Lío con los arbolitos en una obra

arbol

Ustedes me han leído aquí que si algo me da rabia es que talen los árboles o que maltraten a los animales. El fin de semana pasado se presentó un corte de árboles en una de las obras de valorización en El Poblado. Líderes ambientales y comunales me informaron que fue en Los Parras tramo 2 (entre cr. 43A y 43C), un espacio biodiverso y refugio de la fauna. Solicitaron a Fonvalmed informar sobre el impacto ambiental en ese sitio y piden protegerlo.
Fonvalmed en su cuenta Twitter (@fonvalmed) dice que cumple normas ambientales en todas las obras y que hubo reunión de inicio con la comunidad y envió circular. Estaré atenta a este caso.

¿Talará un árbol? Primero pida permiso

31 de octubre

Algunos de mis lectores están preocupados por la tala de árboles en barrios y vías de Medellín. Me cuentan ellos que no entienden las razones de estas decisiones. Además, no tienen claro qué deben hacer si un vecino tiene pensado podar, cortar, tumbar.

Yo consulté y me explicaron que cualquier intervención de los recursos naturales requiere una autorización de la autoridad ambiental. Y esa autoridad es el Área Metropolitana, con jurisdicción en el área urbana de Medellín y los municipios del Valle de Aburrá, menos Envigado.

La autorización a la autoridad ambiental se pide si se tiene planeado construir y si el ciudadano identifica un riesgo: que se vaya a caer o pueda afectar a un tercero.La autoridad analiza los motivos de la petición y entrega una respuesta.

La entidad me recordó, también, que los árboles generan sombra, producen oxígeno y son sitio de reposo y alimentación de las aves.

Área Metropolitana decidirá sobre árboles

Árboles

Les cuento que recibí respuesta de la Secretaría de Infraestructura a propósito de una queja que nos envió uno de mis lectores sobre la falta de andenes en El Poblado.

Resulta que en el barrio están preocupados porque no tienen acera para caminar. Y sobre mi consulta, la oficina de la Alcaldía me contó que en la calle 16ª Sur N° 30ª – 60 se pudo verificar que fue suspendida la construcción del andén sobre la calle 16A sur en costado norte, frente a la urbanización Piedra Verde.

Dice la Alcaldía que en el lugar hay varias especies de árboles de gran tamaño sembrados sobre la sección correspondiente al andén y esto impide la movilidad peatonal dejando en peligro las personas que por allí pasan.

Por esta situación, concluye la secretaría, es necesario retirar los árboles que se encuentran en el sitio y para ello se envió comunicación al Área Metropolitana, autoridad ambiental, para que emita un concepto sobre el tema.

Hay árboles que no dejan ver los semáforos

La semana pasada salí con mi tío David a hacer una vuelta por Laureles y, cuando nos desplazábamos en su moto por la avenida Jardín con la 76, en el sentido oriente a occidente, no podíamos ver algunos semáforos con claridad.
El motivo es que varios de los árboles que están plantados en el separador son muy frondosos, de manera que les dificultan a los conductores la visibilidad de las luces que organizan el tráfico vehicular.
Una ciudadana que se desplazaba por ese punto coincidió con nosotros en que la situación podría generar riesgos, porque “accidentalmente algún conductor podría llegar a pensar que en esos puntos no hay semáforo”.
Entonces, acordamos que yo me comunicaría con las autoridades competentes para ponerlas al tanto de esta situación y ayudar a la comunidad a buscar una solución.
Para cumplir mi compromiso, les envié la denuncia a los funcionarios del Área Metropolitana, que es la autoridad ambiental que aprueba las podas y las talas de árboles en la ciudad.
La entidad dijo que hará sus análisis para determinar cuál es el paso a seguir y, en el momento en que tengan una respuesta, me la comunicaran.
Quedo pues pendiente de este caso, con el fin de que la solución sí le llegue a la comunidad.

Una manote, necesita el Cerro Nutibara

Don Jesús Cristancho envió una comunicación a la Dirección de este diario en la que expone diversas situaciones en torno al Cerro Nutibara.
En su opinión, hay un mal servicio al público visitante, al tiempo que plantea problemas de seguridad. Dice: “en una época, hace como 15 años, todos los árboles estaban identificados y tenían señalización de su especie, eso fue poco a poco desapareciendo, porque se pudrieron los soportes metálicos y nunca más, todo ese seguimiento y guía para los visitantes desapareció”.
Agrega el lector que siendo un parque para la distracción de sus visitantes y teniendo muchos senderos, le hace falta más amoblamiento.
Don Jesús insiste en que este es el mejor sitio que tiene Medellín para ver la ciudad, pero no hay un mirador acondicionado debidamente para ese fin. Son varios los aspectos que refiere Don Jesús y que también me había contado mi amigo Crisanto Alonso Vargas (Vargasvil), el popular humorista, a quien le duele mucho el estado actual del Cerro Nutibara y quien viene haciendo propuestas para mejorarlo.
Si bien uno ve en las redes sociales que los visitantes disfrutan su ascenso al Pueblito Paisa y ponen fotos en Twitter y Facebook no se puede desconocer que se necesita una intervención. Busqué respuesta oficial al respecto, pero al momento de escribir este comentario no me había llegado.
El ánimo es llamar la atención, más que señalar responsables, que existen claro. Mi idea es que sumemos y trabajemos para mejorar las condiciones del Cerro Nutibara y del Pueblito Paisa, porque este es uno de los principales referentes de ciudad. Y acuérdense que hay que vincularlo en el futuro con el Parque del Río.

¡Bah! Tumban árboles para echar cemento

Empiezo esta semana con mucho entusiasmo y energía para recibir las inquietudes de ustedes, mis amables lectores.
Silvia me escribe desde el municipio de Itagüí, donde yo estuve el pasado fin de semana con mis padres, disfrutando de las tradicionales fiestas de este municipio, llamadas de La Industria y el Día de la Pereza, en las que tire mucha “caja” con Suso, en la tarima del Parque del Artista. Estuvo espectacular.
Este es el mensaje de mi lectora de Itagüí: “Hola Malala, estamos muy preocupados por lo que pasa con los pocos árboles que existían en Itagüí en la carrera 49 entre calles 45 y 44. Los tumban para echar cemento y así poder cuadrar carros o cambian árboles por matas de jardín.
El caso más preocupante es donde están construyendo las nuevas instalaciones de la Clínica Antioquia, dañaron dos árboles grandes y ahora vemos que el espacio lo llenan de cemento, y como este caso hay varios.
La Secretaría del Medio Ambiente está enterada por que además de multas, obligan a sembrar nuevos árboles para reparar el daño y así justificar una denuncia”.
Como sé que mis lectores confían mucho en mi diligencia para tramitar estos asuntos ante quien corresponde traté de comunicarme con la Alcaldía de Itagüí, por medio de la oficina de comunicaciones y quedaron de darme una respuesta a esta inquietud de la comunidad.
Una vez me llegue se las estaré dando a conocer, espero que sea pronto, pues han sido también muy atentos con varias inquietudes que les he trasladado.