Vanessa Beecroft, el cuerpo revisitado

Vanessa Beecroft “pinta” retratos individuales y de grupo en tres dimensiones con chicas y mujeres. Ocupan una determinada sala durante un determinado tiempo, la artista las viste, normalmente con poca ropa, a menudo llevan peluca y nunca tienen contacto con los espectadores. El resultado de esto es una atmósfera fría, extraña e inquietante que hace que el espectador se sienta fuera de lugar, como las propias modelos que parecen simplemente estar esperando algo.

“Me interesa la interrelación entre el hecho de que las modelos sean mujeres de carne y hueso y funcionen  como obras de arte o imágenes”.

Fuente: http://www.ritnit.com/

2 comments

  1. Paulo Cesar Barbatti   •  

    Hola Lucrecia… siempre muy oportuna en tus artículos, pues, en el presente caso, hay algo más allende un simple comentario. En la verdad, esta señora sabe muy bien y con inteligencia, interrelacionar el arte a través de la belleza escultural femenina. Para mí, no hay algo más hermoso y encantador que un cuerpo de mujer, pues con sutileza, tranquilidad y sabiduría, hay muchas cosas lindas para explorar. En el arte, mucho se puede hacer de bello y atractivo con la presencia femenina (particularmente soy un apreciador), desde esculturas hasta presentaciones con modelos pintadas en vivo, como hace algunos meses he presenciado en una plaza aquí en Rio de Janeiro…
    Un inmenso saludo Lucrecia, y que tu fin de semana sea muy lindo…
    Paulo, desde Rio de Janeiro en Brasil…

  2. LUCRECIA   •  

    Un buen día Paulo, Rio de Janeiro debe ser una ciudad impactante y llena de arte.

    Pasa muy bien y cuídate

    Lucrecia

Deja un comentario