Colombia clasificará al Mundial: Chilavert

José Luis Chilavert jugó dos mundiales con Paraguay y sufre al ver a su país colero en la Eliminatoria.

José Luis Chilavert jugó dos mundiales con Paraguay y sufre al ver a su país colero en la Eliminatoria.

El nuevo afán deJosé Luis Chilavert es que su amigo Horacio Cartes gane las elecciones presidenciales de Paraguay el 21 de abril para él albergar la ilusión de la vicepresidencia u otro cargo en el que pueda continuar con la vocación de servicio.

Su pasión sigue siendo el fútbol, en el que fue tres veces el mejor portero del mundo, pero dirigir no es algo que le quite el sueño por ahora, pese a que sufre viendo a Paraguay de colero en la Eliminatoria, porque los dirigentes de su país no “hacen las cosas bien”.

Aún recuerda sus jornadas gloriosas con Vélez Sarsfield de Argentina y la eterna capitanía del onceno guaraní, con los cuales hizo la mayoría de los 62 goles que lo mantienen como el segundo portero más anotador en el planeta Tierra.

Sin embargo, ‘Chila’ le da gracias a Dios que ya no está tapando para no “ser humillado” por la calidad deLionel Messi ni la “contundencia” de Falcao García, quienes son de los pocos que lo pegan a la pantalla con sus actuaciones.

¿A qué se dedica hoy?

Tenemos bodegas en Mendoza, ganadería en mi país y venta de soya. Me gusta diversificar el mercado con productos que funcionan bien”.

¿La televisión qué?

Tengo un contrato exclusivo con Univisión para los mundiales. Alistamos Brasil-2014”.

¿Por qué metido en política?

Lo que ocurre es que mi vida no sólo pasa por el fútbol. No me desvivo por ser entrenador y creo que puedo dar más en otras posiciones en mi país. Ahora apoyo al candidato a la presidencia Horacio Cartes para las elecciones del 21 de abril. Me gustaría ser vicepresidente u ocupar un cargo político en el que pueda colaborar con el desarrollo de mi nación”.

¿Por qué el bajón del fútbol paraguayo?

A nivel de clubes Libertad es el que deja la imagen alta por su buen trabajo desde abajo y en la Selección traemos un trabajo malo desde la salida de Gerardo Martino, no se hizo el recambio necesario y por eso nuestro fútbol sufre. Hace rato vengo criticando que fue un error contratar a Francisco Arce y luego a Gerardo Pelusso, porque no tienen categoría ni personalidad para llevar a nuestro país a los mundiales?”.

¿Cómo aprecia el fútbol colombiano?

Ha crecido muchísimo con jugadores muy representativos en el mundo”.

¿La Eliminatoria qué?

Sacando a Argentina con Messi, la revelación es Colombia, que hace un gran trabajo con José Pekerman y tiene una atacante de lujo como Radamel Falcao, a quien es un privilegio verlo jugar y me encanta que le vaya bien al onceno cafetero. Gauchos, cafeteros y ecuatorianos deben clasificar a Brasil de manera directa; Uruguay, Chile y Venezuela pelearán el cupo y medio restante”.

¿Además de Falcao, cuáles colombianos lo convencen?

Viven un proceso similar al de 1993, con la diferencia que ahora tienen jugadores espectaculares jugando en grandes equipos como Jackson Martínez, James Rodríguez, Teófilo Gutiérrez. Si no aparece Falcao, están los otros, que cuentan con un técnico que llegó en un momento clave como Pekerman para aprovechar la técnica y el talento colombiano.”.

¿Cómo es hoy su relación con Faustino Asprilla?

Las locuras de la cancha ya pasaron, fueron momentos de calentura que se dejan ahí. Yo nunca traslado de los partidos afuera, eso es historia”.

¿Cuál fue el secreto de Pekerman en Colombia?

Supo potencializar el trabajo hecho inicialmente por Bolillo Gómez y Leonel Álvarez. Y aprovechó su ascendencia sobre el grupo para generar poder de convencimiento y potencializar su trabajo. Le dio alegría al grupo”.

¿Tiene amigos acá?

Tengo una excelente relación con Carlos Pibe Valderrama, René Higuita, Chicho Sena, Óscar Córdoba y Jorge Bermúdez con quienes nos vemos en muchos eventos sociales y deportivos”.

¿Cuáles arqueros del presente le llaman la atención?

