenador del combinado patrio aprovechó la ocasión para evocar los buenos pasajes de fútbol que protagonizó a lado de Carlos Gaviria, Hugo Gallego, Chichí Molina, Álvaro Escobar y Hernán Bolillo Gómez. Y recordó que Colombia también es su casa, porque acá nació su hija, la misma que le pidió regresar a la Selección a los mundiales de mayores.

¿Cuáles jugadores nuevos podrían llegar a Selección?

No me gusta crear expectativas y tampoco es bueno. Simplemente les digo a los jugadores de todos los equipos que siempre los estoy mirando y haciéndoles un seguimiento así los del exterior anden en excelente nivel”.

¿Qué hará en dos meses de para de la Eliminatoria?

Trataré de ir a todos los estadios del país a ver periódicamente los jugadores del campeonato para ir acumulando información, porque tenemos que pensar a largo plazo”.

¿Colombia tendrá fogueo antes de Argentina?

Siempre vivo pensando en la Eliminatoria y sólo habrá una fecha Fifa muy cerca al juego de junio con Argentina, pero no vamos a tener fogueo porque es dificultoso con los jugadores afuera y hay que saber cuándo tomar los riesgos; esperamos no tener lesiones”.

¿Se prepararán en Bogotá para el próximo juego?

Todavía no tenemos nada oficial, apenas lo definamos lo haremos público”.

¿Usted tiene alguna cifra clave para clasificar?

No me gusta hablar de eso cuando estamos en plena etapa de seguimiento. Después llegará el turno de hacer y hablar de lo que se requiere para alcanzar el objetivo que nos propusimos. Creo que no tenemos que vivir sacando cuentas, sino trabajando para clasificar ”.

¿Qué lo pone bien?

Tener la oportunidad de soñar con un Mundial y estar bien con Colombia me pone muy bien, hacer las cosas bien es algo satisfactorio”.

¿Algún plan especial para el doblete con Argentina y Perú en junio?

Lo único es que tendremos un poco más de tiempo para preparar los partidos, ya que los futbolistas que actúan en Europa terminarán con anticipación la competencia y eso lo podemos aprovechar en los 14 días que nos quedarán antes del 7 de junio”.

¿Cuál es su relación con Bolillo Gómez?

Fue un gran jugador conmigo en el DIM; nos mantenemos en contacto, fuimos buenos compañeros, lo llamé cuando tuvo sus problemas, siempre le he deseado lo mejor y estoy seguro que tanto él como todos los colombianos lucharemos por ir al Mundial”.

 ¿Qué significa el centenario del Medellín, más cuando usted fue uno de sus jugadores?

Medellín es una ciudad que tengo en el corazón, porque en la capital paisa disfruté de muchos momentos y si hoy estoy en Colombia es gracias a esos recuerdos y a mi linda experiencia en el DIM. No se les olvide que Colombia también es mi casa, ya que acá nació mi hija y eso está con nosotros de por vida”.

 ¿Con quiénes compartió más en su etapa de jugador en el país?

En el DIM compartí mucho con Carlos Gaviria, con quien tengo grandes recuerdos, fue un gran futbolista, un deportista inteligente, plástico para desplazarse, le pegaba bien al balón y era un lateral que dejó escuela aunque en esa época eran muchos los buenos. No olvido que hacía gran sociedad con Hugo Gallego, Chichí Molina, Álvaro Escobar y Hernán Bolillo Gómez. Me tocó con varios jugadores de un nivel extraordinario”.

 ¿Estará en el centenario del DIM al final del año?

Eso todavía no lo tengo planificado, pero aprovecho para saludar a mis excompañeros y a la gran hinchada que me hizo tan feliz en el DIM. Es hermoso recordar y reconocerle a aquellos que han hecho cosas por este fútbol que crece”.

 ¿Cómo vio el clásico DIM-Nacional?

Fue un partido difícil, los dos equipos trataron de jugar como un clásico, fue muy disputado, hubo pocas opciones de gol, pero así son los clásicos”.

Los cinco por qué el DIM no arrancó bien

Al Medellín le ha ido mal este semestre porque no defiende bien ni hace goles.

Al Medellín le ha ido mal este semestre porque no defiende bien ni hace goles.

Hernán Darío Bolillo Gómez, técnico, y Sergio Betancur, presidente, admitieron que entre las 10 contrataciones que hicieron para este semestre se les pasó conseguir un goleador en la Liga Postobón.

Porque trajeron tres delanteros de experiencia y sólo uno de ellos ha convertido y lo hizo en la Copa Postobón, razón por la que el equipo está en el lugar equivocado y no viene respondiendo a las expectativas en su centenario.

La esperanza es que el argentino Germán Cano despegue rápido, ya que William Zapata, Marco Pérez, Ayron del Valle y Efraín Viáfara no reflejan en la cancha el buen trabajo que hacen durante las prácticas.

 Las causas

1

El técnico Bolillo Gómez estaba preocupado al comienzo porque contaba con mucha gente para escoger la nómina principal. La llegada de 10 refuerzos le hizo pensar que sobraría el alto nivel y que se quedarían varios jugadores incómodos por no actuar. Sin embargo, los que ha utilizado no responden a las expectativas en ninguna de las tres línea del equipo.

2

Cinco goles ha conseguido Medellín en ocho compromisos. Por la Liga apenas suma dos, ambos de pelota quieta con Diego Herner y Giovanni Hernández. Los otros tres fueron por Copa con Ayron del Valle, Julián Guillermo y Rafael Pérez. Ninguno de los delanteros titulares en el grupo base ha convertido, ya que Ayron viene con el plantel alterno de la Copa.

3

El fuerte del conjunto escarlata en este proceso ha sido la zona defensiva, pero este año registra más goles en contra que los que suma a favor. En seis compromisos de la Liga Postobón-I contabiliza cinco anotaciones en contra, mientras que apenas ha logrado dos. Y en la Copa Postobón su arco ha sido vulnerado en seis oportunidades y ha conseguido cuatro tantos.

4

La contención tampoco es segura este año, porque los jugadores que vienen del semestre anterior no se hicieron notar y los que llegaron dejan muchos espacios y reciben demasiadas tarjetas amarillas. La creación también está en déficit, incluso Giovanni Hernández admite que no se ha conectado y que tanto él como los otros creativos deben poner más para que saquen al DIM del fondo.

5

Henán Darío Gómez ha implementado algunos cambios en la titular, pero como él lo dijo, en la semana le muestran una cosa y en la cancha hacen lo contrario. Por ello son más los encuentros perdidos (4) que los ganados (1) y la incertidumbre ya cunde entre los hinchas rojos por la cercanía con el descenso en pleno festejo de los 100 años. DIMtiene 84 puntos (penúltimo). Petrolera, 83.

 

“Este año el DIM conseguirá dos estrellas”: Sergio Fajardo

Sergio Fajardo, gobernador de Antioquia, le ve futuro al Independiente Medellín y cree que tendrá un gran año.

