Fotonoticia: ¿Y esto? ¿qué pasó con los arboles al lado de epm? los niveles de contaminación suben y nosotros, cortando los pocos pulmones que nos quedan.

Supe, por algunos amigos, que este fin de semana se estarían trasladando algunos redes para continuar con la construcción de Parques del Río. Lo que no sabía era que se iban a cortar algunos árboles en el sector. Me entristece, porque nos acercamos a una nueva crisis ambiental y necesitamos más árboles, no cortar los que tenemos.

Supe, por algunos amigos, que este fin de semana se estarían trasladando algunos redes para continuar con la construcción de Parques del Río. Lo que no sabía era que se iban a cortar algunos árboles en el sector. Me entristece, porque nos acercamos a una nueva crisis ambiental y necesitamos más árboles, no cortar los que tenemos.

Fotonoticia: se me partió el corazón cuando vi a este abuelito abandonado en San Cristóbal

Quién sabe dónde irá este abuelito que caminaba solitario, maleta en mano, a paso lento con su bastón y acompañado por su perrito por las calles del corregimiento de San Cristóbal. Ha sido una de las cosas más tristes que me ha tocado presenciar. Abandonar a un adulto mayor puede dar hasta ocho años de cárcel.

Quién sabe dónde irá este abuelito que caminaba solitario, maleta en mano, a paso lento con su bastón y acompañado por su perrito por las calles del corregimiento de San Cristóbal. Ha sido una de las cosas más tristes que me ha tocado presenciar. Abandonar a un adulto mayor puede dar hasta ocho años de cárcel.

Fotonoticia: vehículos deterioran el pavimento y el andén que protegen una línea de la red de gas del sector

Los residentes del barrio Guayabal, en la carrera 53 con calle 13 sur, están preocupado por la exposición de una línea de la red de gas que quedó expuesta por daños en el andén y el pavimento. Aunque le han pedido a los conductores que tengan cuidado con el hueco, siguen parqueando y circulando por allí. ¿Qué puede hacer EPM?

Nada que corrigen peligroso derrumbe en la variante a Caldas

Esta trampa sobre la vía, que tiene cuatro años, ya dejó una víctima mortal. La ANI por fin me contestó.

Con la reciente víctima mortal quedó demostrado que las vallas naranjas no son garantía de seguridad.

Con la reciente víctima mortal quedó demostrado que las vallas naranjas no son garantía de seguridad.

Si existiera un concurso a los derrumbes más viejos, el que está localizado en la variante a Caldas, en la calzada de descenso diagonal a Cocorolló, se pelearía el primer puesto.

Digamos que si se tratara de un deslizamiento menor, que en nada compromete la seguridad de los usuarios de la vía, no cabría tanta preocupación. Pero en este punto, el 11 de septiembre pasado, una motociclista perdió la vida luego de que chocara con una de las vallas naranjas que se ven en la foto y ser arrollada por un camión que venía detrás suyo.

Lo más triste es que yo misma había advertido del peligro de este derrumbe en un artículo publicado en este medio el 11 de abril de este año. Pasaron los meses, no se solucionó nada, y los conductores que pasan por allí siguen reportándome que hay recurrentes accidentes en el sitio.

Peligro y trancones

Volví a comunicarme con mi amigo Jhon Darío Velásquez, dueño del terreno que amenaza con venirse abajo desde hace más de cuatro años. Él me contó que después de la primera denuncia que hicimos, se hizo un estudio pero no se supo nada más.

“Hemos visto que han sacado muestras de tierra como tres veces, la última vez fue hace tres meses, pero de ahí no pasa la cosa”, me contó.

Me dijo también que cree que las vallas naranjas están generando un peligro constante. La semana pasada su papá presenció un accidente de un motociclista. Y todo sigue como si nada.

“Tenemos una casa arrendada en ese terreno. Pudimos comprobar que ya tiene una grieta. Nuestro terreno estaba bien antes de la doble calzada, por eso buscaremos un abogado para entablar una demanda”, me expresó Jhon Darío.

