Drogas, robos y reguero de basuras

Los habitantes de Conquistadores se quejaron por algunos hechos de mala conducta entre la población habitante de calle que deambula por el barrio e, incluso, por algunas de esas personas que se asientan bajo los puentes de las quebradas.

Es notoria las presencia de habitantes de calle en Conquistadores y si bien no es generalizado que todos tengan mala conducta, sí se puede apreciar que en algunos casos se han dado robo de cables telefónicos, consumo de estupefacientes y reguero de basuras.

No conozco bien el tema, pero en mis recorridos por la ciudad sí noto un crecimiento de la población de la calle. Atendiendo la inquietud de los residentes de Conquistadores me hice una pregunta: ¿qué se hace por la gente en situación de calle? Recordé que mi tío David estuvo recientemente en un debate en el Concejo sobre el tema y él recordaba algunos datos importantes.

Según el censo de la Secretaría de Bienestar Social, en Medellín hay 3.381 habitantes de calle y se estima que 20.971 personas con hábitos callejeros están en riesgo de serlo. El 40 por ciento de estos habitantes de calle, provienen de otros municipios.

En el debate, dijo mi tío David, oyó que una de las conclusiones de las que se habló fue seguir fortaleciendo los programas de prevención. Hay centros especializados en la ciudad en los que se les brinda atención, pero no todos se acogen. ¡Uf! tamaño problema que no es solo del barrio Conquistadores, sino que toca a toda la ciudad.

Los robos y el vicio en Cabañitas

Me contaron que en el barrio Cabañitas un parque infantil se ha vuelto imposible para los niños por tantos viciosos que se mantienen allá metidos en una nube de humo. ¡Gas, huácala que ese sea el ambiente para los niños! Me duele mucho también lo que pasa en Bello porque es un municipio donde tengo muchos amigos.

Como quedé aburrida con esos comentarios y con otros rollos de atracadores y riñas en el barrio, me fui a ver al comandante de la estación de Policía de Bello, el capitán Francisco Javier Narváez, que responde por lo que pase en el sector.

Algo positivo que mencionó el capitán Narváez y que es, en medio de todo, un motivo para tranquilizar a mis amigos en Cabañitas, es que este año no se ha presentado ningún homicidio en la zona, teniendo en cuenta que el año pasado por la misma fecha ya iban cinco personas asesinadas.

Es verdad que se han robado un carro y una moto este año. Al menos el carro se recuperó una semana y media después en Niquía, me contaron.

Sí hay casos de raponeo, no por nada la Policía ha decomisado tres armas de fuego. Pero hay algo más difícil y es que muchos de los atracos son con armas de mentiras; las autoridades ya han decomisado 15, pero uno no se va a poner a averiguar si el arma es de verdad.

Han capturado a 17 adultos y también aprehendido siete menores de edad por diferentes delitos y se han incautado 745 dosis de estupefacientes entre los que los venden, los portan y los consumen.

La recomendación del capitán Narváez fue la de dar aviso tan pronto como sea posible a la patrulla encargada de vigilar la zona, porque solamente así se puede actuar. El teléfono de la patrulla que permanece en Cabañitas es el 312 721 60 01 y en Las Cabañas 312 721 4739

Atracos a estudiantes en Belén

Comencé la semana superpreocupada porque me contaron que a los alumnos del colegio Juan María Céspedes, de Belén, los viven atracando.

Me comentaron, quienes viven por ahí, que como el colegio está en el límite entre Laureles y Belén, la Policía de los dos barrios se vive chutando el problema. No sé ustedes que pensarán pero a mí me parece el colmo esa situación ¿Cómo que están atracando a niños como yo y la Policía no hace nada? Yo, curiosa como siempre, llamé a los comandantes de las dos estaciones para que me dieran una respuesta.

El mayor Andrés Segura, de Laureles, me explicó que la dirección del colegio, calle 32B #76A – 48 corresponde a Belén entonces no hace parte de su jurisdicción. El teniente Jesús Antonio Cabadías, comandante (e) de Belén, me confirmó que, efectivamente, su comando es el encargado de atender estos casos y me contó que para evitar los robos dispuso una patrulla que está atenta en el momento en que los estudiantes entran y salen de la institución. Me dijo que los ciudadanos pueden reportar cualquier situación sospechosa a su celular 311 246 77 52 ¡Buena esa!

12