Sergio Fajardo, gobernador de Antioquia, le ve futuro al Independiente Medellín y cree que tendrá un gran año.

Sergio Fajardo Valderrama, gobernador de Antioquia, le ve futuro al conjunto rojo con la nueva administración, pero resalta que sólo comprará una acción del Independiente Medellín cuando sepa quiénes son los verdaderos dueños de la institución, que en noviembre de este año cumplirá su primer centenario de existencia.

Admite que cuando va a jugar el DIM siente cosquillas en el estómago, reconoce que cuando gana saca pecho y con hidalguía acepta que una derrota del club de sus amores significa comenzar mal la semana y ponerse de mal humor por la piedra que le da.

Por todos los inconvenientes administrativos decidió dejar de seguir al club en el 2012, sólo lo hacía por la televisión, aunque también se alcanzó a ilusionar con la sexta estrella y con la capacidad que mostró el técnico Hernán Darío Gómez.

Niega que haya invertido en la institución y que haga parte del Equipo del Pueblo S.A. (agrupación que compró el 62 por ciento de la institución). Sin embargo, es optimista con el cambio que llegó y lo tiene tan motivado la nómina que conformaron que se atrevió a pronosticar que “en sus 100 años Medallo terminará con siete estrellas en su escudo” en la Liga Postobón.

 

¿Por qué la pasión roja?

“La verdad no es ficción, desde que me conozco soy hincha del Medellín, es decir desde que tengo uso de razón. Mi papá y mis tíos eran seguidores rojos”. 

¿Cómo fue su primera vez viendo al Medellín en el estadio?

“Fui con mi padre a ver un juego de pretemporada ante Peñarol de Uruguay. Recuerdo que el tablero estaba en sur y yo escasamente tenía cinco años de edad”.

¿Cuáles jugadores lo impresionaron en sus comienzos?

“El que más recuerdo es a Osmar Orestes Corbatta. Por él escribí un cuento que se llama Niño Orestes. Lo ví jugar con los grandes de la época como José Vicente Grecco. Otro que no se me olvida es ese gran volante Mario Agudelo, elegante para jugar”.

¿Cómo seguía al DIM de chico?

“Mi pasión alcanzó para coleccionar en mi cuarto todos los equipos de Colombia, salían en la Revista Vea Deportes, especialmente al DIM. Al rojo también lo seguía por la radio, ya que mi padre lo prendía cuando se afeitaba en la mañana y ahí aprendí a sintonizar las emisoras que hablaban de fútbol y transmitían los partidos del DIM”. 

¿Cuándo fue de su cuenta al estadio?

“Como mi padre iba de vez en cuando, le pedía a mis tíos que me llevaran y luego fui con mis primos cuando éramos grandes”. 

¿Dónde se ubica en el Atanasio?

“Hoy tengo 56 años y aún me siento en el mismo lugar donde lo hice con mi padre de niño, es un sitio sagrado. Voy a preferencia baja y siempre lo hago de camiseta o camisa blanca. Ni de Alcalde ni ahora como Gobernador voy al palco especial, me gusta abajo con los demás hinchas”. 

¿Qué siente viendo al Medellín?

“La misma emoción de niño. Cada partido me parece la primera vez que veo al DIM, aunque nunca lo he dejado de seguir”. 

¿Cómo se prepara para un partido?

“Mi rutina ha sido seleccionar la ropa de la suerte liderada por un suéter, no necesariamente una camiseta del Medellín, me gusta más ir de blanco y un jean azul. Leo antes en la prensa y el internet las nóminas y novedades para no llegar desarmado al estadio. También tenía como cábala fumar, cuando se podía, dos cigarrillos en el primer tiempo y dos en el segundo.

Cuando viví en Bogotá cada que se presentó el rojo lo vi con mis hijos Alejandro y Mariana”. 

¿Sufrió mucho con la falta de títulos?

“Mi mejor amigo, ya muerto, era enfermo del Nacional. Me molestó hasta que empezamos a ganar; por fortuna los fieles del DIM somos muy recursivos, porque cuando se la montan a uno por 45 años desarrolla una personalidad especial para enfrentar el mundo”. 

¿Qué siente cuando pierde o gana el equipo?

“Siempre que pierde el DIM quedo aburrido y cuando gana paso una semana alegre. La derrota del club me genera cierta berraquera y me pone a hablar impotente en la casa; el malestar es bastante”. 

¿Va regularmente al estadio?

“Hace rato no lo hago, pero igual sigo el equipo por los medios de comunicación. Cuando estaba de Alcalde sólo iba a los clásicos y me iba con camisa blanca y me sentaba en el mismo lugar de niño al lado de los hinchas de Nacional y nunca recibí insulto alguno o una descortesía de un seguidor verdolaga”. 

¿Cómo se informa?

“Averiguo los resultados, programación y nóminas. Ahora es muy fácil, lo bravo fue cuando me tocó el doctorado en 1980 en Estados Unidos, me tocaba encerrarme a buscar en un radio el resultado. Me llegaba la prensa de El Colombiano los lunes una semana después y así era muy duro. Y una llamada salía muy costosa”. 

¿Una anécdota especial?

“Soñé muchas veces que era el arquero del Medellín y sacaba todas las pelotas que me lanzaban. Eso fue hasta los 40 años, la edad productiva de los porteros, después curiosamente no volví a soñar con el DIM. En los sueños cumplí mi vida útil de deportista como cancerbero del rojo”. 

¿El título del 2002 qué?

“Celebré con tranquilidad, elegancia y sin grosería, porque la calidad no se tiene que estar pregonando, ya que de una se nota”. 

¿Título del 2004 en el clásico?

“Estaba de Alcalde y mi secretario de gobierno era Alonso Salazar hincha de Nacional. Lastimosamente mi gran preocupación era la seguridad en la ciudad y no la nueva final del Medallo. Fue una semana interesante, logramos que los hinchas de ambos elencos se dieran la mano y sacamos adelante el juego, mientras que en el país esperaban que nos matáramos por un clásico más. Demostramos que somos gente decente, fui al clásico de camisa blanca y me tocó sancionar a los rexixtentex porque prendieron pólvora sin permiso en el primer juego, mientras los seguidores de Nacional me reprochaban por un supuesto permiso que nunca dí.                                                                     Los rojos dijeron que por culpa mía iba a perder el DIM, porque no los dejaba sacar los trapos y al final se dio la cuarta estrella, me fui para la casa tranquilo y feliz por el título y la calma de la ciudad”.

¿El año pasado lo afectó la derrota en la final?

“En el 2012 me hice a un lado y sólo seguí al equipo por televisión, pero sé que dio más de sus capacidades y el técnico Hernán logró dar demasiado con poco; en la final DIM mereció llevarse la estrella, me alcancé a ilusionar.                                                                                                                            A mis amigos primero les decía jugamos como nunca y perdimos como siempre, pero en el 2012 les dije jugamos a nada y ganamos como nunca. Nos faltó ser campeones”. 

¿Qué espera del actual Medellín?