Cássio, del Corinthians, y Agustín Marchesín, de Lanús, van por buen camino. Sin embargo, lamento que los grandes estén en vía de extinción, caso de Iker Casillas, Víctor Valdés, Gianluigi Buffon y Petr Cech, del Chelsea”.

¿Usted se queda con Pelé, Maradona o Messi?

Lionel Messi es el mejor lejos y para aquellos que piensan en Neymar como un segundo eso es una falta de respeto sobre Pelé y Maradona. Messi es el mejor de todos los tiempos”.

¿Por qué el fútbol argentino decayó?

Hay pocas figuras en los equipos, hoy es difícil encontrar una. Le dieron mucho porcentaje a la parte física y al roce perdiéndose la técnica y ahí están los resultados con los grandes en apuros”.

¿Mejor el fútbol de los Pelé y Di Stéfano o el actual?

Antes cuando se eludía a un rival el próximo contendor estaba a unos siete metros, sobrando los espacios. Hoy en día Messi agarra un balón y tiene cuatro hombres encima, pero igual se les escapa pese a los sistemas, las marcas y al poco espacio para jugar”.

¿Qué lo mantiene tranquilo en este momento?

Me siento un privilegiado el no tapar en este momento evitándome que Messi me haga arrastrar por el piso sin coger el balón. En esta época disfruto viendo jugar a los Messi y otros jugadores tan buenos que hay en el mundo, aunque nadie como el argentino”.

¿Cómo se la lleva con Diego Maradona?

Nunca he sido amigo de él, porque tenemos filosofías de vida muy diferentes”.

¿Se va con Real Madrid o Barcelona?

Barcelona está por encima del Real Madrid. Es el equipo que mejor fútbol tiene”.

Pelé quiere seguir siendo el rey durante 200 años más

Pelé vive agradecido con Dios por "las bendiciones que ha dado en 72 años de vida".

Pelé vive agradecido con Dios por "las bendiciones que ha dado en 72 años de vida".

Valió la pena intentar ocho meses para conseguir esta entrevista con Pelé, porque a sus 72 años O’ Rei le hizo a El Colombiano una promesa similar a la que le formuló en 1950 a doña Celeste, su madre.

A ella le prometió, cuando apenas tenía nueve años de edad y mientras veía llorar a su padre, Dondinho, tras la pérdida de la final de la Copa Mundo que Brasil disputó con Uruguay, en pleno Maracaná, que cuando creciera y jugara en el equipo, “Brasil será el campeón del mundo”.

En 2014, 64 años después  de ese juramento, Edson Arantes Do Nascimento, en su condición de imagen y promotor del fútbol mundial, cuenta que, con motivo de la Copa Mundo de ese año, hará todo lo que esté a su alcance “para ver a mi hijo sonriendo por un nuevo título de Brasil y en casa”.

Edson, nombre al que el notario que lo registró le omitió la i (ya que la idea de su papá era que se llamara Édison), tiene planes y, además de ser anfitrión del Mundial, espera: ser dos siglos más el mejor futbolista de la historia.

Esta leyenda viviente del fútbol aún tiene fresco el recuerdo de aquella vez cuando el entonces árbitro colombiano Guillermo Chato Velásquez lo expulsó en un partido que jugó con Santos, en el estadio El Campín; dice apreciar al pueblo colombiano; no deja de admirar el fútbol de Carlos Pibe Valderrama; y tiene claro que Falcao García será de los mejores del fútbol cuando “se pruebe en un Mundial”.

 

¿Usted ha dicho que ninguna de las grandes estrellas de la actualidad lo superan y sus estadísticas así lo indican, pero ¿vislumbra a su posible sucesor?

“Me mantengo en la misma posición, porque mi padre y mi madre cerraron la fábrica hace mucho tiempo”.

 

¿Cuál es el futbolista que más admira o admiró?

“A muchos del pasado y a varios del presente. Siempre me han generado admiración Didi, Zito, Garrincha, Di Stéfano, Yashin, Beckenbauer, Maldini, Mazzola, Zidane, Maradona, Messi, Zico, Neymar, Francescoli y George Best, entre otros”.

 

¿Hubiera sido más ídolo si en su época hubiese existido la internet?

“A mí me da lo mismo con o sin internet. Gracias a Dios sigo siendo respetado en todo el mundo”.

 

¿Antes de usted no hubo un mejor jugador en la historia, pero después sí han intentado poner a muchos. ¿Le gusta esa calificación y cómo ve las comparaciones?

