¿Veneno para evitar la presencia de mascotas?

Los letreros en la cancha de Samaria, en Itagüí, han causado miedo entre quienes tienen mascotas. FOTO Manuel Saldarriaga

Los letreros en la cancha de Samaria, en Itagüí, han causado miedo entre quienes tienen mascotas. FOTO Manuel Saldarriaga

Sin saber si será cierto que hay veneno en la cancha del barrio Samaria, como dice un letrero pegado en la malla, asusta que ese sea un método para evitar la presencia de las mascotas. Hay que pensar que allí juegan muchos niños, que correrían el mismo riesgo.

Continuar leyendo

¿Qué son motos de 2 y cuatro tiempos?

80e61b82-f10d-4560-8ca6-e390b267d158

¿Por qué unas motos pueden rodar siempre y otras tienen pico y placa? Esta es la respuesta.

Este problema de la contaminación en Medellín me tiene muy preocupada. Haciéndole un seguimiento en twitter, encuentro que la gente está confundida porque no entienden el tema de las motos; que dos tiempos, que cuatro tiempos, y porque unas tienen pico y placa y otras no.

Continuar leyendo

Barcelona saca garras por sus mascotas

Malala perros

Lo que al principio creí que iba a ser uno, ya se ha convertido en tres meses de aprendizajes en Barcelona, con celebración de cumpleaños incluida. Logré extender la pasantía y he aprovechado cada minuto en esta ciudad, aunque no dejo de leer las noticias de Colombia y especialmente las de Antioquia.

Hace dos meses me enteré de una noticia a través de Twitter que me partió el corazón: cinco perros habían sido envenenados en Itagüí.

Debo confesarles que la idea de regresar a Colombia se me hizo amarga por instantes, pero luego de sentir impotencia y rabia me acordé de algo que me oxigenó el ánimo. Desde acá también me enteré de que el pasado 6 de enero el presidente Santos sancionó la Ley 1774 que reconoce a los animales como “seres sintientes” y así los que incurran en maltrato serán procesados penalmente y no solo recibirán sanciones por contravención o daño en bien ajeno, como ocurría antes. Este tema me puso a pensar y me di a la tarea de investigar un poco cómo manejan ese aspecto acá en España.

Continuar leyendo

Me voy para el Ecoparque El Volador

Desde hace días le había dicho a mi papá que cualquier mañana de un domingo nos fuéramos para el cerro El Volador.

Pues ese día llegó. Preparamos todo para ascender hoy, caminando, hasta la cima. Yo recuerdo que cuando íbamos para la Costa y tomábamos la autopista Norte yo le decía a mi papi que lo visitáramos.

Antes de subir indagué un poco sobre el lugar y me encontré una historia interesante. Es uno de los siete cerros tutelares de la ciudad, junto con el Nutibara, El Picacho, Santo Domingo, El Salvador, Pan de Azúcar y La Asomadera.

En El Volador han encontrado hallazgos arqueológicos que datan de hace siglos y complejos funerarios de los antiguos indígenas Aburráes, de donde se tomó el nombre de este valle en que vivimos.

Mi tío David, que ha subido mucho al cerro, me ha contado que es un espacio ideal para relajar la mente y los sentidos porque hay un contacto cercano con la naturaleza y también que desde allí se puede apreciar toda la belleza de Medellín.

Les cuento otro dato: el Cerro fue declarado patrimonio histórico y natural de la Nación y luego el Ministerio de Cultura determinó que por su riqueza arqueológica y ambiental que posee era de interés cultural para la Nación.

Estoy preparada pues para disfrutarlo con mi papá y también invité a dos compañeras del colegio. Feliz domingo.

Para calles limpias, ¡saca la basura a tiempo!

Desde hace algunos días me han estado llegando muchos mensajes de basuras mal estacionadas en los barrios y después de preguntarle a Empresas Varias por cada caso llego a la misma conclusión: falta más cultura ciudadana.

Y es que por lo general los vecinos ponen las basuras los días no indicados, a horas no indicadas y en lugares no adecuados ¡Uich!