“Le doy una noticia para publicar: este año Medellín será campeón en el primer y segundo semestre para terminar el 2012 con siete estrellas. Ya las vi alumbrar”. 

¿Cuáles requisitos se necesitan para ser hincha del DIM?

“Tener sentimiento, personalidad, aguante, perseverancia, serenidad y paciencia. Hay que ser capaces de ver ganar a otros.                                                                                                                             Ser hincha del DIM es un sentimiento, eso no lo regalan, ni es pensado, se lleva por dentro, hay que tener algo por allá en el interior que lo convierte a uno cuando ve al rojo jugar. Yo veo al Medellín y digo este es el mio”.

¿El centenario qué significa para usted?

“Es algo bonito, único y maravilloso ser Gobernador y ver al DIM festejando su centenario. Sin embargo todo se arregla es en la cancha y el reto del Medellín es ganarse mínimo una estrella para celebrar los 100 años”.

¿Cuáles jugadores lo marcaron en el DIM?

Corbatta, Mario Agudelo, Herman Cuca Aceros, Héctor Chichí Molina, Uriel Cadavid (quien tenía una gran pegada con la zurda), Canocho Echeverri, el arquero gordo Oswaldo Ayala, la Rata Gallego, Ponciano Castro, el mejor puntero izquierdo del rojo. Oscar Pareja, Pelusa Pérez, Eduardo Malásquez, Cholo Sotil, José Pekerman, un gran hincha del club; y Jackson Martínez, quien será un gran goleador en un equipo grande de Europa, y Amaranto Perea”.

¿Con qué más lo marcó Medallo?

“El DIM me hizo feliz cuando vivía en Bogotá y un periodista me llevó al camerino del equipo en un partido ante Millonarios y logré que el Pibe Valderrama, en 1992, ingresara con mi hijo hasta la mitad de la cancha en El Campín. De niño no pude entrar al camerino, pero mi hijo lo logró y ese recuerdo me pone a llorar porque era increíble ver a mi pequeño de la mano del Pibe haciendo lo que yo nunca pude, salir con todo el equipo a la mitad de la cancha. De verdad que se me salían las lágrimas”.

¿Un sueño personal con el rojo?

“Si yo hubiera tenido plata en la vida hubiera comprado al Medellín, ese es mi gran sueño. Espero que llegue el día en que pueda decir voy a comprar una acción del Medellín. Eso será cuando sepa a quién le estoy comprando, quién me la está vendiendo y quién es el dueño del Medellín, porque aún no he podido saber de quién es el equipo”.

¿Le ve futuro al DIM?

“Usted está hablando con un hincha del Medellín y le veo futuro en todos los sentidos; será un gran año”.

¿Una tristeza muy roja?

¿No me gusta ir a ver fútbol a la casa de los amigos; solamente una vez y me fue muy mal. Fue en 1993 cuando DIM quedó campeón por siete minutos. Gocé parejo y todo era felicidad hasta que llegó ese gol del Junior. Ese fue el dolor más grande que me ha producido el DIM; pues mis amigos verdes me molestaron durante mucho tiempo”. 

Juan Pablo Angel y Giovanni Hernández, dos atractivos de la Liga

Juan Pablo Ángel es uno de los atractivos de la Liga Postobón.

Juan Pablo Ángel es uno de los atractivos de la Liga Postobón.

La edición 77 del rentado colombiano arranca con muchas expectativas, porque siete equipos se armaron muy bien (Nacional, Medellín, Junior, Caldas, Cali, Santa Fe y Millonarios), regresaron dos referentes como Juan Pablo Ángel y Fredy Montero, y la presencia de 34 extranjeros le darán un tinte especial.

“Alcanzar la estrella y el cupo para la Copa Libertadores” es el firme propósito de Bolillo Gómez con el DIM, que se reforzó con 10 jugadores, casi todos de recorrido como Giovanni Hernández, Cléider Alzate, Efraín Viáfara y Marco Pérez.

Para afrontar los 188 partidos que se jugarán hasta el 14 de julio, Juan Carlos Osorio le apostará en Nacional “al juego ofensivo y rápido que nos caracteriza“, pero aprovechando la experiencia de Ángel, quien luego de 15 años vuelve al balompié colombiano. Los verdes apenas trajeron cuatro refuerzos, pero tienen proceso y eso es prenda de garantía.

Itagüí tendrá un aire con el veterano Jorge Luis Bernal, un entrenador conocedor de finales, aunque aún le falta un título para consagrarse. Las Águilas doradas se hicieron a Julián Mesa, Gerardo Vallejo, Ervin Maturana, James Castro y el paraguayo Mario Giménez, entre otros, para apoyar la base que lidera John Javier Choronta Restrepo y buscar el primer título que anhelan.

Según Pedro Sarmiento “con la base y la continuidad debemos ser protagonistas en Envigado“. Por esa razón apenas llegó Carlos Preciado como novedad para buscar los goles esquivos en la temporada anterior. Néider Morantes, con sus siete kilos de menos, tendrá la responsabilidad de guiar a los naranjas hacia una campaña honorable en las 26 de la Liga Postobón-I.

Millonarios, actual campeón, se reforzó con jugadores como Róbinson Zapata y Ánderson Zapata, para atender el rentado y la Copa Libertadores. Hernán Torres dice que con este grupo es suficiente para figurar de nuevo, pero aún tiene cosas por resolver como la presencia de Yonny Ramírez, quien apareció también con contrato en Boyacá Chicó.

Apenas hay un técnico foráneo, el uruguayo Guillermo Sanguinetti (Cúcuta), lo que hará mayor la responsabilidad de los estrategas locales, aunque varios cambiaron de club. Leonel Álvarez pasó del Itagüí al Cali y Alexis García de Equidad a Junior. Néstor Otero volvió al ruedo con Equidad y Santiago Escobar con Caldas.

Las nóminas parecen competitivas y las promesas de buenas campañas sobran en otro semestre sin Real Cartagena (descendió) y con el estreno de Alianza Petrolera. Sólo falta que los jugadores sin brinden buen espectáculo para que la afición vuelva a los estadios y el fútbol colombiano recupere su imagen internacional.

 

Los 18 equipos retocaron sus nóminas para alcanzar la estrella

El verde esperanza (Nacional)

Técnico: Juan Carlos Osorio.

Asistente: Pompilio Páez.

Arqueros: Cristian Bonilla, Luis Martínez, Cristian Vargas y Franco Armani (argentino).

Defensores: Elkin Calle, Alejandro Bernal, Francisco Nájera, Stefan Medina, Alexis Henríquez, Óscar Murillo, Farid Díaz y Juan David Valencia.

Volantes: Alexánder Mejía, Diego Arias, Sebastián Pérez, John Valoy, Luis Fernando Mosquera, Macnelly Torres, Daniel Galindo, Pedro Osorio y Sherman Cárdenas.

Delanteros: Félix Micolta, Wilder Guisao, Rivelino Hinestroza, John Pajoy, Jéfferson Duque, Fernando Uribe y Juan Pablo Ángel.