Las congestiones que se forman en este tramo en horas pico son una cosa terrible. En la operación retorno durante los puentes festivos, este problema aumenta los trancones que pueden llegar a ser de más de tres kilómetros.

“No sé que están esperando, será que con la muchacha que se murió este mes no les basta para dar solución”.
Jhon Darío Velásquez

 ¿Quién se responsabiliza?

Aunque la concesión de la vía la tiene Invías, por contrato este defecto lo tiene que asumir la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). La vez pasada me comuniqué con ellos y no obtuve respuesta, tuvieron que pasar cinco meses para que respondieran mi solicitud.

La ANI me contestó que la primera semana de octubre entregará los estudios y diseños con las alternativas de solución para atender la problemática, y señalaron que garantizan la seguridad con el cierre de un carril y las mencionadas vallas que, según dicen, se ajustan al manual de señalización vigente.

“El actual derrumbe no se puede retirar dado que generaría una desestabilización en la ladera que podría afectar una vivienda ubicada en la parte alta del talud, razón por la cual hasta tanto no se tengan los resultados de los estudios, se desconoce qué tipo de obra debe implementarse para poder retirar el derrumbe y estabilizar la zona”, me escribieron en un comunicado.

Qué tristeza que haya que esperar tanto tiempo para encontrarle a esto una solución. Mientras tanto, esa trampa mortal seguirá ahí. Tocará cruzar los dedos para que no haya otro accidente fatal .

EDICIÓN DEL 11 DE ABRIL DE 2017 Esta fue la primera denuncia que hice sobre el derrumbe. ¿Cuántas más faltarán?

EDICIÓN DEL 11 DE ABRIL DE 2017
Esta fue la primera denuncia que hice sobre el derrumbe. ¿Cuántas más faltarán?

Reporteros ciudadanos

La ANI dice que hasta la primera semana de octubre, cuando se tengan los resultados de un estudio, no se sabe cómo se solucionará el derrumbe.

 

Por Malala

Malala@elcolombiano.com.co

Whatsapp: 3105177244.

Estos son los huecos que siguen atormentando a los conductores de Medellín

DKMgcyeW4AAou3q

No hay un día en el que no me lleguen al Whatsapp fotos de huecos que se encuentran mis amigos transitando por la ciudad. Unos  parecen cráteres semejantes a los de la luna o, aún peor, como si  hubiera caído un gran objeto que destruyó la calle. Sin embargo, ninguna de estas posibilidades es la correcta.

Lo que sí es cierto es que las vías de Medellín se deterioraron por cuenta del abandono y parecen “coladores”. Así lo veo yo todos los días cuando voy por ahí en mi bicicleta, y es el tema de conversación en la casa o cuando uno llega a clase; los grandes huecos que se han formado no solo entorpecen la circulación sino que ¡son un peligro! Y claro, todos los que conocían mi blog me mandaban a averiguar. Aquí les cuento lo que encontré:

Resulta que hace más de un mes, el 1 de agosto de este año, según el alcalde Federico Gutiérrez, se empezó a ejecutar el contrato de parcheo de huecos y de fallos (grietas) en la malla vial de la ciudad, que tenía un deterioro del 70% en el asfalto. La idea era tapar  1.700 huecos en un mes, que habían sido reportados por todos nosotros, y para eso destinaron más de $250 mil millones y una cuadrilla de trabajadores por comuna. Su meta es hacer diariamente 100 intervenciones de parcheo y sellado de huecos.

Y aunque la Secretaría de Infraestructura me aseguró que hasta ayer iban 3.647 intervenciones en las calles de la ciudad, reparando diariamente 120 daños en las vías, aún son muchas las quejas que me llegan al Whatsapp, hasta con foto y video. Vi la cosa tan terrible que decidí salir yo misma en una cacería de huecos.

