Necesitan puente peatonal en Marinilla

Gustosa atendí un llamado de los habitantes de Real Bellavista, de Marinilla, quienes se sienten angustiados y con temor cuando deben cruzar la autopista Medellín-Bogotá.

En verdad, el problema afecta a más personas: habitantes de la Ciudadela Real La Dalia, La Alameda, Beato Melquiades y de San Joaquín.

Viven al otro lado de donde quedan los colegios, la iglesia, la plaza de mercado y, por eso, desde hace bastante tiempo, están pidiendo un puente peatonal. Han ido de entidad en entidad, pero ninguna les ha resuelto su solicitud.

Los vi muy desesperados y piden que su reclamo se haga realidad. Ven que en otros sitios de la autopista han dispuesto puentes peatonales espectaculares e intercambios viales y por eso están pidiendo una obra igual en su sector.

Aunque en una construcción de este tipo tienen que ver entidades como el Municipio y el Ministerio de Transporte, pregunté en la firma Devimed, que tiene la Autopista en concesión.

El director Técnico, John Jairo Otálvaro explicó que, también de tiempo atrás, la concesión ha gestionado recursos ante la Nación para acometer las obras de doble calzada en el paso urbano por Marinilla y del tramo faltante hasta El Santuario, lo que incluye dos puentes peatonales en Rionegro, cuatro en Marinilla (Cementerio, Ciudadela Artesanal, La Dalia y La Ramada) y uno en El Santuario, pero hasta el momento no han tenido éxito.

Dijo que la concesión seguirá insistiendo en la consecución de recursos.

Preocupan habitantes de calle en Prado

Conmovida, mi amiga Catalina me contó su preocupación porque en su barrio, Prado Centro, hay muchos indigentes y por la cantidad de basuras. Yo había oído hablar alguna vez de programas que la Alcaldía tenía para los habitantes de la calle, pero como no sabía cuáles, fui a la Secretaría de Bienestar Social para saber qué decirle.

Allá me explicaron que hay una mesa de trabajo de la comunidad con la que los funcionarios de la Secretaría se han reunido para tratar estos temas que a Cata tanto le preocupan.

En esas reuniones han recomendado a los vecinos brindar un trato digno a los habitantes de calle, pero no darles limosna, porque eso no ayuda a que estas personas se vuelvan a integrar a la sociedad.

La Alcaldía tiene en Prado una sede de resocialización, que además es la oficina de la familia, de la unidad de programas sociales especiales y de la comisión social del Simpad, y desde allí realizan diferentes intervenciones.

También me hablaron de los problemas de inseguridad, expendios de droga, y de un sector muy delicado, que es Lovaina. En estos temas, que dan tristeza a mi amiga y a los que quieren a Prado Centro, las acciones las toma la Policía y los organismos de control.

Una noticia buena para Cata me la dieron en la Secretaría de Cultura: me anunciaron que pronto crearán en el barrio una sede para dar a conocer a todos el valor patrimonial del barrio, que es como un museo todavía habitado

Los robos y el vicio en Cabañitas

Me contaron que en el barrio Cabañitas un parque infantil se ha vuelto imposible para los niños por tantos viciosos que se mantienen allá metidos en una nube de humo. ¡Gas, huácala que ese sea el ambiente para los niños! Me duele mucho también lo que pasa en Bello porque es un municipio donde tengo muchos amigos.

Como quedé aburrida con esos comentarios y con otros rollos de atracadores y riñas en el barrio, me fui a ver al comandante de la estación de Policía de Bello, el capitán Francisco Javier Narváez, que responde por lo que pase en el sector.

Algo positivo que mencionó el capitán Narváez y que es, en medio de todo, un motivo para tranquilizar a mis amigos en Cabañitas, es que este año no se ha presentado ningún homicidio en la zona, teniendo en cuenta que el año pasado por la misma fecha ya iban cinco personas asesinadas.

Es verdad que se han robado un carro y una moto este año. Al menos el carro se recuperó una semana y media después en Niquía, me contaron.

Sí hay casos de raponeo, no por nada la Policía ha decomisado tres armas de fuego. Pero hay algo más difícil y es que muchos de los atracos son con armas de mentiras; las autoridades ya han decomisado 15, pero uno no se va a poner a averiguar si el arma es de verdad.

Han capturado a 17 adultos y también aprehendido siete menores de edad por diferentes delitos y se han incautado 745 dosis de estupefacientes entre los que los venden, los portan y los consumen.