Llegaron: Ángel, Arias, Cárdenas y Martínez.

Se fueron: 5 jugadores.

 

La pasión poderosa (Medellín)

Técnico: Hernán Darío Gómez.

Asistentes: Nelson Gallego y Édgar Carvajal.

Arqueros: Leandro Castellanos, Carlos Bejarano y Juan David Valencia.

Defensores: Daniel Bocanegra, Jéfferson Mena, Hernán Pertuz, Rafael Pérez, Diego Herner (argentino), Juan Zuluaga, Andrés Mosquera, Julián Buitrago, Dairon Mosquera y Jorge Arias.

Volantes: John Viáfara, Amilcar Henríquez (panameño), Andrés Correa, Julián Guillermo, Óscar Galindo, Cristian Restrepo, Alexis Ossa, Cléider Alzate, William Arboleda, John Hernández y Giovanni Hernández.

Delanteros: Marco Pérez, Ayron del Valle, Felipe Pardo, Germán Ezequiel Cano (argentino), Ray Vanegas, William Zapata y Efraín Viáfara.

Llegaron: Pertuz, R. Pérez, Restrepo, Mosquera, Alzate, G. Hernández, G. Hernández, Del Valle, E. Viáfara y M. Pérez.

Se fueron: 7 jugadores.

 

La naranja jugosa (Envigado)

Técnico: Pedro Sarmiento.

Asistente: Carlos Alvarez.

Arqueros: Víctor Soto, Jimmy Schmidt y Jéfferson Martínez.

Defensores: Andrés Orozco, Franck Fabra, Jackson García, Eder Munive, Juan Saiz, Nelson Lemus, Julián Figueroa, Sergio Mosquera y Fredy Hurtado.

Volantes: Mateus Uribe, Johnny Mosquera, Yílmar Angulo, Daniel Restrepo, Ricardo Delgado, Yulián Mejía, Fabio Burbano y Néider Morantes.

Delanteros: Milton Rodríguez, Yuberney Franco, Juan Suescún y Carlos Preciado.

Llegó: Preciado.

Se fueron: 4 jugadores.

 

Las águilas doradas (Itagüí)

Técnico: Jorge Luis Bernal.

Asistente: Carlos Mario Hoyos.

Arqueros: Kevin Piedrahíta, Julián Mesa y Arled Cadavid.

Defensores: Gerardo Vallejo, Carlos Arboleda, Felipe Correa, Javier López, Sebastián Céspedes, Ervin Maturana, Elvis Mosquera, Yeltsin Caro y Fabio Rodríguez.

Volantes: John Restrepo, Johnny Vásquez, Mauricio Restrepo, Yonaider Ortega, James Castro, Juan Gutiérrez, Jorge Aguirre, Andrés Ricaurte y Mauricio Gómez.

Delanteros: Yessy Mena, Edward Góngora, Larry Bahamón y Mario Giménez (Paraguayo).

Llegaron: Mesa, Vallejo, Maturana, Gutiérrez, Mosquera, Castro y Giménez.

Se fueron: 9 jugadores.

 

El embajador marca la pauta (Millonarios)

Técnico: Hernán Torres.

Arqueros: Luis Delgado, Róbinson Zapata y Nelson Ramos.

Defensores: Lewis Ochoa, Leonard Vásquez, Román Torres (panameño), Ignacio Ithurralde (uruguayo), Pedro Franco, Ánderson Zapata, Jarold Martínez, Jéfferson Herrera, Daniel Torres y Álex Díaz.

Volantes: Juan Esteban Ortiz, Elkin Blanco, Luis Mosquera, Rafael Robayo, Máyer Candelo, Dhawlim Leudo, Hárrison Otálvaro y José Luis Tancredi (uruguayo).

Delanteros: Fredy Montero, Yovanni Mancilla, Yuber Asprilla, Erick Moreno y Wason Rentería.

 

Con azúcar vallecaucana (Cali)

Técnico: Leonel Álvarez.

Arqueros: Faryd Mondragón, Johan Wallens y Jáiber Cardona.

Defensores: Yerson Candelo, Diego Peralta, Germán Mera, Víctor Giraldo, Nery Bareiro (paraguayo), Luis Calderón, Fainer Torijano y Vladimir Marín.

Volantes: Andrés Pérez, Gustavo Cuéllar, Daniel Giraldo, Juan Cabezas, Carlos Lizarazo, Jefferson Murillo, Harrison Mojica, Cristian Higuita y Álvaro Domínguez.

Delanteros: Edixon Perea, Andrés Escobar, Luis Ferney Ríos, César Amaya, Cristian Lasso, Sergio Leal, Miguel Montaño y Brayan Perea.

 

Fuerza cardenal (Santa Fe)

Técnico: Wilson Gutiérrez.

Arqueros: Camilo Vargas, Ramiro Sánchez y Juan Leyton.

Defensores: Jairo Suárez, Germán Centurión (paraguayo), Juan Daniel Roa, Carlos Valdés, Francisco Meza, Héctor Urrego, Julián Quiñónez, Hugo Acosta, Marino García, Ricardo Villarraga y Humberto Mendoza.
Volantes: Gerardo Bedoya, Daniel Torres, Norvey Salazar, Yulián Anchico, John Valencia, Didier Moreno, Ómar Pérez (argentino), Luis Carlos Arias y Emmanuel Molina (argentino).
Delanteros: Cristian Martínez, Julián Lalinde (uruguayo), Fernando Cárdenas, Jéfferson Cuero, Danilo Moreno Asprilla, Jorge Ramos y Wílder Medina.

 

El pijao copero (Tolima)

Técnico: Carlos Castro.

Arqueros: Anthony Silva (paraguayo) y Jáner Serpa.

Defensores: Dávinson Monsalve, Breiner Bonilla, Eduard Pinzón, Sergio Otálvaro, Yair Arrechea, Félix Noguera, John Valencia y Elkin Mosquera.

Volantes: Fredy Hurtado, Danovis Banquero, Mike Campaz, David Silva, Andrés Andrade, Henry Rojas, Hilton Murillo, Roberto Merino (peruano) y Bréiner Belalcázar.

Delanteros: Yimmi Chará, Darwin López, Oneil Vidal, Rogerio Leichtweis (paraguayo), Óscar Rodas y Charles Monsalvo.

 

El tiburón toma aire (Junior)

Técnico: Alexis García.

Arqueros: Sebastián Viera (uruguayo), Carlos Rodríguez y José Luis Chunga.

Defensores: Samuel Vanegas, Jáider Romero, Iván Vélez, Diego Amaya, Andrés González, Armando Nieves, Árol Reyes y César Fawcett.

Volantes: Braynner García, Gabriel Gómez (panameño), Luis Narváez, Jossimar Gómez, Edwin Cardona, Jhonathan Álvarez, Jossymar Gómez, Francisco Rodríguez y Vladimir Hernández.

