¡No me gusta que las calles estén sucias!

A-1-6269459.jpg

La basura en el espacio público es uno de los problemas más graves que tenemos en la ciudad, porque demuestra la falta de sentido de pertenencia.

Producto de la mala educación, en Los Colores los vecinos están molestos por la incorrecta destinación de desechos. Hace unos días me escribieron para comentarme que los entristece ver un gran basurero que hay en la calle 50 con la 79, que cada día crece.

Yo les doy la razón porque la basura es horrible. Por eso, le envié la queja a Empresas Varias y me dijeron que “revisamos la dirección y es un sitio de recolección diaria, pero está identificado como punto crítico, precisamente, por la poca colaboración de comerciantes y habitantes que sacan los residuos después de pasar el carro.

Insistimos que Emvarias no es ente de control y vigilancia y no impone sanciones e invitamos a los ciudadanos a poner en conocimiento el caso en la Inspección o la Secretaría de Medio Ambiente”.

Piden acabar escombrera de La Iguaná

Cansados del mal aspecto que una escombrera le da al barrio Los Colores, habitantes de la calle 55, entre la 70 y 75, decidieron enviarme un correo para pedirme que les ayude a solucionar el problema.

Ellos me contaron que, de un tiempo para acá, el desaseo y el desorden son intolerables, pues las calles cercanas al botadero viven llenas de polvo y desperdicios. Además, consideran que “el agravante es que no se ve la mano del Municipio para solucionar el asunto y entendemos cómo adaptaron una escombrera en una zona residencial y estudiantil”.

Como es tan maluco tener que vivir con una dificultad como esta, yo decidí ayudarles a buscar soluciones y le envié la denuncia a la Secretaría de Gobierno desde el 21 de abril pasado, pero hasta el momento de escribir este comentario, esa oficina no me había ofrecido una respuesta.

De todas maneras quedaré atenta a este caso, con el fin de que la Alcaldía les brinde soluciones a los ciudadanos

Ubicarán semáforo en cruce peligroso

En ediciones pasadas publiqué una denuncia de los habitantes de Los Colores, quienes se quejaron porque en el cruce de la carrera 74 la calle 53 es difícil transitar.
Después de varios días la Secretaría de Movilidad se comunicó conmigo para contarme que han realizado controles permanentes al problema que se presenta en la zona, que fue denunciado por los vecinos afectados.
Además, la entidad me informó que, junto con el Departamento de Planeación, los funcionarios le han hecho seguimiento a las obras por obligaciones urbanísticas que tiene que ejecutar una constructora que trabaja en esa zona, “específicamente en relación con el semáforo que debería instalar en el cruce de la carrera 74 con calle 53, de acuerdo con el plan de manejo de tránsito”, me informaron en la Secretaría.
Sobre la movilidad en la zona, me explicaron que los profesionales expertos en el tema adelantan un análisis integral en el sector, para realizar un reordenamiento vial.
A mí me parece muy bueno y me alegra que la entidad nos haya puesto al tanto de sus acciones sobre este problema, porque eso demuestra que han tomado nota de las denuncias e inconformidades que los ciudadanos les formulan.
Yo continuaré atenta al caso, para que la administración municipal tome las medidas y proteja la vida de los peatones y, además, para que les exija a las empresas constructoras que cumpla con la edificación de las obras que les exige la Ley y, de esa manera, los transeúntes se sientan más tranquilos al transitar por allí.

Que tomen medidas para el cruce peligroso en la carrera 74 con la calle 53

Los habitantes del sector de Los Colores, en el occidente de Medellín, que deben transitar con frecuencia por la carrera 74 con calle 53 me escribieron para contarme que se sienten muy desprotegidos, pues consideran que ese punto es muy peligroso para caminar.
Marta María Castrillón, una de las vecinas afectadas, me contó que los carros transitan por allí a altas velocidades, por ese motivo sienten temor de que se pueda presentar un accidente grave.
“¿Cuánto tiempo necesitarán las autoridades competentes para seguir con los estudios técnicos que ellos llaman y colocarnos una solución definitiva en este cruce?”, se pregunta Marta, muy indignada.
A mí me preocupa también que los peatones estén tan atemorizados por este asunto, por esa razón quise ayudar a la comunidad de Los Colores y le hice llegar la denuncia a los funcionarios de la Secretaría de Movilidad. Al momento de escribir este comentario no tengo la respuesta oficial, pero una vez la reciba la compartiré con ustedes.

Comunidad pide a autoridades que acaben con escombrera en Los Colores

Preocupados por su bienestar y por el aseo del barrio, los habitantes del sector Los Colores me enviaron la denuncia de una escombrera que funciona en la carrera 73 con la 53.
Según los relatos de los afectados, “en este punto el estado de la calle es desagradable, desordenado, sucio e inseguro”.
Además, los denunciantes aseguran que “desde que están cobrando la entrada a la escombrera, las personas que llevan sus desechos optaron por tirar los escombros a la vía, haciéndola intransitable”.
De acuerdo con la comunidad, con el paso del tiempo la situación ha empeorado y piden a las autoridades que intervengan en el caso.
Yo le hice llegar la denuncia a la Secretaría de Gobierno y la entidad me contestó que “la Inspección 11A, la Secretaría de Gobierno y Derechos Humanos han venido trabajando de la mano de la Subsecretaría de Espacio Público en la ocupación de este sitio por parte de los motocargueros. Además, la Inspección 11A le solicitó a Empresas Varias que ejerza más control con el trasbordo de los escombros. De igual manera, esta entidad adelanta operativos con la Secretaría de Movilidad, para controlar el parqueo de volquetas que llegan a ese sector a descargar los escombros y generan caos vehicular”.
También me contaron en la Alcaldía que la Inspección y Emvarias realizaron hace un mes labores de recolección de material de desechos que dejan los motocargueros y al día siguiente otra vez el lugar estaba en la misma situación.
Por lo anterior, las entidades se comprometieron a seguir realizando recorridos e intervenciones de control a estas personas que hacen mal uso del espacio público.