Salida de Bedoya podría afectar al fútbol colombiano

28 DE AGOSTODEL 2014BOGOTÀ. El seleccionador nacional de Colombia, el argentino José Néstor Pékerman ofreciò este jueves 28 de agosto una conferencia de prensa en la Sede Deportiva de las Selecciones Colombia de fútbol en Bogotá. Este fue el primer encuentro del seleccionador nacional con los medios de comunicación después de la prolongación de su contrato con la Federación Colombiana de Fútbol en días pasados.( FOTOS COLPRENSA- MARIO FRANCO).  CONFERENCIA DE PRENSA CON JOSE NESTOR PEKERMANJosé Jesurum, José Pekerman, Luis Bedoya y Alejandro Hernández

28 DE AGOSTODEL 2014BOGOTÀ. El seleccionador nacional de Colombia, el argentino José Néstor Pékerman ofreciò este jueves 28 de agosto una conferencia de prensa en la Sede Deportiva de las Selecciones Colombia de fútbol en Bogotá. Este fue el primer encuentro del seleccionador nacional con los medios de comunicación después de la prolongación de su contrato con la Federación Colombiana de Fútbol en días pasados.( FOTOS COLPRENSA- MARIO FRANCO). CONFERENCIA DE PRENSA CON JOSE NESTOR PEKERMANJosé Jesurum, José Pekerman, Luis Bedoya y Alejandro Hernández

Cuando se armó el escándalo de la Fifa, en junio, con la detención de varios dirigentes suramericanos, Luis Bedoya Giraldo les enfatizó a los medios que no tenía “nada que esconder”.

También dijo en esa rueda de prensa en Bogotá que“el día en que no haya nada claro me voy y quedamos con la disponibilidad para asumir las responsabilidades”.

Sin embargo, en la carta de renuncia que pasó la semana anterior y que fue aceptada ayer por el Comité Ejecutivo de Colfútbol no hubo claridad en el porqué abandona el cargo que desempeñaba desde 2006 cuando remplazó en el puesto a Óscar Astudillo.

Pese a que hace cinco meses aseguró que no recibió dádivas, el dirigente dejó de lado el proyecto que defendió. “No recibí coimas, yo siempre estoy sujeto a la vigilancia de mi Comité y me duele que se ponga a la Federación o la Conmebol en tela de juicio, porque las entidades están por encima de las personas”, dijo en esa ocasión.

En los nueve años que estuvo al frente de la entidad logró la sede del Mundial Juvenil para el país en 2011, regresó a Colombia a la Copa Mundo (Brasil-2014), sacó adelante la sede deportiva y administrativa en Bogotá, respaldó el fútbol femenino y gestionó la sede del Mundial de fútbol sala para 2016.

Además, consiguió patrocinios por 54 millones de dólares para las selecciones y potencializó el balompié nacional en todas las categorías.

Igual, dio un paso al costado y sus compañeros de Comité le aceptaron la renuncia remplazándolo, de manera interina, con Ramón Jesurún, quien era el primer vicepresidente de la entidad y actual presidente de la Dimayor y aceptó “la responsabilidad con la misión de seguir con el mismo proyecto y apoyar el proceso del profe José Pekerman”.

¿Asunto personal?

Por eso la sorpresa de algunos dirigentes cuando se conoció su renuncia irrevocable y sin dar la cara, ya que algunos medios aseguran que desde el 4 de noviembre voló hacia Nueva York, donde coincidencialmente una corte de E.U. adelanta investigaciones por el tema de corrupción en la Fifa.

Juan Carlos de la Cuesta, presidente de Nacional, prefiere pensar que la declinación del máximo dirigente del balompié fue “por cuestiones personales” y no por el seguimiento que les hacen a los directivos del fútbol mundial desde el escándalo de Fifa y que ha generado la detención de los presidentes de las federaciones de Venezuela y Brasil, entre otros.

La salida de Luis nos tomó por sorpresa y estoy convencido de que Colombia pierde un gran líder, una persona con buenas relaciones en Conmebol y Fifa, y un poseedor de un conocimiento acumulado que le ha servido mucho a la Selección. Toca recomponer los rumbos y estoy seguro de que con Ramón Jesurún se seguirá parte del proyecto exitoso que traemos”, indicó De La Cuesta.

Mientras en Chile los integrantes de la Selección y su cuerpo técnico, liderado por José Pekerman, guardan silencio, el presidente del Independiente Medellín, Eduardo Silva Meluk, aparece como otro de los sorprendidos.

Todo debe ser algo más personal y no porque esté involucrado en una investigación, ya que en la última asamblea nos dijo que se sentía seguro, tranquilo y no tenía problemas con temas de Fifa”.

Silva Meluk también lamentó que “se pierda un líder y el responsable de la potencialización del fútbol colombiano”, pero espera que con la llegada de Jesurún se le dé continuidad al proceso que sirvió para volver a figurar en el fútbol mundial.

 

Los presidentes de las 10 federaciones

Federación Presidente Período

Argentina Luis Segura Arrancó en julio de 2014

Bolivia Marcelo Ortega Interino desde agosto de 2015

Brasil Marco Polo del Nero Interino desde junio de 2015

Colombia Ramón Jesurún Interino desde noviembre 9 de 2015

Chile Sergio Jadue Jadue Empezó en julio de 2011

Ecuador Luis Chiriboga Arrancó en 1998

Paraguay Alejandro Domínguez Comenzó en agosto de 2014

Perú Edwin Oviedo Arrancó en enero de 2015

Uruguay Wílmar Valdez Inició en septiembre de 2014

Venezuela Laureano González Interino desde junio de 2015

Nota aclaratoria

Carlos Chávez, de Bolivia, está preso desde julio de 2015.

José María Marín, de Brasil, está presio desde mayo de 2015.

Rafael Esquivel, de Venezuela, está preso desde mayo de 2015.

La Copa América invitó a Colombia a replantear

Colombia no dio la talla en la Copa América porque no pudo exhibir el fútbol del Mundial.

Colombia no dio la talla en la Copa América porque no pudo exhibir el fútbol del Mundial.

Un equipo que apenas haga un gol en un torneo internacional y complete tres participaciones sin figurar en un torneo de la Conmebol merece un análisis detallado.

Ese es el caso de Colombia en la Copa América de Chile-2015, a donde llegó como favorita, dicho hasta por Mario Alberto Yepes, capitán en el Mundial de Brasil-2014, y terminó en deuda por su discreta participación.

“Fueron muchas cosas las que afectaron el rendimiento”, admitió el entrenador José Pekerman y en eso tiene razón el orientador argentino, pero en lo que debe replantear en la manera como viene convocando a jugadores que no están en su nivel.

Al país austral llevó a jugadores sin ritmo, porque son suplentes en sus equipos, porque les tenía confianza por lo hecho en la Copa Mundo, pero en el fútbol no se puede vivir del pasado y por eso fue la tempranera eliminación.

“Nos quedó debiendo, porque además no fue un equipo equilibrado y dejó muchas deudas de mitad de campo hacia arriba”, alertó el entrenador Carlos Navarrete con justificación, ya que el combinado patrio no tuvo asistencias, apenas generó seis situaciones claras de gol en cuatro partidos y se conformó con ganarle 1-0 a Brasil y no perder con Argentina (0-0).

Ante Venezuela y Perú la imagen fue pobre en la parte deportiva y la física, porque el equipo “se notó cansado”, aseguró Andrés Orozco, campeón de la Copa América de 2001.