Delanteros: Dayro Moreno, Édinson Toloza, Luis Carlos Ruiz, Yesmin Ramírez, Maicol Balanta y Diego Álvarez.

 

El blanco se renueva (Caldas)

Técnico: Santiago Escobar.

Arqueros: Juan Carlos Henao, José Fernando Cuadrado y Wanerge Delgado.

Defensores: Pablo Frontini (argentino), Gilberto García, Sebastián Puerta, Camilo Ceballos, Jonathan Lopera, Mauricio Casierra, Jamell Ramos, Luis Carlos Murillo, Luis Vergara, Hárold Gómez y David Álvarez.

Volantes: Gonzalo Cabrera (argentino), Mario González, Hárrison Henao, Lucas Scaglia (argentino), Gustavo Culma, Carlos Giraldo, Jorge Núñez, Brayan Édison Angulo y Ómar Rodríguez.

Delanteros: Sergio Romero, César Arias, Sergio Herrera, Jonathan Mulato, Jhon Ambuila, Carlos Rivas y Edwars Jiménez.

 

Flechazo motilón (Cúcuta)

Técnico: Guillermo Sanguinetti (uruguayo).

Arqueros: Luis Estacio, José Escobar y Sergio Avellaneda.

Defensores: Darío Bustos, Edwin del Castillo, Damián Malrechauffe (Uruguayo), Juan Camilo Angulo, Edwin Rivas, Mauricio Duarte, Jonathan Lozano, John Lozano y Luis Payares.
Volantes: Javier Flórez, Leonardo Castro, Steven Mendoza, Javier Araújo, Carlos Caicedo, Juan Carlos Quintero, Jairo Patiño y Rodrigo Soria (argentino).
Delanteros: Henry Hernández, Víctor Uribe, Miguel Montaño, Jair Reinoso y Mateo Fígoli (uruguayo).

 

El patrotismo en su furor (Patriotas)

Técnico: Arturo Reyes.

Arqueros: Nicolás Vikonis (uruguayo) y Álvaro Solís.

Defensores: Gonzalo Martínez, Sergio Reina, Geovanni García, David Murillo, Steven Murillo, Alexis González, Nicolás Carreño y Argemiro Vacca.

Volantes: Julián Barahona, Johnatan Estrada, Andrés Arboleda, Larry Vásquez, Hárold Rodríguez, Leonardo Pico, Horacio Peralta, John Hernández y Juan Carlos Escobar.

Delanteros: Silvio González (argentino), Manuel Palacios, Alejandro González, Wilson Carpintero, Orlando Berrío y Jamillacson Palacios.

 

Ascenso petrolero (Alianza)

Técnico: Héctor Estrada.

Arqueros: Jorge Henríquez, Ricardo Jerez (Guatemala) y Santiago Rodas.

Defensas: David Valencia, Juan Guillermo Arboleda, Andrés Álvarez, Elkin Serrano, Felipe Aguilar Mendoza, Jonathan Ávila y Deivy Balanta.

Volantes: Niver Arango, Rafael Carrascal, Cristian Palomeque, Santiago Cardona, Mauricio Arquez, Luis Carabalí, Oswaldo Salgado y Juan Pablo Nieto.

Delanteros: Dairon Asprilla, Julio Mora, Stewart García, Angelo Rodríguez, Jesús Arrieta y Michael Rangel.

 

Vocación aseguradora (Equidad)

Técnico: Néstor Otero.

Arqueros: Diego Novoa y Cristian Pinzón.

Defensores: Darwin Andrade, Wílmer Díaz, Daniel Briceño, Martin Galaín (uruguayo), Elvis Gonzalez y Pedro Pino.

Volantes: Iván Rivas, Dáger Palacios, Iván Corredor, Fernando Batiste (argentino), Camilo Ayala, José Nájera, Johnny Hinestroza, Fredy Hinestroza, Stalin Motta y Donald Millán.

Delanteros: Estebán Castañeda, Mauricio Cuero, Norman Cabrera y Wilson Morelo.

 

Los ajedrezados siguen firmes (Chicó)

Técnico: Alberto Gamero.

Arqueros: Héctor Landazuri, Andre Krul (holandés) y Alejandro Niño.

Defensores: Andrés Sarmiento, Juan Galicia, Janeiler Rivas, Jhonny Mostasilla, Juan Deusa, Luis Núñez, Elvis Perlaza y Rubén Bustos.

Volantes: Diego Chica, Cristian Bueno, Juan Solano, Eibyr Bonaga, Yeison Gordillo, Juan Mahecha y Edwin Móvil .

Delanteros: Luis Mena, Devis Oliveros, Johan Gualé y Juan David Pérez.

 

Sentimiento milagroso (Quindío)

Técnico: Eduardo Cruz.

Arqueros: Julián Viáfara y Óscar Meza.

Defensores: Wílmer Palacios, William Tesillo, Mauricio Rodallega, Edward Zea, Andrés Rivera, Cristian Peña, Fabio Castillo, Jéferson Pino, Jaine Barreiro y Éder Castañeda.

Volantes: Eduardo Polanco, Luis Alejandro Paz, Andrés Colombo (argentino), Luis Alfredo González, Hernando Patiño, Edward Viveros, Nicolás Schenone (uruguayo), Carlos Robles, Juan Camilo Vela y Jorge Vargas.

Delanteros: André Vieira (brasileño), Duvan Mejía, Olmes García, Aldair Murillo y Jairo Roy Castillo.

 

El rugir del Galeras

Técnico: Flavio Torres.

Arqueros: Lucero Álvarez (uruguayo) y Óscar Ramos.

Defensores: Fausto Obeso, John Jairo Montaño, Wilson Galeano, Ómar Mancilla, Arbey Díaz, Fabri Castro, Camilo Pérez, Juan Carlos Mosquera, Juan David Díaz, Luis Lora y Marlon Piedrahita.

Volantes: Fram Pacheco, Juan Sebastián Villota, Anthony Tapia, Eder Ruales, Luis Becerra, Osneider Álvarez, René Rosero, Humberto Marquínez y Mario Gómez.

Delanteros: Luis Páez, Álvaro José Barros, Arlinton Murillo, Mauricio Mina, Juan Guillermo Vélez y John Jairo Palacios.

 

Sentimiento opita (Huila)

Técnico: Álvaro de Jesús Gómez.

Arqueros: Carlos Abella, William Buenaños.

Defensores: Pablo Escobar, Joe Luis Raguá, Elasio Córdoba, Jonh Zea, Jorge Herrera, Jonathan Murillo, Anuar Hurtado, Iván Garrido, Camilo Mancilla y Carlos Díaz.

Volantes: Leonardo López, Nicolás Torres, Wuiswell Isea (venezolano), Dayron Pérez, David Córdoba, Peter Domínguez, Duberley Cayapú, Jean Carlos Becerra, Marco Antonio Canchila y Tressor Moreno.

Delanteros: Yeison Rentería, Edinson Palomino, Cristian Canga, Armando Rafael Maita (venezolano), Fabio Escobar (paraguayo) y César Valoyes.

