La doble moral hace que el fútbol colombiano retroceda

Los mismos directivos no se ponen de acuerdo y se hacen quedar mal en el fútbol colombiano.

Los mismos directivos no se ponen de acuerdo y se hacen quedar mal en el fútbol colombiano.

Así es el fútbol colombiano, cuando los resultados internacionales de los equipos parecen mejorar y la Selección empieza a convencer aparece un escándalo que nos devuelve a la normalidad: jugadores pensando sólo en la plata y sin sentido de pertenencia, directivos de poca gestión o tratando siempre de acomodarse para esquivar los impuestos, hinchas inconformes y poca proyección.

Esa frase del presidente Fernando Salazar “los jugadores de hoy son una prostitutas vestidas con uniforme de fútbol” fue muy pesada, de mal gusto e irrespetuosa para los que viven de la pelota, pero sirvió para ratificar la doble moral y la falta de unión que reina entre los que responden por el deporte más popular de este país.

Porque así como no le quedó bien hablar mal de los deportistas al mayor accionista del onceno dorado, tampoco es válido que un directivo viole los “códigos de camerino” haciendo públicas conversaciones de una asamblea que sólo deben quedar entre los responsables de los equipos. Si el colega de Salazar le entregó lo confidencial a un medio de comunicación es porque tampoco le duele el fútbol nacional  y sólo buscaba “vengarse” por razones que sólo el sabe y que merecen ser investigadas por la Dimayor y la Federación Colombiana.

La idea en este artículo no es validar la salida en falso de Fernando Salazar, pero debe conducir a la reflexión a futbolistas, técnicos y dirigentes, porque no tiene presentación que en pleno siglo XXI, cuando los ingresos por mercadeo y venta de derechos son millonarios, algunos jugadores se presten para hacer contratos con sueldos irrisorios, con la disculpa de que los ingresos por publicidad no hacen parte de la nómina, olvidando que cuando tienen problemas de invalidez (caso Arley Dinas, Diego Cortés y Luis Fernando Montoya) es donde llegan los arrepentimientos.

Eso, más el veto de jugadores (que sí existe en Colombia y he sido testigo de ellos en mis 17 años de periodismo deportivo; también dicho por varios deportistas que lo han sufrido), porque hacen respetar sus derechos, la manera desleal como los directivos intentar llevarse los deportistas sin terminar los contratos y los continuos pagos atrasados, porque en Colombia si seis conjuntos de los 36 pagan a tiempo son muchos, hacen que nuestro balompié en vez de progresar de un paso atrás. 

Es en este momento en el que recuerdo las entrevistas con Humberto Turrón Álvarez y Alfredo Di Stefano, ídolos para siempre. Turrón me dijo el año pasado “yo jugaba por amor, a veces ni me pagaban y eso era secundario, porque me interesaba era sudar la camiseta”. Y sentado en su oficina del estadio Santiago Bernabéu, la casa del Real Madrid, Di Stéfano recordó también en el 2012 que “en mi época en Argentina, Colombia y España derrochábamos sentido de pertenencia y lo único que nos preocupaba era agradarle a la gente jugando bien al fútbol“.

Eso para decir que en la actualidad y en Colombia lo único que desvela a jugadores y directivos es la plata. Por ello tantos escándalos y contradicciones que ratifican que nuestro fútbol todavía no es profesional y cada día retrocede, pese a que tenemos representantes en las principales ligas del mundo.

 

 

 

 

Pelé quiere seguir siendo el rey durante 200 años más

Pelé vive agradecido con Dios por "las bendiciones que ha dado en 72 años de vida".

Pelé vive agradecido con Dios por "las bendiciones que ha dado en 72 años de vida".

Valió la pena intentar ocho meses para conseguir esta entrevista con Pelé, porque a sus 72 años O’ Rei le hizo a El Colombiano una promesa similar a la que le formuló en 1950 a doña Celeste, su madre.