A mí no me gusta esa situación porque desde chiquita mi abuelita me enseñó que como buenos ciudadanos debemos tener una responsabilidad con el entorno.

Según mi abuelita, la contaminación del suelo se debe en gran parte a las basuras que arrojamos porque además impiden el crecimiento de la vegetación.

Y ni hablar de la contaminación del aire que se genera cuando las basuras están por mucho tiempo al sol y al agua ¡Guácala!
No me quiero ni imaginar las bacterias dispersas por el viento.

Además no creo que a nadie le guste ver su barrio lleno de residuos en cada poste. Por eso cuando algún perezoso no quiera llevar su bolsa de basura y la deje en cualquier parte, lo ideal es comunicarse con Empresas Varias o con la inspección más cercana para que les impongan sanciones.

Ojalá empecemos a ser más conscientes y responsables con nuestro barrio ¡A poner las basuras en su lugar!

Escombros molestan en Buenos Aires

Qué bonito es ver cuando los frentes de las casas están, como diría mi abuelita, bien teniditos.

En estos días me fui a caminar por el barrio Buenos Aires, mientras mi tío David hacía una vuelta en la clínica del Sagrado Corazón y vi cómo las señoras organizaban la entrada a sus casas.

Pero no todo fue tan bueno. Encontré más de un lugar con bolsas de escombros y hasta de basuras ¡guácala! Lo peor es que estaban ubicados en sitios no autorizados.

Así que me puse a hablar con don Hugo, la persona encargada de arreglar las afueras de las Clínica el Sagrado Corazón, y me contó que algunos vecinos imprudentes, que aún no ha podido identificar, le dejan casi todos los días bolsas de escombros en la acera, ¡uich!

Pero si a mí me llamó la atención esta situación, ¿qué dirán los habitantes del sector?

Una de mis amigas de Buenos Aires me contó que este asunto los tiene muy indignados y que el principal problema se vive en la carrera 36 con la calle 48. Cada vez que hacen reparaciones por ahí dejan los escombros.

Entonces cuando mi tío David terminó sus vueltas lo llevé para que mirara cómo se habían apoderado de zonas en las que no se deben dejar desechos. Él me aconsejo que llamara a Empresas Varias para ver si esa entidad podía intervernir, al menos con campañas de prevención. ¡Qué imprudencia!

Allá me contestaron que es muy importante que la comunidad presente sus quejas a la línea amiga de aseo 018000 410 400 y así será más fácil conocer los problemas.

Por ahora ya reportaron al jefe de la zona para que se encargue personalmente del caso y me dijeron que si se lograba identificar a las personas que estaban causando el problema se podía solicitar ayuda extra a la inspección más cercana.

Solo espero que la gente tenga más conciencia. Cuidar el barrio en que vivimos es compromiso de todos.

Menos árboles y más contaminación

“Uno no cree, pero ahí quietecitos siempre hacen mucho por la ciudad, ¿cierto Malala?”. Eso me dijo mi abuelita ayer cuando me llevó a conocer los árboles que hay sembrados en el parque de La Frontera. Ese que parece un pulmoncito verde en medio de la ciudad.

Lástima que todos no miren los árboles con el mismo afecto y agradecimiento que mi abuelita y los saquen de zonas que realmente lo necesitan ¡uich!
Lo digo porque la semana pasada me llamó una de mis amigas del barrio Guayabal a contarme que cerca a su casa “personas particulares talaron un árbol con sierra eléctrica”.

Entonces como mi abuelita quiere tanto los árboles me acompañó hasta el lugar y sí señor, el árbol ubicado en la carera 51A con calle 7 sur ya no estaba. Pero si a mí me dio tristeza, para mi abuelita fue el acabose. Y es que ella siempre ha dicho que estos individuos verdes sirven como reguladores de la temperatura y disminuyen la contaminación, algo que caracteriza a Guayabal por ser una zona industrial.

Entonces llamamos al Área Metropolitana para saber si habían autorizado la tala de este arbolito. Ellos revisaron la base de datos y luego me contaron que no había ninguna solicitud o autorización que concordara con esa dirección.

