¿ En qué consiste la laparoscopia diagnóstica y quirúrgica?

InSer_BLOG-semana-2-02

A lo largo de sus vidas, muchas mujeres pueden sufrir de diversas enfermedades en su útero que requieren de toda su atención para evitar problemas en su salud y en su fertilidad a corto y a largo plazo.  Y aunque no todas las pacientes que padezcan problemas en su útero deben necesariamente someterse a una histeroscopia diagnóstica y quirúrgica, para muchas es necesario conocer más sobre este procedimiento médico. Continuar leyendo

Criopreservación de óvulos para mujeres con cáncer ¿en qué consiste?

 

InSer_BLOG-semana-4-Mayo-02

Cuando una mujer es diagnosticada con cáncer, muchas preguntas pasan por su mente. Además de enfrentarse a una enfermedad que genera diversas emociones,  su perspectiva hacia el futuro cambia radicalmente. Una de las dudas más frecuentes que tienen estas mujeres están íntimamente relacionadas con su fertilidad: ¿Después del cáncer, podré intentar quedar en embarazo? La respuesta, en la mayoría de los casos, es sí.  Continuar leyendo

¿Cómo afrontar un diagnóstico de infertilidad desde la parte emocional en la pareja?

 inser_blog_fertilidad_infertilidad_pareja_emociones_psicologia_bebe_emabarazo

Para una pareja que desea tener un hijo, un diagnóstico de infertilidad puede causar una decaída emocional tan fuerte que muchos sienten que el mundo se les acaba. La culpa, las preguntas sin respuesta y la angustia de no poder hacer ese sueño realidad desembocan una incertidumbre tan fuerte que puede dañar su autoestima y la armonía con su pareja. Continuar leyendo

Donación de óvulos, otra forma de regalar vida.

donacion-ovulos-mujer-bebe-sueno-pareja-cancer-infertilidad_femenina-infertilidad-fertilidad

Cientos de parejas no pueden cumplir su sueño de ser padres porque los óvulos en la mujer han perdido su calidad por la edad o simplemente han perdido sus ovarios por algún motivo. Estas parejas tienen en la donación de óvulos su única esperanza para lograr un embarazo y de esa manera, el hijo que tanto han soñado.

A diferencia de los hombres, cuyos testículos producen espermatozoides nuevos todos los días de su vida, las mujeres solo producen óvulos en sus ovarios hasta el 5to mes de vida fetal. Esto quiere decir que una mujer nunca produce óvulos nuevos desde el momento en que nace.  Los ovarios guardan los óvulos producidos en la vida fetal para utilizarlos durante la vida reproductiva que inicia desde el comienzo de los periodos menstruales hasta que llega la menopausia. Por eso a medida que avanza la edad en la mujer, el número y la calidad de los óvulos va disminuyendo inexorablemente.  Sin embargo, a pesar de que los ovarios envejecen a un ritmo acelerado, el útero no. Por ello este último es receptivo a un embarazo hasta  edades muy avanzadas. Esto permite que, con una preparación adecuada del útero, estás mujeres puedan lograr un embarazo mediante la donación de óvulos.

Las donantes de óvulos idealmente son mujeres muy jóvenes y sanas. Deben ser menores de 30 años y haber tenido hijos sanos. Además no deben existir enfermedades hereditarias serias en su familia. Antes de donar se les deben realizar exámenes para descartar la presencia de infecciones potencialmente transmisibles por medio de la sangre, los tejidos o los fluidos corporales. También se estudia su salud genética mediante exámenes de sus cromosomas y/o detección de genes potencialmente peligrosos. Por último, su salud emocional y sicológica es evaluada mediante pruebas especializadas y entrevistas con un profesional de dicha área. Una vez han superado todas estas pruebas las candidatas a donar óvulos son ingresadas a una lista de donantes potenciales a partir de la cual se realiza una selección que se ajuste al máximo posible a la características de la mujer que requiere la donación de óvulos.