A ella le prometió, cuando apenas tenía nueve años de edad y mientras veía llorar a su padre, Dondinho, tras la pérdida de la final de la Copa Mundo que Brasil disputó con Uruguay, en pleno Maracaná, que cuando creciera y jugara en el equipo, “Brasil será el campeón del mundo”.

En 2014, 64 años después  de ese juramento, Edson Arantes Do Nascimento, en su condición de imagen y promotor del fútbol mundial, cuenta que, con motivo de la Copa Mundo de ese año, hará todo lo que esté a su alcance “para ver a mi hijo sonriendo por un nuevo título de Brasil y en casa”.

Edson, nombre al que el notario que lo registró le omitió la i (ya que la idea de su papá era que se llamara Édison), tiene planes y, además de ser anfitrión del Mundial, espera: ser dos siglos más el mejor futbolista de la historia.

Esta leyenda viviente del fútbol aún tiene fresco el recuerdo de aquella vez cuando el entonces árbitro colombiano Guillermo Chato Velásquez lo expulsó en un partido que jugó con Santos, en el estadio El Campín; dice apreciar al pueblo colombiano; no deja de admirar el fútbol de Carlos Pibe Valderrama; y tiene claro que Falcao García será de los mejores del fútbol cuando “se pruebe en un Mundial”.

 

¿Usted ha dicho que ninguna de las grandes estrellas de la actualidad lo superan y sus estadísticas así lo indican, pero ¿vislumbra a su posible sucesor?

“Me mantengo en la misma posición, porque mi padre y mi madre cerraron la fábrica hace mucho tiempo”.

 

¿Cuál es el futbolista que más admira o admiró?

“A muchos del pasado y a varios del presente. Siempre me han generado admiración Didi, Zito, Garrincha, Di Stéfano, Yashin, Beckenbauer, Maldini, Mazzola, Zidane, Maradona, Messi, Zico, Neymar, Francescoli y George Best, entre otros”.

 

¿Hubiera sido más ídolo si en su época hubiese existido la internet?

“A mí me da lo mismo con o sin internet. Gracias a Dios sigo siendo respetado en todo el mundo”.

 

¿Antes de usted no hubo un mejor jugador en la historia, pero después sí han intentado poner a muchos. ¿Le gusta esa calificación y cómo ve las comparaciones?

“Quiero ser el mejor dos siglos más. Espero que en 200 años los torcedores sigan haciéndome fuerza y continúen calificándome como el mejor jugador de la historia. Eso quiero”.

 

¿Para Pelé qué es el fútbol, la vida y la eternidad?

“Para mí el fútbol es el mayor medio de comunicación entre los pueblos del mundo. Considero que la vida es para ser vivida y la eternidad es de Dios, por eso se la dejo a Él”.

 

La historia cuenta que usted lloró de niño con su padre cuando vieron perder a Brasil el Mundial de 1950, ¿será que ahora le tocará reír en Brasil-2014?

“Recuerdo que en 1950 vi llorar a mi padre por la derrota  1-2 ante Uruguay. En 2014 quiero ver a mi hijo sonriendo por un nuevo título de Brasil seguramente en un gran torneo que haremos en casa”.

 

¿Por qué el fútbol ha sido reacio a las ayudas tecnológicas -como lo hacen otros deportes-, quizás por miedo a perder polémica al quitarle protagonismo a la televisión y a que el público se aleje?

“Porque el fútbol es un deporte muy dinámico y existen, están comprobadas, a través de la historia, muchas situaciones que no se pueden resolver con la tecnología”.

 

¿Hacia dónde nos conduce el balompié: a ser más especulativos y ultraconservadores, con técnicos que imprimen sello personal con esquemas defensivos trabajados en tableros, o a un fútbol dinámico que propicia el espectáculo?  

“En mi humilde opinión, en el fútbol siempre tiene que haber una combinación de los dos aspectos. Claro que la dinámica y el espectáculo depende de cada entrenador, es su decisión si utiliza la una, la otra o las dos”.

 

¿Se atrevería a dar un top-5 de los mejores jugadores del mundo y por qué?

“No, porque no es justo, en un medio de tantos buenos jugadores, escoger sólo cinco”.

