Por fin limpiaron la esquina de la 48E

Imagen DSC01593

En la edición del martes 13 de mayo publiqué una denuncia de la comunidad que vive en la calle 48E con la carrera 90A, en el barrio La Pradera.

Resulta que los vecinos de la zona se quejaron porque los habitantes de una casa del sector convirtieron el espacio público de afuera de su propiedad en un acopio de reciclaje.

Los habitantes del sector estaban molestos porque, a raíz de la cantidad de basuras que había en esa esquina, el barrio lucía muy sucio.
Entonces, le envié la queja a Fabio Arturo Rodríguez, inspector de Policía Urbana, y el funcionario programó una visita al sitio para tomar las medidas pertinentes.

En compañía de la Secretaría de Medio Ambiente, Espacio Público, Empresas Varias y la Policía, la Inspección realizó una intervención el jueves 15 de mayo y recogieron toda la basura del sitio señalado.

A mí me alegra mucho que el problema tuviera solución y espero que no se vuelva a presentar de nuevo

Basuras en la estación Poblado

estacion-poblado-meme

 

La lectora Martha Serrano nos compartió estas fotografías que tomó en la estación Poblado del Metro.

“Es inaudito que la estación Poblado amanezca así todos los días, y que todavía a las 10 de la mañana aún se vea así”, expresa.

Es indispensable que todos nos comprometamos con mantener limpia la ciudad y que cada vez que consumamos un alimento o tengamos un empaque, lo depositemos en la basura correspondiente.

¡Demostremos el amor que sentimos por Medellín!

Vecinos de Rionegro sacaron una tonelada de basuras de la quebrada San Antonio

Con motivo del Día mundial de los humedales, la comunidad del municipio de Rionegro me contó que se unió para sacar adelante una jornada de limpieza de la quebrada San Antonio, en el sector conocido como La Batea.
El objetivo de la actividad, expresaron los asistentes, fue “recuperar dicho cuerpo hídrico, a través de la limpieza del cauce y la poda de coberturas vegetales que estaban contaminadas con residuos sólidos, líquidos y hasta sustancias químicas”.
El resultado de la jornada, me dijeron los organizadores, fue la recuperación de “una tonelada de residuos sólidos que contaminaban las aguas de la quebrada, tales como prendas de vestir, zapatos, cartón, plástico, icopor, colchones, vidrios, partes de muebles de sala, de llantas de vehículos, de motos y de bicicletas”.
Esos elementos fueron recolectados en un vehículo de la empresa Acueducto Multiveredal CAM, para darles una disposición final que sí cumple las reglas.
Yo siempre he dicho que me encanta cuando la gente cuida la naturaleza y organiza actividades de este tipo, que son de gran ayuda para el medio ambiente.
Sin embargo, no me cabe en la cabeza cómo hay personas que pueden tirar elementos como estos en una fuente de agua, aún sabiendo que la vida en nuestro planeta depende de ese líquido vital.
¡Es hora de que tomemos conciencia y practiquemos la educación ambiental!

¡La Guayabala quedó más bonita!

¡Feliz!, así me siento porque la quebrada La Guayabala está toda bonita, gracias a la brigada de limpieza que realizaron el jueves las secretarías de Medio Ambiente e Inclusión Social y las Empresas Varias.
Todo comenzó con una denuncia de la comunidad, que dijo que el sitio estaba sucio y descuidado. Me contaron a mí, lo compartí con mis lectores y esas oficinas decidieron actuar. Parece fácil: escuchar a la gente y trabajar por una solución. Yla quebrada recibió el cariño que se merece como vecina de toda la vida.
Los felicito a todos por la brigada de limpieza y espero que los ciudadanos se comprometan con el cuidado de La Guayabala. No podemos seguir contaminando.