En 5 lugares de la ciudad pude ver con mis propios ojos que, si bien ya empezaron las labores de reparación y hay muchos parchados, aún faltan bastantes por reparar. La carrera 65 es ¡im-pre-sio-nan-te! Díganme exagerada si quieren, pero es que está muy mala, en algunos tramos parece que un terremoto hubiera pasado por ahí, dejando las calles totalmente agrietadas. A la gente de Pilarica, el barrio Lorena, la calle 10A les toca algo parecido, miren aquí:

Y como sé que hay muchos otros que me faltaron en mi recorrido, si ves uno más que falte por tapar escribime a mi Whatsapp: 3105177244, a mi correo electrónico: Malala@elcolombiano.com.co o a mi cuenta de Twitter: @soymalala y me lo mostrás.

¿Serán necesarias más señales de prohibido parquear en El Poblado?

Los habitantes del sector de La Visitación están pasando un mal rato con un local cercano. Saqué mi cámara para reportear.

¡Qué indignación! La gente de la zona ni puede entrar a las unidades residenciales y los fines de semana se hacen eternos por el ruido. FOTO EDWIN BUSTAMANTE

¡Qué indignación! La gente de la zona ni puede entrar a las unidades residenciales y los fines de semana se hacen eternos por el ruido.

La semana pasada me encontré con Laura, una vieja amiga de colegio, mientras salía de la universidad.

Quisimos recordar viejos tiempos y me invitó a su casa para comer y charlar.

Cuando subíamos en su carro hacia su casa, cerca a la calle 2 sur con 34, en el sector de La Visitación, El Poblado, nos topamos de frente con otro carro y casi nos estrellamos.

El susto fue gigante, por suerte no pasó nada y mi amiga, muy enojada, empezó a explicarme que esa calle es doble vía, sin embargo, desde hace dos años un restaurante llegó a la zona y la movilidad en el sector ha cambiado.

Laura, muerta de ira, me contó que las personas que frecuentan el lugar están utilizando como parqueadero la vía y ¡hasta las porterías de los edificios que hay alrededor!

Se acumulan tantos carros en esta calle, doble vía, que termina por ser un solo carril.

Cuando mi amiga se tranquilizó un poco y llegamos a su casa, empezamos a conversar con su madre y nos dimos que cuenta de que la situación no es para nada nueva.

Doña Yolanda nos relató que ya alguien se había chocado cerca al lugar y que ella, junto con otros vecinos, denunciado la situación en la Alcaldía.

“Necesitamos que nos pongan unos prohibido parquear”, me dice la mamá de Laura.

Incluso, me dice, que ella misma dejó entrar un agente de tránsito a su casa para que tomara fotos de la calle y aplicara las medidas respectivas, pero hasta ahora no ha pasado nada. ¡Increíble!

Mientras servía la comida, doña Yolanda interrumpió para aclararme que los dueños del lugar son bastante queridos y que ya han hablado con la comunidad, pero que los problemas de movilidad y ruido se siguen presentando.

Parece que hay voluntad, pero no se han tomado medidas.

Seguimos conversando hasta altas horas de la noche y pude evidenciar que, a pesar de ser un lugar tranquilo, el ruido que de allí proviene puede molestar, hecho que Laura me confirmó, pues a veces le cuesta dormir en la noche.

Espero que las autoridades puedan tomar acciones y, como dijo doña Yolanda y Laura, que el lugar no se cierre, pero que si se haga un control para que todos puedan vivir mejor .

Por
Malala@elcolombiano.com.co

Fotonoticia: la solidaridad de la Policía le devolvió la dignidad a una familia de Urabá con la recuperación de su casa

Para destacar la labor solidaria de la Policía de Urabá que, unida con la comunidad y algunos comerciantes, restauró la vivienda de una familia residente en el barrio Pueblo Nuevo, del corregimiento Currulao (Turbo), la cual estaba a punto de caerse por el deterioro. Se arreglaron techos, muros y pisos y se eliminó el riesgo de colapso.