 

Pelé en sus comienzos con Santos cuando vino a Colombia.

¿Qué opinión le merece el colombiano Falcao García? Cree que es un goleador nato o un delantero con gol?

“Es un gran jugador, vive un lindo presente y tiene mucho futuro. Sin embargo, todavía no ha probado su talento en una Copa del Mundo. Habrá que verlo en un torneo de esta dimensión”.

 

¿Alguna vez, antes del Mundial de E.U.-94, usted habló maravillas del Pibe Valderrama. Si ha seguido el fútbol colombiano de hoy, considera que es mejor jugar con un 10 fijo que distribuya juego o, por lo difícil que es conseguirlo, eliminar esa figura en la Selección y jugar con una doble línea de creación?

“Un jugador grande como Carlos Pibe Valderrama siempre tenía que estar en la cancha para hacer agradable el juego. La utilización o no de un creativo en la Selección Colombia, el estilo, la propuesta o la táctica, depende de cada entrenador. El técnico es quien decide cómo jugar, él es el responsable del sello personal”.

 

¿Cuáles han sido las diferencias entre el Pelé jugador, padre de familia, relacionista e ídolo?

“Dios me ha ayudado a convivir con todas esas situaciones lindas de mi vida. Después de tantos años en todo esto, hoy no les veo ninguna diferencia a esas funciones”.

 

¿Qué recuerda de ese día que lo expulsó Guillermo Chato Velásquez, el 17 de julio de 1968, y tuvieron que regresarlo de nuevo al partido en Bogotá con Santos?

“En mi carrera de futbolista siempre fui muy bien tratado por el pueblo colombiano. Esa vez que fui a Bogotá fue algo lindo saber que la gente me quería de regreso en la cancha luego de que el árbitro me expulsó de manera acelerada. La anécdota siempre será inolvidable, porque después el que salió fue el juez por orden del pueblo, porque me quería ver”.

 

Pelé se mantiene como el mejor de la historia del fútbol en el mundo.

 

¿Ha albergado algún día el sueño de ser presidente de Brasil?

“Nunca he tenido esa pesadilla. A pesar de haber sido ministro de Deportes en Brasil, jamás pensé en ser presidente o en seguir una carrera política”.

El buen momento de los jugadores, la clave de Colombia

El arquero Farid Mondragón aportará experiencia de dos mundiales y su recorrido internacional.

El arquero Farid Mondragón aportará experiencia de dos mundiales y su recorrido internacional.

En España Falcao tiene enloquecidos a los hinchas del Atlético de Madrid y a los periodistas de los principales diarios deportivos, entre ellos AS y Marca. Y tienen razón para sacarle páginas enteras todas las semanas porque se ha cansado de hacer goles con el elenco colchonero.

Ojalá que el buen momento que estamos pasando en los clubes lo podamos convertir en bien de la Selección, poder ganar y trabajar para eso. La exigencias las impone el mismo jugador y claro, somos conscientes de la necesidad que tenemos y por eso somos un grupo”, es lo que comentó Falcao a su llegada a Barranquilla, donde el público viene respaldando en los entrenamientos pero aún no consume en buen número la boletería para la séptima fecha.

Tiene tanta importancia en la península ibérica Falcao que el maestro Alfredo Di Stéfano, presidente honorario del Real Madrid, dice que para él fútbol colombiano está dividido en dos etapas “la de Francisco Pacho Maturana, un técnico muy capaz; y la de Falcao García, un pibe muy bueno que hace muchos goles acá”.

En Colombia Fadrid Mondragón es figura y asegura sentirse como la “primera vez cuando me convocaron” al hacer parte a sus más de 40 años del grupo que trabaja en Barranquilla para el juego del 7 de septiembre ante Uruguay, que prefirió quedarse en Panamá para aclimatarse y evitar que la golpeé la alta temperatura como en la Eliminatoria pasada.

Giovanni Moreno admite que “es muy molesto autocalificarme”, pero asegura que su nivel en China es importante y que “así juegue en una liga con menor prestigio” también puede aportarle a la Selección de Colombia que está urgida de un buen resultado y así aún no muestre a qué juega, tiene posibilidades de soñar con Brasil-2014.

