InSer_BLOG-semana-3-Sept-02

Infertilidad: emociones encontradas para hombres y mujeres

El campo de las emociones es un mundo por explorar en el ser humano.  Y aunque siempre se ha dicho que, a la hora de sentir, los hombres y las mujeres parecen de planetas diferentes, en el momento de enfrentar un problema en común es necesario llegar a acuerdos para vivir en armonía un proceso tan doloroso para dos personas que tienen un proyecto de vida en común.

La infertilidad es una novedad que muchas parejas no esperan, y, por ende, es un momento que se vive con muchas preguntas por parte de ambos.  Y aunque es normal sentir tristeza ante un diagnóstico inicial de infertilidad, a medida que pasa el tiempo hombre y mujer van mostrando emociones mucho más profundas frente al tema, las mismas que tienden a crear fricciones en la relación por causa de las diferencias que cada uno tiene a la hora de abordar los desafíos que la infertilidad, como cualquier otro reto para el ser humano,  implica para dos personas que quieren formar una familia.

 

Diferencias que marcan

Para la mayoría de las mujeres, recibir un diagnóstico que sugiere dificultades a la hora de tener un bebé se convierte en un tema del que es necesario hablar e informarse. Por eso, muchas optan por conversar con sus familiares, amigos y otras personas cercanas con el fin de desahogar sus emociones y encontrar apoyo ante esa difícil circunstancia. También, es común que la mujer que conoce que tiene problemas para embarazarse se informe por diferentes medios sobre las circunstancias puntuales de su caso, y es ahí donde se refugia en el internet, las redes sociales, los foros y otros medios para conocer casos similares, entender la magnitud del problema y la manera de solucionarlo.

En cambio, el tema de la infertilidad en los hombres se maneja, en la mayoría de los casos, con silencio y mayor recato.  Los especialistas en psicología saben que el hombre se muestra más racional, pensativo y distante ante el problema, y que necesita refugiarse en sí mismo  para evitar pensar mucho sobre esta situación. Eso no significa que el hombre no sienta tristeza, dolor o ansiedad frente a la idea de no poder tener hijos: simplemente, su manera de reaccionar ante este problema es diferente a los de su pareja, y es así como encuentra recursos para evitar caer en la desesperanza y la depresión ante el escenario de no poder formar una familia.  

En esta diferencia de abordar una misma situación es donde comienzan los problemas en una pareja que debe afrontar la infertilidad como parte de su día a día: mientras ellas se quejan de que su compañero parece indiferente ante un problema que es doloroso para ambos, ellos argumentan que sus parejas parecen obsesionadas con el tema de la infertilidad, lo que llega a abrumarlos y a estresarlos en la mayoría de los casos.

Antes de llegar a ese momento de tensión o incluso cuando ya se está viviendo esa etapa, es necesario contar con un acompañamiento psicológico centrado en la infertilidad, porque este choque de emociones puede conducir a problemas muchos más graves dentro de la pareja como peleas, discusiones y otras consecuencias que pueden desestabilizar la relación y desdibujar la lucha que sólo entre ambos pueden dar.  Sólo reconociendo las diferencias y llegando a acuerdos de cómo manejar el tema de la infertilidad es que dos personas que desean tener un bebé pueden encontrar la manera de vivir el proceso de una manera más tranquila y saludable para ambos.

Si requieres de una asesoría profesional para enfrentar tu propio caso de infertilidad, consulta con un experto en psicología de la fertilidad humana para aprender a manejar esta situación. Con un acompañamiento psicológico a tiempo, muchas parejas podrán matizar sus fricciones frente al tema de tener un hijo.

 

Grupo InSer.

El apoyo psicológico en la fertilidad

InSer_BLOG-semana-1-Sept-02

 

Para una pareja que espera formar una familia en el corto plazo, un diagnóstico que indique que existen problemas en su fertilidad puede ser un tema que le cambia la vida para siempre. La importancia del apoyo psicológico es fundamental para superar las emociones negativas que este momento implica para la vida de cualquier persona.

El escenario es claro: una pareja se dispone a encargar un bebé lo antes posible, con el fin de lograr el sueño de formar una familia. Pasan los meses, y el anhelado “positivo” parece no llegar.  Ambos, hombre y mujer, se llenan de preguntas, de dudas, de tristeza. “ Ya llegará” dice la familia. “Deben tener paciencia” dicen los amigos. Cansados de tanta espera, deciden ir a un especialista que examine su caso. Después de exámenes, ecografías y otros procedimientos, reciben la noticia que no quieren recibir: ella, él, o ambos tienen dificultades en su fertilidad que les impiden tener un bebé. El mundo parece derrumbarse, parece que no hay salidas.  Es necesario buscar ayuda, tanto a nivel físico como emocional.

Muchas parejas que han pasado por esta situación saben de la importancia del apoyo de un especialista en psicología en el proceso de buscar alternativas para vencer la infertilidad, pues las emociones que rodean a una pareja que sabe que tiene dificultades para tener hijos pueden rodear la ansiedad, la depresión, los sentimientos de derrota y otros estados de ánimo que no sólo pueden interferir en la armonía de la pareja sino en el rendimiento laboral y en las relaciones con los demás.

