Qué peligro cruzar la Nutibara por UPB

malala

 

Una tortura fue para mí, en días pasados, cruzar la avenida Nutibara, algunos metros arriba de la glorieta de Bulerías.
Luego de salir de la Universidad Pontificia Bolivariana, a donde me llevaron del colegio para conocer la oferta de educación superior, intenté pasar de un lado a otro, lo que me tardó al menos 10 minutos.

Conmigo, más de tres estudiantes intentaban cruzar la calle. Muchos de ellos lo hicieron arriesgando sus vidas, al ser casi atropellados por vehículos que transitaban a alta velocidad.

Es lamentable que los estudiantes y profesores de una universidad tan prestigiosa estén en peligro a diario por no tener un paso peatonal y que carros y motos transiten tan rápido por allí.

De algo estoy segura y es que la prioridad en las vías la tienen los peatones. Sin embargo, al parecer, en este concurrido sector de Laureles esto no ocurre.

Espero que las autoridades tomen nota de esto.

Sancionan conductores por mal parqueo

parqueo

Recibí respuesta de la Secretaría de Movilidad a propósito de una queja que publicamos sobre la falta de espacios para el peatón en el sector de Manila en El Poblado.
Dice mi lector que el estacionamiento en espacios públicos genera riesgo de accidente a los transeúntes y afecta a los discapacitados que pasan por allí.
Me cuentan los voceros de la Secretaría de Movilidad que los agentes visitaron la cl 11 y 11a, con la cra 43 B, el 4 de febrero. Allí se sancionaron los responsables de 2 vehículos, por encontrarse estacionados en lugar no autorizado. En la nueva inspección, realizada el 5 de febrero, se sancionaron los responsables de 11 vehículos, por parquearse en sitios prohibidos.
Además, se hicieron sensibilizaciones con usuarios de la vía y la comunidad.
La oficina invita a los ciudadanos a denunciar alguna anomalía en los teléfonos 385 94 11, 385 85 58 y en el número único de emergencias 1 2 3.

¡Qué susto vivió el peatón en el Centro!

cam01117

Hoy les contaré sobre un correo que me envió Jesús Bustamante, un docente de la Universidad de Antioquia a quien semanas atrás por poco atropella un carro en el Centro.

Jesús me escribió: “En días pasados en el cruce entre Palacé y la 33, cerca a San Diego, casi me levanta un carro. Pasé la calle, pues vi que el semáforo estaba en rojo, y cuando iba en la mitad del recorrido de ese cruce, cambió a verde y tuve que correr”.

El ciudadano cuenta que se llevó un susto impresionante cuando un carro le frenó en seco a pocos centímetros de atropellarlo. Según él, cuando miró la señalización de la zona se dio cuenta de que en el sitio no hay semáforo peatonal.

Entonces, para que no haya accidentes en el punto señalado, le envié la petición a la Secretaría de Movilidad para que ubique esa señalización allí.

Al momento de escribir esta nota, la entidad aún no me ha respondido sobre la petición, pero continuaré pendiente de este caso