La recomendación del capitán Narváez fue la de dar aviso tan pronto como sea posible a la patrulla encargada de vigilar la zona, porque solamente así se puede actuar. El teléfono de la patrulla que permanece en Cabañitas es el 312 721 60 01 y en Las Cabañas 312 721 4739

Me voy de picnic para el Jardín Botánico

Me sorprendí en estos días, cuando mi amiga Linis me dijo que nos fuéramos de picnic para el Jardín Botánico. Me pareció raro, porque yo solo había ido por allá cuando necesitaba hacer una tarea, quería tomar fotos de las flores o para llevar a mi tía Rosa, que vive en Estados Unidos, y que cuando viene de visita a la ciudad le gusta ir a sitios bonitos. Vimos los patos, nos sentamos en las sillas de madera y comimos oblea.

Pero, el domingo pasado con Linis en el Jardín, descubrí que en la zona del fondo, más allá del lago, las familias y grupos de amigos llegan con sus manteles y hasta con sus sábanas, los extienden en la grama, y sacan sánduches, pollo, ensaladas, frutas, en fin, delicias caseras que disfrutan en buena compañía y en un ambiente relajado. Y, lo mejor, todo sin gastar.

Me contaron que esto se vive también en el sector de Ciudad del Río y hasta en el Museo El Castillo, en El Poblado, en donde, pagando una tarifa muy baja, se pueden usar sus jardines espectaculares.

Hay que aprovechar el sol, el aire puro y los sitios de la ciudad que aún tienen vegetación, pájaros y nos hacen sentir el bienestar de la naturaleza, eso me dijo Linis que es súper ecológica, pero estoy de acuerdo con ella.

Lo que sí les recomiendo a los que quieran seguir este plan es que dejen estos espacios verdes tan o hasta más limpios de lo que los encontraron: botar la basura, evitar regueros y cero daños.

Hoy es domingo, ¡vámonos de picnic!

Demarcan el resalto

Los residentes del barrio Belén Las Playas me contaron que en la carrera 72 con calle 10A había un resalto que no se veía, pues la pintura se le desapareció y los carros, que pasaban acelerados, debían frenar duro; tanto, que los vecinos quedaban impresionados con el sonido.

Les conté a funcionarios de la Secretaría de Tránsito de Medellín y su respuesta me dejó contenta:  la Unidad de Circulación procedió a demarcarlo, señalizando además los ubicados en la misma carrera. El subsecretario técnico, Juan Fernando Franco, me dijo que están agradecidos con la comunidad por alertarlos y que la Secretaría iniciará una campaña para mejorar la señalización. Estarán atentos a la información ciudadana. ¡Bien por esta acción!

Cuidado con los carros en contravía

Qué creerán los conductores que giran por donde no deben, arriesgando sus vidas y las de los demás que van tranquilos por la vía y cumpliendo con la norma. Por ahorrarse una vuelta o gastarse menos tiempo, algunos toman decisiones peligrosas, y no estamos jugando a los carritos chocones, pienso yo y hasta mi tío David que se mantiene recorriendo las calles de la ciudad en su moto.

Me contaron los habitantes de Manrique y de Campo Valdés que en la carrera 47, entre calles 67 y 69, han visto varias motos y taxis circular en contravía. Hasta a los peatones les da susto cruzar porque pueden encontrarse de frente con un vehículo que no esperaban.

Carlos Marín, subsecretario de Control de la Secretaría de Tránsito de Medellín, comentó que, para responder a esta denuncia, los agentes han estado visitando la zona, para hacer los controles respectivos y sancionar a aquellos que infrinjan las señales de tránsito.

Aunque la recorrieron en diferentes horarios, nos dijo el funcionario, que no detectaron ninguna anomalía en estas vías. Sin embargo, manifestó que seguirán pendientes para ayudar a que en la ciudad se respeten las normas. Se trata de salvar vidas.

Como estamos cerrando una semana más y debemos prepararnos para la próxima, los invito a que me escriban a mi correo para saber qué los inquieta y abrir nuevas votaciones. Juntos debemos trabajar por una ciudad más segura, agradable y respetuosa. Si no, ¡no estamos en nada!

Andenes que parecen trochas

Me molesta ir caminando por una acera y dar ese saltico bobo por un desnivel que uno no percibe y que lo hace perder el equilibrio. Un habitante del barrio Boston me escribió aburrido por un andén que más allá de tener una pequeña falla en el cemento parece ya, según me dice, “una trocha”.

El lugar está en la avenida Echeverry, entre carreras 39 y 39A, costado sur, y se queja porque representa un peligro para ancianos y niños, no le han hecho mantenimiento ni le han dado, desde la Secretaría de Obras Públicas, una respuesta efectiva a su pedido.

