InSer_BLOG-semana-3-Sept-02

Infertilidad: emociones encontradas para hombres y mujeres

El campo de las emociones es un mundo por explorar en el ser humano.  Y aunque siempre se ha dicho que, a la hora de sentir, los hombres y las mujeres parecen de planetas diferentes, en el momento de enfrentar un problema en común es necesario llegar a acuerdos para vivir en armonía un proceso tan doloroso para dos personas que tienen un proyecto de vida en común.

La infertilidad es una novedad que muchas parejas no esperan, y, por ende, es un momento que se vive con muchas preguntas por parte de ambos.  Y aunque es normal sentir tristeza ante un diagnóstico inicial de infertilidad, a medida que pasa el tiempo hombre y mujer van mostrando emociones mucho más profundas frente al tema, las mismas que tienden a crear fricciones en la relación por causa de las diferencias que cada uno tiene a la hora de abordar los desafíos que la infertilidad, como cualquier otro reto para el ser humano,  implica para dos personas que quieren formar una familia.

 

Diferencias que marcan

Para la mayoría de las mujeres, recibir un diagnóstico que sugiere dificultades a la hora de tener un bebé se convierte en un tema del que es necesario hablar e informarse. Por eso, muchas optan por conversar con sus familiares, amigos y otras personas cercanas con el fin de desahogar sus emociones y encontrar apoyo ante esa difícil circunstancia. También, es común que la mujer que conoce que tiene problemas para embarazarse se informe por diferentes medios sobre las circunstancias puntuales de su caso, y es ahí donde se refugia en el internet, las redes sociales, los foros y otros medios para conocer casos similares, entender la magnitud del problema y la manera de solucionarlo.

En cambio, el tema de la infertilidad en los hombres se maneja, en la mayoría de los casos, con silencio y mayor recato.  Los especialistas en psicología saben que el hombre se muestra más racional, pensativo y distante ante el problema, y que necesita refugiarse en sí mismo  para evitar pensar mucho sobre esta situación. Eso no significa que el hombre no sienta tristeza, dolor o ansiedad frente a la idea de no poder tener hijos: simplemente, su manera de reaccionar ante este problema es diferente a los de su pareja, y es así como encuentra recursos para evitar caer en la desesperanza y la depresión ante el escenario de no poder formar una familia.  

En esta diferencia de abordar una misma situación es donde comienzan los problemas en una pareja que debe afrontar la infertilidad como parte de su día a día: mientras ellas se quejan de que su compañero parece indiferente ante un problema que es doloroso para ambos, ellos argumentan que sus parejas parecen obsesionadas con el tema de la infertilidad, lo que llega a abrumarlos y a estresarlos en la mayoría de los casos.

Antes de llegar a ese momento de tensión o incluso cuando ya se está viviendo esa etapa, es necesario contar con un acompañamiento psicológico centrado en la infertilidad, porque este choque de emociones puede conducir a problemas muchos más graves dentro de la pareja como peleas, discusiones y otras consecuencias que pueden desestabilizar la relación y desdibujar la lucha que sólo entre ambos pueden dar.  Sólo reconociendo las diferencias y llegando a acuerdos de cómo manejar el tema de la infertilidad es que dos personas que desean tener un bebé pueden encontrar la manera de vivir el proceso de una manera más tranquila y saludable para ambos.

Si requieres de una asesoría profesional para enfrentar tu propio caso de infertilidad, consulta con un experto en psicología de la fertilidad humana para aprender a manejar esta situación. Con un acompañamiento psicológico a tiempo, muchas parejas podrán matizar sus fricciones frente al tema de tener un hijo.

 

Grupo InSer.

El apoyo psicológico en la fertilidad

InSer_BLOG-semana-1-Sept-02

 

Para una pareja que espera formar una familia en el corto plazo, un diagnóstico que indique que existen problemas en su fertilidad puede ser un tema que le cambia la vida para siempre. La importancia del apoyo psicológico es fundamental para superar las emociones negativas que este momento implica para la vida de cualquier persona.