“Quiero ser el mejor dos siglos más. Espero que en 200 años los torcedores sigan haciéndome fuerza y continúen calificándome como el mejor jugador de la historia. Eso quiero”.

 

¿Para Pelé qué es el fútbol, la vida y la eternidad?

“Para mí el fútbol es el mayor medio de comunicación entre los pueblos del mundo. Considero que la vida es para ser vivida y la eternidad es de Dios, por eso se la dejo a Él”.

 

La historia cuenta que usted lloró de niño con su padre cuando vieron perder a Brasil el Mundial de 1950, ¿será que ahora le tocará reír en Brasil-2014?

“Recuerdo que en 1950 vi llorar a mi padre por la derrota  1-2 ante Uruguay. En 2014 quiero ver a mi hijo sonriendo por un nuevo título de Brasil seguramente en un gran torneo que haremos en casa”.

 

¿Por qué el fútbol ha sido reacio a las ayudas tecnológicas -como lo hacen otros deportes-, quizás por miedo a perder polémica al quitarle protagonismo a la televisión y a que el público se aleje?

“Porque el fútbol es un deporte muy dinámico y existen, están comprobadas, a través de la historia, muchas situaciones que no se pueden resolver con la tecnología”.

 

¿Hacia dónde nos conduce el balompié: a ser más especulativos y ultraconservadores, con técnicos que imprimen sello personal con esquemas defensivos trabajados en tableros, o a un fútbol dinámico que propicia el espectáculo?  

“En mi humilde opinión, en el fútbol siempre tiene que haber una combinación de los dos aspectos. Claro que la dinámica y el espectáculo depende de cada entrenador, es su decisión si utiliza la una, la otra o las dos”.

 

¿Se atrevería a dar un top-5 de los mejores jugadores del mundo y por qué?

“No, porque no es justo, en un medio de tantos buenos jugadores, escoger sólo cinco”.

 

Pelé en sus comienzos con Santos cuando vino a Colombia.

¿Qué opinión le merece el colombiano Falcao García? Cree que es un goleador nato o un delantero con gol?

“Es un gran jugador, vive un lindo presente y tiene mucho futuro. Sin embargo, todavía no ha probado su talento en una Copa del Mundo. Habrá que verlo en un torneo de esta dimensión”.

 

¿Alguna vez, antes del Mundial de E.U.-94, usted habló maravillas del Pibe Valderrama. Si ha seguido el fútbol colombiano de hoy, considera que es mejor jugar con un 10 fijo que distribuya juego o, por lo difícil que es conseguirlo, eliminar esa figura en la Selección y jugar con una doble línea de creación?

“Un jugador grande como Carlos Pibe Valderrama siempre tenía que estar en la cancha para hacer agradable el juego. La utilización o no de un creativo en la Selección Colombia, el estilo, la propuesta o la táctica, depende de cada entrenador. El técnico es quien decide cómo jugar, él es el responsable del sello personal”.

 

¿Cuáles han sido las diferencias entre el Pelé jugador, padre de familia, relacionista e ídolo?

“Dios me ha ayudado a convivir con todas esas situaciones lindas de mi vida. Después de tantos años en todo esto, hoy no les veo ninguna diferencia a esas funciones”.

 

¿Qué recuerda de ese día que lo expulsó Guillermo Chato Velásquez, el 17 de julio de 1968, y tuvieron que regresarlo de nuevo al partido en Bogotá con Santos?

“En mi carrera de futbolista siempre fui muy bien tratado por el pueblo colombiano. Esa vez que fui a Bogotá fue algo lindo saber que la gente me quería de regreso en la cancha luego de que el árbitro me expulsó de manera acelerada. La anécdota siempre será inolvidable, porque después el que salió fue el juez por orden del pueblo, porque me quería ver”.

 

Pelé se mantiene como el mejor de la historia del fútbol en el mundo.

 

¿Ha albergado algún día el sueño de ser presidente de Brasil?

“Nunca he tenido esa pesadilla. A pesar de haber sido ministro de Deportes en Brasil, jamás pensé en ser presidente o en seguir una carrera política”.

Di Stéfano sigue siendo rey en el fútbol

Alfredo Di Stéfano está muy lúcido a sus 86 años. Prefiere hablar sólo de fútbol y en Madrid reconoció lo bien que lo pasó en Millonarios.

 

Alfredo Di Stéfano está muy lúcido a sus 86 años. Prefiere hablar sólo de fútbol y en Madrid reconoció lo bien que lo pasó en Millonarios.