Una vez se ha realizado la selección de la donante, sus ovarios son estimulados mediante medicamentos orales y/o inyectados durante aproximadamente unos 8 a 10 días. Al alcanzar la madurez de los óvulos, estos son extraídos de los ovarios por aspiración vía transvaginal y bajo sedación. Estos son fecundados en el laboratorio con espermatozoides de la pareja que requiere la donación, formando así los embriones, que 3 a 5 días más tarde son depositados en el útero de su madre.

Las donantes pueden donar óvulos en repetidas ocasiones. Aunque el procedimiento no afecta su salud o su reserva ovárica, en general se acepta que un máximo de 6 donaciones es prudente. Una vez extraídos los óvulos se les recomienda iniciar pastillas anticonceptivas, que mantienen sus ovarios en estado de reposo hasta el momento en que se requiere una nueva donación de su parte.

De acuerdo con la legislación Colombiana, la donación de óvulos debe realizarse de manera anónima en ambas vías. Las donantes no tienen ningún derecho ni ningún deber sobre los bebés resultantes de su donación de vida. Además debe ser un acto completamente voluntario y sin ningún tipo de constricciones.

Como ven, la donación de óvulos, es un acto de gran generosidad, que ha permitido a miles de parejas formar una familia, cuando creían haber perdido todas sus esperanzas.

Juan Luis Giraldo
OBGYN
Especialista en Reproducción Humana
Grupo InSer

Fertilidad y cáncer. Expectativas futuras frente a un embarazo

cancer-fertilidad-hombre-mujer-paciente_oncologico-familia-tratamiento-bebe-infertilidad

Los tratamientos de quimioterapia y  radioterapia pueden afectar la fertilidad masculina y femenina provocando tanto infertilidad temporal como permanente, por eso considerando las altas expectativas de vida que tiene el cáncer si se detecta a tiempo, es muy importante que los pacientes conozcan sus alternativas para preservar la fertilidad.

Entendiendo los conceptos

La infertilidad permanente en los pacientes que enfrentan estos tratamientos, puede darse porque se utilizan medicamentos con efectos secundarios en otros órganos (quimioterapia) y radioterapias, que pueden afectar la reserva ovárica en la mujer así como alterar sus hormonas y dañar las células que producen los espermatozoides en el hombre.

Por esta razón los oncólogos deben poner en conocimiento de aquellos pacientes que vayan a tratarse con dichos métodos, sus alternativas futuras en cuanto a la fertilidad y determinar en cada paciente los riesgos y daños que se puedan producir, ya que el efecto es diferente dependiendo del tratamiento que se reciba y otra serie de factores como el tipo de cáncer, dónde está ubicado, la edad, la salud general y la respuesta al tratamiento.

Expectativas futuras

Así que es importante consultar con un especialista en fertilidad si es posible, antes de iniciar el tratamiento,  sin olvidar en todo caso que lo más importante es preservar la propia vida y que de ninguna manera se debería aplazar el tratamiento contra el cáncer.

En la mujer, el método más reconocido de preservación de la fertilidad  es la Vitrificación de Óvulos, donde a través de un procedimiento relativamente sencillo, las mujeres menores de 37 años podrán congelar un número limitado de óvulos, que luego serán fertilizados en el laboratorio y transferidos a la paciente cuando decida ser madre o haya total tranquilidad de que la enfermedad se ha superado. Los hombres a su vez, pueden congelar su semen siempre siguiendo las indicaciones del especialista y conservarlo en un Banco de Semen.

Es de aclarar que en ocasiones, algunas personas recuperan la fertilidad de forma espontánea, sin embargo, si este no es el caso y conservan óvulos o espermatozoides en el Banco de Gametos, pueden a recurrir a técnicas de reproducción asistida y así alcanzar el sueño de ser padres.

Grupo inSer

Yo no quería ser mamá, pero ahora… tal vez sí

17104712 - portrait of doubtful looking beautiful young brunette

“Desde que nacen, las mujeres contienen en sus ovarios una cantidad definida de óvulos, que año tras año se va reduciendo y perdiendo calidad.”

Hoy en día se debate mucho el tema sobre si la realización de una mujer depende del poder ser madre; hay posiciones a favor y en contra y queremos que sepas que sea cual sea tu posición es completamente respetable, porque la maternidad bajo ninguna perspectiva define la esencia de una mujer. Tener hijos debe ser una decisión libre, espontánea y que nace del corazón. Ese sentimiento se despierta muy temprano en algunas mujeres y en otras no aparece o lo hace tardíamente.