 

El brillo de una estrella atrae a DIM y Millos

Hernán Darío Gómez ratifica que es el mejor técnico de Colombia. Con poco ha hecho mucho en el Medellín.

Hernán Darío Gómez ratifica que es el mejor técnico de Colombia. Con poco ha hecho mucho en el Medellín.

John Viáfara es de los que cree que “sin favoritismo las cosas son mejor, porque así sólo nos preocuparemos de lo nuestro y de lo que pueda hacer Independiente Medellín”. Wason Rentería prefiere saber que “Millonarios merece alcanzar la estrella 14, porque ha sido el mejor equipo del semestre y tiene con qué darle una nueva alegría a su hinchada, luego de dejar perder la oportunidad de la final de la Copa Suramericana“.

Con esos dos pensamientos encontrados arranca la última semana del rentado colombiano entre los dos finalistas: los azules que no son campeones desde 1988 y los rojos que ganaron su último torneo en 2009.

Millonarios no podrá contar con su capitán Pedro Franco por tres amarillas y el DIM se privará del goleador Germán Cano, quien sufrió ruptura parcial de ligamento. Sin embargo, los embajadores, cuentan con sus delanteros estrellas, Wason Rentería y Wilberto Cosme habilitados. Y los escarlatas tendrán de nuevo al capitán John Viáfara, quien ya pagó la fecha de sanción que debía.

Medellín, que será local este miércoles, le apostará a la continuidad “porque no tenemos casi nómina, nos toca rebuscarla y no tenemos más de dónde escoger”. Con ello cabalgó este año, superó los problemas y se acerca  a la sexta estrella.

Millos, según Hernán Torres, se apoyará en el proceso que trae, lo tuvo en la semi de la Suramericana y en el buen momento que viven sus jugadores, especialmente los volantes y los delanteros para jugar de visitantes miércoles a las 7:00 de la noche y de locales el domingo a las 5:30 p.m.

Este es el panorama de los equipos que definirán la edición 75 de la Liga Postobón y de los responsables de definir el último cupo en juego de Colombia para la Copa Libertadores. Para recibir a los azules, el Medellín rinde al 42.85%, mientras que los bogotanos funcionan al 53%

 

La táctica desafía a la técnica en el clásico paisa

Medellín le apuesta a la garra para ganar.

Medellín le apuesta a la garra para ganar.

Los defensores de la táctica y los amantes de la técnica se la gozarán este jueves en el Atanasio Girardot, porque el clásico 274 tendrá mucho de esos dos elementos determinantes en el fútbol.

El Medellín, con la consigna de “atacamos once y defendemos once” que tanto les ha inculcado el técnico Hernán Bolillo Gómez le apostará al orden y a la concentración.

Eso para Fernando Uribe es “táctica y por eso le recomienda a sus compañeros en Nacional prestarle atención a los distintos planteamientos que nos podría hacer el rival”.

Sebastián Hernández cree que “anulando los lanzadores y presionando a los jugadores más técnicos del Nacional, podemos hacerle daño”. Para ello, no olvida, será determinante “la tenencia del balón”.

Con la claridad que tienen del rival y el convencimiento de sus cualidades, rojos y verdes perseguirán hoy la misma meta: un triunfo que los acerque a la final de la Liga Postobón.

Motivos especiales

El  clásico tiene varios motivos para ser diferente entre Independiente Medellín y Atlético Nacional, porque aquel elenco que gane estaría acercándose a la final de la Liga Postobón-II.
Los rojos, locales para efectos de la taquilla, le apostarán a la continuidad, mientras que los verdes tendrán de nuevo variantes.
Jorge Arias, lateral escarlata, cree que la clave, para el juego de las 8:30 p.m. en el Atanasio Girardot, será tener la pelota y no dejar que el rival imponga su juego. Algo similar piensa Alejandro Bernal, quien agregó que “el encuentro de hoy será tan disputado que las opciones aparecerán poco y el que aproveche alguna se llevará los puntos”.

Pensamientos similares

Sebastián Hernández, volante de Medellín

“Medellín hace diferencia hoy con ganas, compromiso, volumen de ataque, táctica, orden y concentración.Este clásico es la oportunidad de soñar con la final. Ganar hoy sería dar un paso determinante.

Para no tener problemas con la técnica de los jugadores de Nacional, hay que atacarlo con más gente y nuestros volantes laterales, taparle los costados, presionarlo, anularle sus lanzadores.

Estos duelos exigen algo más. Así los equipos estén en una posición incómoda o arriba, cada uno quiere sacar la ventaja y le pone un esfuerzo adicional a este juego”.

Fernando Uribe, delantero del Nacional

“El objetivo trazado para hoy es el triunfo, porque con un buen resultado estaremos peleando para llegar a esa final dependiendo sólo de nosotros.

Cada vez que el Medellín jugó contra nosotros planteó algo diferente, pero pensando siempre en cuidarse atrás. Esperamos encontrar los espacios para generarle peligro.

En este juego tenemos que aprovechar los espacios. Intentaremos hacer eso como lo hicimos frente a Itagüí. Esa va a ser la tónica si el DIM decide tapar los costados

El ganador hoy sería el mayor aspirante a ser finalista”.

Nacional tendrá de nuevo variantes en la titular.

Ficha del partido

Medellín-Nacional

Evento: quinta fecha de la semifinal de la Liga Postobón-II.

Lugar: Atanasio Girardot.

Hora: 8:30 p.m.

Valor entrada: platino a $85.000, VIP a $75.000, preferencia a $55.000, oriental a $32.0000 y populares a $20.000.

TV: Directv.

Medellín: Leandro Castellanos; Daniel Bocanegra, Diego Herner, Jéfferson Mena, Jorge Arias; Felipe Pardo, John Viáfara, Amílcar Henríquez; William Zapata, Sebastián Hernández y Germán Ezequiel Cano.

Técnico:Hernán Gómez.

Nacional: Cristian Bonilla; Alejandro Bernal, Stefan Medina, Óscar Murillo, Farid Díaz; Jherson Córdoba, Alexánder Mejía, Avilés Hurtado, Luis Fernando Mosquera, Macnelly Torres y Freddy Pajoy.

Técnico: Juan Carlos Osorio.

 

 

 

Venta del Medellín se confirmaría el 4 de diciembre

Mientras se da la venta, los jugadores del DIM continúan buscando el paso para la final de la Liga Postobón.

Mientras se da la venta, los jugadores del DIM continúan buscando el paso para la final de la Liga Postobón.

