El apoyo psicológico en la fertilidad

InSer_BLOG-semana-1-Sept-02

 

Para una pareja que espera formar una familia en el corto plazo, un diagnóstico que indique que existen problemas en su fertilidad puede ser un tema que le cambia la vida para siempre. La importancia del apoyo psicológico es fundamental para superar las emociones negativas que este momento implica para la vida de cualquier persona. Continuar leyendo

Laparoscopia y fertilidad

InSer_BLOG-semana-1-02

 

La laparoscopia diagnóstica y quirúrgica es una técnica muy utilizada en la medicina, especialmente en los campos de la ginecología y la fertilidad. Conoce más en el siguiente artículo. Continuar leyendo

Inseminación intrauterina, clave para la evolución de la fertilidad humana

InSer_BLOG-semana-3-Abril-02

 

Uno de los tratamientos de fertilidad humana más populares alrededor del planeta es precisamente la inseminación intrauterina, más conocida como inseminación artificial, un procedimiento de baja complejidad con muy buenos resultados para las parejas que han intentado tener un bebé por mucho tiempo sin conseguirlo. Conoce más en el siguiente informe. Continuar leyendo

Programa de 4 ciclos de In Vitro, un camino para ser padres

InSer_BLOG_03

Cuando una pareja empieza un proceso de fertilización In Vitro, lo más común es que ya haya recorrido un largo camino inmerso en el pesimismo y la desesperación:  pruebas de embarazo negativas, abortos espontáneos, problemas en su salud etc., lo que hace que estas personas se sientan muy confundidas, ansiosas y tristes ante la imposibilidad de tener un hijo. Además, en estas  parejas que deben enfrentarse a un tratamiento de fertilidad pesa (y mucho) el factor económico, pues no saben a ciencia cierta cuánto dinero tendrán que invertir en ese gran sueño de convertirse en padres. Continuar leyendo

Donación de óvulos, otra forma de regalar vida.

donacion-ovulos-mujer-bebe-sueno-pareja-cancer-infertilidad_femenina-infertilidad-fertilidad

Cientos de parejas no pueden cumplir su sueño de ser padres porque los óvulos en la mujer han perdido su calidad por la edad o simplemente han perdido sus ovarios por algún motivo. Estas parejas tienen en la donación de óvulos su única esperanza para lograr un embarazo y de esa manera, el hijo que tanto han soñado.

A diferencia de los hombres, cuyos testículos producen espermatozoides nuevos todos los días de su vida, las mujeres solo producen óvulos en sus ovarios hasta el 5to mes de vida fetal. Esto quiere decir que una mujer nunca produce óvulos nuevos desde el momento en que nace.  Los ovarios guardan los óvulos producidos en la vida fetal para utilizarlos durante la vida reproductiva que inicia desde el comienzo de los periodos menstruales hasta que llega la menopausia. Por eso a medida que avanza la edad en la mujer, el número y la calidad de los óvulos va disminuyendo inexorablemente.  Sin embargo, a pesar de que los ovarios envejecen a un ritmo acelerado, el útero no. Por ello este último es receptivo a un embarazo hasta  edades muy avanzadas. Esto permite que, con una preparación adecuada del útero, estás mujeres puedan lograr un embarazo mediante la donación de óvulos.

Las donantes de óvulos idealmente son mujeres muy jóvenes y sanas. Deben ser menores de 30 años y haber tenido hijos sanos. Además no deben existir enfermedades hereditarias serias en su familia. Antes de donar se les deben realizar exámenes para descartar la presencia de infecciones potencialmente transmisibles por medio de la sangre, los tejidos o los fluidos corporales. También se estudia su salud genética mediante exámenes de sus cromosomas y/o detección de genes potencialmente peligrosos. Por último, su salud emocional y sicológica es evaluada mediante pruebas especializadas y entrevistas con un profesional de dicha área. Una vez han superado todas estas pruebas las candidatas a donar óvulos son ingresadas a una lista de donantes potenciales a partir de la cual se realiza una selección que se ajuste al máximo posible a la características de la mujer que requiere la donación de óvulos.