En este punto quisiéramos hacer un alto, porque todos los días nos llegan mensajes de mujeres angustiadas que desean un embarazo que antes nunca tuvieron dentro de sus prioridades; que tomaron durante muchos años precauciones para no quedar en embarazo o incluso recurrieron a procedimientos radicales como la ligadura de trompas.

Mujeres que de forma tardía replantean su posición porque la vida les cambió: encontraron una nueva pareja, lograron la estabilidad económica que siempre habían soñado o simplemente se dieron cuenta que no querían estar solas el resto de la vida, y entonces lo que por años evitaron se convierte en una obsesión. Para ellas tener bebé se vuelve una carrera contra el tiempo.

A los 40 años la fertilidad se reduce considerablemente y asistir a un Centro de Fertilidad ya no es una opción sino una necesidad. Por eso queremos presentarte todas las opciones que debes considerar si dentro de tus planes está (o no) tener un hijo después de los 35.

Siempre será mejor tener un plan B

Es probable que ya hayas escuchado sobre la criopreservación de óvulos, una técnica que cada vez toma más fuerza y que se presenta como una alternativa para postergar la fertilidad en mujeres menores de 38 años. Desde que nacen, las mujeres contienen en sus ovarios una cantidad definida de óvulos, que año tras año se va reduciendo y perdiendo calidad, con un pico de fertilidad entre los 20 y 30 años y un descenso significativo después de los 35 años.

Con la criopreservación lo que se busca es conservar óvulos de la mujer cuando está joven para que pueda usarlos más adelante en tratamientos de reproducción asistida, incluso si supera los 40 años.

Conservar los óvulos a partir de los 30 años es como tener un Plan B de fertilidad, que puedes o no usar más adelante; todo depende de tus planes de vida. Lo que sí es claro es que te dan la tranquilidad de saber que, si reconsideras la maternidad en una edad no tan fértil, puedes recurrir a ellos.

Detecta si tienes un problema de fertilidad

Si llevas más de 6 meses buscando un embarazo sin conseguirlo y tienes más de 35 años, te recomendamos consultar con un especialista para realizar estudio completo de fertilidad, donde te evalúa a ti y a tu pareja para determinar la causa del problema y recomendar el tratamiento reproductivo indicado.

En el campo de la Fertilidad podemos ofrecerte muchas alternativas, que van desde técnicas para inducir la ovulación hasta tratamientos de reproducción asistida como la fertilización In-vitro, todo depende de la condición médica, edad y las condiciones de la pareja.

Debes tener en cuenta que, en cualquier caso, el tiempo es un factor importante, que puede jugar a tu favor o en tu contra. Por eso te recomendamos consultar tan pronto identifiques que puedes tener un problema para la concepción de un embarazo.

Finalmente, y aunque está claro que la realización personal de una mujer no depende de si es madre o no, es importante tener presente que la vida puede dar un giro inesperado y la forma como lo enfrentes determinará en gran parte el que alcances tu objetivo final.

 

Grupo inSer.

Lo que ellos deben de saber sobre la fertilidad

hombres_fertilidad_familia_problemas_cancer_infertilidad_reproduccion-asistida_hijos_embarazo_espermatozoides

Durante muchos años se creyó  erróneamente que la responsable de los problemas de fertilidad era la mujer, sin embargo, con la evolución de la ciencia y los estudios de fertilidad, se logró desmontar ese mito y hoy sabemos que el hombre  aporta un 30% de causas de infertilidad por sí solo y que comparte un 30% más con la mujer.  Este cambio de paradigma no solo ha permitido llegar a diagnósticos más acertados, sino que ha sensibilizado al género masculino, que hoy asume un papel más activo en la búsqueda del embarazo.

Ante esta realidad es relevante que los hombres al igual que las mujeres se hagan conscientes y responsables de su fertilidad, y aunque la edad no afecta significativamente la calidad de los espermatozoides, como sí lo hace en los óvulos, hay otro sinnúmero de afecciones que pueden condicionar la fertilidad masculina, detectarlas a tiempo o tomar medidas como la preservación de semen, pueden cambiar el panorama futuro para muchos hombres.