Todo apunta que el venidero 4 de diciembre se confirmaría la venta de la mayoría de derechos Independiente Medellín.
El mismo presidente Julio Roberto Gómez confirmó ayer que “está muy adelantada la negociación con un grupo de inversores que quieren comprar al conjunto escarlata”.
Sobre la fecha definitiva, el dirigente rojo admitió que “en la asamblea del martes se podría definir todo, siempre y cuando se aprueben algunas cosas determinantes en la negociación; para ello necesitamos la participación de todos los socios”.
En esa reunión se debe decidir un posible ajuste a la razón social del equipo para que los  nuevos propietarios puedan partir de cero en varios  aspectos  jurídicos.
Lo que sí desmintió Gómez Gaitán es que “la firma El Cóndor no sería la propietaria del DIMcomo se especula, lo que acontece es que algunos miembros del grupo inversor traban con esta entidad”.
Julio Roberto Gómez, quien es un convencido de que “este domingo volveremos al primer lugar de la semifinal de la Liga Postobón con un partido muy diferenten ante Equidad”, también reconoció que entre los candidatos a la presidencia sí aparece Sergio Betancur.
En la agenda de la asamblea no aparece la elección de nueva Junta en caso de aprobarse la venta del club, pero Sergio, por su gran hoja de vida, sí está entre los candidatos firmes a presidir el equipo, que con otros propietarios seguramente tendrá movimientos en su planta de empleados y dirigentes”.
El técnico Hernán Bolillo Gómez, quien entrenó ayer el grupo en Unión Cristiano de Bello, continuará con los nuevos propietarios. La prueba está en que el martes, contó Julio Roberto Gómez, tuvo la primera reunión para empezar a hablar de posibles refuerzos para el 2013, año en el que la meta será armar un gran equipo para el centenario.

El clásico 273 perfilará el finalista

Luis Fernando Mosquera es el goleador de Nacional.

Luis Fernando Mosquera es el goleador de Nacional.

Luis Fernando Mosquera confiesa que para él la contienda de esta noche en el Atanasio Girardot “es igual a las demás”, pero Ezequiel Cano admite que este “partido es el que más anhelamos jugar en esta semi”.

Esa diferencia en los conceptos de los goleadores de Nacional e Independiente Medellín es la misma con la que afrontarán el clásico 273, ya que si los verdes ganan se pondrían muy cerca de la finalísima y si los rojos pierden casi que se estarían despidiendo de ese sueño.

Por ello Mosquera, quien suma seis tantos con Nacional y fue quien privó al DIM del triunfo en el minuto 92 el pasado 23 de septiembre, asegura que “lo único que nos interesa es tener una buena noche para quedarnos con los tres puntos y enrutarnos hacia la búsqueda de otra estrella para el club”.

Cano, el argentino que lleva siete goles con el DIM, aún se queja por “la forma como nos empataron esa vez con un penalti”, pero cree que hoy “será la ocasión ideal para demostrar nuestra capacidad y ratificar para que estamos este semestre en la Liga Postobón”.

Aunque Mosquera reconoce la capacidad del Medellín (donde estuvo en dos oportunidades), resalta que lo primordial para su club será “conservar el liderato y para ello tenemos que hacer respetar la localía”.

Cano le echa flores al rival y comenta que “el técnico Juan Carlos Osorio lo tiene practicando un buen juego y con un estilo definido”. Sin embargo, cree que “nuestro equipo tiene con qué pelear para llegar más lejos en esta semifinal y la mejor manera de demostrarlo es venciendo a Nacional”.

Si bien Mosquera es corto de palabras y Cano recién llegó al fútbol antioqueño, los dos goleadores la tienen clara, ya que coinciden en que el clásico 273 les marcará la pauta en los cuadrangulares de la Liga Postobón-II.

Antecedentes

Este año Independiente Medellín ha vencido dos veces al Nacional y se ha quedado con siete de los doce puntos en disputa. Sin embargo, los verdes clasificaron mejor ubicados, llegan como líderes del Grupo B y en el historial suman 111 triunfos contra 76 victorias escarlatas.

Juan Carlos Osorio, estratega local hoy, es consciente de que eso no les garantiza la victoria en la segunda fecha de la semifinal , más cuando él reconoce que “el Medellín sabe plantear los partidos, cuenta con jugadores de nivel y hará que tengamos cuidado con ellos porque tienen las mismas posibilidades”.

Su colega Hernán Darío Gómez, a quien la Dimayor le recordó ayer que sólo mañana terminará su sanción, piensa que “Nacional tiene la ventaja por contar con una nómina amplia y un entrenador ganador y de ideas claras”.

La última vez que se enfrentaron terminaron 2-2, razón por la que Bolillo recuerda que “este clásico no será fácil para ninguno de los dos.

Felipe Pardo se motiva cuando enfrenta al Nacional.

Probables formaciones

Nacional-Medellín

Evento: segunda fecha de la semifinal de la Liga Postobón-II.

Lugar: Atanasio Girardot.

Hora: 8:00 p.m.

Valor entrada: platea a $80.000, occidental a $55.000, oriental a $32.000 y populares a $20.000.

TV: Directv.

Nacional: Cristian Bonilla; Elkin Calle, Stefan Medina, Alexis Henríquez, Farid Díaz; Álex Mejía, Jherson Córdoba, Macnelly Torres, Avilés Hurtado, Juan David Valencia y Luis Fernando Mosquera.

Técnico: Juan Carlos Osorio.

Medellín: Leandro Castellanos; Daniel Bocanegra, Diego Herner, Jéfferson Mena, Jorge Arias; John Viáfara, Amílcar Henríquez; Felipe Pardo, Sebastián Hernández; William Zapata y Germán Ezequiel Cano.

Técnico: Hernán Gómez.

 

Medellín tuvo que clasificarse dos veces: Bolillo Gómez

Hernán Darío Gómez se estrenará con DIM en las semifinales.

Hernán Darío Gómez se estrenará con DIM en las semifinales.

En su época gloriosa con Nacional el técnico Hernán Darío Bolillo Gómez disputó las últimas instancias del rentado, pero no existían los torneos cortos y por ello se encuentra motivado por jugar con Independiente Medellín los cuadrangulares semifinales.

Valora el proceso que traen Alexis García en Equidad y Leonel Alvarez con Itagüí, también resalta la jerarquía, historia y capacidad de Nacional. Sin embargo, considera que tiene equipo para dar la pelea desde este sábado, en el clásico joven ante los águilas doradas, porque “nos tocó clasificarnos dos veces por tantos problemas que tuvimos que superar”.

Acepta que tiene una nómina reducida y que su serie será la más pareja por el conocimiento que se tienen los equipos, pero Bolillo es de lo que piensa que “en esta fase marcará diferencia aquel elenco que tenga una buena tarde y el estratega que encuentre mejor a sus jugadores”.

 ¿Cuáles son sus nuevas metas con Medellín en los cuadrangulares de la Liga Postobón?

“La clasificación fue trabajada y dura, porque con las sanciones, expulsiones, los puntos que nos quitaron y la nómina reducida costó cumplir este objetivo. Estar en esta fase significó un respiro para jugadores, directivos, cuerpo técnico e hinchada. Esto genera más credibilidad y confianza en el trabajo; por eso estamos muy ilusionados, con los pies en la tierra y tratando de ser mejores cada día reforzando las falencias y aprovechando las cosas buenas que tenemos”.

 

¿Clave retornar al banco en el clásico ante Nacional?