Esto debe llevar al cuerpo técnico a planear muy bien la Eliminatoria para Rusia-2018 que empezará en octubre, porque son varios los equipos que han progresado y la elección de los jugadores debe ser más apropiada y equilibrada para evitar nuevos inconvenientes.

Aparte de David Ospina, Jeison Murillo, Cristian Zapata y Carlos Sánchez, casi todos los demás jugadores quedaron en dueda con el torneo, consigo mismos y con el país, especialmente Camilo Zúñiga, Pablo Armero, Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez y Falcao García. Aunque ellos no tuvieron la culpa, el responsable fue el orientador José Pekerman al ponerlos repetidamente pese a su bajón.

Desde Perú-2004, cuando se alcanzó el cuarto lugar con el entrenador Reinaldo Rueda (hoy orientador del Atlético Nacional), Colombia no se hace notar en la Copa América, ya que en 2007 la eliminaron en primera ronda y en 2011 y 2015 se quedó en los cuartos de final, aunque en Chile-2015 la situación fue más crítica porque en 70 años de participaciones nunca se había anotado un gol como esta vez.

 

Los sitiales de la Selección en la Copa

Chile-1945: 5° con un rendimiento del 25%

Ecuador-1947: 8°, 14,29%

Brasil-1949: 8°, 14,29%

Perú-1957: 5°, 33,3%

Bolivia-1963: 7°, 8%

1975 (sin sede fija): 2°, 66,6%

1979 (sin sede fija): primera fase, 62,5%

1983 (sin sede fija): primera fase, 50%

Argentina-1987: 3°, 75%

Brasil-1989: primera fase, 50%

Chile-1991: 4°, 42,8%

Ecuador-1993: 3°, 55,5%

Uruguay-1995: 3°, 44,4%

Bolivia-1997: segunda fase, 25%

Paraguay-1999: segunda fase, 75%

Colombia-2001: 1°, 100%

Perú-2004: 3°, 55,5%

Venezuela-2007: 9°, 33%

Argentina-2011: 6°, 58,3%

Chile-2015: 41,66%

 

Colombia jamás olvidará a Brasil-2014

Esta Selección fue la responsable de la mejor actuación de Colombia en los mundiales. Terrminó en el quinto lugar.

Esta Selección fue la responsable de la mejor actuación de Colombia en los mundiales. Terrminó en el quinto lugar.

La aventura que empezó en Chile 62, tuvo que esperar 28 años para coger impulso y retrocedió en 1994 tuvo su punto máximo en Brasil, así se haya apagado la ilusión en el estadio Castelao de Fortaleza el 4 de julio con la caída 2-1 ante el anfitrión.

Puede que en el juego ante Brasil no se haya jugado bonito y que el aliento de la hinchada fuera menor al de los anteriores encuentros, pero la actuación quedará como la más importante en la historia del fútbol colombiano, que empezó a darse a conocer internacionalmente en 1938 con Alfonso Novoa y Efraín Borrero y apenas lleva 52 años compitiendo en los mundiales.

Haber jugado cinco partidos, rendir al 80 por ciento, poner el goleador del torneo (James Rodríguez con 6 tantos), generar alegrías por toneladas y recuperar la confianza de sus jugadores, la hinchada y los rivales representa que nuestro país ya pesa afuera y pese a la eliminación salió de Brasil-2014 con la cabeza en alto, porque fue animador de primer grado.

Ganarle por primera vez la fase de grupos con contundencia ante Grecia, Costa de Marfil y Japón (3-0, 2-1 y 4-1, respectivamente), dejar en octavos al bicampeón mundial Uruguay (2-0) y poner a sufrir al anfitrión ante su fanaticada desconectando a Neymar y metiéndolo en sus predios, significa que se hizo muy bien la tarea aunque, como todo en la vida, quedaron cosas por mejorar.

Pese a la derrota 2-1 ante los de la verde amarella, a nadie se le puede olvidar que se lograron cuatro victorias consecutivas en la Copa Mundo, como jamás se había logrado en las cuatro primeras intervenciones, y que ante los auriverdes se llegó con mejor presente y un juego más convincente. Con decir que los mismos torcedores, entre ellos Aline Chaves dijo antes del duelo en el Castelao que “si Colombia nos gana, porque joga más bonito que nosotros, mere quedarse con el título”.

Ese respeto ganado fue gracias a la mentalidad ganadora que le inyectó el argentino José Pekerman al grupo de 23 guerreros que con su personalidad, compromiso, talento y responsabilidad fueron capaces de ratificarle al mundo que el balompié colombiano tiene nivel para estar en la élite.

En 1962 el fútbol colombiano estuvo de fiesta, porque en su debut en la Copa Mundo hizo gol con Francisco el Cobo Zuluaga en el 2-1 ante Uruguay y se ganó miles de felicitaciones por el histórico 4-4 ante la Unión Soviética con el gol olímpico de Marcos Coll.

Después vino el 1-0 ante Alemania en Italia-90 con el tanto de Freddy Rincón, quien ayer resaltó que “pese a las falencias en el último partido nada podrá empañar esta gran actuación de nuestra Selección”. Terminar en el quinto lugar del máximo certamen de la pelota será algo difícil de olvidar y de repetir.

Todos esos antecedentes estructuraron el balompié nacional, pero las nuevas generaciones, sin olvidar la construcción del pasado, partirán de la participación en la edición 20 del Mundial, porque ahí Colombia se codeó con los grandes, hizo historia, cautivó las miradas de la familia del fútbol, cotizó a sus jugadores, puso a gozar al país y evidenció progresos en su propuesta agregándole dinámica, juego vertical y eficacia a su tradicional toque toque para culminar entre los mejores ocho del campeonato.

Para que se diera esta metamorfosis positiva que involucró jugar por primera vez cinco encuentros en la Copa Mundo, fue necesario que David Ospina pusiera orden desde atrás con sus intervenciones y las correcciones a tiempo para la zaga. También ayudó mucho el temperamento y liderazgo de Mario Alberto Yepes borrando a Neymar en el Castelao, la fortaleza de ese gran morenazo Carlos Sánchez, la personalidad y el gran nivel de James Rodríguez aportando seis goles, el cambio de ritmo y la sorpresa de Juan Guillermo Cuadrado.

Y si que fue fundamental la serenidad de Jackson Martínez para definir, la alegría de Faryd Mondragón para establecer su récord como el jugador más veterano de los mundiales y la ambición de cada uno de los 23 integrantes del grupo.

Los goles de Thiago Silva y David Luiz apagaron el sueño de llegar a las semifinales para que la actuación pasara de histórica a proeza, sin embargo, el hambre de gloria, el fútbol, la personalidad y el apoyo incondicional del público hicieron que la Selección de Colombia dejara huella en la edición 20 del Mundial y muchos lamentaran su partida, como nunca había ocurrido.

Jamás se nos olvidará esta gran actuación, pero como lo dijo Pekerman, tocará corregir para seguir creciendo y pensar en una gran actuación en la Copa América de Chile-2015, donde se acudirá con la misma base ganadora y se pueden acercar otros jugadores que tengan la misma idea futbolística.

El orgullo fue colectivo

David Ospina, arquero de Colombia

Infortunadamente se nos apago el lindo sueño del Mundial, pero agradecido con todo el pueblo colombiano, porque nos demostró que siempre han estado con nosotros. Queríamos seguir dándole más alegrías, pero no se pudo aunque dejamos todo dentro de la cancha”.