Según expertos en psicología, el tratamiento emocional de la infertilidad es similar al de una enfermedad crónica, y, aunque es normal que se sienta tristeza y confusión ante el diagnóstico inicial, cuando una persona deja de experimentar alegría o placer en las cosas que antes disfrutaba, cuando no quiere salir de su casa o rodearse de sus seres queridos por temor a hablar del tema o cuando el deseo de tener un bebé se convierte en una obsesión tal que no se dejar de pensar en  ello, se hace necesario contar con la asesoría de un experto para poder canalizar estas emociones y vivir el proceso de la manera más tranquila y armónica posible.

El acompañamiento psicológico en la fertilidad no sólo sirve para que la persona adquiera el control sobre sus emociones de manera individual sino que, por medio de estas charlas con el especialista,  se pueda fortalecer la relación de pareja para que ambos logren afrontar de la manera más positiva el camino que deben recorrer para lograr tener a su bebé. Se sabe que el hombre y la mujer afrontan la infertilidad de manera distinta, y, por lo tanto, es necesario conocer las emociones del otro para evitar problemas que interfieran en el deseo de la pareja de tener a su bebé.

El acompañamiento psicológico ayuda a que una pareja acepte su diagnóstico y obtenga las herramientas necesarias para tomar decisiones y buscar alternativas en pro del sueño de formar una familia. Hablar del tema es reconfortante para muchos, pues de esta manera entienden que no están solos y que existen diferentes caminos para hacer este deseo una realidad.

Consulta con un especialista en el tema y así el camino de la búsqueda de un bebé será más llevadero para ti y para tu pareja.

40 años de la primera bebé probeta

blog-probeta-2

 

1978 es un año en que la ciencia cambió para siempre. El 25 de julio nació Louise Brown en la ciudad de Bristol, en Inglaterra, y sus padres, Jhon y Lesley, estaban fascinados con la llegada de su pequeña. Pero el nacimiento de esta niña no fue uno más: fue la primera vez en la historia que nacía un bebé por medio de la Fertilización In Vitro, una técnica que desde entonces es practicada en todo el mundo y que ha brindado la posibilidad a millones de parejas en el mundo a lograr su más preciado sueño: ser padres. Continuar leyendo

Reversión de la vasectomía, una alternativa para recuperar la fertilidad masculina

InSer_BLOG-semana-3-02

 

Con el pasar de los años, los métodos de planificación familiar dejaron de ser un tabú entre las parejas para ser un tema de conversación cada vez más habitual entre ellas. De esta manera, son muchas más las personas que se informan sobre las alternativas que tienen para no tener hijos a mediano y a largo plazo y así tomar decisiones al respecto. Continuar leyendo

¿ En qué consiste la laparoscopia diagnóstica y quirúrgica?

InSer_BLOG-semana-2-02

A lo largo de sus vidas, muchas mujeres pueden sufrir de diversas enfermedades en su útero que requieren de toda su atención para evitar problemas en su salud y en su fertilidad a corto y a largo plazo.  Y aunque no todas las pacientes que padezcan problemas en su útero deben necesariamente someterse a una histeroscopia diagnóstica y quirúrgica, para muchas es necesario conocer más sobre este procedimiento médico. Continuar leyendo

Laparoscopia y fertilidad

InSer_BLOG-semana-1-02

 

La laparoscopia diagnóstica y quirúrgica es una técnica muy utilizada en la medicina, especialmente en los campos de la ginecología y la fertilidad. Conoce más en el siguiente artículo. Continuar leyendo

¿Cómo afrontan los hombres el tema de la infertilidad?

InSer_BLOG-semana-4-02

 

 

Al recibir un diagnóstico de infertilidad, las personas afectadas reciben una noticia que les cambia por completo la concepción de la vida. Para los especialistas, el abordaje emocional de la infertilidad es similar al de una enfermedad crónica, por lo que es importante que se afronte esta situación de la mano de un experto en psicología de la reproducción humana. Continuar leyendo

Factores que ponen en riesgo la fertilidad masculina

 

Blog-2

 

Los hombres también deben estar atentos al cuidado de su fertilidad para poder cumplir el sueño de tener hijos en el futuro. Razones por las cuales se puede poner en riesgo la fertilidad masculina, a continuación. Continuar leyendo

Tips para cuidar la fertilidad masculina

InSer_BLOG-semana-2-02

 

A la hora de hablar de fertilidad, es vital que el hombre también se haga responsable del cuidado de su salud y esté atento a los posibles cambios que puedan originar dificultades en un futuro. Más información en el siguiente artículo.

Continuar leyendo

Los mitos sobre la fertilidad masculina

InSer_BLOG-semana-1Junio-02

 

Hablar del tema de la fertilidad nunca será fácil. Y es que, independiente de las causas por las que una pareja no pueda tener hijos, enfrentar un diagnóstico de infertilidad crea problemas tanto físicos como emocionales entre dos personas que tienen un objetivo en común: convertirse en padres. Continuar leyendo