El escenario es claro: una pareja se dispone a encargar un bebé lo antes posible, con el fin de lograr el sueño de formar una familia. Pasan los meses, y el anhelado “positivo” parece no llegar.  Ambos, hombre y mujer, se llenan de preguntas, de dudas, de tristeza. “ Ya llegará” dice la familia. “Deben tener paciencia” dicen los amigos. Cansados de tanta espera, deciden ir a un especialista que examine su caso. Después de exámenes, ecografías y otros procedimientos, reciben la noticia que no quieren recibir: ella, él, o ambos tienen dificultades en su fertilidad que les impiden tener un bebé. El mundo parece derrumbarse, parece que no hay salidas.  Es necesario buscar ayuda, tanto a nivel físico como emocional.

Muchas parejas que han pasado por esta situación saben de la importancia del apoyo de un especialista en psicología en el proceso de buscar alternativas para vencer la infertilidad, pues las emociones que rodean a una pareja que sabe que tiene dificultades para tener hijos pueden rodear la ansiedad, la depresión, los sentimientos de derrota y otros estados de ánimo que no sólo pueden interferir en la armonía de la pareja sino en el rendimiento laboral y en las relaciones con los demás.

Según expertos en psicología, el tratamiento emocional de la infertilidad es similar al de una enfermedad crónica, y, aunque es normal que se sienta tristeza y confusión ante el diagnóstico inicial, cuando una persona deja de experimentar alegría o placer en las cosas que antes disfrutaba, cuando no quiere salir de su casa o rodearse de sus seres queridos por temor a hablar del tema o cuando el deseo de tener un bebé se convierte en una obsesión tal que no se dejar de pensar en  ello, se hace necesario contar con la asesoría de un experto para poder canalizar estas emociones y vivir el proceso de la manera más tranquila y armónica posible.

El acompañamiento psicológico en la fertilidad no sólo sirve para que la persona adquiera el control sobre sus emociones de manera individual sino que, por medio de estas charlas con el especialista,  se pueda fortalecer la relación de pareja para que ambos logren afrontar de la manera más positiva el camino que deben recorrer para lograr tener a su bebé. Se sabe que el hombre y la mujer afrontan la infertilidad de manera distinta, y, por lo tanto, es necesario conocer las emociones del otro para evitar problemas que interfieran en el deseo de la pareja de tener a su bebé.

El acompañamiento psicológico ayuda a que una pareja acepte su diagnóstico y obtenga las herramientas necesarias para tomar decisiones y buscar alternativas en pro del sueño de formar una familia. Hablar del tema es reconfortante para muchos, pues de esta manera entienden que no están solos y que existen diferentes caminos para hacer este deseo una realidad.

Consulta con un especialista en el tema y así el camino de la búsqueda de un bebé será más llevadero para ti y para tu pareja.

La sexualidad en las parejas con dificultades en la fertilidad

InSer_BLOG_Plantilla-2

Cuando una pareja está buscando un bebé por medio de la reproducción asistida, todo su mundo gira en torno a este gran sueño. De repente, sus vidas se embarcan en un proyecto que, además de generar muchas expectativas, también puede poner mucha presión a la relación de pareja. Continuar leyendo

¿Cómo afrontar un diagnóstico de infertilidad desde la parte emocional en la pareja?

 inser_blog_fertilidad_infertilidad_pareja_emociones_psicologia_bebe_emabarazo

Para una pareja que desea tener un hijo, un diagnóstico de infertilidad puede causar una decaída emocional tan fuerte que muchos sienten que el mundo se les acaba. La culpa, las preguntas sin respuesta y la angustia de no poder hacer ese sueño realidad desembocan una incertidumbre tan fuerte que puede dañar su autoestima y la armonía con su pareja. Continuar leyendo

El acompañamiento emocional en la búsqueda del embarazo

psicologia-acompañamiento-embarazo-familia-pareja-bebe

Luego de haber intentado conseguir un embarazo durante un tiempo sin haberlo logrado, se comienza con la vaga idea de la existencia de problemas de fertilidad que puede venir acompañado de un amplio carrusel de emociones. Desde ese momento, es vital que la pareja cuente con una valoración profesional para dar inicio a un proceso de evaluación integral que permita detectar las posibles causas y determinar si es necesario un tratamiento de reproducción asistida.