Una vez se ha realizado la selección de la donante, sus ovarios son estimulados mediante medicamentos orales y/o inyectados durante aproximadamente unos 8 a 10 días. Al alcanzar la madurez de los óvulos, estos son extraídos de los ovarios por aspiración vía transvaginal y bajo sedación. Estos son fecundados en el laboratorio con espermatozoides de la pareja que requiere la donación, formando así los embriones, que 3 a 5 días más tarde son depositados en el útero de su madre.

Las donantes pueden donar óvulos en repetidas ocasiones. Aunque el procedimiento no afecta su salud o su reserva ovárica, en general se acepta que un máximo de 6 donaciones es prudente. Una vez extraídos los óvulos se les recomienda iniciar pastillas anticonceptivas, que mantienen sus ovarios en estado de reposo hasta el momento en que se requiere una nueva donación de su parte.

De acuerdo con la legislación Colombiana, la donación de óvulos debe realizarse de manera anónima en ambas vías. Las donantes no tienen ningún derecho ni ningún deber sobre los bebés resultantes de su donación de vida. Además debe ser un acto completamente voluntario y sin ningún tipo de constricciones.

Como ven, la donación de óvulos, es un acto de gran generosidad, que ha permitido a miles de parejas formar una familia, cuando creían haber perdido todas sus esperanzas.

Juan Luis Giraldo
OBGYN
Especialista en Reproducción Humana
Grupo InSer

Fertilidad y cáncer. Expectativas futuras frente a un embarazo

cancer-fertilidad-hombre-mujer-paciente_oncologico-familia-tratamiento-bebe-infertilidad

Los tratamientos de quimioterapia y  radioterapia pueden afectar la fertilidad masculina y femenina provocando tanto infertilidad temporal como permanente, por eso considerando las altas expectativas de vida que tiene el cáncer si se detecta a tiempo, es muy importante que los pacientes conozcan sus alternativas para preservar la fertilidad.

Entendiendo los conceptos

La infertilidad permanente en los pacientes que enfrentan estos tratamientos, puede darse porque se utilizan medicamentos con efectos secundarios en otros órganos (quimioterapia) y radioterapias, que pueden afectar la reserva ovárica en la mujer así como alterar sus hormonas y dañar las células que producen los espermatozoides en el hombre.

Por esta razón los oncólogos deben poner en conocimiento de aquellos pacientes que vayan a tratarse con dichos métodos, sus alternativas futuras en cuanto a la fertilidad y determinar en cada paciente los riesgos y daños que se puedan producir, ya que el efecto es diferente dependiendo del tratamiento que se reciba y otra serie de factores como el tipo de cáncer, dónde está ubicado, la edad, la salud general y la respuesta al tratamiento.

Expectativas futuras

Así que es importante consultar con un especialista en fertilidad si es posible, antes de iniciar el tratamiento,  sin olvidar en todo caso que lo más importante es preservar la propia vida y que de ninguna manera se debería aplazar el tratamiento contra el cáncer.

En la mujer, el método más reconocido de preservación de la fertilidad  es la Vitrificación de Óvulos, donde a través de un procedimiento relativamente sencillo, las mujeres menores de 37 años podrán congelar un número limitado de óvulos, que luego serán fertilizados en el laboratorio y transferidos a la paciente cuando decida ser madre o haya total tranquilidad de que la enfermedad se ha superado. Los hombres a su vez, pueden congelar su semen siempre siguiendo las indicaciones del especialista y conservarlo en un Banco de Semen.

Es de aclarar que en ocasiones, algunas personas recuperan la fertilidad de forma espontánea, sin embargo, si este no es el caso y conservan óvulos o espermatozoides en el Banco de Gametos, pueden a recurrir a técnicas de reproducción asistida y así alcanzar el sueño de ser padres.

Grupo inSer

Yo no quería ser mamá, pero ahora… tal vez sí

17104712 - portrait of doubtful looking beautiful young brunette

“Desde que nacen, las mujeres contienen en sus ovarios una cantidad definida de óvulos, que año tras año se va reduciendo y perdiendo calidad.”

