¿De verdad sirven los letreros de “cómo conduzco” en los buses?

Como la línea de denuncia no funcionó, conviene mostrar cuál fue el bus que tiene un conductor irresponsable. FOTO MALALA

Como la línea de denuncia no funcionó, conviene mostrar cuál fue el bus que tiene un conductor irresponsable. FOTO MALALA

Iba yo muy tranquila en un taxi para donde una amiga, pasábamos cerca a Monterrey por la Avenida Las Vegas en Medellín, cuando un bus nos cerró bruscamente. El conductor frenó en seco, y ambos quedamos helados.

Por suerte, como había taco, alcancé a reaccionar y tomé una foto del vehículo, que se abría paso temerario zigzagueando entre los carros para huir de la congestión. En la imagen alcanzó a salir lo que yo quería, la calcomanía de “¿Cómo conduzco?”, donde está el número para denunciar una conducción irresponsable.

A Alejandra, la muchacha que me atendió, le di todos los detalles: placa del bus, fecha y hora, ubicación en la que estábamos, hasta recuerdo haberle dicho que en ese instante se le estaba metiendo a otro automóvil.

Pues les cuento que valiente gracia. Cuando le dije que se trataba de un Circular Sur 303, me dijo que no era asunto de Cootrabel, sino de una empresa distinta, Cootransa.
“Nosotros tenemos cinco buses en esa ruta, por eso aparece nuestra calcomanía, pero en realidad es Cootransa quien los opera y para dirigir las quejas por conducción hay que comunicarse con ellos”, me explicaron.

Yo ya estaba muy indignada y le pregunté que cómo era posible, que entonces para qué ponen un número en donde no se puede dejar la denuncia, que para qué le hacen dar tantas vueltas a la gente.

Entonces Alejandra me dijo que tenía razón, que esas calcomanías se debían cambiar, pero esa tarea era responsabilidad de Cootransa y, ante una queja, desde Cootrabel solo podían dar el número a donde se debía llamar.

Es decir, los buses son de ellos, les ponen su calcomanía, pero como los opera otra empresa entonces todo lo malo hay que contárselo a un número que no está en los vehículos. ¡Con razón manejan tan mal! Mínimo la gente se desanima de poner la denuncia con tanta volteadera.

Pero eso no es todo, cuando llamé al número que me pasaron a preguntar los motivos por los que estaba ocurriendo esta situación, ahí fue donde quedé más desconcertada.

La operadora me contestó que no tenían idea de por qué me habían dicho eso en Cootrabel, porque se supone que la empresa donde labora el conductor es la que debe responder por su comportamiento. “Si esas calcomanías tenían ese número les corresponde a ellos”, afirmaron.

Insistí que me habían explicado que los cinco buses de Circular Sur los operaba Cootransa, pero entonces ya me dijeron que no estaban los encargados directos y que llamara luego.

Mejor dicho, ojalá la Secretaría de Movilidad se apure con el Centro de control y gestión de flota, porque por allí podrán vigilar que no manejen como les venga en gana, jugando con la seguridad de los pasajeros y los actores de la vía.

No ha sido solo mi caso




Portada Twitter Malala

Fotonoticia: estas personas se esfuerzan cada día por dejar la ciudad más limpia. Un aplauso a ellos

Me encontré a este señor lavando con balde y trapos un semáforo a pleno día con un sol incesante. Gracias a ellos la ciudad tiene una imagen distinta y su trabajo puede pasar desapercibido. Vale la pena hacerles un reconocimiento y decirles: gracias. Hay que ponerle amor a la ciudad.

Me encontré a este señor lavando con balde y trapos un semáforo a pleno día con un sol incesante. Gracias a ellos la ciudad tiene una imagen distinta y su trabajo puede pasar desapercibido. Vale la pena hacerles un reconocimiento y decirles: gracias. Hay que ponerle amor a la ciudad.

Fotonoticia: entre el arte callejero y el peligro. Las maromas que hacen algunos para conseguir su sustento

Pasaba por la calle 30, en el semáforo que hay antes de cruzar al oriente de Medellín por el puente de Pintuco y me encontré a esta mujer que hace maromas colgada de telas. Me quedé boquiabierta por dos cosas: una por el bello espectáculo, y otra porque me parece algo muy peligroso, a lo que deben llegar algunos para conseguir cómo vivir día a día.

Pasaba por la calle 30, en el semáforo que hay antes de cruzar al oriente de Medellín por el puente de Pintuco y me encontré a esta mujer que hace maromas colgada de telas. Me quedé boquiabierta por dos cosas: una por el bello espectáculo, y otra porque me parece algo muy peligroso, a lo que deben llegar algunos para conseguir cómo vivir día a día.

En El Poblado los acopios de taxi generan confusión ¿Son informales?

En la calle 30 con carrera 43, al frente y al lado de la nueva sede de EPS Sura, los taxis se agrupan ocupando parte de la vía. Los vecinos se quejan de la movilidad en las calles.

Muy preocupado me escribió un residente del sector de Las Golondrinas, cerca al centro comercial Sandiego, porque los acopios informales de taxis están invadiendo las vías cercanas a las unidades residenciales que están en la parte trasera del centro comercial.

Continuar leyendo

Fotonoticia: esta belleza de adorno está abandonada desde hace meses en una calle de Laureles

A este campero lo dejaron abandonado en la carrera 75 con calle 45E, cerca a la estación Estadio del metro. Además de estar mal estacionado en plena vía pública, le improvisaron un gato que no es que de mucha seguridad que digamos. ¿Cuándo llegará la grúa del Tránsito para llevarse este estorbo?

A este campero lo dejaron abandonado en la carrera 75 con calle 45E, cerca a la estación Estadio del Metro. Además de estar mal estacionado en plena vía pública, le improvisaron un gato que no es que de mucha seguridad que digamos. ¿Cuándo llegará la grúa del Tránsito para llevarse este estorbo?