Dejen a Ofiuco en paz!!

La constelación de Ofiuco, y su posición en el cielo
Imagen tomada de la web española Astrocantabria,
en su artículo Historia de las Constelaciones.

Hola Galileanos!!

2011 comenzó con muchas actividades, y también con una historia que no tiene patas ni cabeza. La constelación de Ofiuco resultó involucrada en un enredo tan absurdo, y a la vez tan lucrativo, que cientos de personas en el mundo se comieron el cuento de que un nuevo signo zodiacal había sido descubierto. Para entender la cosa, resulta que el 13 de diciembre de 2010 el diario The Star Tribune, de la ciudad de Minesotta, publicó una historia curiosa y algo llamativa, y que causó sensación mundial.

Alguien comprendió mal (o entendió lo que quiso) lo expuesto por el profesor Parke Kunkle, y regó el cuento de que un nuevo signo zodiacal había sido descubierto. Semejante tontería no habría pasado a mayores si no fuera porque, de inmediato, esta persona y sus amigos regaron el cuento por medio de las redes sociales, despertando una fiera salvaje y siempre indómita: la insensatez.

Desde el principio
La Unión Astronómica Internacional (IAU), reconoce desde hace varios años, y por su nombre latino, un total de 88 constelaciones (sí, 88. !!Ahora no vayan a pensar que el zodíaco tiene 88 signos!!). En 1930 un grupo de notables personalidades hicieron una tarea importante, cuyos resultados aún respetamos y acogemos en todo el mundo, y se basaron para ello en descripciones del cielo y sus constelaciones, elaboradas por los antiguos griegos, y por observadores y filósofos que desde tiempos inmemoriales apreciaron las formas que, en sus mentes, les sugerían las estrellas observables en el firmamento. Recuerden que en tiempos antiguos, sin televisión o Internet, la mejor manera de pasar el rato era mirando al cielo y comparando cómo se movían los cuerpos más brillantes en el, lo que originó el análisis de trayectorias planetarias y, entre otras cosas, la pregunta por el centro del Universo conocido, destrozada en tiempos de Galileo Galilei y Johannes Kepler, para fortuna nuestra y de toda la humanidad.

El cuento de Minnesota
La diversión comenzó en diciembre, como antes les contaba, porque la gente del Star Tribune dijo que de acuerdo con fuentes de la Sociedad Planetaria de Minnesota, la ubicación en el cielo de las actuales constelaciones que conocemos, dentro del cinturón del zodíaco estaba desfasada, y que aquellas se habían movido de su posición original a lo largo de los últimos 2000 años.

Ese es un tema recurrente y bastante claro para la astronomía, pues bien sabemos que el universo se expande y que todos los objetos que conocemos no están quietos. Entonces, decía el comentarista, era lógio (y lo es) que nuestros signos zodiacales estuvieran errados, pues ya ocupaban posiciones diferentes  a las observadas hace poco más de dos milenios. Como alternativa de solución al tremendo enredo, era factible incluir un decimotercer signo en el paquete, reduciendo los días de duración que actualmente tiene cada uno de los 12 signos zodiacales, dado que aquello no tenía incidencia alguna en el carácter de las personas, y la cosa sería un simple asunto de anécdotas de principios del Siglo XXI (no se me olvida la referencia, disponible aquí, con video y todo).

Y cayeron todos, redonditos…
Si algo caracteriza el sentimiento de insensatez, del que hablé anteriormente, es el hecho de que se expande como una plaga. Ante la propuesta emitida por el entrevistado en el Star Tribune, miles de personas enloquecieron protestando porque les iban a cambiar su signo actual. Es un hecho que la humanidad cuenta hoy en día con muy pocos astrólogos, o cuando menos con muy pocas personas que se dediquen seriamente a los estudios antiguos relacionados con el tema, en tanto abundan, por calles y avenidas, nubes de impostores y charlatanes que juegan a ser adivinos, sembrando esperanzas o derribando sueños de quien se queda con lo que sí le gusta y niega lo que no le parece. Supe de alguien a quien le dijeron que iba a estrellar su carro ese día en especial, y ante semejante sugestión, terminó contra el bómper trasero de un bus a menos de 5 cuadras del consultorio del experto. Así, cualquiera…

En fin, que la cosa rodó con tal intensidad que las redes sociales se abarrotaron de mensajes de saludo y ataque a la nueva constelación. Ofiuco es un Dios Griego rodeado por una serpiente, y su historia contiene tanto de amable como de cruel. Cosas de los dioses griegos, sin duda alguna. En CNN (la crisis de identidad por el cambio de signo, por un lado, y el video con el tema tratado a fondo, por el otro, un poco más abajo), Fox, Univisión, la Revista Semana y toda suerte de medios informativos mundiales le dieron cabida al tema del mes. Ya ven que Macondo tiene sedes y embajadas en cualquier parte del mundo.

El video de CNN sobre el cambio de signo zodiacal de la humanidad.
fuente: CNN

¿Y entonces, qué de qué con Ofiuco?
Por un lado, saltó a la fama como una de las 88 constelaciones avaladas por la IAU y por toda la humanidad. Por otro, conseguimos que poco a poco entendamos las enormes diferencias entre dos grandes mundos que nacieron de la misma fuente: es innegable que la astronomía es hija directa de las prácticas adivinatorias de la astrología, dado que sólo tuvimos telescopio y observación profunda del cielo, con instrumentos ópticos, con los primeros desarrollos de la edad antigua y con el perfeccionamiento instrumetal ya reconocido a Galileo. Sin embargo, el hecho de que en pleno siglo XXI se quiera hacer creer que la ciencia anda por ahí, buscando pastiempos astrológicos o cosas insulsas para divertirse, no tiene asidero alguno. Menos aún, es más que claro que no tenemos presidentes ni reyes dependiendo ,para sus deciciones, de lo que les diga el astónomo de cabecera, como sí sucedía en las más antiguas edades y civilizaciones (bueno, cosas se ven y casos habrá. Vaya uno a saber…).