James Rodríguez, volante de Colombia

Queríamos seguir y por eso lo entregamos todo en cada compromiso; lastimosamente quedamos afuera, aunque eso no nos quita el orgullo porque lo dejamos todo en la cancha para avanzar. Queríamos seguir haciendo historia, por eso las lágrimas; teníamos toda la fe de poder seguir, pero no se pudo y ahora a levantar la cabeza, porque hicimos cosas muy lindas y logramos muchos sueños”.

Carlos Sánchez, volante de Colombia

Terminamos con la cabeza en alto, hubo la posibilidad de seguir en alto, así nos vayamos dejamos en alto el fútbol colombiano. Hemos marcado una historia linda, hay que trabajar para defender lo logrado acá en Brasil. Sin embargo, terminamos tristes, porque había con qué seguir”.}

Carlos Bacca, delantero de Colombia

Hay que seguir trabajando para que el fútbol colombiano continué hacia adelante como lo hizo en Brasil, donde demostramos que estábamos preparados para llegar más lejos. Hicimos las cosas muy bien, gracias al buen trabajo colectivo, a la ambición y a los deseos de generarle alegrías al país”.

Juan Fernando Quintero, volante de Colombia

Sabemos que se vienen muchas cosas lindas para Colombia; el fútbol es injusto y dolió salir del torneo luego de hacer las cosas bien; fue duro verlos y llorar con mis compañeros, porque teníamos para llegar más lejos, lo entregamos todo y vienen situaciones mejores para nosotros”.

Víctor Ibarbo, volante de Colombia

Lastimosamente nos vamos del torneo, terminamos muy orgullosos de representar al país,y dimos todo para ir más adelante; así es el fútbol y nos vamos como hombres luego de hacer un gran campeonato”.

Adrián Ramos, delantero de Colombia

Nos vamos un poco tristes, porque por ahí hubiéramos podido lograr algo mejor. Intentamos jugar bien y nos tocó salir, pero con orgullo por lo hecho acá”.

Fredy Rincón, ex mundialista

Fue unos cuartos de final que no se esperaban por el buen nivel de la Selección; nos faltó olvidarse de que Brasil era el anfitrión y mostrar el fútbol que venía jugando. Sin embargo, nada empañará esta linda actuación llena de individualidades, y ojalá los directivos apoyen el proceso con este técnico para que no nos demoremos 16 años más para volver a un Mundial”.

Faustino Asprilla, exmundialista

Colombia se confundió cuando menos se podía y se dejó sacar del partido por el árbitro, las faltas, las tarjetas y el rival. Sin embargo, jugó un gran Mundial, demostró muchas cosas lindas, confianza, personalidad, ambición y buen fútbol en el torneo; de verdad que nos generó orgullo en Brasil”.

Campaña de Colombia  en Brasil-2014

PJ: 5

PG: 4

PE: 0

PP: 1

GF: 12

GC: 4

Puntos: 12

Rendimiento: 80%

Otros Mundiales

Chile-62

PJ: 3

PG: 0

PE: 1

PP: 2

GF: 5

GC: 11

Puntos: 1

Rendimiento: 16%

Italia-90

PJ: 4

PG: 1

PE: 1

PP: 2

GF: 4

GC: 4

Puntos: 3

Rendimiento: 37%

USA-94

PJ: 3

PG: 1

PE: 0

PP: 2

GF: 4

GC: 5

Puntos: 2

Rendimiento: 33%

Francia-98

PJ: 3

PG: 1

PE: 0

PP: 2

GF: 1

GC: 3

Puntos: 3

Rendimiento: 33%

Valdés le puede cumplir a Colombia en varias posiciones

Carlos Valdés compite con Mario Yepes, Amaranto Perea y Cristian Zapata por un puesto en la defensa de Colombia para Brasil-2014.

Carlos Valdés compite con Mario Yepes, Amaranto Perea y Cristian Zapata por un puesto en la defensa de Colombia para Brasil-2014.

Gracias a que su hermano Diego lo impulsó en Boca Juniors de Cali, Carlos Valdés llegó en 1998 a la categoría preinfantil a labrarse el camino que hoy lo tiene como figura del San Lorenzo de Argentina y en uno de los candidatos a jugar el Mundial con la Selección Colombia.

Un buen jugador cumple en cualquier posición”. Esa es su frase de batalla. Y la acuñó  desde que un entrenador se la dijo recién arrancaba en el profesionalismo con el América, en 2005.

Una vez alcancé a jugar de volante por un costado con ofensiva y actué con tranquilidad y lo volvería a hacer si me toca, porque conozco varias posiciones”, dice con confianza.

Y lo ha puesto tanto en práctica que ha jugado de lateral, volante recuperador y defensor central, puesto este en el  que ha alcanzado los mejores logros de su carrera, empezando con los títulos de selecciones Valle, la Primera B con Real Cartagena, la Liga Postobón con América y dos campeonatos con Santa Fe.

Julio Valdivieso fue quien lo recibió de niño en el Boca Juniors y no olvida que “llegó callado, seguro y bien recomendado por Diego; sin titubear dijo que quería ser defensor y en poco tiempo se perfiló y mostró la capacidad que lo llevó al América en apenas cuatro años de proceso”.

Allá se encontró con Robert Carabalí, un experto en proyectar jugadores, pues por sus manos también pasaron Hárrison Otálvaro, Pablo Armero, Edwin ValenciaAdrián Ramos. “Venía de una familia de principios, era serio y ordenado en sus cosas”.

Robert lo proyectó en las reservas de los Diablos Rojos, con la fortuna que en 2003 fueron campeones de la categoría y Carlos empezó a ganarse un espacio en las selecciones de Colombia.

Valdés no es muy técnico ni rápido”, señala Carabalí, aunque admite que se ganó la confianza de Eduardo Lara en las menores y luego José Pekerman, en la de mayores. Es recio en el anticipo, líder en los grupos, aplicado en la marca y efectivo en los rebotes ofensivos.

Esas cualidades le sirvieron para ser campeón suramericano juvenil en 2005 y alcanzar la medalla de oro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2006 en Cartagena.

Eduardo Lara cuenta que lo tuvo en sus planes después de hacerle el seguimiento. “Constaté que Carlos, sin ser el más técnico, es un hombre que va bien arriba, es tiempista, mide la jugada y tiene panorama en su posición”.

Esas cualidades, ratificadas en Estados Unidos, Independiente Santa Fe y Argentina,  le hacen pensar a Lara que Valdés tiene serias posibilidades de quedarse con uno de los 23 cupos para la Copa Mundo.

En las últimos amistosos de Selección, el defensor vallecaucano dijo que mantiene intacto su sueño de disputar el Mundial por lo que aportó en la Eliminatoria y la capacidad que le nota al combinado patrio.

Colombia ha madurado demasiado y el profesor Pekerman supo combinar la experiencia con los jóvenes de recorrido para conformar un plantel que está en su momento ideal para disputar el Mundial y dar buenos  resultados”.

Lara no duda de la claridad y la seguridad que viene mostrando en la Copa Liberadores con San Lorenzo, situación que le permite a Valdés tener alguna ventaja sobre aquellos centrales que vienen sin ritmo por la falta de continuidad.

Carabalí también lo ve con serias posibilidades, porque en esos torneos cortos los volantes de marca y los centrales son los de más tarjetas.

Ojalá lo lleven y lo pongan a jugar, pues es un jugador que cada día nos hace sentir orgullosos por la manera como progresa y su humildad”.

