El raro y triste caso de la obra de Los Abuelos

escultura abuelos envigado

Hace unos días, un amigo me mostró un listado de esculturas ubicadas en el espacio público de Envigado, que se han convertido en un referente para sus residentes. Varias de ellas me llamaron la atención. Quise conocerlas pero me llevé una amarga sorpresa. Acá les cuento la historia.

Continuar leyendo

Un bulevar para toda la comunidad

Imagen Bulevar El Abuelo

Me gusta mucho el trabajo social que desarrollan diferentes organizaciones sociales en el barrio Santander. Pese al conflicto urbano que han vivido se empeñan en construir un territorio de paz y quieren ser la mejor esquina de Medellín. El barrio está situado en el Noroccidente de la ciudad.

Ahora la Alcaldía de Medellín anunció que a través de la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU) construirá allí el bulevar El Abuelo, con una inversión de 1.666 millones de pesos. Estará en la carrera 76c entre calles 107 y 112.

Me informaron en la EDU que los trabajos comprenden recuperar 2.954 metros cuadrados de espacio público. En total, serán 2.904 metros cuadrados de piso duro y 50 m2 de zonas verdes en una longitud de 334 metros lineales.

Dice la EDU que con este bulevar se garantiza bienestar a más de 22 mil residentes del barrio Santander, quienes tendrán espacio público de calidad para movilizarse y conectarse con comodidad.

Está sucia la canalización de la calle 30

Acaño

La industria ha sido muy importante para el desarrollo de la ciudad. Y la zona industrial de Belén se ha caracterizado por albergar compañías que generan empleo y oportunidades de crecimiento para Medellín, me han dicho en clases.

Por eso, dice uno de mis lectores, es preocupante que sectores aledaños a ella se estén convirtiendo en basureros y sitios de desecho.

Dice que en la canalización, en la calle 30 con la carrera 55, algunas personas viven debajo del puente, reciclan y dejan a su paso una huella de mugre y suciedad.

Yo consulté para entender qué pasa y en la Subsecretaría de Espacio Público me informaron que se han realizado intervenciones continuas y articuladas en todo el sector.

El trabajo se adelanta desde la estación Fátima hasta la estación Nutibara del metroplús, buscando controlar la indebida ocupación de estos espacios públicos, y desestimular las indisciplinas sociales, de los habitantes de calle

¿Laureles se convirtió en parqueadero?

28 de octubre

Hace unas semanas estuve en Laureles. Del barrio me gustan sus calles, su arquitectura y sus pobladores. Pero hablando con ellos, encontré un problema: la falta de espacio para caminar.

Dicen los vecinos de la circular 73 entre la avenida Nutibara y la carrera 76 que el sector de cuatro cuadras es un parqueadero permanente.

Me cuentan mis lectores que la situación empeora cuando se disparan las alarmas y “nos las aguantamos entre 4 y 6 horas porque el dueño no aparece”.
Es una comuna donde habitan personas de la tercera edad y existen hogares geriátricos, dicen mis lectores.

Yo consulté y en la Secretaría de Movilidad me dijeron que realizaron dos visitas: el 8 y el 9 de octubre, y, según ellos, no encontraron vehículos infringiendo la norma de tránsito. Estaban despejados los sitios restringidos. Lo que hicieron fue sensibilizar a la comunidad sobre la importancia de acatar las normas.

Mi ronda de ciudad

Malala 9 de Junio

Así fue mi recorrido por Medellín la semana pasada.

A El Comité Cívico del Parque de Bolívar me contó que allí las sillas se volvieron dormitorios. En Espacio Público me explicaron que hacen trabajo de sensibilización y brindan atención sicosocial.

B. En Manrique vi como vehículos, peatones y motos se desplazan frescos por el carril del metroplús. En el metro me dijeron que la invasión del carril exclusivo es frecuente y esto ocasiona accidentes.

C. La Fundación Mahatma Gandhi hizo una toma pedagógica en la estación SanAntonio del Metro llevando mensajes de convivencia pacífica.