Este es el caso de pacientes diagnosticados con cáncer que deben someterse a quimioterapias para eliminar las células cancerígenas de su cuerpo, procedimiento que puede llegar a afectar sus tejidos o  células germinales que son aquellas de las que surgen los espermatozoides, haciendo que su fertilidad decaiga significativamente, así como la de aquellos que deben  realizarse  cirugías pélvicas o del sistema genitourinario, como la vasectomía, la prostatectomía, entre otras.

En todo caso nuestra recomendación a la hora de enfrentar un diagnóstico que ponga en riesgo la fertilidad, es consultar con el urólogo para validar el camino a seguir, informarse a tiempo es prevenir que la búsqueda  del embarazo sea algo largo y agotador tanto para la mujer como para el hombre. Estar conscientes de todo ello, hará que las probabilidades de un embarazo aumenten, que su desarrollo normal y que la pareja al final del camino pueda disfrutar de su sueño, el de ser padres.

Conoce nuestro servicio sobre la congelación del esperma en www.inser.com.co/congelacion-y-almacenamiento-banco-de-semen/

 

Grupo inSer

Embarazo doble ¿moda o riesgo para la salud?

hablemos-de-fertilidad_embarazo_embarazo-doble_embarazo-multiple_mellizos_gemelos_programar-embarazo_reproduccion-asistida

Durante los últimos años, se ha puesto de ‘moda’ que los famosos tengan gemelos o mellizos de manera muy común. Múltiples casos de personajes de farándula nacional e internacional han aparecido en la escena mediática con sus dos recién nacidos.
Pero ¿cuál es el origen real de estos embarazos? ¿coincidencia? ¿producto de tratamientos de fertilidad?, es en realidad un embarazo de gemelos ¿un evento seguro para la mamá y sus bebés?
Trataremos en este blog de contestar estas preguntas y desmitificar un poco los conceptos que hay con respecto a este tipo de embarazos.

Para empezar, es importante saber que el cuerpo de la mujer está diseñado para tener un solo bebé dentro de su útero. Por ello, un embarazo múltiple sea de mellizos, trillizos o de mayor orden, es algo que consideramos, desde el punto de vista profesional, no tan fisiológico y que expone tanto a la mamá como a los bebés a ciertos riesgos médicos. Estos riesgos incluyen hipertensión, pre-eclampsia, diabetes gestacional, problemas placentarios, partos prematuros, etc.
El porcentaje de posibilidad de un embarazo, hablemos de mellizos, en la población general es más o menos del 1% al 2%. Es decir, de 100 mujeres que se embarazan de manera espontánea, 1 o 2 tendrán embarazos dobles. Los embarazos de trillizos o de mayor orden por vía natural, se presentan en porcentajes menores al 1%.
Sin embargo, cuando practicamos tratamientos de reproducción asistida, tratamos de mejorar las posibilidades de lograr un embarazo, por lo que buscamos obtener un mayor número de óvulos y esto, aumenta el riesgo de tener un embarazo múltiple, incluso hasta 15% a 20% de los casos.
Cabe aclarar, que el objetivo de un tratamiento de fertilidad es que la madre tenga un solo hijo, no dos ni tres. Un embarazo de mellizos lo consideramos como un efecto adverso, un resultado no ideal, porque se pueden presentar complicaciones durante el embarazo o el parto, que son claramente mayores si lo comparamos con un embarazo de un solo hijo.
Ahora bien, muchas veces las parejas con problemas de fertilidad, que llevan muchos años buscando tener hijos, ven como una solución el tener un embarazo doble de una vez; con esto se resuelven el problema de forma definitiva y no tienen que hacer tratamientos futuros. Esto aplica para parejas famosas y parejas de gente común y corriente.
También es cierto que en ocasiones las mujeres famosas congelan sus óvulos cuando son jóvenes, lo que conlleva a realizar tratamientos de fertilidad en el futuro que aumentan el riesgo de embarazos múltiples y esto, no siempre es algo premeditado, lo que vemos es que se hace mucho más eco a estas noticias cuando se trata de gente popular.