Independiente de que vaya a Brasil (ya está entre los 27 que trabajan con Colombia en Argentina), Carlos Valdés vive agradecido con Dios, porque “en la Selección es donde empieza la historia de un futbolista y ya he vivido muchas cosas lindas en los combinados patrios. Ahora solo falta espera que podamos jugar el Mundial”

Las tías y la abuela patrocinaron a Camilo Zúñiga

chigorodo

La tía Mariela Zúñiga Mosquera jamás olvidará que tuvo que sacar unos guayos por cuotas “de marquita en la tienda El Caminante”, porque los zapatos no le duraban más de 15 días a Juan Camilo, debido a que se la pasaba pateando balones en la cancha La Palma de Chigorodó.

A la vez se sonroja al recordar que muchas veces le tocó empeñar el televisor y el equipo de sonido para enviarle en 1999 recursos que “le ayudaran a sostenerse” en divisiones menores de Nacional.

Su otra tía, Gloria, suelta una carcajada antes de contar que “la abuela Graciela Correa tuvo que romper su alcancía, creo que en 1990, para comprarle una pelota de plástico al ver su impotencia , porque en vez del balón que quería el Niño Dios le trajo un carro de la Policía que mandó al carajo de una patada”.

Dos décadas después de esos acontecimientos las tías paternas dicen en coro “valió la pena tanto esfuerzo, porque ese niño es una bendición de Dios, es el que nos da el pan diario y representa el orgullo de esta familia”.

Ambas lo mantienen en oración, le recomiendan a diario medicamentos caseros para que ponga en forma su rodilla y son unas convencidas de que estará con Colombia en el Mundial de Brasil-2014, porque “desde niño ha sido calidoso y jamás ha perdido la fe”.

Ese chico, que inició en los semilleros de Álvaro Cano y Fredy Candanosa como delantero, así llegó referenciado al conjunto verdolaga, terminó convertido en “uno de los mejores laterales del mundo”, según su primo Brayan Flórez, gracias a que en un Suramericano Sub-20 empezó a jugar en ese puesto para no quedarse por fuera de la titular.

Juanca, así lo llaman en el barrio La Palma de Chigorodó, aprovechó tanto los consejos de abuela Graciela, quien cada que le untaba la pomada “rompe dolor” para aliviarlo de las lesiones y de los castigos de sus padres (Juan Camilo y María) por descuidar los estudios, que hoy mantiene la humildad con la que salió hacia la capital antioqueña hace 15 años.

A Mariela se le encharcan los ojos cuando recuerda que “mi madre se quería morir de la felicidad al recibir un giro de 30.000 pesos de Juanca, producto de su primer sueldo en Nacional. Con eso demostró lo generoso que iba a ser, porque siempre ha estado pendiente de nosotros y cada que viene a su pueblo llega con cuatro o cinco maletas llenas de regalos para todos”.

Así fueron los orígenes de Camilo Zúñiga, quien le prometió a sus vecinos el arreglo de la cancha La Palma y cada que llama a Chigorodó le dice a su tía Gloria “a lo que fuimos”, expresión que significa “tener toda la artillería pesada con oraciones sagradas y medicamentos caseros, para que su rodilla funcione bien estos días y pueda figurar con Colombia en el Mundial”.

El dueño del puesto 84, entre los mejores 100 del mundo, según el periódico inglés The Guardian, vive en contacto con su familia en Urabá y le aseguró a sus tías que alcanzará a ponerse en forma en el Nápoles de Italia antes de la lista de buena fe que entregaría José Pekerman el 20 de mayo con los posibles 30 jugadores que podrían representar a Colombia en la Copa Mundo. Lo logró, porque ya está entre los 26 y todo apunta a que jugará el Mundial.

El papá de Sofía, el esposo de Angélica Riaño y el espejo para más de 200 chicos de los semilleros de Chigorodó es un convencido de que con las oraciones de su gente estará en Brasil, porque “tengo fe y creo que este año será más maravilloso que el pasado y con las bendiciones de Dios nos haremos notar en el Mundial jugándonos una final en cada partido”.

 

 

 

A la Selección le duele en varios frentes

La alegría colombiana ante Túnez fue pasajera, porque el equipo no respondió a las expectativas en el último amistoso con miras a Brasil-2014.

La alegría colombiana ante Túnez fue pasajera, porque el equipo no respondió a las expectativas en el último amistoso con miras a Brasil-2014.

Desde el 10 de junio de 2012, cuando cayó en Quito 1-0 ante Ecuador, y la vez que perdió por el mismo marcador de visitante frente a Venezuela el 26 de marzo de 2013, la Selección de Colombia no dejaba tantas dudas en su funcionamiento como lo hizo ante los africanos.

Frente a Túnez los altibajos fueron, según el técnico Óscar Quintabani, en la defensa y la delantera, aunque la zona de contención tampoco convenció.

El capitán Mario Yepes admitió, luego del 1-1 con los africanos, que “para eso son los partidos amistosos, para jugar con problemas, tratar de mejorar y no quedarse en los errores puntuales”, pero la premura del tiempo es la que más preocupa, ya que el entrenador José Pekerman cuenta con pocos días para ajustes.

Aunque aclara que “de los ensayos no se pueden sacar conclusiones finales”, Quintabani es partidario de que su colega argentino aproveche los escasos 20 días que tendrá antes de Brasil-2014 para que “planteé las fórmulas ofensivas sin Falcao García, recupere la salida por las bandas y enfatice en el buen nivel individual y colectivo que se necesita para ser competitivo en en Mundial”.

James Rodríguez tiene razón cuando recalca que “estas son pruebas para lo que viene”. En lo que no profundizó es en el bajón que evidenció el combinado patrio, lo que inquieta más, porque cuando se vuelvan a reunir a finales de mayo el repaso táctico será escaso y los jugadores llegarán con más cargas a Brasil-2014.

Otro que quedó preocupado con la presentación nacional fue el entrenador Santiago Escobar. Para él no hubo elaboración de juego, debido a que el rival le copó todos los espacios. Rescató que Colombia mejoró para el complemento; también es consciente de que para regresar bien al Mundial, la Selección debe despedir las dificultades. “En términos generales creo que no fue un partido bueno, así y todo el balance debe ser positivo en cuanto a los correctivos”.

La Colombia del miércoles fue muy distante a la de la Eliminatoria y si bien algunos luchan por impresionar, Pekerman invita a la calma resaltando que así el equipo tenga variantes en nombres no variará su idea de juego, ya que “la esencia es ser ofensivos, generar espacios y hacer goles”.

 Voces

Colombia no tuvo buen funcionamiento al dejar espacios y retroceder mal. Hay muchas cosas por mejorar, pero confío en que Pekerman aprovechará el poco tiempo para tener claridad”.

Óscar Quintabani, entrenador

El partido frente a Túnez nos sirvió para seguir ratificando algunas cosas que se hacen bien y también para corregir, aprender y fortalecer muchos aspectos positivos de la pasada Eliminatoria”.

Abel Aguilar, volante de Colombia 

 Quizás el equipo no pudo jugar tan lúcido o no hizo un partido espectacular, pero el amistoso nos ayudó a conocer a los jugadores y a saber cuál es el plan a futuro”.

José Pekerman, técnico de Colombia

Colombia clasificó, porque dejó de lado las roscas y las mañas

Jorge Bermúdez tiene muy claro lo que tiene que hacer Colombia en Brasil-2014. La analiza como comentarista de Espn y mundialista en Francia-98.

