Ciclistas invaden las aceras de la 30

Mi amigo Juan Carlos me escribió enojado porque en la acera de su casa, (calle 30 con carrera 70), los carros mal estacionados y los ciclistas que no respetan la vía de los peatones son pan de cada día.

Así que me fui para ver con mis propios ojos a los infractores que, incluso, ponen en peligro la vida de los caminantes.

Y a que no adivinan, vi como cerca de 5 ciclistas en menos de 20 minutos. Transitan muy campantes, de un lado a otro por pleno andén y a nosotros los peatones nos toca caminar por la calle y exponernos a un accidente, es más podemos, incluso, ser atropellados por alguno de estos imprudentes. A eso le sumamos los conductores de carros que, campantes, orillan sus carros encima del andén.
Pues yo que de peleadora lo tengo todo, me fui a poner la queja a la Secretaría de Tránsito de Medellín. El subsecretario de Control, Carlos Alberto Marín, me prometió una visita de control con agentes en estas zonas, para verificar el uso de la vía y si es del caso, hacer llamado de atención y comparendos a los ciclistas y vehículos que se encuentren estacionados en lugares prohibidos.

Así es que Juan Carlos como sus vecinos podrán estar tranquilos porque el Tránsito les pondrá el pare a estos infractores. ¡Misión cumplida!

Será incluida la señalización en Castilla

Alexis, preocupado por su sitio de residencia, me envió esta comunicación:

“Qué buena sección, espero que sea de muchos éxitos. La Secretaría de Tránsito todo el dinero que recibe por medio de las fotomultas y partes que nos hacen porqué no hacen en los barrios señalización de las calles.

Por acá, en el barrio Castilla,  en la zona noroccidental de la ciudad, se encuentran muchas calles principales y policías acostados sin señalización como es en la carrera 73.

Uno no sabe quién lleva la vía, los carros se comen los policías acostados porque no se logran ver desde lejos y aún más cuando llueve, ha habido muchos accidentes por este motivo.

Espero que este comentario que envío sirva de algo para ponerle más cuidado a los barrios”.

Gracias a Alexis por su mensaje y también a la Secretaría de Transportes y Tránsito de Medellín, cuyos funcionarios siempre están listos a darles respuestas a las inquietudes de los lectores.

Esta entidad respondió: “Agradecemos la comunicación. Incluiremos esta señalización de la carrera 73 en el plan que se tiene en la Secretaría.

Añadió el mensaje de esa dependencia municipal que “esperamos poder hacerlo pronto, pues la ola invernal nos tiene retrasado el cronograma”.

Para esta semana debo atender otras inquietudes que me enviaron desde Buenos Aires y Laureles y con el mayor de los gustos me estaré dando el vueltón por esas zonas de la ciudad.

A los lectores, los invito a visitar mi blog malala.elcolombiano.com donde también pueden dejar sus comentarios.

Más quejas por parqueo en la 43 A

Huácala. Se le varó la moto a mi tío David y nos tocó irnos en bus para El Poblado.

Cuando timbramos en Santafé, el conductor nos dijo que no podía parar en el semáforo de la carrera 43A, en plena avenida El Poblado, porque había un guarda de tránsito, entonces que nos dejaba en el paradero. ¡Bien por él!, aunque por la amenaza del guarda.

Algo que no hacen otros conductores de buses y  taxis que se van acumulando en el sector  generando tacos. Carlos Marín, subsecretario de Control del Tránsito, insistió en que el compromiso es total y que permanentemente hacen rondas y estricto control al acopio.

¿Cuál barrio quieres que visite la próxima semana?

La próxima semana continúo mi recorrido por la ciudad. Les voy a contar cosas que me gustan, cosas que no me gustan y visitaré los barrios a los que me inviten.

Hay muchas cosas que entre todos podemos mejorar. Recuerden que pueden escribirme, mencionarme en Twitter con el hashtag #Malala o hacer sus comentarios en mi blog. Yo los leo toditos y los respondo cuando puedo. Por ejemplo, esta semana, gracias a sus comentarios, ya tengo cinco problemas que quiero resolver pero no sé con cuál empezar.

¿Quieren ayudarme? Pueden votar en la encuesta que ven en la columna izquierda de la pantalla. Cada tema fue enviado por alguien a través de los comentarios o los correos. Para que conozcan más a fondo el problema les transcribo a continuación los mensajes de cada uno:

1. Alguien que quiso llamarse FM (sí, como la frecuencia radial) escribió sobre el ruido de los vendedores de frutas en Laureles:

Un comandante de policía dijo : pequeños problemas, se convierten en grandes conflictos. Es cierto. En Laureles, como nadie controla el ruido, los parlantes usados por los vendedores de frutas se vuelven insoportables durante las horas del mediodía. Llamé al municipio y me dijeron que ese era un problema de la policía. Allí nadie sabe que existe la contaminación por ruido.

2. Como esta denuncia tiene que ver con seguridad no voy a decir el nombre del autor pero me parece muy importante.

Buenos dias, vivimos en el barrio de la inseguridad, parace ser que por oscuro y solo, pero además porque está en el límite de Laureles y Belén, entonces la policia dice que le pertenece a Laureles el problema y el otro dice que a Belén. La verdad son constantes los atracos a las tiendas, a los estudiantes del Juan María Céspedes, y a nosotros los residentes de este barrio. Además el expendio de vicio, pero lo que más nos preocupa son los atracos.

