Fotonoticia: entre el arte callejero y el peligro. Las maromas que hacen algunos para conseguir su sustento

Pasaba por la calle 30, en el semáforo que hay antes de cruzar al oriente de Medellín por el puente de Pintuco y me encontré a esta mujer que hace maromas colgada de telas. Me quedé boquiabierta por dos cosas: una por el bello espectáculo, y otra porque me parece algo muy peligroso, a lo que deben llegar algunos para conseguir cómo vivir día a día.

Pasaba por la calle 30, en el semáforo que hay antes de cruzar al oriente de Medellín por el puente de Pintuco y me encontré a esta mujer que hace maromas colgada de telas. Me quedé boquiabierta por dos cosas: una por el bello espectáculo, y otra porque me parece algo muy peligroso, a lo que deben llegar algunos para conseguir cómo vivir día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>