El hijo del dios Apolo y de la humana Corónide sigue dispuesto en el cielo de todas las noches, esperando la ausencia de nubes para que podamos observarlo, mientras que aún a estas alturas, del siglo y de la historia, todavía habrá alguien lanzando Tweets o cambiando su estado en el perfil de Facebook con la inconsolable tragedia del cambio de signo zodiacal. Hasta hubo quienes se atrevieron a decir que todo estaba conectado con profecías mayas  y con pesadillas de Nostradamus y, aunque no niego (ni lo haré) que no hay nada mejor que disfrutar de nuestro derecho a la ignorancia, me entristece el hecho de que tantos medios, serios o no, hayan dado rienda suelta a un asunto que bien pudo verificarse con gran facilidad y certeza, más allá de la expolsión inmediatista de las redes sociales.

Líbranos, Señor, de tanta insensatez.

Referencias

  1. La entrada original en el Star Tribune, de Minesotta.
  2. Portal español Publico.es: Ofiuco y las mentiras del Zodíaco.
  3. Portal español 20minutos.es: La noticia del cambio de las fechas de los horóscopos revoluciona Internet.
  4. Portal Pijamasurf.com: No, tu signo no ha cambiado.
  5. Blog Por la Boca Muere el Pez:  Ignorancia globalizada en red y camnios en el Zodíaco.
  6. Cosmos, Blog del Diario El Mundo (España): Ofiuco no es un descubrimiento astronómico.
  7. Constelación de Ofiuco, en Wikipedia.
  8. Ofiuco, como asunto astrológico, en Wikipedia.

Soy Juan Pablo Ramírez, un apasionado de la ciencia y la tecnología, en especial del mundo en crecimiento de Internet. Hace años, desde cuando era muy niño, tengo en la mente el instante en el que mi papá me llevó a conocer el Planetario de Medellín. Con apenas un año de funcionamiento, y en quinto grado de primaria, recuerdo una mañana de domingo en la que pude disfrutar de una proyección que aún hoy se proyecta para los niños de Medellín: "La luna visita al sastre", y que toca el tema de las fases del satélite natural de la Tierra. Con base en las fases de la luna, y con la experiencia inolvidable del paso del cometa Halley, mi pasión por el cielo y por la astronomía tuvo un espacio idóneo para crecer y fortalecerse. Hoy con ustedes, los amigos del Blog Galileanos, puedo darle rienda suelta al sueño de conformar una gran comunidad de observadores del cielo en la Medellín que habitamos y que tanto queremos. Sque su telescopio, sus binoculares o simplemente sus ojos!! La noche nos espera llenos de atractivos únicos, de historias y mitologías inolvidables, que poco a poco y con paso firme, se quedan grabadas para siempre en la memoria y en los mejores recuerdos. Este Blog es tan suyo como la luna y las estrellas, así que adelante!! Úselo y disfrute del mundo que nos rodea!!

7 comments

  1. pablo correa   •  

    excelente artículo juan pablo. Esta muy entretenido para leer, abonándole que nos informa acerca de lo disparates que salen del sensacionalismo que manejan nuestros medios de comunicación.

  2. Daniel   •  

    Lo cierto es que esta informacion fue mas un ataque a la astrologia que un “pasatiempo astrologico” Sus difundidores pretendian ridiculizar la astrologia(como si hiciera fata este argumento para ello)
    Sin embargo se basa en una idea absolutamente erronea de pensar que las constelaciones afectan al horoscopo. Los signos del zodiaco se definen por una divsion matematica del espacio que rodea a la tierra, cogiendo cada sector el nombre de una constelacion, pero es solo el nombre de la constelacion lo se tiene en cuenta y no la posicion de la constelacion en si.
    En fin, lo sorprendente es que esta noticia vuelva a resurgir 5 años despues…

  3. lordgerson   •  

    muy Buen Articulo. es bueno que se aclaren estas situaciones para la gente incredula q asi se les compruebe cientificamente aun asi, no van a creer, deben de tener en cuenta q debido al movimiento de presecion de la tierra el sol ya no esta el dia q naci donde segun la astrologia dice q estaba, q segun eso es la base para decir q soy del signo tal. Ojala explicaran en TV mas sobre esto para la gente q no sabe. yo no sabia sobre la noticia, un amigo me pregunto y le explique sin saber q era una noticia de impacto en esto dias.

  4. Luis   •  

    Menos mal ni caracol y RCN vieron esta información antes, porque sino se arma la de troya en Colombia

  5. Manuel B. Rojas   •  

    Excelente artículo… A ver si nos dejamos de charlatanerías y dejamos de creer en el fin del mundo, los Mayas y Nostradamus, y nos dedicamos más bien a pensar que la vida es un asunto que nos toca resolver a nosotros mismos.

  6. Juan Carlos   •  

    Es claro que las fechas de las constelaciones del zoodiaco se han desplazado, pues como bien se expresa todo esta en movimiento. Ese hecho per se no desvirtua el análisis astrologico. Lo que si hace es callar a muchisimos charlatanes.

  7. Jorge   •  

    Es increible el poder de la sugestión.
    No entiendo cómo la gente piensa que la posicion de los astros pueden afectar la conducta humana y lo peor, algunos solo compran la prensa para leer el horoscopo !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>