Tips para cuidar la fertilidad masculina

InSer_BLOG-semana-2-02

 

A la hora de hablar de fertilidad, es vital que el hombre también se haga responsable del cuidado de su salud y esté atento a los posibles cambios que puedan originar dificultades en un futuro. Más información en el siguiente artículo.

Por muchos años, se creyó que sólo la mujer era quien debía cuidar de su fertilidad y de indagar sobre las posibles dificultades en su salud sexual y reproductiva antes de buscar un embarazo. Con el paso del tiempo, el hombre se involucró aún más no sólo en el proceso de búsqueda de un bebé, sino también en el cuidado y la educación de sus hijos, lo que hace que hoy sean más los hombres que consultan para conocer al detalle cómo acompañar a sus parejas en el camino de tener un hijo.

Algunos consejos para que el hombre se involucre aún más en el proceso de búsqueda de un embarazo y  cuide  su fertilidad son:

  • Indagar por su historia familiar: Muchos de los obstáculos a la hora de conseguir un embarazo en una pareja se deben a enfermedades hereditarias de las que el hombre no tiene conocimiento. Averiguar por las posibles causas de fertilidad que existan en sus hermanos, primos, tíos, etc., puede ser determinante a la hora de llegar a un diagnóstico certero y así evaluar posibles tratamientos para contrarrestar las dificultades en la fertilidad masculina.
  • También, es importante que el paciente conozca si en su infancia sufrió de enfermedades como paperas o el varicocele, pues estas pueden ser determinantes en la capacidad reproductiva del hombre.
  • A la hora de cuidar la fertilidad, el hombre también debe protegerse a la hora de exponerse a sustancias químicas, disolventes, medicamentos de uso diario, exposición a altas temperaturas como hornos y calderas, radiación y rayos X, pues estos son factores de riesgo en la infertilidad del género masculino. En caso de haberse puesto en contacto con algunos de estos componentes y el paciente crea que esto pudo haber afectado su fertilidad, se debe consultar a un especialista.
  • El cuidado del peso corporal también es importante para cuidar la fertilidad, pues la obesidad puede causar un aumento en la temperatura en los testículos y alterar la producción de espermatozoides. Con ejercicio regular y una buena alimentación, se puede mantener un peso saludable.
  • El consumo de cigarrillo, alcohol o drogas alucinógenas pueden afectar la calidad de los espermatozoides. Por eso, se recomienda restringir el uso de estas sustancias en pro del cuidado de la fertilidad.
  • La promiscuidad es una de las grandes enemigas de la fertilidad. Enfermedades como la sífilis, la blenorragia, la gonorrea, la clamidia, entre otras, pueden afectar la fertilidad masculina a corto y a largo plazo. Así, se hace indispensable que el paciente se evalúe constantemente y evite tener relaciones sexuales de alto riesgo.
  • La parte emocional en torno a la fertilidad puede afectar la respuesta del hombre a la hora de conseguir un embarazo. Por eso, es necesario recibir acompañamiento psicológico en caso de que el hombre esté sufriendo de ansiedad, depresión o estrés severo al momento de empezar la búsqueda de un embarazo.

Si tienes dudas con respecto a tu fertilidad, acude a un especialista para que éste evalúe tu caso y te brinde soluciones en pro de conseguir el sueño más grande de tu vida: ser padre.

Grupo InSer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>