Los niños en el cole, no en la calle

WhatsApp Image 2017-03-09 at 7.45.21 PM

Qué tristeza tener que encontrarse en las calles de Medellín con niños trabajando, pequeños que podrían estar aprendiendo y divirtiéndose entre sus amigos, pero no, están haciendo malabares en los semáforos, o recogiendo monedas en los paraderos de buses.


Un amigo me contó que desde hace 20 días tres pequeños se paran en los semáforos ubicados afuera de un centro comercial, a un costado de la estación del metroplús de la Universidad de Antioquia, y hacen varias piruetas para que la gente baje las ventanillas de sus carros y les regale algo de dinero.

Cuando me contó esto estaba muy molesto, y no es para menos, me dijo que no pasaban de los 12 años y la gente ni se inmutaba, ni se veía a nadie acompañándolos.

Me acordé que hace un mes me tocó presenciar la escena de una niña de ocho años voceando la ruta de un bus en el paradero de la estación de metro en La Estrella. ¡Ocho años, no hay derecho!

Pero la cosa es más grave de lo que parece, consulté los indicadores de trabajo infantil en Antioquia, y el Ministerio de Trabajo entrega en su página web unas cifras alarmantes. Según el sistema de registro habrían 48.177 menores sometidos a alguna forma de trabajo, vulnerando sus derechos fundamentales.

Me indigna que las leyes se estén burlando de esa manera, y me duele que los niños en lugar de estar aprendiendo historia, matemáticas o inglés, tengan que estar en la calle consiguiendo plata.

Para controlar esta situación, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) trabaja de la mano con programas de atención de la Alcaldía de Medellín, como En el colegio contamos con vos, que busca a niños que hayan desertado de sus estudios para que vuelvan a clases.

Además, el Icbf cuenta con el Equipo Móvil de Protección Integral (Empi), que son dos unidades móviles que buscan por las calles a niños y adolescentes que se encuentren en situación o riesgo de trabajo infantil.

Una de las unidades se dedica exclusivamente a la región de Urabá, y otra recorre el resto del departamento. Pero el éxito de estos equipos también depende de las denuncias que presenten los ciudadanos.

“Necesitamos ayuda de la sociedad civil en cuanto a las denuncias, porque aunque tenemos poco personal para atender todos los casos, recibimos cada solicitud y la estudiamos una por una”, me dijo Carolina Galindo, profesional del Icbf.

La Policía está atenta a escuchar cualquier caso que usted conozca, para eso puede llamar a la línea 123 y pedir que lo comuniquen con la unidad de Infancia y Adolescencia, o al Icbf, que también atiende en la línea 141 para atender estos casos.
No olvide que cambiar la situación también depende usted, así que por favor, denuncie . n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>