Apoyado en un bastón de madera, vestido en forma impecable, con su cuerpo encorvado por el rigor de la edad, y la mente lúcida, el argentino nacionalizado español  Alfredo Di Stéfano habla con pasión del deporte que lo hizo genio y ahora lo tiene como una leyenda: el fútbol.

Una oficina en el primer piso del estadio Santiago Bernabéu se convirtió en su fortín hace 12 años, tiempo que lleva como presidente honorario del club. Allí, los banderines, trofeos, afiches, recortes de prensa y fotografías le recuerdan lo grande que fue entre 1945 y 1966.

Le cuesta sostenerse de pie, luego de 86 años de lucha y trajín. Y de no ser por su secretaria privada, la costarricense Gina González, tendría muchos apuros en sus desplazamientos por la capital española, donde vive con su hija Nanette (tuvo cinco hijos más) y su nieto Jorge (uno de los seis).

Todos los días de la semana, excepto los sábados, se le ve entrar por la puerta 44 del imponente escenario donde él se cansó de hacer goles (logró 307 en 403 partidos), batió  marcas en Europa con la camiseta merengue y con su talento se ganó un espacio entre los grandes del balón, ese que muchas veces recibió bañado en oro en el Viejo Continente.

Admite que va “a nada” a la oficina, porque a su edad, “es poco lo que uno puede hacer”. Y a pesar de la tristeza que lo invade cuando recuerda la muerte de su esposa (Sara Freites) es feliz hablando de sus hazañas.

Esas que tienen que ver con la Máquina de River de Argentina, las que lo convirtieron en figura de El Dorado colombiano (estuvo entre 1949 y 1953 en Milllonarios), las que lo catapultaron como el jugador más valioso en la historia del Real Madrid y le dieron un lugar entre los cinco mejores jugadores del siglo XX, según la Fifa, ya que la Federación de Historia y Estadística dice que él fue el primero por delante de Pelé, Franz Beckembauer, Maradona y Johan Cruyff.

¿Cómo califica su paso por Colombia?

“Fue clave en mi vida, ya que por ganarle al Real Madrid con Millos fue que llegué a España a hacer historia”.

¿Cuál era el estilo de Millos en su época?

“Dominaba mucho el balón, era dueño de los partidos; controlábamos a los rivales y éramos tan contundentes que muchas veces hacíamos hasta cinco goles. Los rivales vivían con la moral abajo”.

 

Alfredo Di Stéfano cree que Falcao debe ser mejor acompañado en la Selección Colombia y Atlético de Madrid.

¿Mensaje para los hinchas de Millos?

“Que mantengan el entusiasmo por el equipo, le tengan paciencia, porque todos los equipos se rearman para no acabarse. Hay que hacer cosas nuevas, con buenos jugadores, nuevos directivos y así salen adelante”.

¿A quiénes recuerda?

“No olvido a ese gran jugador Francisco Cobo Zuluaga, quien era el más joven del equipo en esa época con apenas 19 años, lástima que haya muerto. También recuerdo a los porteros Gabriel Ochoa Uribe y Efraín Caimán Sánchez. Tampoco se me olvidan los excelentes directivos de Millos, liderados por Alfonso Senior”.

¿Cómo ve el fútbol colombiano?

“Ha dado muchos cambios, es muy distinto al que se jugaba en el 48 y 49 época de muchos talentos. Del momento recuerdo a Falcao, porque juega muy bien acá, y Pacho Maturana, quien dirigió en España con una propuesta distinta”.

¿De la actualidad a quiénes sigue?

“Falcao juega muy bien pero uno solo no puede. Debe estar mejor rodeado en Atlético y la Selección de Colombia”.

¿Sabía que harán un partido a su nombre entre Real Madrid y Millonarios en el Bernabéu?

“No sé por qué lo harán a mi nombre, más cuando se hace el torneo Bernabéu. Pero será importante volver a ver a la gente de Millos, especialmente a los herederos de la familia Señor, la cual me trató magníficamente en todos los sentidos. Tenían un club  muy bien constituido, era un gran equipo”.

¿Qué imagen tiene de los técnicos colombianos?

“Al único que conozco es a Francisco Pacho Maturana, pero el éxito de un estratega depende del grupo de jugadores. El éxito se basa en un trabajo en equipo y no es todo del técnico”.

¿Cuál era su clave?

“Hay que tener gusto por el fútbol para jugar bien”.

¿Por qué España vive este lindo momento en el fútbol?