Jorge Bermúdez tiene muy claro lo que tiene que hacer Colombia en Brasil-2014. La analiza como comentarista de Espn y mundialista en Francia-98.

Jorge Bermúdez habla con propiedad de Colombia, porque la quiere, la defendió y le desea lo mejor. Haber sido uno de sus jugadores en Francia-98 y pasar por nueve equipos de cinco países le permite libertades para determinar qué es bueno o qué es malo para la Selección.

Este quindiano de 42 años, que fue campeón de la Copa Libertadores y de la Intercontinental del 2000 con Boca Juniors de Argentina, está ilusionado con el presente que vive el combinado patrio, pero les recuerda a sus integrantes que el Mundial se juega a un precio diferente al de la Eliminatoria”.

Jorge, quien también lució la tricolor en tres Copa América, dos eliminatorias y una Copa Mundo Juvenil, admite que la llegada de José Pekerman sirvió para “acabar con las conveniencias, roscas, mañas y tantas cosas mal hechas en el país” y sólo le pidió un favor a Colombia: “jugar bien al fútbol en Brasil”. 

¿Cuál es su presente?

Estoy dedicado a los medios, disfrutando de la nueva realidad, vivo en Argentina, trabajo en un canal serio como Espn, donde no se hace periodismo de destrucción, persecución ni de protagonismo. Se hace un acompañamiento y un análisis permanente del deporte”. 

¿Cómo vio a Colombia en la Eliminatoria?

Como colombiano que soy me considero con derecho de hablar sobre la Selección, porque estuve ahí. Hizo una Eliminatoria correcta, demostró nivel individual y colectivo, ratificó que con credibilidad en el entrenador se pueden llegar a grandes cosas”. 

¿Cuál es el papel de Pekerman?

No es que José Pekerman haya puesto una varita mágica sobre los jugadores, ellos mismos se la pusieron cuando creyeron en él. El técnico, con inteligencia fue manejando las situaciones que se presentaron y lo catalogaron de gran entrenador porque le encontró el rumbo al equipo”. 

¿Qué espera de la Selección?

Le pido a Dios que siga creciendo y mejorando. Los partidos amistosos, caso Bélgica y Holanda, le brindaron un perfil importante para llegar a Brasil-2014. Lo único que le pido a Colombia es que juegue bien en el Mundial, no pido más nada, ni resultados, ni primera ronda, ni octavos ni cuartos, ni final. Sólo quiero que vaya a Brasil y demuestre que acá se juega buen fútbol y que los jugadores han ganado mucho terreno”. 

¿Hay otra generación dorada?

Todas las generaciones son diferentes, pero soy un convencido de que a partir de este mundial se puede sembrar lo que viene. Tiene para perdurar para otros procesos”. 

¿Cree que con esta generación cualquier técnico hubiera clasificado a Colombia?

No estoy tan seguro; no me gusta comparar, pero era muy importante la credibilidad. Eso fue fundamental para el éxito de Pekerman con los muchachos al aparecer en el momento justo para despertar a nuestros jugadores. Claro que este proceso arrancó con la gran Copa América que hizo Bolillo”. 

¿Cuáles ajustes se deben hacer para Brasil-2014?

A Mario Yepes y a Faryd Mondragón no se pueden llevar por gratitud, porque si en el primer partido juega mal este país los destroza. Tienen que ir si tienen méritos, si de acá a mayo sigan siendo importantes en sus clubes hay que llevarlos. Todos los que jugadores que pretendan estar en el Mundial tienen que hacer los méritos necesarios y en eso es muy inteligente y transparente el entrenador Pekerman. La preocupación debe ser para Mario, Amaranto, Armero, Aquivaldo y para varios jugadores que tienen que dar un poco más”. 

¿Qué le reconforta del equipo?

De mitad hacia arriba hay más certezas y mayor competencia; nuestros laterales tendrán que crecer más, porque ya llegó Santiago Arias, quien tiene continuidad en el proceso y oficio en su posición, pero necesitamos un izquierdo que supla a Armero cuando no esté. No se nos puede olvidar que estamos hablando de un Mundial y allá se necesitan los jugadores necesarios para evitar problemas con el primer partido como nos ocurrió en los dos anteriores con Rumania. Eso es de seriedad y proceso y los medios debemos ser claro con la gente para que entienda por cuál camino continuar”.

¿Por qué Colombia se demoró tanto para volver al Mundial?

Se conjugaron muchos factores negativos. Los técnicos, deportivos, de improvisación, de conveniencias y se hicieron muchas cosas malas. Se creyó poco en la verdadera dificultad de la Eliminatoria, se pensó que porque Colombia había estado en tres mundiales seguidos la inercia la seguiría llevando al torneo y no se hicieron méritos para seguir creciendo. El grupo se alejó de su identidad, del trabajo serio, se proyectó menos y se programó menos. Colombia siempre tuvo jugadores, con decir que estuvimos a un gol y un punto de clasificar, sólo que se cometieron muchos errores”.

¿Cuál fue la solución para clasificar?

Perdimos puntos y oportunidades por todos los errores, de ahí que lo mejor fue apostarle a un entrenador extranjero, ya que era la única manera de limpiar un poco el momento que estaba viviendo el país era traer un foráneo, porque habían vetos, conveniencias alrededor de la Selección, convocatorias a dedo, periodistas que sabían, antes que los técnicos, los nombres de los jugadores se llamarían a las selecciones. El ambiente estaba difícil y a partir de la llegada de Pekerman se le dio vida a otro ciclo diferente”.

¿Cómo se prepara el equipo para un Mundial?

Lo que hace el entrenador es empezar a visualizar cuáles jugadores se le pueden acomodar para ese nivel. Uno como futbolista también comienza a pensar en su Mundial, en la titularidad y por eso arranca una pelea digna y justa por un puesto. El nivel futbolístico no se puede proyectar, ya que nadie sabe cómo va a llegar cada uno en mayo y junio. Lo único cierto es que los jugadores que estuvieron en la Eliminatoria tienen un pie por delante y de continuar con ese rendimiento deberán estar en el grupo”.

¿Conviene ser cabeza de grupo?

Si lo tomamos bien es un lindo mérito y se mereció por hacer una linda Eliminatoria. Es un premio a lo que se hizo, pero ninguna ventaja para lo que viene. No sabemos a quiénes vamos a enfrentar por ser cabeza de grupo y nos podrían tocar equipos muy difíciles. Hay una motivación, pero no una ventaja absoluta para nada. La única ventaja que puede tener Colombia en Brasil es jugar bien al fútbol, ser colectivo y fuerte individualmente”.

¿Cómo la Copa Mundo?

Un Mundial son tres partidos y el primer juego define mucho. Un Mundial tiene que jugarse con tremenda concentración, tremenda responsabilidad y con una enorme obligación personal y con mucha identidad, porque se tiene que creer en lo que se tiene respetando a los demás y es una competencia muy pareja. Los pequeños detalles saltan a la vista en un Mundial y son los que hacen diferencia en los partidos. Hay que esperar cómo toman los jugadores ese desafío, si nos hace más grande de lo que somos y si en verdad Colombia es más que en la Eliminatoria, porque para hacer una Copa Mundo hay que ser más grande que la Eliminatoria. Toca esperar si la responsabilidad nos agiganta; ojalá Colombia se agrande, porque tiene con qué”.

¿Faltan otros jugadores en la Selección?