En este sentido, una mirada integral de la situación implica que la experiencia vivida sea escuchada o respaldada por alguien que simpatice con la situación y pueda manejarlas desde un plano profesional, generando espacios seguros para expresar las alegrías, angustias o tristezas y en la cual la comunicación en estos procesos, juega un papel fundamental; si comunicamos, nos informamos y si nos informamos, normalizamos, comprendemos y afrontamos la situación.

Así mismo, la experiencia de infertilidad despierta muchas expectativas, incertidumbres, temores al fracaso y otros estados de ánimo que pueden llevar al paciente y/o a la pareja a situaciones de alta tensión emocional.

Es por esto, que todo tratamiento de fertilidad adecuado debe conocer y acompañar las necesidades de la pareja y velar por el equilibrio emocional. Esto dará importantes beneficios y oportunidades de crecimiento a la pareja, entre ellos se encuentran:

* Disminución en niveles de ansiedad, estrés y depresión.
* Mayor autocontrol emocional.
* Incremento de la sensación de control sobre el tratamiento.
* Toma de decisiones más adecuadas.
* Mayor optimismo y cooperación sobre los procesos.

Estar dispuestos ayudar a las personas, brindando acompañamiento, información, motivación y direccionamiento a la pareja para afrontar la situación de infertilidad, generando una experiencia orientada hacia la calidad de vida, bienestar personal y familiar.

Grupo InSer

Fertilidad y cáncer. Expectativas futuras frente a un embarazo

cancer-fertilidad-hombre-mujer-paciente_oncologico-familia-tratamiento-bebe-infertilidad

Los tratamientos de quimioterapia y  radioterapia pueden afectar la fertilidad masculina y femenina provocando tanto infertilidad temporal como permanente, por eso considerando las altas expectativas de vida que tiene el cáncer si se detecta a tiempo, es muy importante que los pacientes conozcan sus alternativas para preservar la fertilidad.

Entendiendo los conceptos

La infertilidad permanente en los pacientes que enfrentan estos tratamientos, puede darse porque se utilizan medicamentos con efectos secundarios en otros órganos (quimioterapia) y radioterapias, que pueden afectar la reserva ovárica en la mujer así como alterar sus hormonas y dañar las células que producen los espermatozoides en el hombre.

Por esta razón los oncólogos deben poner en conocimiento de aquellos pacientes que vayan a tratarse con dichos métodos, sus alternativas futuras en cuanto a la fertilidad y determinar en cada paciente los riesgos y daños que se puedan producir, ya que el efecto es diferente dependiendo del tratamiento que se reciba y otra serie de factores como el tipo de cáncer, dónde está ubicado, la edad, la salud general y la respuesta al tratamiento.

Expectativas futuras

Así que es importante consultar con un especialista en fertilidad si es posible, antes de iniciar el tratamiento,  sin olvidar en todo caso que lo más importante es preservar la propia vida y que de ninguna manera se debería aplazar el tratamiento contra el cáncer.

En la mujer, el método más reconocido de preservación de la fertilidad  es la Vitrificación de Óvulos, donde a través de un procedimiento relativamente sencillo, las mujeres menores de 37 años podrán congelar un número limitado de óvulos, que luego serán fertilizados en el laboratorio y transferidos a la paciente cuando decida ser madre o haya total tranquilidad de que la enfermedad se ha superado. Los hombres a su vez, pueden congelar su semen siempre siguiendo las indicaciones del especialista y conservarlo en un Banco de Semen.