Hoy en día se debate mucho el tema sobre si la realización de una mujer depende del poder ser madre; hay posiciones a favor y en contra y queremos que sepas que sea cual sea tu posición es completamente respetable, porque la maternidad bajo ninguna perspectiva define la esencia de una mujer. Tener hijos debe ser una decisión libre, espontánea y que nace del corazón. Ese sentimiento se despierta muy temprano en algunas mujeres y en otras no aparece o lo hace tardíamente.

En este punto quisiéramos hacer un alto, porque todos los días nos llegan mensajes de mujeres angustiadas que desean un embarazo que antes nunca tuvieron dentro de sus prioridades; que tomaron durante muchos años precauciones para no quedar en embarazo o incluso recurrieron a procedimientos radicales como la ligadura de trompas.

Mujeres que de forma tardía replantean su posición porque la vida les cambió: encontraron una nueva pareja, lograron la estabilidad económica que siempre habían soñado o simplemente se dieron cuenta que no querían estar solas el resto de la vida, y entonces lo que por años evitaron se convierte en una obsesión. Para ellas tener bebé se vuelve una carrera contra el tiempo.

A los 40 años la fertilidad se reduce considerablemente y asistir a un Centro de Fertilidad ya no es una opción sino una necesidad. Por eso queremos presentarte todas las opciones que debes considerar si dentro de tus planes está (o no) tener un hijo después de los 35.

Siempre será mejor tener un plan B

Es probable que ya hayas escuchado sobre la criopreservación de óvulos, una técnica que cada vez toma más fuerza y que se presenta como una alternativa para postergar la fertilidad en mujeres menores de 38 años. Desde que nacen, las mujeres contienen en sus ovarios una cantidad definida de óvulos, que año tras año se va reduciendo y perdiendo calidad, con un pico de fertilidad entre los 20 y 30 años y un descenso significativo después de los 35 años.

Con la criopreservación lo que se busca es conservar óvulos de la mujer cuando está joven para que pueda usarlos más adelante en tratamientos de reproducción asistida, incluso si supera los 40 años.

Conservar los óvulos a partir de los 30 años es como tener un Plan B de fertilidad, que puedes o no usar más adelante; todo depende de tus planes de vida. Lo que sí es claro es que te dan la tranquilidad de saber que, si reconsideras la maternidad en una edad no tan fértil, puedes recurrir a ellos.

Detecta si tienes un problema de fertilidad

Si llevas más de 6 meses buscando un embarazo sin conseguirlo y tienes más de 35 años, te recomendamos consultar con un especialista para realizar estudio completo de fertilidad, donde te evalúa a ti y a tu pareja para determinar la causa del problema y recomendar el tratamiento reproductivo indicado.

En el campo de la Fertilidad podemos ofrecerte muchas alternativas, que van desde técnicas para inducir la ovulación hasta tratamientos de reproducción asistida como la fertilización In-vitro, todo depende de la condición médica, edad y las condiciones de la pareja.

Debes tener en cuenta que, en cualquier caso, el tiempo es un factor importante, que puede jugar a tu favor o en tu contra. Por eso te recomendamos consultar tan pronto identifiques que puedes tener un problema para la concepción de un embarazo.

Finalmente, y aunque está claro que la realización personal de una mujer no depende de si es madre o no, es importante tener presente que la vida puede dar un giro inesperado y la forma como lo enfrentes determinará en gran parte el que alcances tu objetivo final.

 

Grupo inSer.

El hombre y sus sentimientos ante la infertilidad

hombres_parejas_infertilidad_bebes_sentimientos_tratamientos_espermograma_familia_hijos_problemas

Durante el proceso de búsqueda de una gestación con su pareja, el hombre por su racionalidad en ocasiones se muestra callado, algo pensativo o distante, prefiere no hablar mucho del tema y busca continuar con su vida y sus responsabilidades sin detenerse hablar de sus emociones y sentimientos.