Estoy seguro que Pekerman los ha referenciado a todos, especialmente a los que triunfan en el exterior. Y los que creen que deben llegar tienen que superar en rendimiento a los que están para que los tengan en cuenta. Hay jugadores para tres selecciones, por su gran momento, entre ellos Fredy Montero, Balanta, Ibarbo y Adrián Ramos. Pero no todas las ligas son iguales y eso es determinante. Hay que ir con calma, lo que tenemos que tener es fe y apoyar. Opinemos de acá a mayo, pero apenas Pekerman saque su nómina apoyes para que hagamos un buen Mundial”.

¿Qué opina del descenso del Quindío?

Es duro y doloroso saber que el equipo de la tierra está en una categoría menor a la de su historia. Es triste que no se haya podido sostener, pero todo eso es producto de las malas gestiones en una etapa desastrosa de su manejo. Se perdió el sentido de pertenencia por no tener jugadores de la región, sólo lo acompañan entre 500 y 1.000 espectadores y así es muy difícil. Además, los entes gubernamentales del Quindío tampoco aporta ni se pronuncian, sabiendo que el equipo es de la región así se diga lo contrario, ya que la ficha siempre fue del Municipio y no se sabe cómo llegó a manos de …”.

¿Le gustaría liderar un movimiento para recuperar el equipo?

Con sentido de pertenencia y compromiso se podrían evitar momentos de penuria que se vienen; la ficha sólo se le compra a un dueño y cómo vamos a negociar con alguien que no es dueño. Se corre el riesgo de comprar y en unos cinco años puede aparecer el dueño real a decirnos por qué tienen lo que es mio. De ahí que las autoridades del departamento deben sentar un precedente y definir a quién le pertenece el club, porque las leyes dicen una cosa y los estamentos deportivos otra. El equipo es patrimonio de la región y el supuesto dueño tendrá que justificar sus derechos para que las personas se interesen en el negocio”.

 

Valdano le cree a Colombia

Jorge Valdano le ve posibilidades a Colombia en el Mundial de Brasil.

Jorge Valdano le ve posibilidades a Colombia en el Mundial de Brasil.

Ahora que logró el tiquete con “una generación globalizada”, Jorge Valdano, exjugador campeón con Argentina en México-86 y extécnico del Real Madrid, vaticina que la Selección “será una de las revelaciones de Brasil-2014”.

Siempre y cuando, aclara, “mantenga el nivel, no exceda en confianza, aproveche el ser cabeza de grupo y sus jugadores entiendan que en una Copa Mundo “se juega la vida”.

 ¿Esta Colombia es similar a la de los años novena?

Sí es equiparable con ese gran equipo de los noventa, aunque con algunas diferencias. La antigua Selección estaba conformada por colombianos del país y ahora cuenta con colombianos más globales, capaces de jugar en el exterior, conquistar el mundo y convertirse en referentes de Europa”.

¿Por qué se demoró el país 16 años en volver al Mundial?

Me resulta difícil explicar por qué Colombia llevaba 16 años sin clasificar, cuando tiene cultura futbolística, talento y jugadores extraordinarios en el mundo. No entiendo por qué no tenía el privilegio de estar en los mundiales”.

¿Qué posibilidades tiene Colombia con Pekerman?

José Pekerman es un líder discreto que se conecta muy bien con los jugadores; es un hombre de perfil bajo con conceptos, simples y concretos. Sabe trabajar la mentalidad de sus jugadores y con profundidad. Tiene trayectoria en el Mundial, sabe modificar sobre la marcha los planteamientos, a veces ganó partidos con el banco, sabe hacer especiales a los deportistas y cuenta con jugadores de prestigio que le ayudan a ganar partidos que a veces no se merece y eso en el Mundial tiene un valor extraordinario”. 

¿Qué es un Mundial?

Es algo histórico y complejo, ya que para ganarlo hasta los astros tienen que estar alineados y se requieren de detalles mínimos que terminan siendo especiales en la campaña.

En una Copa Mundo  el estado de ánimo juega mucho y ahí tienen que trabajar los entrenadores, directivos y jugadores para equilibrar las emociones, algo fundamental para alcanzar el éxito, ya que la falta de confianza es un cáncer al igual que el exceso de confianza”. 

¿Favorece jugar en Brasil?

Los latinos tendrán muchas ventajas y favorece la cercanía. Colombia tiene muchas fortalezas y se enfrentará a los grandes, porque tiene un equipo en un gran momento de madurez, con nivel alto. Creo que con Bélgica, por su fútbol, será la revelación del campeonato si no pasa nada extraordinario”. 

¿Qué aportó Pekerman?

El gran proceso del fútbol colombiano lo inició Francisco Maturana y otra serie de entrenadores; Pekerman aprovechó este potencial para sacarle ventaja a cosas que ya estaban y eso tiene muchísimo valor; José no le roba protagonismo al jugador, les ayuda a sentirse importantes y sin hacer ruido, al estilo de Vicente del Bosque, es capaz de lograr grandes cosas”. 

¿Falcao quién es?

Falcaote eleva a otra dimensión, es uno de esos jugadores que ayudan a ganar partidos que a veces no se merecen. Su sola presencia genera confianza en el equipo propio e intimidación en el contrario. Es un grande y tiene la virtud de los mejores goleadores: la simplicidad”.

¿James le hace recordar al Pibe Valderrama?

Si James Rodríguez tiene la convicción del Pibe Valderrama, Colombia puede estar salvada en el Mundial, porque es un joven con talento. Carlos era un hombre de convicciones, no renunciaba a nada, confiaba en lo suyo, le gustaban los retos”.

 ¿Para qué sirve el ranquin de la Fifa?

Me parece que ser cabeza de grupo importa poco, porque el que vaya con confiado a un Mundial merece quedar por fuera ahí mismo. Esta cita es lo máximo que le puede pasar a un jugador, es la culminación de su carrera. Nadie va de vacaciones a un Mundial, todos van a jugarse la vida y por eso ser cabeza de grupo será secundario”.

¿El que viene será el Mundial de Argentina?

Hace 26 años no ganamos el Mundial y necesitamos que nos sustituyan, porque los últimos campeones somos mayores. Por fortuna contamos con una Selección de valores extraordinarios. Tenemos a Lionel Messi para equilibrar lo de 1986 con Maradona y eso es un valor especial que aprovechado con los otros grandes podemos ser protagonistas”. 

¿Cómo se deben transmitir los mensajes?

Está comprobado que el 30 por ciento del éxito de un partido radica en las emociones y eso tiene que ver con el estado de ánimo de los deportistas. Hay tensión, pero se necesita que la gente se comprometa con el trabajo. Un entrenador debe trabajar la pasión, simplicidad, felicidad, el talento, la ética, el vestuario, la palabra y todo lo que sirva para aprender algo nuevo todos los días y no estancarnos”.

A Colombia le sobraron argumentos para volver al Mundial

Mario Yepes llegó a 97 partidos con Colombia y los celebró con los dos goles para el triunfo 2-1 sobre Paraguay en el cierre de la Eliminatoria hacia Brasil-2014.

Mario Yepes llegó a 97 partidos con Colombia y los celebró con los dos goles para el triunfo 2-1 sobre Paraguay en el cierre de la Eliminatoria hacia Brasil-2014.

Colombia superó sus propios miedos y dejó atrás tres eliminatorias de insatisfacciones, porque asumió “el compromiso”, como lo ratificó el técnico José Pekerman, desde el primer partido el 11 de octubre de 2011.