Por otro lado, en muchas ocasiones, parejas sin problemas de fertilidad desean buscar un embarazo gemelar de manera intencional, pero esto no es algo muy recomendable  debido a los riesgos que hemos mencionado previamente y no creo que desde el punto de vista médico, exista un profesional de la reproducción asistida que busque un embarazo gemelar de forma inducida, porque sería poner en riesgo a la futura mamá y sus bebés.
Si se presenta un embarazo gemelar, sea por vía natural o como resultado de un tratamiento de reproducción asistida, es importante tomar todas las precauciones necesarias para prevenir las complicaciones. Dentro de éstas precauciones están vigilar la dieta, evitar el aumento de peso, realizar ejercicio y llevar los controles con un especialista en alto riesgo. En la mayoría de ocasiones, seguramente se logrará un final feliz.

 

Dr. Germán David Ospina 
Ginecólogo, Especialista en Reproducción Humana
Grupo inSer

Cómo Disminuír el Efecto Negativo de la Quimioterapia sobre los ovarios: Sirve para Algo la Coadministración de Algún Fármaco Protector?

Qué es un fármaco protector

Se sabe que la quimioterapia lleva a un riesgo de falla del ovario de aproximadamente un 40% en mujeres en edad reproductiva, que  puede ser inclusive del 100%  cuando se da en forma combinada como preparación para un trasplante de medula ósea.  Un  fármaco protector sería aquel que disminuye la destrucción de los óvulos durante el tratamiento con la quimioterapia evitando así el riesgo de falla ovárica.  La falla ovárica se manifiesta clínicamente por ausencia definitiva de menstruaciones, asociada a marcadores hormonales en sangre que confirman la ausencia de función del ovario.

Se ha ensayado la coadministración de diversos fármacos durante la quimioterapia.  Dentro de los más evaluados están los agonistas de la GnRH, que por su efecto de inhibir la ovulación mediante un bloqueo de la secresión de hormonas a nivel cerebral, pudiesen hacer menos vulnerable el ovario al efecto tóxico de la quimioterapia y en especial de un subgrupo que incluye los agentes alquilantes, entre los cuales se encuentra la ciclofosfamida.

Continuar leyendo

Prevención del daño ovárico por radioterapia: movilización de los ovarios

Prevención del daño ovárico inducido por tratamientos médicos

En el ovario de la mujer naturalmente se pierden año tras año cientos de óvulos por un proceso de muerte programada asociado al envejecimiento de la mujer. En vista que el ovario no posee células madre que logren multiplicarse y diferenciarse en óvulos que reemplacen aquellos que se pierden naturalmente, se dificulta la concepción de las parejas en mujeres mayores de 37 años. Más aún, este proceso de pérdida de los óvulos puede verse acelerado por tratamientos tales como la quimio o radioterapia, por lo que se hace necesaria una adecuada consejería médica con el fin de implementar oportunamente tratamiento PREVENTIVOS que minimicen la pérdida de los óvulos.

Se puede implementar una o varias alternativas de manejo preventivo con el fin de preservar la función ovárica. En el caso de la radioterapia pélvica, la alternativa más comunmente utilizada es la movilización mediante cirugía laparoscópica de los ovarios para que estos queden por fuera del campo de radiación; en el caso de la quimioterapia, se utiliza el cotratamiento con medicamentos que protegen el ovario; la crio conservación de los huevos o embriones de una mujer también se utiliza con frecuencia en ambos casos, antes de la quimio o radioterapia.

Movilización de los ovarios antes de la radioterapia

La movilización de los ovarios se logra fijando el ovario en la parte superior del abdomen, por fuera del área de radiación pélvica, después de cortar el ligamento que lo fija al útero. Este procedimiento se debe ofrecer a mujeres menores de 40 años inmediatamente antes del inicio de la radioterapia para el tratamiento de enfermedades como el linfoma de Hodgkin, cancer del cuello uterino o de la vagina y otros tumores pélvicos en los cuales no hay compromiso de los ovarios. El abordaje laparoscópico permite una rápida recuperación para así iniciar la radioterapia a los pocos días de la cirugía. Continuar leyendo

12