El volumen de la música no deja dormir

Yo muchas veces paso por la avenida 80, cerca al Club El Rodeo, y siempre noto que esa zona tiene un montón de edificaciones nuevas.

Una noche me pregunté si las personas que viven por ahí pueden descansar con la música fuerte que se escucha cuando hay algún evento en el Club El Rodeo. Sonia Vásquez, habitante del sector me contó que “se realizan grados, fiestas de colegios y de entidades públicas y, la música en alto volumen no deja descansar”.

Me dice Sonia, que ella fue a la inspección de Belén y allí la mandaron para la de Guayabal. Por mi parte, consulté a las directivas del Club y me informaron que son conscientes del problema y por eso decidieron no volver a realizar eventos de música electrónica, que son los más bullosos.

“Nosotros alquilamos el sitio y la firma que realiza el certamen tiene todos los permisos de la Secretaría de Gobierno”, me contó el Club.

Como sugirió un lector, la Secretaría de Movilidad cerrará retorno de Los Balsos

Estamos en época decembrina y, con la llegada de las vacaciones, los tacos en la ciudad comienzan a aparecer.
Muestra de ello es la congestión que se presenta en la loma de Los Balsos, cerca a una de las salidas del centro comercial Santafé.
El trancón de la fotografía fue registrado el sábado 30 por el ciudadano José Roberto Piedrahíta. A raíz de la congestión, el ciudadano le propone a la Secretaría de Movilidad que, tal y como lo ha hecho en años anteriores, bloquee el retorno de subida que hay en Los Balsos para salir al centro comercial.
Esta medida, de acuerdo con el lector, “obliga a que el flujo suba y dé la vuelta desde la 34, lo que permite ganar acumulación y que la vía de bajada esté más libre. De esta manera, se mejora la circulación en las vías aledañas, no se tapona el centro comercial y todos quedamos contentos”.
Para colaborarle al ciudadano, le hice llegar esta propuesta a la entidad y los funcionarios le agradecieron a José Roberto por hacer la sugerencia.
En cuanto a la petición, los funcionarios me aseguraron al respecto que “realizaremos el cierre inmediato del retorno en la vía de Los Balsos, que conduce al centro comercial Santafé, con el fin de mejorar la movilidad del sector”.

A denunciar lo que está mal hecho

Huácala, me huelen mal ciertas cosas que pasan en la ciudad. Cómo es que mientras hablan maravillas del metro y de los cables, cuando uno va por la calle se va a un hueco.

Iba en la moto con mi tío David, por la 65, y casi nos caemos en un huecote que no pudimos esquivar. Él me dijo que ya le ha pasado tres veces.

Me gusta esta ciudad mucho y no me voy a quedar callada. Tengo 14 años, estoy en noveno y aprendí que uno no puede tragar entero con lo que está mal hecho. Por ejemplo, que a los parques infantiles no se pueda ir porque hay marihuaneros.

Mi nombre va con mi personalidad: soy Malala, no la mala del paseo, pero sí la que estará pendiente de que las cosas se hagan bien. Y voy a aprovechar EL COLOMBIANO para denunciar lo que no funcione como debe ser.

Que en el barrio hay calles malas, que los parques estén bien cuidados, que los buses no corran tanto por las zonas escolares… es que no tenemos por qué aguantar, esta ciudad se merece lo mejor.

Pero quiero que en cada barrio haya más Malalas. Que la gente llame a reportar lo que debe mejorarse: la mala atención en el centro de salud, los basureros en plena calle, la gente tirando cosas a la quebrada… No sé a ustedes, pero a mí me da rabia todo eso.

Desde hoy, recibo las denuncias y en Radar las voy a publicar. No se queden callados pensando que ¡qué oso! El oso lo hace el que no obra correctamente.

Mucho gusto, soy Malala. Si quieren, desde hoy estoy con ustedes, con los que no tragan entero. Huácala.