Esa aventura nacional en el premundial, ya que además de los jugadores se vieron involucrados los directivos, en cabeza de Luis Bedoya Giraldo, necesitó de la participación de 35 jugadores de manera directa, aunque fueron 49 los convocados en el proceso que emprendió Leonel Álvarez durante cuatro fechas y prosiguió con éxito Pekerman en las 12 jornadas determinantes.

Terminar con la valla menos vencida de la Eliminatoria, la tercera mejor delantera, superar en puntos las jornadas gloriosas de Chile-62, Italia-90, Estados Unidos-94 y Francia-98 (aunque en las tres primeras se jugó con otro formato) significa que aprendió de las fallas del pasado y potencializó sus fortalezas.

Los puristas dirán que la de Estados Unidos-94 fue la mejor, ya que el rendimiento fue del 83 por ciento, pero en esta oportunidad no fueron seis sino 16 los partidos y en vez de tres hubo que enfrentar a ocho rivales.

Terminar con 30 puntos de 48 posibles significa, de acuerdo con Pekerman, que Colombia hizo bien la tarea, mantuvo la regularidad que hacía falta y con fútbol, táctica, goles y corazón superó los momentos difíciles que aparecieron en las últimas cuatro fechas.

Tenemos que sentirnos orgullosos de la Selección, porque no es fácil culminar en el segundo lugar y llegar al sorteo como cabeza de serie”, repitió emocionado el entrenador Pekerman después del triunfo 2-1 sobre Paraguay.

Y con mucha razón, porque tuvieron que pasar ocho técnicos, cuatro procesos, 70 partidos y casi 200 jugadores para que Colombia pudiera volver al Mundial. Por fortuna lo hace con otra generación dorada que viene en constante crecimiento y tiene renovación, ya que cuenta con jugadores experimentados y jóvenes con roce internacional.

Esas cualidades, más el poder de reacción, tienen al delantero Carlos Bacca en seguir la marcha triunfal “apostándole de nuevo a la unión, a la preparación, la convicción y a la responsabilidad” para volver al Mundial con la idea de ser animador para superar la actuación de 1990, cuando se llegó hasta octavos de final.

Tendremos un equipo importante en esa cita y vamos a trabajar para continuar demostrando los progresos de esta gran generación de jugadores”, prometió Pekerman, quien en noviembre iniciará la preparación con los partidos amistosos.

 

Así fueron las campañas para clasificar 

Brasil-2014

Total

PJ: 16

PG: 9

PE: 3

PP: 4

GF: 27

GC: 13

Puntos: 30

Rendimiento: 62.5%

 Local

PJ: 8

PG: 5

PE: 2

PP: 1

GF: 19

GC: 6

Puntos: 17

Rendimiento: 70,3%

Visitante

PJ: 8

PG: 4

PE: 1

PP: 3

GF: 8

GC: 7

Puntos: 13

Rendimiento: 54%

Técnico: José Pekerman

Posición: 2°

Francia-98

Total Local Visitante

PJ: 16 8 8

PG: 8 6 2

PE: 4 0 4

PP: 4 2 2

GF: 23 13 10

GC: 15 4 11

Puntos: 28 18 10

Rendimiento: 58.33%, 75% 41.66%

Posiciones: tercero

Técnico: Hernán Darío Gómez.

USA-94

Local Visitante

PJ: 6 3 3

PG: 4 2 2

PE: 2 1 1

PP: 0 0 0

GF: 13 6 7

GC: 2 1 1

Puntos: 10 5 5

Rendimiento: 83.33% 83.33% 83.33%

Técnico: Francisco Maturana

Italia-90

Local Visitante

PJ: 6 3 3

PG: 3 3 0

PE: 2 0 2

PP: 1 0 1

GF: 6 5 1

GC: 3 1 2

Puntos: 8  6 y 2

Rendimiento: 66.66% 100% y 33%

Técnico: Francisco Maturana

Chile 62

Total Local Visitante

PJ: 2   1   1

PG: 1   1  0

PE: 1    0  1

PP: 0  0 0

GF: 2   1 1

GC: 1   0  1

Puntos: 3  2 1

Rendimiento: 75% 100% Y 50%

Técnico: Adolfo Pedernera

Posición: 1°

Rendimiento de las eliminatorias de Colombia

 Para el Mundial Suecia 1958: 12,5 por ciento (un punto de ocho posibles)

- Para el Mundial Chile 1962: 77% por ciento (enfrentamiento directo con Perú donde obtuvo 3 de los seis puntos posibles).

- Para el Mundial Inglaterra 1966: 25 por ciento (dos puntos de ocho posibles)

- Para el Mundial México 1970: 25 por ciento (3 puntos de doce posibles)

- Para el Mundial Alemania 1974: 62,5 por ciento (cinco puntos de ocho posibles)

- Para el Mundial Argentina 1978: 25 por ciento (dos puntos de ocho posibles)

- Para el Mundial España 1982: 25 por ciento (dos puntos de ocho posibles)

- Para el Mundial México 1986: 50 por ciento (seis puntos de doce posibles)

- Para el Mundial Italia 1990: 62,5 por ciento (cinco puntos de ocho posibles)

- Para el Mundial EE.UU 1994: 83,3 por ciento (diez puntos de doce posibles)

- Para el Mundial Francia 1998: 58,3 por ciento (28 puntos de 48 posibles)

- Para el Mundial Corea y Japón 2002: 50 por ciento (27 puntos de 54 posibles)

- Para el Mundial Alemania 2006: 44,44 por ciento (24 puntos de 54 posibles)

-Para el Mundial Sudáfrica  42,6 por ciento (23 puntos de 54 posibles)

– Para Brasil-2014 62,5% (30 de 48 puntos posibles)

 

Todos los caminos conducen a Brasil-2014

James Rodríguez le aseguró el repechaje a Colombia hacia Brasil-2014 igualando lo de Italia-90.

James Rodríguez le aseguró el repechaje a Colombia hacia Brasil-2014 igualando lo de Italia-90.

Razones suficientes hay para seguir creyendo en la Selección de Colombia, porque así la derrota 2-0 en Uruguay la haya frenado un poco, mantiene sus posibilidades intactas de avanzar de manera directa al Mundial.

Al combinado patrio le sobra tanta vida en la Eliminatoria que el mismo arquero David Ospina recuerda que “el saber que ya estamos en el repechaje genera felicidad, pero nos quedan dos partidos para ratificar el objetivo que nos tiene muy cerca de Brasil”.

Aunque el técnico José Pekerman se mantiene en que “no miramos las matemáticas, sino que confiamos en la capacidad de este grupo que nos puso a soñar otra vez”, hay que recordar que gracias a los 26 puntos que lo tienen en el segundo lugar, el onceno nacional hasta perdiendo con Chile accederá de manera directa el próximo 11 de octubre.

Todo gracias a que Ecuador y Uruguay se verán en la fecha 17 en Quito y si allá hay un ganador Colombia, mínimo, será cuarta de la clasificatoria que ya tiene 10 selecciones listas .

La idea con este análisis no es pecar de triunfalistas, pero las cosas buenas son para destacar y casi siempre juegan a favor. La Selección está tan bien ubicada que supera el rendimiento de la Eliminatoria de Francia-98 (61,9 por ciento contra 58,3) cuando se clasificó con 27 puntos faltando una fecha por jugar.

Por eso Andrés Orozco, zaguero de Envigado y campeón de la Copa América en 2001, recomienda aumentar la confianza en el grupo, ya que depende de sí mismo, es el tercer mejor local del campeonato y tiene fútbol para asegurar la quinta presencia del país en un Mundial de mayores.