Es de aclarar que en ocasiones, algunas personas recuperan la fertilidad de forma espontánea, sin embargo, si este no es el caso y conservan óvulos o espermatozoides en el Banco de Gametos, pueden a recurrir a técnicas de reproducción asistida y así alcanzar el sueño de ser padres.

Grupo inSer

Yo no quería ser mamá, pero ahora… tal vez sí

17104712 - portrait of doubtful looking beautiful young brunette

“Desde que nacen, las mujeres contienen en sus ovarios una cantidad definida de óvulos, que año tras año se va reduciendo y perdiendo calidad.”

Hoy en día se debate mucho el tema sobre si la realización de una mujer depende del poder ser madre; hay posiciones a favor y en contra y queremos que sepas que sea cual sea tu posición es completamente respetable, porque la maternidad bajo ninguna perspectiva define la esencia de una mujer. Tener hijos debe ser una decisión libre, espontánea y que nace del corazón. Ese sentimiento se despierta muy temprano en algunas mujeres y en otras no aparece o lo hace tardíamente.

En este punto quisiéramos hacer un alto, porque todos los días nos llegan mensajes de mujeres angustiadas que desean un embarazo que antes nunca tuvieron dentro de sus prioridades; que tomaron durante muchos años precauciones para no quedar en embarazo o incluso recurrieron a procedimientos radicales como la ligadura de trompas.

Mujeres que de forma tardía replantean su posición porque la vida les cambió: encontraron una nueva pareja, lograron la estabilidad económica que siempre habían soñado o simplemente se dieron cuenta que no querían estar solas el resto de la vida, y entonces lo que por años evitaron se convierte en una obsesión. Para ellas tener bebé se vuelve una carrera contra el tiempo.

A los 40 años la fertilidad se reduce considerablemente y asistir a un Centro de Fertilidad ya no es una opción sino una necesidad. Por eso queremos presentarte todas las opciones que debes considerar si dentro de tus planes está (o no) tener un hijo después de los 35.

Siempre será mejor tener un plan B

Es probable que ya hayas escuchado sobre la criopreservación de óvulos, una técnica que cada vez toma más fuerza y que se presenta como una alternativa para postergar la fertilidad en mujeres menores de 38 años. Desde que nacen, las mujeres contienen en sus ovarios una cantidad definida de óvulos, que año tras año se va reduciendo y perdiendo calidad, con un pico de fertilidad entre los 20 y 30 años y un descenso significativo después de los 35 años.

Con la criopreservación lo que se busca es conservar óvulos de la mujer cuando está joven para que pueda usarlos más adelante en tratamientos de reproducción asistida, incluso si supera los 40 años.

Conservar los óvulos a partir de los 30 años es como tener un Plan B de fertilidad, que puedes o no usar más adelante; todo depende de tus planes de vida. Lo que sí es claro es que te dan la tranquilidad de saber que, si reconsideras la maternidad en una edad no tan fértil, puedes recurrir a ellos.

Detecta si tienes un problema de fertilidad

Si llevas más de 6 meses buscando un embarazo sin conseguirlo y tienes más de 35 años, te recomendamos consultar con un especialista para realizar estudio completo de fertilidad, donde te evalúa a ti y a tu pareja para determinar la causa del problema y recomendar el tratamiento reproductivo indicado.

En el campo de la Fertilidad podemos ofrecerte muchas alternativas, que van desde técnicas para inducir la ovulación hasta tratamientos de reproducción asistida como la fertilización In-vitro, todo depende de la condición médica, edad y las condiciones de la pareja.

Debes tener en cuenta que, en cualquier caso, el tiempo es un factor importante, que puede jugar a tu favor o en tu contra. Por eso te recomendamos consultar tan pronto identifiques que puedes tener un problema para la concepción de un embarazo.