Tradicionalmente el hombre no ha sido la persona en la cual los médicos se centran a mirar sus diagnósticos, pero en el hoy se convirtieron en protagonistas y a la par que la mujer ahora son ellos quienes enfrentan diagnósticos relacionados con la infertilidad y lo cual los lleva a experimentar ansiedad, miedo y tristeza; es importante observar los cambios que se van manifestando  y entender que para ellos también es difícil abordar estos diagnósticos, por lo que es vital que su compañera entienda sus silencios; se invita a que busquen ayuda profesional a nivel emocional para que logren desatar situaciones que podrán hacerlos alejar de sus parejas durante estos procesos.
La sensación de rabia y miedo por el diagnóstico quizás no desaparezca totalmente, pero hará más fácil el camino si se buscan nuevas herramientas emocionales y comunicacionales para sentirse bien consigo mismo y en pareja.

También es importante señalar, que el hombre debido al diagnóstico de infertilidad se enfrentará emocionalmente a situaciones que en oportunidades afecte su sexualidad, haciendo que su apetito sexual disminuya, sintiéndose confrontado por su varonilidad y masculinidad. A raíz de esto, se hace necesario revisar el tema para poder salir de estos estados ansiosos y evitar el deterioro de la vida íntima de la pareja.

En el masculino se hace necesario trabajar el restablecimiento del amor propio y de la elección de valorarse, tomando de nuevo fuerzas para seguir adelante con sus sueños y sus proyectos; volviendo a sentirse fortalecido como ser humano para proyectarse en su día a día de una manera más tranquilo.

“Ellos también sienten” también al igual que la mujer necesitan ser acompañados en sus procesos de fertilidad; quizás no tanto desde la palabra sino más desde la acción; el cariño y la comprensión de sus estados anímicos, buscando nuevas ayudas para salir adelante de la mejor manera, pensando ante todo en el ser humano y en su bienestar ante esta situación.

Catalina Díaz Jaramillo
Psicóloga
Grupo inSer

Soñando con la búsqueda de ser padres

parejas-fertilidad-embarazo-mama-papa-hijo-bebe-deseo-psicologia-acompañamiento

Ha llegado el momento de convertir tus sueños en objetivos, de pasar la maternidad y la paternidad al mundo real. El hecho es conectar esas elecciones y esas ilusiones que has considerado inalcanzables en algo perteneciente tan sólo quizás al ámbito de la fantasía.

Cuando elijo y me hago responsable a la vez de mis emociones, mis pensamientos y mis decretos dirijo esas metas y ayudo responsablemente para que la totalidad de las fuerzas te propicien lo necesario para cumplir este deseo.

Tú tienes el poder de convertir tus sueños en realidad. Aunque en ocasiones se ignore el proceso que es necesario seguir. Por esta razón déjate acompañar, para que sea una dulce espera la búsqueda de ser padres.

La naturaleza ha ocultado los mayores misterios en las cosas que aparentemente son más sencillas “las emociones”, pero sin lugar a dudas son estas las que en muchos momentos de la vida son incontrolables y nos juegan una mala pasada; es vital entonces hacerlas consientes y encontrar a nivel terapéutico y emocional, una manera de propiciar un ambiente sano. Porque llegó el momento de soñar.

El secreto se resume hoy en tres palabras; querer, saber y atreverse. Definitivamente no sólo está en manos de la ciencia, tú con tus sueños y con el manejo de tus emociones haces de este un momento mágico. Vas a traer a la realidad física algo que aún no estaba en este plano humano. Vas a crear y es allí donde la energía de tu cuerpo unida a la de tu mente trabajando en un mismo sentido, hace que lo que has elegido sea el resultado que tanto esperabas. Y es donde el silenciar tus pensamientos se convierte en un buen aliado.

Llegó el momento de soñar, de convertir tus ilusiones, esperanzas, anhelos, deseos y ensoñaciones en realidad. Déjate acompañar y convierte las emociones en un aliado para la toma de cada decisión.

Llegó el momento de soñar, es hora de decretar que llegó el momento de querer, de saber y de atreverte…

 

 

Catalina Díaz Jaramillo
Sicóloga inSer