En vez de hacerle cuentas a la Selección, Orozco cree que lo mejor en este momento es empezar a dar ideas para ir a Brasil-2014 a hacer la mejor presentación en la historia de los mundiales.

Opciones para clasificar en Suramérica

 

Equipo Puntos Clasificaría sí… Llegaría

1° Argentina 29 Clasificado

2° Colombia 26 Le empata a Chile 27

o hay ganador entre Ecuador y Uruguay

3° Chile 24 Le gana a Colombia o Ecuador 27

4° Ecuador 22 Va directo ganándole a Uruguay y empatándole a Chile 26

5° Uruguay Va directo superando a Ecuador y empatando con Argentina 26

6° Venezuela Lograría repechaje si le gana a Paraguay y Uruguay o Ecuador pierden los dos juegos por 2 o más goles para mejorar en la diferencia 22

 

En la Selección se impone la continuidad

Colombia se concentrará entre domingo y lunes.

Colombia se concentrará entre domingo y lunes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

José Pekerman ratificó que la continuidad es muy importante para él y convocó a 26 jugadores que ha tenido en gran parte de los once microciclos de trabajo en la Eliminatoria Suramericana.

Teófilo Gutiérrez, atacante, Macnelly Torres y Juan Fernando Quintero, ambos volantes creativos, fueron las principales novedades del grupo que trabajará desde este domingo en Barranquilla para preparar el partido del 6 de septiembre ante Ecuador.

Mario Alberto Yepes y Carlos Sánchez deben una fecha de sanción, pero fueron llamados para que hagan parte de la nómina que viajará al sur para jugar el 10 de septiembre ante Uruguay.

Colombia, según Pekerman, debe mantener la búsqueda de los resultados para seguir acercándose al objetivo que “tenemos todos: el cupo para el Mundial de Brasil-2014″.

Por esa razón el estratega argentino le dio el voto de confianza a la base del plantel que venció 2-0 a Perú en junio y 1-0 a Serbio el pasado 14 de agosto.

“Queremos asegurar la clasificación y por eso sólo pensamos en ganarle a Ecuador”, aseguró Juan Guillermo Cuadrado, jugador de la Fiorentina de Italia que se vinculará al combinado patrio entre lunes y martes.

Los convocados

Arqueros: David Ospina (Niza, Francia), Faryd Mondragón (Deportivo Cali) y Camilo Vargas (Santa Fe).

Defensores: Mario Alberto Yepes (Atalanta, Italia), Luís Amaranto Perea (Cruz Azul, México), Aquivaldo Mosquera (América, México), Carlos Valdés (Santa Fe), Cristian Zapata (Milan, Italia), Camilo Zúñiga, Pablo Armero (Nápoles, Italia) y Stefan Medina (Atlético Nacional).

Volantes: Abel Aguilar (Toulouse, Francia), Carlos Sánchez (Elche, España), Alexánder Mejía (Atlético Nacional), Fredy Guarín (Inter, Italia), Elkin Soto (Mainz 05, Alemania), Aldo Leao Ramírez (Morelia, México), Juan Guillermo Cuadrado (Fiorentina, Italia), Macnelly Torres (Al-Shabab, Arabia Saudita), Juan Fernando Quintero (Porto, Portugal) y James Rodríguez (Mónaco, Francia).

Delanteros: Radamel Falcao (Mónaco Francia), Teófilo Gutiérrez (River Plate, Argentina), Jackson Martínez (Porto, Portugal), Luis Fernando Muriel (Udinese, Italia) y Carlos Bacca (Sevilla, España).

Nacional-Santa Fe es un duelo de campeones

Nacional buscará su estrella 12 a partir del 14 de julio en el Atanasio con Jéfferson Duque y Juan Pablo Ángel.

Nacional buscará su estrella 12 a partir del 14 de julio en el Atanasio con Jéfferson Duque y Juan Pablo Ángel.

Hacía rato que los dos mejores equipos de la temporada no definían un título en Colombia, ya que regularmente llegaban a la final el primero con el último clasificado o los que llegaban en las posiciones secundarias.

Nacional y Santa Fe se encargaron de cambiar esa historia y luego de ser los mejores en los cuadrangulares y la reclasificación (44 puntos de los cardenales contra 42 de los verdolagas) están listos para disputar la edición 77 de la Liga Postobón.

Rendir al 61% en la semifinal y en todo el año tienenen al conjunto capitalino “viviendo algo especial”, como lo ratificó su presidente César Pastrana. Porque además de ser protagonistas de la Copa Libertadores “nos llegó la ilusión de buscar la octava estrella en Colombia para felicidad de todos los hinchas en una era inolvidable en el Santa Fe”.

Este año el conjunto bogotano apaerce con la mejor delantera (39 goles), es el de más partidos ganados (12) y el que menos ha perdido (4 al igual que su rival de la finalísima”. Esos números, sumado a la memoria futbolística que resalta su técnico Wilson Gutiérrez diciendo que “tenemos un trabajo de base de dos años y los ajustes han sido muy pocos, ya que el libreto de buen fútbol y tenencia de pelota está claro”, tienen a los cardenales como serios aspirantes a la corona que ya consiguieron en 1948, 1958, 1960, 1966, 1971, 1975 y 2012-1.

Nacional no se queda atrás, ya que con su media del 58% en la temporada (61% en los cuadrangulares) ratificó que siempre es armado para ser protagonista del fútbol colombiano. Ha tenido sus altibajos, como lo admitió el técnico Juan Carlos Osorio, pero en el último año ha estado en la pelea por los puestos de privilegio, es el segundo más efectivo de la temporada, cuenta con una de las hinchadas más numerosas del país (actualmente es segunda en acompañamiento detrás de la de Millonarios) y tiene jerarquía para conseguir la estrella 12. Las once que tiene las consiguió en 1954, 1973, 1976, 1981, 1991, 1994, 1999, 2005-1, 2007-1, 2007-2 y 2011-1.

A diferencia de su rival de este domingo en el Atanasio Girardot por la definición de la Liga Postobón-I, los verdolagas no están en la final hace dos años, pero es el equipo que más le aporta a la Selección en la era Pekerman: en la última convocatoria puso a Stefan Medina, Álex Mejía y Macnelly Torres.

Este año quedaron 2-2 el único juego que tienen, fue el 9 de febrero. Y al mirar el presente que tienen se puede asegurar que la final no será tan desigual como en 2005-1 cuando quedaron 0-0 en Bogotá y 2-0 en Medellín para que los verdes dieran la octava vuelta olímpica de su historia.

Las cargas son equilibradas, los dos equipos saben lo que es ganar, por algo son los primeros triunfadores en la naciente Superliga, tienen historia en el país (los verdes fueron fundados en 1947 y los cardenales en 1941), cuentan con jugadores internacionales y parten de la tenencia de la pelota. Sólo falta que respondan al favoritismo, aunque hay que recordar que los bogotanos han sido más regulares en su rendimiento, pues los nacionalistas se identifican por los altibajos.

Santa Fe ha ganado dos títulos en el último año: Liga y Superliga, por eso sus aficionados andan felices.

Historial de verdes y rojos

PJ: 217

Triunfos verdes: 86.

Triunfos capitalinos: 64

Empates: 67

Primer juego: Santa Fe 5-Nacional 2, 15 de agosto de 1948 en Bogotá.

Ultimo juego: Santa Fe 2, Nacional 2, febr 9 de 2013, en Bogotá.

12