Finalmente, y aunque está claro que la realización personal de una mujer no depende de si es madre o no, es importante tener presente que la vida puede dar un giro inesperado y la forma como lo enfrentes determinará en gran parte el que alcances tu objetivo final.

 

Grupo inSer.

El hombre y sus sentimientos ante la infertilidad

hombres_parejas_infertilidad_bebes_sentimientos_tratamientos_espermograma_familia_hijos_problemas

Durante el proceso de búsqueda de una gestación con su pareja, el hombre por su racionalidad en ocasiones se muestra callado, algo pensativo o distante, prefiere no hablar mucho del tema y busca continuar con su vida y sus responsabilidades sin detenerse hablar de sus emociones y sentimientos.

Tradicionalmente el hombre no ha sido la persona en la cual los médicos se centran a mirar sus diagnósticos, pero en el hoy se convirtieron en protagonistas y a la par que la mujer ahora son ellos quienes enfrentan diagnósticos relacionados con la infertilidad y lo cual los lleva a experimentar ansiedad, miedo y tristeza; es importante observar los cambios que se van manifestando  y entender que para ellos también es difícil abordar estos diagnósticos, por lo que es vital que su compañera entienda sus silencios; se invita a que busquen ayuda profesional a nivel emocional para que logren desatar situaciones que podrán hacerlos alejar de sus parejas durante estos procesos.
La sensación de rabia y miedo por el diagnóstico quizás no desaparezca totalmente, pero hará más fácil el camino si se buscan nuevas herramientas emocionales y comunicacionales para sentirse bien consigo mismo y en pareja.

También es importante señalar, que el hombre debido al diagnóstico de infertilidad se enfrentará emocionalmente a situaciones que en oportunidades afecte su sexualidad, haciendo que su apetito sexual disminuya, sintiéndose confrontado por su varonilidad y masculinidad. A raíz de esto, se hace necesario revisar el tema para poder salir de estos estados ansiosos y evitar el deterioro de la vida íntima de la pareja.

En el masculino se hace necesario trabajar el restablecimiento del amor propio y de la elección de valorarse, tomando de nuevo fuerzas para seguir adelante con sus sueños y sus proyectos; volviendo a sentirse fortalecido como ser humano para proyectarse en su día a día de una manera más tranquilo.

“Ellos también sienten” también al igual que la mujer necesitan ser acompañados en sus procesos de fertilidad; quizás no tanto desde la palabra sino más desde la acción; el cariño y la comprensión de sus estados anímicos, buscando nuevas ayudas para salir adelante de la mejor manera, pensando ante todo en el ser humano y en su bienestar ante esta situación.

Catalina Díaz Jaramillo
Psicóloga
Grupo inSer

Soñando con la búsqueda de ser padres

parejas-fertilidad-embarazo-mama-papa-hijo-bebe-deseo-psicologia-acompañamiento

Ha llegado el momento de convertir tus sueños en objetivos, de pasar la maternidad y la paternidad al mundo real. El hecho es conectar esas elecciones y esas ilusiones que has considerado inalcanzables en algo perteneciente tan sólo quizás al ámbito de la fantasía.

Cuando elijo y me hago responsable a la vez de mis emociones, mis pensamientos y mis decretos dirijo esas metas y ayudo responsablemente para que la totalidad de las fuerzas te propicien lo necesario para cumplir este deseo.

Tú tienes el poder de convertir tus sueños en realidad. Aunque en ocasiones se ignore el proceso que es necesario seguir. Por esta razón déjate acompañar, para que sea una dulce espera la búsqueda de ser padres.

La naturaleza ha ocultado los mayores misterios en las cosas que aparentemente son más sencillas “las emociones”, pero sin lugar a dudas son estas las que en muchos momentos de la vida son incontrolables y nos juegan una mala pasada; es vital entonces hacerlas consientes y encontrar a nivel terapéutico y emocional, una manera de propiciar un ambiente sano. Porque llegó el momento de soñar.