“Sí y será un descanso, porque a mi me ha tocado más duro vivir lo del DIM por esa sanción tan larga. En Armenia estuve solo, encerrado en un hotel y sufriendo al ver el equipo con tantas dificultades”.

 

¿Le sacó provecho a la sanción?

“Por supuesto, porque desde la tribuna se ve el juego muy bien, hay claridad en la lectura del partido y eso fue fundamental para encontrarle la comba al plantel. Eso me hace preguntarme sigo arriba o abajo. Claro que es difícil no tener con quién consultar al lado”.

 

¿El cuadrangular qué?

“Muy difícil, el grupo es fuerte. Por fortuna el DIM está integrado por gente seria, profesional y luchadora. Tenemos un estilo para tratar de imponernos en un cuadrangular demasiado complicado”.

 

¿Los rivales qué?

“Hay tres equipos con un mismo estilo, incluyendo a Leonel, Alexis y yo. Los técnicos tienen conceptos parecidos en el fondo, aunque con cositas distintas. Creo que en esta fase el entrenador que tenga los jugadores en mejor momento sacará la diferencia.

Itagüí tiene proceso y se ha mantenido entre los mejores con un técnico muy capaz, algo similar con Equidad que se ha metido casi siempre en las finales.

Nacional es un club con un entrenador ganador, ya suma dos títulos e ideas claras; además, Juan Carlos Osorio tiene la ventaja de una nómina amplia, aunque eso no significa que sea fácil para ellos, porque también se está armando como nosotros e iniciando un proceso. El DIM contrató 14 jugadores y no será fácil para nadie”.

 

¿Favorito del grupo?

“No los hay, aunque los hinchas los tienen. Lo único que digo es que en estos cuadrangulares una buena tarde será importante y determinante”.

 

¿Favorece el no tener muchos desplazamientos?

“Yo estoy en el cielo, porque no me tocará montarme en aviones, cuestión que me sigue dando mucho susto. En la parte deportiva da igual, porque en Colombia no hay locales y visitantes y hasta los equipos actúan mejor por fuera de sus estadios. Al DIM le ha ido bien en su plaza, esperemos que siga en esa tónica”.

 

¿Primera vez los cuadrangulares?

“Con Nacional siempre entré a las fases importantes, pero no me tocaron los torneos cortos. Es la primera vez y espero salir adelante, porque nosotros no somos técnicos de suerte, clave en estos campeonatos cortos, sino de proceso y en estas fases eso cuesta”.

 

¿Conforme con el equipo?

“Mucho, porque Medellín hizo más de 26 puntos por todo lo que padeció. Me atrevo a decir que el DIM se clasificó dos veces en este semestre”.

 

¿Sería mucho pedir la clasificación a la final como regalo para los hinchas?

“Yo voy paso a paso, hemos tenido muchas cosas importantes este semestre con sufrimiento y alejamos al equipo del descenso, recompusimos el plantel, estamos logrando un estilo con un equipo serio que corre, aunque carece algo de talento. Meternos a las finales, que parecía imposible, es un gran premio para los hinchas, amigos y fieles en este torneo. Pero vamos a luchar para llegar más lejos, ojalá la final”.

 

Julio Roberto Gómez asegura que el DIM será viable y rentable

Julio Roberto Gómez mostró las cartas en las que los antiguos directivos le entregaban la autonomía que pidió y los hinchas lo respaldan para que saque adelante al DIM.

Julio Roberto Gómez mostró las cartas en las que los antiguos directivos le entregaban la autonomía que pidió y los hinchas lo respaldan para que saque adelante al DIM.

Julio Roberto Gómez Gaitán asumió sin miedo el reto que significa ser el presidente interino del Independiente Medellín, un equipo con déficit entre 8.000 y 18.000 millones de pesos y un panorama desolador.

Calificó de “locura” y de “suicidio” su llegada al club, para dejar sin piso las primeras especulaciones sentenció que “no soy títere ni mandadero de nadie”, aclaró que sólo quiere hacer viable al Poderoso para que lo compren y que el día que “no tenga autonomía daré un paso al costado”.

Entre los objetivos de este administrador de empresas de 53 años de edad, especialista en gestión deportiva y elegido en 2011 como el dirigente deportivo del año en Colombia por  los logros en Indeportes Antioquia, está en convencer a Bolillo Gómez para que siga.

¿Por qué aceptó el reto?

“No sé si los familiares que me dijeron que si estaba loco al elegir este suicido tendrán razón, pero había que hacer algo por el Medellín, porque un equipo que va a cumplir su centenario no merece lo que está viviendo”.

¿Cuáles condiciones puso?

“Autonomía total, porque si alguien de la Junta anterior interviene de inmediato doy un paso al costado, ya que no soy títere, mandadero ni testaferro de nadie”.

¿Usted que ofrece?

Trabajo en equipo, transparencia, capacidad de diálogo y gestión para que entre todos, incluyendo a los hinchas y a las fuerzas vivas del departamento, salvemos al DIM y con un buen plan de venta puedan aparecer nuevos inversionistas que eviten que el equipo cumpla los 100 en la B”.

¿Con quiénes trabajará?

“Los señores Gustavo Jiménez y Gustavo Villegas me ayudarán, mientras que entidades como Colfútbol y el Comité Olímpico ofrecieron respaldo para sacar este club adelante y hacerlo competitivo en la Liga Postobón desde el 29 de julio”.

¿Qué hará primero?

“Convencer al técnico Hernán Darío Bolillo Gómez para que se quede en este período transitorio, gestionar recursos para ponernos a paz y salvo con los jugadores, contratar una auditoría para decirle la verdad a la comunidad sobre los estados financieros y citar a asamblea extraordinaria para elegir una nueva Junta de la cual no podrá hacer parte ningún integrante del grupo anterior”.

¿Cuál es su figura?

“No soy salvador ni mártir; tampoco quiero durar más de cuatro meses acá; llego como un mediador, un dirigente cívico que liderará un proceso transitorio que buscará hacer viable al DIM_con un plan de venta que genere confianza y recupere la credibilidad”.

¿Cómo hará para evitar la quiebra del Medellín?

Empezamos a tocar puertas para conseguir los recursos que nos garanticen, a través de una fiducia, la plata para responder por la nómina. Lo demás será con tiempo y luego de la auditoría, ya que nos habían dicho de deudas de 8.000 millones de pesos y parece que son 18.000 millones”.

¿Reforzará el club?

“Queremos traer entre 6 y 8 refuerzos para que Medellín sea competitivo y convoque 15.000 hinchas por juego que nos ayuden a responder por los 500 millones que costará la nómina mensualmente”.

¿Tendrá que rendirle informe a los exdirectivos?

“Sólo a los hinchas y a los medios. Mi llegada acá no se debió a los antiguos dirigentes, sino a un emisario que se encargó de que ellos le firmaran sus derechos a otro representante para que Medellín genere mayor credibilidad, vuelva a los hinchas y sea un patrimonio de la ciudad”

12