Hay que destacar la labor solidaria de la Policía de Urabá que, unida con la comunidad y algunos comerciantes, restauró la vivienda de una familia residente en el barrio Pueblo Nuevo, del corregimiento Currulao (Turbo), que estaba a punto de caerse por el deterioro. Se arreglaron techos, muros y pisos y se eliminó el riesgo de colapso.

San Pablo se llenó de carros, pero habitantes no pueden parquear

Malala Twitter

Las calles del barrio parecen un estacionamiento público. Apenas pude transitar por allí en mi bicicleta.

Un amigo me llamó muy aburrido, a pedirme mi bicicleta porque estaba cansado de usar su carro en su cuadra, ya que no tenía dónde parquearlo.

Él me dice que desde hace unos meses, una empresa de transporte llegó su barrio, San Pablo, en Guayabal, para instalar sus oficinas y, paulatinamente, han estado llegando carros de transporte al barrio.

Su mayor preocupación, me dice, es que no solo se están parqueando al frente de su casa, sino que está pasando lo mismo con otros vecinos del sector, que tampoco tienen dónde parquear. Los carros abarcan toda la cuadra lo que, para él, representa un abuso.

Preocupada por la situación y pensando en la gente del barrio, busqué a la persona encargada de la empresa Transportes MontoYa S.A.S. y pude hablar con don Sixto Sánchez, el propietario.

Don Sixto me aseguró que no es cierto que los carros estén constantemente parqueando alrededor de las calles, aunque sí reconoció que los conductores pasan para recoger la papelería y la facturación de su trabajo.

El señor, muy respetuosa y amablemente, me dijo que la comunidad no lo había contactado directamente y que no había recibido ningún tipo de quejas, pero me contó que estaba dispuesto a conversar con las personas, de ser necesario, para revisar los problemas que estaban afectando al barrio y llegar a acuerdos, pues su intención no es molestar ni mucho menos.

Personas dispuestas al diálogo. ¡Eso es lo que necesitamos!
Decidí explorar mejor la situación y pasar con mi bicicleta por el barrio de mi amigo. Cuando llegué a su casa me di cuenta que, en efecto, había muchísimos carros a ambos lados de la calle y en otras a su alrededor. Entonces, les pregunté a algunas personas por los parqueos en la zona.

Me dijeron que no solo se trata de una empresa, sino de varias que, a un costado del barrio, han empezado a crear una especie de zona industrial.

Además, me dijeron que otros “avispados” que viene al centro empresarial Olaya Herrera, ubicado al frente del barrio, vienen a dejar sus carros, pues los parqueaderos en ese lugar no alcanzan.

Cuando hablé con la administración del centro empresarial, fue clara al explicarme que son pocos los parqueaderos con que cuenta ese lugar, pero que siempre han dejado en manos de las empresas que allí tienen oficinas la utilización de estos, por lo que, deduje, son las compañías las que deben tener control sobre la situación.

No podemos disponer de los espacios de otros y menos en zonas residenciales ¿a quién le gusta la idea de tener carros parqueados en frente de su casa todo el día?

Deberíamos movernos más en bicicleta, a pie o en transporte público, evitaríamos todo esto, además, los parqueaderos públicos ya están inventado, usémoslos y no abusemos de las calles, ¡por favor!

Por
Malala@elcolombiano.com.co

Cambiaron el estrato de un barrio en Laureles sin socialización

Segundo Parque

Hasta el 31 de diciembre de 2016, los vecinos del barrio Bolivariana, en la comuna 11 (Laureles-Estadio) de Medellín, pertenecían al estrato cuatro. Este año, apenas les llegó la primera factura del impuesto predial, con sorpresa se dieron cuenta que por arte de magia el estrato les había subido a cinco. Nunca les llegó aviso alguno de Alcaldía o Catastro para anunciarles el cambio.

Continuar leyendo