“Tiene proceso. Hay buenos jugadores y cuenta con organización. Cuenta con gran medio campo y define bien”.

¿Quiénes marcan diferencia en España?

“Casillas e Iniesta”.

En la oficina de Di Stéfano mandan los recuerdos.

¿Quién es el mejor del mundo, Messi o Ronaldo?

“Ninguno, mejor no hay. Pelé era lo mejor”.

¿Entonces que son ellos?

“Buenos y grandes jugadores con características especiales”.

¿Qué era lo mejor que usted tenía como jugador?

“Era un jugador todo terreno muy efectivo. Era especial”.

¿Diferencias entre Messi y Cristiano?

“Messi es de más técnica, de área, manejador y driblador en corto, juega a su gusto. Cristiano con mejor cuerpo, físico, atrevido, definidor, cuenta con velocidad, finaliza jugadas y maneja las dos piernas”.

¿De Guardiola qué?

“Es un técnico que ha hecho todo muy bien”.

¿Le gusta Mourinho?

“Hablo poco con él y pienso que es un buen entrenador; ha salido campeón con Real Madrid y eso es bueno. Es polémico, como le gusta a la prensa, genera discusión”.

¿Qué le faltó por conseguir en el fútbol?

“Ganar un Mundial con Argentina o España, aunque también defendí la camiseta de Colombia. Me vine para acá y luego la Fifa sacó la reglamentación, de no actuar con dos equipos diferentes, y ya no podía jugar con España”.

¿Diferencias entre el fútbol de ayer y el de hoy?

“Primero éramos grandes jugadores que actuábamos para el equipo, había técnica, estrategia y mucho gol. El de hoy tiene muchas individualidades y vive del cuento, corren más. La calidad del juego ha desmejorado, sigue el talento pero se piensa mucho en el dinero. De todo se ve, aunque la esencia es la misma”.

En la puerta 44 del Santiago Bernabéu queda ubicada la oficina de Di Stéfano para hablar del Real Madrid y del fútbol mundial.

¿Cuál es la misión de los técnicos en el fútbol?

“Dirigir bien, formar, analizar bien a los jugadores, saber cómo se mueven para contarles sus fallas o fortalezas. La mayoría de los jugadores no se enteran ni se ven si juegan bien o mal, para eso está el técnico. El jugador está contento con salir en el periódico, pero no se ve ni sabe cómo está funcionando realmente”.

¿La máquina qué?

“Contaba con jugadores de primera categoría, era muy buena. Ese River estaba integrado por los mejores”.

¿Qué le gustaba de Maradona?

“Lo vi jugar mucho, me gustaba su dribling, era fenomenal”.

¿Y de Pelé qué recuerda?

“Era magnífico. Lo mejor que tenía era su capacidad de hacer goles. Es el mejor”.

¿Cómo fue su etapa como técnico del Real?

“Proyecté muchos jugadores, entre ellos Emilio Butragueño y Manuel Sanchís. No fui campeón como técnico en la Liga con Real, pero con River, Boca” y Valencia sí obtuve el título”.

¿Ya visualiza el heredero de Messi o Cristiano?

“Es difícil, aunque cada cual tiene su gusto. Messi y Cristiano son buenas personas y ratifican que el jugador moderno ha mejorado en responsabilidad”.

¿A España le alcanzará para defender el título en Brasil?

“Nadie sabe eso, podría ser posible porque juega bien”.

¿Qué se necesita para ser un buen arquero?

“Es un puesto especial, complicado, pero exclusivo y determinante en el funcionamiento del equipo. También es ingrato y diferente porque se te mete un balón y cambia todo”.

¿El delantero tiene la máxima responsabilidad?

“No, es algo colectivo, pero si tiene exclusividad y dominio del terreno”.

Los balones de oro de Di Stéfano y su figura predomina entre los grandes del Real Madrid en el museo que tiene el elenco merengue.

Algunas de sus cifras

377 goles hizo Di Stéfano en 521 partidos oficiales 89.000 pesos le dio Real Madrid a Millonarios por el pase de Di Stéfano en 1953.

 

157 goles logró con Millonarios en 182 partidos.

 

20 títulos de primer nivel logró Di Stéfano en su carrera.

 

8 veces fue campeón con Real Madrid y 3 con Millonarios.

 

4 de julio de 1926, en Argentina, nació Di Stéfano.

 

5 veces fue el máximo goleador de España.

 

2 veces ganó el Balón de Oro de Europa, que está exhibido en el Museo del Real.