El secreto se resume hoy en tres palabras; querer, saber y atreverse. Definitivamente no sólo está en manos de la ciencia, tú con tus sueños y con el manejo de tus emociones haces de este un momento mágico. Vas a traer a la realidad física algo que aún no estaba en este plano humano. Vas a crear y es allí donde la energía de tu cuerpo unida a la de tu mente trabajando en un mismo sentido, hace que lo que has elegido sea el resultado que tanto esperabas. Y es donde el silenciar tus pensamientos se convierte en un buen aliado.

Llegó el momento de soñar, de convertir tus ilusiones, esperanzas, anhelos, deseos y ensoñaciones en realidad. Déjate acompañar y convierte las emociones en un aliado para la toma de cada decisión.

Llegó el momento de soñar, es hora de decretar que llegó el momento de querer, de saber y de atreverte…

 

 

Catalina Díaz Jaramillo
Sicóloga inSer

Una solución alternativa a la infertilidad

Happy couple with a pregnancy test

“La donación de óvulos puede considerarse como un método totalmente seguro, tanto en el aspecto físico como en el psicológico.”

La donación de óvulos es una técnica que la ciencia ha desarrollado para combatir la infertilidad en mujeres que tienen pocas posibilidades o ninguna de lograr un embarazo con sus propios óvulos.

Este mes se celebró el Día mundial de la Lucha contra el Cáncer de Seno, su propósito es justamente concientizarnos de que el autocuidado es la clave para detectar un cáncer de seno a tiempo y actuar con efectividad. Es cierto que el cáncer de seno es el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres pero también es cierto que es prevenible y, sobre todo, tratable.

¿Cuáles mujeres recurren a la donación de óvulos?

En otros artículos hemos mencionado que la infertilidad femenina puede tener múltiples causas, entre ellas está la falla ovárica. Esta condición puede darse por tres causas, por pérdida de los ovarios o de la función ovárica como consecuencia de una intervención quirúrgica o después de padecer enfermedades severas como el cáncer; por una condición genética que se refleja en una baja producción de óvulos o ausencia de ovulación, o en mujeres que por su edad avanzada producen óvulos de baja calidad.

Este último caso es cada vez más frecuente, ya que los cambios experimentados en la sociedad han llevado a que muchas mujeres posterguen la maternidad hasta edades cercanas a los 40 años.

¿En qué consiste la donación de óvulos?

El programa de donación de óvulos, consiste en elegir una mujer donante y se estimula para producir un mayor número de óvulos y a la receptora se le prepara el útero para recibir posteriormente los embriones. Los óvulos de la donante se preparan en el laboratorio, al igual que los espermatozoides del esposo de la receptora y haciendo uso de técnicas de reproducción asistida como el In vitro se fecundan en el laboratorio. Una vez formados los embriones se transfieren al útero de la mujer receptora.

Aspectos psicológicos de la donación de óvulos

Uno de los puntos que causa cierta controversia al hablar de donación de óvulos, es el posible desapego que la madre pueda sentir por su hijo al no tratarse de un niño engendrado con sus propios óvulos. En otras palabras, puesto que el material genético que recibe el niño no corresponde a su madre, sino a una donante.

¿Hay peligro de rechazo?

Los estudios llevados a cabo y la experiencia de casos anteriores demuestran que este hipotético rechazo no se produce. El vínculo psicológico que genera el embarazo durante nueve meses, con una nueva vida desarrollándose en el interior del cuerpo de la madre, es mucho más fuerte que las reticencias que puedan existir por este motivo.

De hecho, se ha comprobado que, en una mayoría de ocasiones, las madres llegan incluso a olvidar el hecho de la donación de óvulos y viven la maternidad como si el proceso hubiese tenido lugar de forma totalmente tradicional.

Por lo tanto, la donación de óvulos puede considerarse como un método totalmente seguro, tanto en el aspecto físico como en el psicológico.

 

Grupo inSer

12