Alerté a la gente de la Unidad de Construcción y Sostenimiento, de Obras Públicas, que visitó ayer ese andén y confirmó su mal estado. Incluso, le falta el bordillo, que me explicaron que se trata de la unión entre la acera y la vía; tiene 22 tapas de contador y 8 de gas, datos que consignaron en su informe y necesarios para hacer el presupuesto de la intervención.

Ingresaron el caso en la base de datos para ejecutar las obras cuando tengan plata, porque, debido a numerosas solicitudes de la comunidad, por ahora intervendrán las que venían en fila desde 2011.

Quedé aburrida, como el vecino de Boston, pues pensé que podían hacer algo pronto; pero el problema es de plata. El año pasado invirtieron 2.500 millones de pesos en arreglos y para 2012 habrá una cantidad parecida, pero que no alcanza para abarcar los daños que reportan todos los medellinenses. Tocará seguir caminando con cuidado, para no pegarse uno una caída. Huácala.

Alta congestión por el Pandequeso

Ni siquiera ponerme a chatear  me distrae de esa rabiecita que provoca en mí el taco monumental que se arma en la autopista Sur, a la altura del puente del Pandequeso. En estos días, salía con mi tía Cata desde Itagüí, con destino al Éxito de Envigado, para comprar unas cositas y casi no llegamos. Jorge Ramírez, subsecretario de Tránsito de Itagüí, me dijo que han tomado medidas como cerrar la entrada a la oreja para acceder al puente y que los vehículos se movilicen por los alrededores de la antigua sede de Coltejer, y así disminuir el impacto.

Con sus agentes, motivan a los conductores para que tomen rutas alternas en las horas más complejas y, a la vez, mejoren el flujo.

Pero, insistió en que la mayor congestión se origina sobre la glorieta del Éxito, ya en  jurisdicción de Envigado, por eso, le han pedido a ese municipio que mande unidades de apoyo. Con Sabaneta están enlazados, para mejorar la movilidad de la Autopista, a la altura de Mayorca.

Como Envigado también tiene su responsabilidad en este cuento, hablé con la secretaria de Tránsito, Adriana Muñoz. Según ella, el control se hace difícil debido al alto flujo de conductores que buscan llegar a la Regional y a Las Vegas por Envigado, para evitar el pico y placa, y por la gran cantidad de personas que viven en el sur de la ciudad. Hacen presencia, agregó, con agentes evitando el bloqueo en las intersecciones, pero invitó a la gente a usar el servicio público para bajar el número de carros.

Más quejas por parqueo en la 43 A

Huácala. Se le varó la moto a mi tío David y nos tocó irnos en bus para El Poblado.

Cuando timbramos en Santafé, el conductor nos dijo que no podía parar en el semáforo de la carrera 43A, en plena avenida El Poblado, porque había un guarda de tránsito, entonces que nos dejaba en el paradero. ¡Bien por él!, aunque por la amenaza del guarda.

Algo que no hacen otros conductores de buses y  taxis que se van acumulando en el sector  generando tacos. Carlos Marín, subsecretario de Control del Tránsito, insistió en que el compromiso es total y que permanentemente hacen rondas y estricto control al acopio.

Tránsito le cumplió a Bello Horizonte

Respetar el espacio público y las normas de tránsito no es difícil, pero hay personas que no lo ven así. Por eso es necesario recordarles la importancia de cumplir con sus deberes como ciudadanos.

Felicito al Tránsito de Medellín por atender la queja de la comunidad de Bello Horizonte (Robledo). Ellos estaban muy preocupados por los problemas que tenían en el sector para movilizarse, especialmente sobre la carrera 85B entre las calles 77 y 77D, uno de los lugares más comerciales del barrio.

Agentes de Tránsito visitaron el sector y le explicaron a sus habitantes lo peligroso que es dejar los carros parqueados en zonas indebidas.
También les indicaron que los andenes son para los peatones y no para poner mercancía y material publicitario.

Este asunto es muy preocupante porque puede ocasionar accidentes de tránsito, pues cuando los peatones ven los andenes ocupados tienen qué caminar por la calzada que, además, es de doble vía. En una de esas pueden ser atropellados.

Además, los carros tampoco cuentan con el espacio suficiente para su movilización, lo que aumenta los riesgos de accidentalidad.

Más allá del llamado de atención para los vecinos del sector, mis amigos del Tránsito, están estudiando la posibilidad de poner señales de control que dejen claro lo que allí está prohibido. También le van a informar al Secretario de Planeación y de Obras Públicas para que revise la condición de los andenes.