D. Estuve en la Loma de los González y me enteré de vehículos que transitan en contravía.

En el parque hay ¿bancas o dormideros?

30 de septiembre

La semana pasada caminaba por el Centro cerca al parque de Bolívar, estaba fundida y quise sentarme un momentico a descansar, pero no pude porque las sillas estaban ocupadas. Y es que en ese parque, según me cuenta, Elkin Uribe, del Comité Cívico del Parque de Bolívar “las sillas se volvieron dormitorios”.

Don Elkin está muy preocupado porque ve que el sitio se llenó de personas que le generan inseguridad. Me cuenta don Elkin que habló con funcionarios de paisajismo y le contestaron que las bancas no se pueden transformar. “Nadie va a al parque porque es un desastre”, dice don Elkin.

Por eso pregunté en Espacio Público. Allí me dijeron que tienen un grupo de 10 gestores operativos encargados de los habitantes de calle. Recorren desde el sector de Maturín, hasta la avenida Oriental y por la Catedral Metropolitana y el Parque de Bolívar. Hacen trabajo de sensibilización y brindan atención sicosocial.

Practican fútbol donde no es permitido

A mi me gusta mucho jugar y disfruto viendo a los niños practicando fútbol y otros deportes, pero en esta semana, en la unidad donde vivo hay unos jóvenes que se divierten con la pelota pero también provocan daños.

Resulta que los muchachos se reúnen a jugar pero no precisamente en la cancha de fútbol y mientras pasan rico afectan carros, rejas, ventanas y hasta paredes de la unidad residencial.

Yo quiero entender qué es lo que pasa y por eso consulté en Asurbe, una asociación que reúne las unidades residenciales.

Allí me explicaron que en las administraciones de los conjuntos se debe ir más allá de las normas y retomar la responsabilidad de los padres. Invitar a los papás para que orienten y disciplinen a sus hijos. Me contaron además, que no podemos olvidar el respeto por el otro y por los valores. Me recordaron que el manual de convivencia define ciertas medidas de buen comportamiento en las zonas comunes.

Qué pesar: se drogan delante de la gente

18 de septiembre

Yo voy muy seguido al Centro de Medellín porque me gusta recorrer sus calles. Hace unos días pasé por la avenida Oriental y me preocupó el aumento de personas que consumen vicio delante de todos.

La preocupación la comparte uno de mis lectores que me contó que en el separador de la Oriental ubicado en todo el frente del Parque de San Antonio se reúne un grupo de jóvenes de la calle a inyectarse.
Me dice “lo hacen a plena luz del día, los he visto por la tarde y es un sector muy concurrido”.

Yo transmití la inquietud a la Subsecretaría de Espacio Público. Allí me contaron que un grupo de 10 funcionarios hace recorrido diario desde Maturín hasta la Oriental, y por el sector de la Iglesia Metropolitana y el Parque de Bolívar.
Allí sensibilizan a los habitantes de calle y les ofrecen alternativas como Centro Día, donde les brindan atención sicosocial si se acogen al programa de resocialización.

Consiguen basurero en cualquier parte

Hace uno días estuve caminando por el barrio Rosales, en Belén, y mis amigos que habitan en esa zona me contaron que se están aguantando un problema muy maluco. De acuerdo con la comunidad de la carrera 69B con la calle 29, el desarenadero de la quebrada Altavista se ha convertido en un basurero.

“La gente desconsiderada de otras zonas viene y tira bultos de escombros, sillas, ramas de árboles y cuanta cosa se le ocurre y nosotros somos los afectados”, me contaron los vecinos. Yo quiero que las autoridades conozcan el problema y busquen soluciones, por eso le envié la queja a la Secretaría de Medio Ambiente y a Empresas Varias. Al respecto, me respondieron de la Secretaría que visitaron al sitio para mirar la situación y que los desechos, en su mayoría, son producto del mal manejo que hacen del reciclaje los habitantes de calle. Sugieren a las Secretarías de Gobierno y Espacio Público buscar soluciones. Estaré pendiente.