3. Mi amiga Carmen me escribió hace algunos días sobre este problema:

Tengo entendido que en una calle no se pueden hacer arreglos a carros, pero sucede que en la calle 44A entre la 79 y 80 (entre San Juan y la Plaza de Mercados de la América) existen un sinnúmero de talleres mecánicos que permanentemente hacen el arreglo de los vehículos en plena vía pública sin que las entidades encargadas de espacio público, tránsito y demás hagan algo para que no se convierta este barrio en un sitio como Barrio Triste.

Allí vivimos varias familias que vemos cómo se altera nuestra tranquilidad ya que a veces ni sábados, domingos o festivos dejan de funcionar los talleres.  Como si fuera poco se instaló un bar en el que no solo permanentemente se encuentran borrachos sino que coloca la música muy fuerte, tanto que se escucha casi a una cuadra de distancia y hasta altas horas de la noche o bien entrada la mañana, igual pasa con una tienda donde a veces funge como discoteca.  Es claro que este lugar, donde inicia el barrio Florida Nueva se ha convertido en un nuevo barrio triste.

4. Pipe, de nuevo horizonte, escribe esto sobre su barrio

En el barrio Bello Horizonte carecemos de aceras transitables, el poco espacio público está invadido por los carros y las motos de los talleres de motos del sector. No hay por donde caminar y la gente, ancianos, niños, estudiantes y los adultos tenemos que caminar por la calle, arriesgándonos a ser atropellados por los carros y los buses que transitan por la calle 77 AB y por la calle 85 B entre calles 77 y 77 D en Robledo Bello Horizonte.

La señalización es precaria y el tráfico vehicular es alto pues estas vías son las principales del barrio.

5. Por último, Don Raúl hizo la siguiente solicitud:

Hemos solicitado a la Secretaría de Obras Públicas que por favor miren y evaluen el parque  ubicado en la circular 2 con la carrera 66b frente a la Bolivariana. Hace aproximadamente 12 años le hicieron um muro pequeño como separador, eso es todo. Por favor, es un punto bien ubicado el cual merece la atención de las aurorideades. Nosotros pagamos buenos impuestos y merecemos mejora esta zona

Como ven, todos las inquietudes son muy importantes pero no sé cuál atender en primer lugar. Ustedes son buenos y me ayudan a resolverla con sus votos.

Hasta pronto….

Demoras en semáforos de glorietas de la 80

Como saben ya se me ha vuelto costumbre recorrer las calles de la ciudad con mi tío David en la moto. Imagínense que esta vez ibámos por la 80 cuando, preciso, nos cogió en rojo el semáforo de una de las glorietas que hay por esa vía.

Huácala, nos toco esperar un rato súper largo a que cambiara. No, no, no, ¡qué pereza eso! Yo he escuchado por ahí que esos semáforos los pusieron dizque para reducir la accidentalidad, pero es que el taco que se forma en las horas pico en esos sitios es impresionante. Y uno sin saber qué resultados han tenido se aburre de tanto esperar.

Cansada de no entender qué pasa con ese tema me fuí para el Tránsito a que me explicaran cuál es la cosita de estar poniendo tantos aparaticos de esos, que les molestan tanto a los que manejan.

En la Secretaría me explicaron que, en Medellín, el 83 por ciento de las personas se movilizan en transporte público, bicicletas o a pie y que solo el 17 por ciento lo hacen en vehículos particulares.

De ahí que los peatones sean una prioridad y deban ser protegidos y respetados. Ahhh, ¡ahora si entiendo! dije yo, pero les comenté que lo que me parecía raro era que hubiera tantas demoras. Me explicaron que eso pasaba porque había muchos carros circulando en las horas pico.

Y es que según me contaron, ya hay un 50 por ciento más de vehículos de los que había en 2005. En todo caso, lo que oí de que los semáforos ayudaban a bajar la accidentalidad resultó ser cierto. Imaginénse que en la glorieta de la calle 44 hubo una disminución de la accidentalidad del 18 por ciento, en la de la calle 35 del 6 por ciento y en la de la calle 33 un 28 por ciento. Solo en la Glorieta de la calle 30 aumentó la accidentalidad en un 19 por ciento.

La respuesta me convenció. Es que definitivamente proteger la vida de los peatones debe ser lo primero. Ahí sí vi bien a los del Tránsito. ¡Les doy un aplauso!

¿Los paneles de movilidad sí funcionan?

Qué nota esas pantallas que se ven en las calles, pero si funcionaran. Iba con mi tío David en la moto por la Autopista y le dije que parara un momentico para mirar qué mostraban. Y qué rato y nada, pero yo por intensa, porque él me dijo que casi nunca las había visto prendidas. Y dijo que son para mostrar cosas bonitas de Medellín. Eso me animó más a seguir mirando, pero a los tres minutos mi tío se desesperó y dijo que no iba a aguantar tanta demora y que mejor nos fuéramos.

Ni modo pero tocó, mi tío tan intenso y siempre de afán. Huácala. Pero yo, que no me guardo nada, busqué más información sobre cuál función cumplen las tales pantallas y sobre el por qué estaban apagadas.

En el Tránsito me dijeron ayer que esas a las que todo el mundo les dice pantallas, porque parecen de televisión gigante, en verdad se llaman paneles y que van a mostrar dónde hay tacos o problemas para que los conductores sepan por dónde seguir y que no los agarre el taco. Pero que si no hay problemas no van a mostrar nada. ¡Valiente! La gracia es que se vea algo, cosas de Medellín, como creía mi tío.

Dijeron que van a poner 22 y que hay 6 funcionando en las principales vías. Entre las bondades de los aparatos dijeron también que van a ayudar a reducir la accidentalidad y los tiempos de viaje.

De todos modos va a ser bueno para los conductores, pero a raticos no, mejor que siempre se vea algo: los parques, el Jardín Botánico o el Centro.

Un amigo en Twitter me envía esto: