Lamentable el olvido del teatro Carlos Vieco

SCarlos Vieco teatro

 

En el teatro Carlos Vieco, del cerro Nutibara, ya no se oyen versos ni el sonido de las guitarras y las baterías de los conciertos de rock, que tuvieron allí su espacio mucho tiempo y a donde me encantaba ir con mis amigos de parche cultural.


Leí que estaba cerrado. Qué lamentable. Me llamó la atención el clamor de un gestor cultural, Román González, quien se lamentó por todas las dificultades que hay en Medellín para organizar un concierto o un espectáculo cultural.

“Los trámites para generar cultura a veces parecen pensados para aburrir a las personas y que tiren la toalla”, me dice Román. Por él y por todos los que amamos el arte en sus distintas expresiones vale sumar voces para rescatar este espacio, que es, sin duda, es un patrimonio de los jóvenes de Medellín.

Me cuentan varios amigos ya mayores que los mejores momentos del Festival de Poesía eran allí, con los versos al aire libre, mezclados con el canto de las aves y más tarde la luz de la luna y unos buenos vinos. Un lugar soñado.

La gente joven gozaba del festival Altavoz. El cerro y el teatro se inundaban con toda esa energía de la juventud. Esto sí lo disfruté. Ayer fui a mirar y me dio nostalgia. La puerta está con candado y se ven las escalas invadidas de maleza. La taquilla está cerrada y en el piso se ve un ventilador en pedazos. La malla que lo rodea está oxidada y en las graderías nació grama. Y abajo, se ve la concha acústica vacía, sola, en deterioro.

¿Cómo la ciudad deja perder un escenario tan único? No hallo razón. La secretaria de Cultura, Amalia Londoño, dijo que los daños son estructurales y hay que intervenirlo a fondo. El alcalde, Federico Gutiérrez, la respaldó. Buena noticia. El Nutibara, sin el teatro, se ve cojo. Le falta este escenario histórico, útil y único. Como me dijo Tomás Gutiérrez, un señor que trotaba por el cerro: “este teatro equivale a la media Torta de Bogotá y hay que devolverle su magia”.

 

3 comments

  1. rocio   •  

    Hola, para quien le pueda interesar.”no hay dinero para la cultura colombiana, peo si hay para quien quiera venir del extranjero.Hay que ver El Tiempo del 17 abril, como le lambieron a unos cuantos en la feria del libro.

  2. Don   •  

    Recuerdo haber ido a este teatro 3 veces, todas muy agradables.
    En feria de flores lo abrian y era un placer visitar a todos los cantantes y artistas por pequeño que fuera el espectaculo.

  3. Catador   •  

    De adolescente fui muchas veces a este hermoso teatro, sobre todo a ver la movida de las bandas rockeras y punketas de la ciudad y de alguna que otra extranjera. Luego en los festivales de poesia era como rememorar aquellas leyendas urbanas que contaban del Festival de Ancon. El Woodstock criollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>