Estoperoles son un peligro para los motociclistas

hcarril6. / HCARRIL

Esta semana recibí la carta de un lector que me dejó muy triste. El remitente es Luis, un ciudadano que se siente muy preocupado porque en su labor, como conductor de ambulancia, ha notado el aumento de accidentes de motocicletas en la carrera 50, saliendo del soterrado de Parques del Río, cerca al puente de la calle 30.
Luis me explicó que muchos conductores de moto no ven de lejos los bordillos traspasables o estoperoles, como los conocemos la mayoría de personas, y cuando son pisados por el motociclista este resbala y cae.
Después de leer la nota, llamé a la Secretaría de Infraestructura, para saber qué pasa con los separadores y qué se puede hacer para evitar que estas situaciones tan lamentables se repitan en el futuro.
Un funcionario de este despacho me indicó que el sábado pasado, Infraestructura instaló cinco hitos, para que los bordillos sean más visibles y así cumplir con la reglamentación de Movilidad y del Plan de Manejo del Tránsito.
Para conocer más acerca de estos separadores y la función que cumplen en la vía, me comuniqué con Donald Calle, subsecretario técnico de la Secretaría de Movilidad de Medellín, quien me dijo que la función de estos elementos es advertir a los conductores que la vía se divide en dos calzadas, es decir que no fueron instalados en vano.
“Dado a que el bordillo traspasable es una señal que va en el piso y no tiene una visibilidad ideal se reforzó esa señalización con hitos que son elementos verticales un poco más altos, que le permite a los conductores identificarlos y visualizarlos desde mucho antes”, manifestó el funcionario.
Recibo con agrado esta intervención, porque este año, entre enero y el 4 de septiembre, han muerto 87 personas que se movilizaban en motos. También, espero que los ciudadanos tomen conciencia y manejen con más mesura, para que estas cifras no asciendan.

Medellín necesita parqueaderos

image_content_26847324_20160902231048

Desde hace varias semanas, estoy haciendo seguimiento a los problemas de parqueo que se ven a diario en la ciudad; uno de los principales motivos, además de la falta de cultura y educación vial, son las pocas celdas de estacionamiento en edificios residenciales y comerciales de Medellín.

El sábado pasado, les conté que desde 2014, en el Plan de Ordenamiento Territorial, se creó el acuerdo 48, que establece un límite de parqueaderos por edificación, lo que va en contravía de las necesidades.

Como las curadurías son las encargadas de dar licencias a los proyectos urbanísticos, decidí llamar a Ángela Restrepo, curadora tercera en propiedad, para que me contara si la norma afecta los planes de contrucción. Ella me contó que antes de este acuerdo, se exigía un mínimo de celdas de parqueo, pero ahora como se hace todo lo contrario, se construyen pocos estacionamientos, los cuales no alcanza a cubrir toda la demanda.

“Ellos cumplen con lo que la ley les exige, si a mi me dan un máximo de 10 parqueaderos yo no hago 15. Además, se puso como castigo una norma, si se hacen 10 parqueaderos y quiero hacer 20, esos otros 10, me entran a contar dentro del índice de construcción, o sea que eso va en contra, muchas veces, de la viabilidad económica de los mismos proyectos”, sustentó.

Para Ángela, la cantidad de parqueaderos la determina el comercio, no una norma y tal vez esa es la razón por la que muchas personas ubican sus vehículos en otros espacios, que no son permitidos. Además, dijo que cuando presentaron esta ley, se propuso como un mecanismo para impulsar el uso de transporte público y desestimular el carro particular, pero dijo que esto no se logra poniendo límites, sino creando políticas de Estado que mejoren la calidad del servicio.

Oferta de parqueaderos

Después de conocer la normativa de construcción de parqueaderos, decidí llamar a las Administraciones de Medellín, Bello, Envigado, Itagüí y Sabaneta, para conocer la oferta de estacionamientos privados en estos municipios y determinar si son suficientes para la cantidad de carros que hay en la ciudad. Con sorpresa descubrí que solo en Itagüí y en Envigado conocen el número de estos espacios.

En el caso de Medellín, llamé a las secretarías de Planeación, Gobierno y Movilidad, incluso llamé a Catastro, para que me contaran si desde alguno de los despachos tenían la cifra aproximada, pero ninguno supo darme información.

En Bello, desde la Secretaría de Tránsito me indicaron que ellos no manejaban el tema, por eso me remitieron a Planeación, pero el secretario del despacho no contestó.

Para conocer el caso de Sabaneta, hablé con un vocero de la entidad, el cual me dijo que en el proceso de emplame no dieron cuenta de estas cifras y hasta el momento no se ha realizado un informe del tema.

Es necesario que desde las Alcaldías se comprometan a revisar la cantidad de estacionamientos, para determinar si el crecimiento del parque automotor va en igual dirección que el número de celdas. Y también que se evalúe si un comprador posee un espacio adecuado para guardar su carro. Seguiré atenta a cualquier novedad que se presente con este tema.

Siguen las denuncias por manejo de Enlaza Mundos

Ilustración: Morphart

Ilustración: Morphart

Imagínese que fue seleccionado para recibir un crédito condonable para estudiar en el exterior, preste el dinero, emprenda viaje al lugar donde iniciará sus estudios y dos meses después le escriben un correo electrónico donde le piden que renuncie a ese dinero porque hubo un error en el proceso de selección y usted ya no es beneficiario. Aunque parezca de no creer, eso le pasó a un amigo mío, con el programa de movilidad estudiantil Enlaza Mundos de Sapiencia, por eso hoy está demandado y debe responder por un recurso que no recibió.

Continuar leyendo

Transportadores piden despejar dudas con nuevos buses padrones

buses

Aunque la semana pasada la mayoría de medellinenses recibimos con agrado la noticia de los nuevos automotores que ya circulan en la comuna noroccidental y reducen las emisiones de gas tóxico, el jueves, Leny Johana Cano Agudelo, vocera de los transportadores de Epronorte, me contó que dentro del gremio hay inconformidad con la puesta en marcha de los vehículos.

Continuar leyendo

Un tipo de transporte que no está permitido, pero que se vuelve costumbre

cIMPRUDENCIA VIAL

Esta imagen me la mostró el fotógrafo de El Colombiano, Julio César Herrera. Él me contó que se encontró con esta situación en la autopista Medellín-Bogotá, en dirección Marinilla-Medellín. Yo solo dije: ¡qué susto!

Por favor, esta ¡no es la forma de transportarse! Esto es todo un atrevimiento; va contra la ley y, lo más grave, contra la vida. O ustedes, ¿qué piensan?