Así que enviaron, de inmediato, un técnico al lugar y en el transcurso de la semana nos tendrán listo el informe que será trasladado al área jurídica.
Ojalá se pudiera sembrar otro árbol en el sector para reparar la pérdida de esté amiguito verde.

A intervenir los árboles de Los Colores

“Malala la del alma verde”, así me dice mi tío Salomón, y la verdad es que tiene toda la razón porque el tema ambiental me mueve muchísimo.

Por eso cada vez que me cuentan que hay árboles que están perjudicando a los vecinos de algún sector, me pongo las pilas a contarle al Área Metropolitana, antes que, por desespero o desconocimiento, los puedan lastimar.

La semana pasada recibí un correo de uno de mis amigos que vive en el barrio Los Colores, en el cual me contaba que los arbolitos estaban dañando las entradas de las casas.

Yo cogí mi cámara y mi morral y me fui de recorrido a la calle 55 entre las carreras 78 y 80. Lo que vi fue unas ramas muy largas que ya le hacen cosquillas a varias fachadas.

También logré ver que algunas aceras estaban un poquito resquebrajadas, justo donde están las raíces. Yo de una llamé al Área Metropolitana para preguntarles si podían ir a visitar el sector y ellos me prometieron que lo harán lo mas pronto posible.

Pero además me dijeron que es importante saber que no siempre los daños en los andenes y estructuras son por culpa de los árboles, sino de factores como humedades y sobrepeso por parqueo vehicular.

Me contaron además que en algunos sectores las especies de árboles no se seleccionaron adecuadamente y pueden causar deterioro.

Lo ideal es hacer acciones preventivas de mantenimiento tanto de estructuras como de árboles para evitar que se presente el proceso de deterioro, pues las medidas correctivas suelen ser costosas y no tan efectivas.

Quebrada contaminada en Envigado por una mancha de color verde

Me quedé muy preocupada porque mi amiga Paula Henao le envió a los periodistas de EL COLOMBIANO una foto de una quebrada de color verde.
Tal parece que una persona, a la que no le gusta cuidar el medio ambiente, arrojó algún tipo de líquido que la manchó así y la contaminó.

Esa quebrada se encuentra muy cerca a la estación Envigado y me parece terrible que la gente la vea y nadie haga nada.
Por eso me he puesto en la tarea de buscar a los funcionarios responsables del medio ambiente en Envigado. Por ahora no les tengo una respuesta, pero no voy a descansar hasta que pueda contactarlos y que se haga algo para que esto no vuelva a suceder.

Apenas sepa que fue lo que pasó les estoy contando. Ustedes saben que me encanta la naturaleza y cosas como esta me ponen muy triste.

Maleza acaba con parque en El Poblado

Caminando con mi tío Salomón por el barrio Santa María de los Ángeles, me encontré con algo que no me gustó: el parque que queda al frente de la iglesia del sector, está muy descuidado y no provoca ni siquiera recorrerlo.

De hecho, ya Paulina, una amiga que me escribió en el blog, me había contado que está muy triste porque el parque había sido un regalo que algunas constructoras le habían entregado al barrio y que el Municipio hacía más de cinco meses que ni se asomaba por allí para hacerle mantenimiento.
Don Abraham, quien también vive en Santa María de los Ángeles dice que el parque se presta para verse bonito, pero necesita que alguien lo proteja para que la maleza y el moho no se lo coman.

Yo también pienso que se necesita una manita de gato, pues los caminos peatonales están cubiertos de maleza, las sillas están deterioradas y las flores están marchitas.
Entonces, luego de ver lo acabado que está el parque y de notar las caras largas de los vecinos, le seguí la pista a Obras Públicas para que le eche un vistazo a la zona.

La entidad se comprometió a radicar mi petición para realizarle el mantenimiento requerido al parque. Esa solicitud, me dijeron, la puede hacer cualquier ciudadano.
Espero que en menos de lo que canta un gallo el parque se convierta en un hermoso jardín bien aprovechado.