Al recoger basura, hágalo en silencio

Mi amable lectora Pilar Mejía me escribió desde Itagüí para quejarse por el ruido que a veces generan los recolectores de basuras en las noches.
Dice que los carros pasan a altas horas de la noche y, en ocasiones, en la madrugada (2:00 o 3:00 a.m.) y los operarios oyen música a todo volumen.
“Eso hace que los habitantes del barrio nos despertemos. Esto ha ocurrido en Araucaria y quién sabe en cuantos más. Es inaudito que no respeten el sueño de los ciudadanos, solo por la comodidad de algunos”, agregó.
Es un asunto bien complicado de abordar porque por un lado está el derecho de la gente a tener un sueño tranquilo, pero por el otro se trata de un servicio público esencial que todos esperamos que se cumpla bien.
Lo contrario sería las basuras acumuladas por todas partes.
De todos modos le escribí a Serviaseo Itagüí S.A. ESP para buscar una respuesta oficial ante la queja.
Me contaron que la recolección nocturna fue implementada en mayo de 2012, aprobada por la administración municipal, con el objetivo de mejorar el aspecto visual de Itagüí. “Esta medida ha tenido excelentes resultados convirtiendo a Itagüí en uno de los municipios más limpios del Valle de Aburrá, los ciudadanos reciben beneficios como recolección a triple frecuencia sin incremento de tarifas, ruta especial de colchones y muebles sin costo y recolección en vía pública las 24 horas”.
Frente al ruido de los radios, me informaron que ningún camión cuenta con este equipo y que está prohibido. Señalaron que constantemente capacitan al personal para que respete la tranquilidad de los usuarios.

¡Ay no, dejen de afear la calle con basuras!

Gracias a mi lectora Ángela Estrada por el mensaje que me envió, en el que se queja porque a algunos comerciantes que llegan a Laureles como que no les importa el sector.
Me dice: “Hola Malala, estoy muy triste y quiero por este medio protestar porque algunos comerciantes llegan al barrio Laureles a poner sus negocios y me parece que les falta sentido de pertenencia. Esta semana pasaba por la carrera 76 con calle 34 y una persona descargó una caja de cartón y, dentro, una bolsa llena de desperdicios… Me duele que los comerciantes busquen solo su lucro y no cuiden el espacio público. Gracias por tener en cuenta esta denuncia y mi preocupación por el deterioro de nuestro barrio”.
Este tema de las basuras, definitivamente, ya me está sacando de quicio. ¡Guácala!
Es cierto que Empresas Varias de Medellín tiene responsabilidad en mantener una ciudad limpia, pero yo también digo que la responsabilidad debe empezar por casa. Con el aporte de cada uno.
Si algunos de los responsables o dueños de los restaurantes en Laureles no lo hacen, entonces qué pasa con nuestra ciudad, se verá fea, al igual que el entorno.
Muchas veces he echado cantaleta aquí, a riesgo de parecer una vieja cansona, y me he cansado de decir que las basuras se deben sacar en los días y horas de recolección.
No se deben depositar en las esquinas. Por cierto, me gustó la última campaña de Emvarias ¡cuidarte es nuestro secreto! en la que muestran los esfuerzos de escobitas y empleados por mantener limpia la ciudad.
De todos modos, no sobra que la entidad haga pedagogía en Laureles y que mi lectora lleve la queja a la inspección.

La Cantera necesita que la cuidemos

Ya termina la semana y al tiempo que estoy preparada para celebrarle a mi papi su día este domingo, sigo recibiendo mensajes desde diferentes partes de la ciudad y los municipios vecinos. Gracias por confiar en mí y les pido comprensión si todas las comunicaciones no las puedo investigar.
Esta vez estudié el correo de Néstor Agudelo, quien vive en la calle 91 con carrera 72A. “Hola Malala, la situación tiene que ver con la quebrada La Cantera ramal sur, que corre en este sector de occidente a oriente y cuyo cauce rocoso es utilizado para arrojar escombros y otros desechos sin que las autoridades colaboren con el saneamiento básico, a pesar de acciones legales falladas en favor de la comunidad”.
La Subsecretaría de Metro Río de la Secretaría de Medio Ambiente me respondió. Este es un resumen:
• El lecho es rocoso y presenta zonas donde las basuras quedan retenidas… Las rocas disipan la energía, pero las viviendas están sobre el lecho, no respetaron retiros. Si mueven las piedras, podrían desestabilizar las casas. La gente arroja basura y escombros.
• Esa Subsecretaría garantiza la capacidad hidráulica de los cauces de las quebradas. Hoy realizará limpieza y remitirá a Gestión Ambiental o al Comité de Aseo para que realice jornadas sobre el manejo de residuos y basuras en el sector. Los malos olores son por vertimiento de aguas negras aguas arriba.

Más civismo pues con las basuras

¡Gás, guácala el olor a basura en las calles y gallinazos, perros y ratas alrededor!
Tiene toda la razón mi amiga Vero, que me escribió protestando por el mal manejo que les dan algunas personas a las basuras en algunos sectores de El Pinal, donde me invitó esta semana para ver el problema que le dejan los vecinos frente a la casa.
El problema empieza cuando algunas personas que viven en el barrio sacan las basuras sin tener en cuenta los días en de recolección. Incluso arrojan escombros, que deberían tener otro manejo.

“Esto ocasiona que los animales, perros y gallinazos, rieguen la basura. Y lo peor es que se mantiene un nido gigantesco de ratas allí. Son montones y horribles, la gente no tiene conciencia de esto”, se quejó mi amiga.

Después de ver a los perros y a los gallinazos regando las basuras por la calle, y sabiendo que mi amiga ya le tiene incluso miedo a las ratas que llegan al botadero, consulté a las Empresas Varias, para saber qué hacer con este problema en el barrio y de paso en otros lugares de la ciudad donde los vecinos tengan los mismos inconvenientes.

Los funcionarios de la empresa que presta el servicio de recolección recordaron que en ese sector del barrio El Pinal, los días miércoles y sábados son los adecuados para sacar las basuras.

Advirtieron que cuando los vecinos se den cuenta de quién es la persona que saca su basura sin tener en cuenta los ciclos de recolección, deben denunciar ante la Inspección de Policía que esté más cercana, para que las autoridades se encarguen de sancionar, si es necesario, esta falta de civismo.

Otra opción para los vecinos del barrio El Pinal y los que tengan el mismo problema en sus calles, es la de comunicarse con la Línea Amiga del Aseo de Emvarias, marcando el número 01 8000 410 400. También pueden marcar el teléfono 470 50 00 y cualquiera de estas dos extensiones: 5041 o 5033. En estos teléfonos la empresa atiende las solicitudes de recolección de escombros, muebles y colchones viejos.

Por favor, más disciplina con las basuras

De nuevo me llegan mensajes relacionados con problemas de basuras y depósitos de escombros en dos lugares de la ciudad.

La primera queja provino de la carrera 86C con calle 76DD, en el barrio Villa Flora (Robledo). Me dicen que padecen hace rato un problema de saneamiento, debido a la proliferación de basuras y escombros en las esquinas. “Muchos vecinos no son conscientes y no tienen la cultura de pagar para botar sus escombros, ni de sacar sus basuras solo los días en que se tiene programado que pase el carro de basura. Se ha contactado a Empresas Varias, para ver si nos colaboraban con sensibilización, charlas y otros, pero no se tuvo una respuesta positiva. ¿Qué se puede hacer?”, comentaron, en su mensaje, los vecinos de Villa Flora.

La otra comunicación me llegó desde Campo Valdés, carrera 49 con calle 77, junto a la iglesia El Calvario. Dicen algunos residentes en el sector que ven con preocupación la problemática generada por el mal manejo de basuras, escombros y desechos que, a diario, son arrojados en el parque del barrio, generando malos olores y constante presencia de roedores. Es por eso que solicitan una pronta solución al problema.

Consulté en Empresas Varias de Medellín sobre estas dos situaciones, pero aún no tengo la respuesta de la entidad. Una vez me llegue, se las compartiré en esta sección.
Les recuerdo que esta entidad tiene un servicio especial de recolección de escombros y desecho vegetal, que no están contemplados dentro de la tarifa ordinaria de aseo. Tiene un costo de 2.394 pesos por bulto. Para información o solicitudes del servicio, comunicarse con: Línea Amiga del Aseo, 01 8000 410 400, o en las líneas 470 50 00, extensiones 5033 y 5041. Horarios de atención, lunes a jueves de 7:00 a.m. a 5:00 p.m.; viernes, de 7:00 a.m. a 4:30 p.m.

Problemas de basuras en las esquinas

Una lectora de la junta de acción comunal de Prado Centro me escribió preocupada porque varios sectores del barrio se están volviendo nada por culpa de la falta de civismo.

“Me preocupa mucho que ciertas esquinas se vienen convirtiendo en depósito de basuras y escombros. Ocurre en la calle 59 con el cruce de la carrera 47, la calle 59 con la carrera 48, la calle 60 con la carrera 48, la carrera 48 con la calle 63. Esta ultima dirección es una acera que cierra el paso de peatones, los cuales se ven en peligro por el flujo de vehículos que por allí pasan.

Considero que en algunos de estos sitios se podría sembrar jardín para evitar tal situación”, me explicó la lectora, con propuesta de solución y todo.

Empresas Varias me contestó que para el caso que denuncia la ciudadana, realiza la recolección de estos residuos los martes y los viernes en la tarde. De todas formas me dijo que estos hechos deben ser denunciados a la Inspección de Policía del sector cuando se sabe quién es el responsable de los hechos.
Igualmente, pueden llamar a la Línea Amiga del Aseo, 018000 410 400 o al teléfono 470 50 00 extensiones 5041 y 5033, la cual atiende de lunes a viernes de 7 a.m. a 7 p.m. y los sábados de 7 a.m. a 12 m. ¿Quién llama?

Sacan las basuras antes de tiempo

La semana pasada, habitantes de esta zona de la ciudad habían expresado su molestia por la velocidad de conductores de vehículos y motocicletas al transitar por el barrio.

Ahora, unos conocidos de mi tío David me informaron que otro detalle que, en ocasiones, afea a Conquistadores, son las bolsas de basura que se sacan a destiempo. Sobre todo, me contaron, por la cantidad que acumulan algunos vecinos en el cruce de la carrera 65 con la canalización.

Eso sí que está mal hecho. Ya en otros sectores me han informado sobre esta misma indisciplina y no estoy de acuerdo con ello porque todos sabemos el horario en el que pasan los recolectores de basuras de Empresas Varias de Medellín. Más civismo, porque todos debemos contribuir a que nuestros barrios se vean limpios.

Incluso Empresas Varias me había informado en una anterior oportunidad que muchas veces habían detectado que vecinos sin cultura sacaban las bolsas con muchas horas de anticipación.

Estoy de acuerdo entonces con los conocidos de mi tío David por su queja en el caso de Conquistadores, porque la disciplina ciudadana es un valor importante que no debemos dejar perder.

Más conciencia y a esperar sacar la basura unos pocos minutos antes de que pasen los carros recolectores de Empresas Varias. Es una campaña que todos debemos dar por la ciudad.

En Bello hay que sacar la basura de noche

Hace algunos días me contaron que los habitantes de Bello están muy preocupados porque, desde el 6 de noviembre, se presenta un caos en el servicio de recolección de basuras.

Según me dijeron, no hay recolección de los residuos en los días y los horarios establecidos ¡Guácala!
Así que le dije a mi papá que me llevara a hablar con la secretaria de Medio Ambiente de Bello, Yenia Rivas, pues no me gustaría que este municipio se convirtiera en un punto de contaminación.
La Secretaria me contó que aplicaron un cambio en el horario y en la frecuencia de recolección y por eso se originó el caos. Además, me dijo que Niquía es uno de los sectores que necesitaba intervención.
Entonces se me ocurrió llamar a William Pérez, de Bello Aseo (la empresa que se encarga de prestar el servicio) para que me contara sobre el cambio. Él me explicó que desde el 5 de noviembre están recogiendo las basuras en horas de la noche, y tres veces por semana.

Me dijo que la idea original era que el municipio se viera más limpio, la gente sacara la basura luego de llegar del trabajo y la empresa la recogiera.
Sin embargo, en medio del cambio se generó un caos porque, a pesar de la difusión, muchos habitantes no se enteraron de la nueva medida. Lo importante es que sepan que el caos será mientras todos se acoplan al nuevo sistema.

Basuras en un sector de Cristo Rey

“Saludos, Malala, los habitantes del barrio Guayabal Cristo Rey tenemos una problemática referente a las basuras que ubican en la avenida Guayabal, más exactamente en la carrera 52 con la calle 4 sur, creando un grave impacto ambiental, por la proliferación de ratas y malos olores.

Hemos visto personas abandonando allí desperdicios de comida y a indigentes arrojando escombros, además ya se están creando varios focos en donde los están poniendo como tiraderos de basuras y escombros”.

Este mensaje me llegó de los habitantes de Cristo Rey y con mucho gusto me fui a preguntar a Empresas Varias de Medellín (EVM) cuál es el reporte que tienen de este sector de la ciudad.

Estuve esperando la respuesta, pero no llegó oportunamente, mientras escribía esta información. Les prometo a los ciudadanos de Cristo Rey que una vez reciba la respuesta de EVM se las estaré compartiendo en esta misma página.

Lo que sí puedo comentar es que a lo largo de estos días en que he escuchado las quejas de la ciudadanía y he dado vueltas por la ciudad, encuentro que muchas veces el problema de las basuras parte de la falta de una cultura cívica.

Ocurre que las personas sacan a destiempo las bolsas y muchas veces las acumulan en un punto específico.

No es por disculpar a EVM, que tiene que cumplir su labor de recolección, pero a veces somos los ciudadanos los que no ayudamos.

Escombros en los colores

Es feo y muy desagradable vivir rodeado de basura. Ese es el problema de mi amiga Claudia y de muchos habitantes del barrio Los Colores, que tienen por vecino un “botadero de escombros”.

A mí me gusta ver mi ciudad bonita y ordenada, por eso pregunté en las Empresas Varias de Medellín, por qué permiten esta situación en una zona residencial.
Ellos me respondieron que no es un “botadero”, como muchos piensan, sino un acopio transitorio autorizado por el Municipio, donde se reciben los escombros que luego forman parte del relleno sanitario.

Pero Claudia y sus vecinos de todas maneras están indignados porque los señores que se dedican a llevar los desechos al lugar, generan mucho trastorno en la estética del sector y desvalorización.

Al respecto, Empresas Varias dice que el manejo que le dan a estos acopios es muy organizado.

Pero necesitan ayuda de las secretarías de Tránsito y de Gobierno para controlar que las motos que descargan los escombros no lo hagan al frente del lugar para que no causen molestias.

123