Edwin Valencia, a quien le había negado un premio ganado como al delantero Víctor Hugo Montaño, quien triunfa en Francia y nadie se acuerda de él, está feliz con su llamado así sea para hacer fila y esperar una seña del hermético José Pekerman.

Como se puede ver son varios los picos altos, las emociones y las situaciones especiales en el combinado patrio. Y expectativa sí hay al igual que talento, sólo que con lo visto ante Perú y Ecuador, nos toca esperar y esperar a ver con qué nos sorprende el estratega argentino que se mantienen en “que no perdamos la esperanza, porque Colombia tiene capacidad y jugadores para conseguir su objetivo final: Brasil-2014″.

La esperanza es lo último que se pierde y si acudimos al alto nivel de la mayoría de los 26 convocados (se cayó Luis Fernando Muriel) un buen resultado sería lo mínimo que se debe conseguir este viernes para ir más motivados a Santiago de Chile, donde los antecedentes de Colombia hace rato que no son buenos en la Eliminatoria, en la que todos juegan menos nuestro onceno nacional que viene de hacer un microciclo de España para continuar socializando la misteriosa táctica de José Pekerman.

Los convocados

CONVOCATORIA SELECCIÓN COLOMBIA DE MAYORES

JORNADAS 7 y 8 ELIMINATORIAS SUDAMERICANAS
COPA MUNDIAL DE LA FIFA BRASIL 2014

MARIO ALBERTO YEPES – MILÁN (ITA)
CRISTIAN ZAPATA – MILÁN (ITA)
CAMILO ZÚÑIGA – NÁPOLI (ITA)
FREDY GUARÍN – INTER (ITA)
PABLO ARMERO – UDINESE (ITA)
JUAN GUILLERMO CUADRADO – FIORENTINA (ITA)
DORLAN PABÓN – PARMA (ITA)
DAVID OSPINA – NIZA (FRA)
CARLOS SÁNCHEZ – VALENCIENNES (FRA)
ABEL AGUILAR – DEP. LA CORUÑA (ESP)
FALCAO GARCÍA – ATLÉTICO DE MADRID (ESP)
ELKIN SOTO – MAINZ 05 (ALE)
JAMES RODRÍGUEZ – PORTO (POR)
JACKSON MARTÍNEZ – PORTO (POR)
GIOVANNI MORENO – SHANGHÁI SHENHUA (CHI)
LUIS AMARANTO PEREA – CRUZ AZUL (MEX)
AQUIVALDO MOSQUERA – AMÉRICA (MEX)
ALDO LEAO RAMÍREZ – MORELIA (MEX)
CARLOS DARWIN QUINTERO – SANTOS LAGUNA (MEX)
CARLOS VALDÉS – PHILADELPHIA UNION (USA)
EDWIN VALENCIA – FLUMINENSE (BRA)
CAMILO VARGAS – SANTA FE (COL)
TEÓFILO GUTIÉRREZ – ATLÉTICO JUNIOR (COL)
MACNELLY TORRES – ATLÉTICO NACIONAL (COL)
FARYD MONDRAGÓN – DEPORTIVO CALI (COL)
GILBERTO GARCÍA – DEPORTIVO PASTO (COL)

Programa séptima fecha de la Eliminatoria

Viernes 7 de septiembre

En Barranquilla: Colombia-Uruguay, 3:30 p.m.

En Quito: Ecuador-Bolivia, 4:00 p.m.

En Buenos Aires: Argentina-Paraguay, 6:10 p.m.

En Lima: Perú-Veneuzela: 8:15 p.m.

Programa octava fecha

Martes 11 de septiembre

En Santiago: Chile-Colombia, a las 2:30 p.m.

En Montevideo: Uruguay-Ecuador, 5:30 p.m.

En Asunción: Paraguay-Venezuela, 5:00 p.m.

En Lima: Perú-Argentina, 8:15 p.m.