Al fin está en obra el Puente de La Cruz

El 14 de noviembre de 2013, la comunidad del barrio La Cruz de Itagüí bloqueó la Autopista Sur para hacer una protesta por la demora en la construcción de un puente peatonal, luego de que se fallara a favor de ellos una acción popular que les ordenó a la Alcaldía de Itagüí y al Invías adelantar esa obra.
Los habitantes del sector se quejaron porque, según ellos, el sitio es un paso mortal para los peatones que por allí transitan y, además, los afectados aseguraron que varias personas habían fallecido arrolladas en el sector, debido al alto tráfico vehicular que se mueve por la zona.
En esa ocasión, el secretario de Infraestructura y alcalde encargado de Itagüí, José Fernando Escobar, aseguró que “las demoras en la obra son responsabilidad de Invías, pues a la administración local le correspondía aportar los predios requeridos y el último de ellos se entregó hace cerca de dos meses”. Sin embargo, las autoridades anunciaron que la obra sería construida pronto.
La buena noticia es que la obra está en marcha en este momento, con una inversión de 1200 millones de pesos, y con ella la Alcaldía busca “poner fin al riesgo que representa para sus habitantes el cruce obligado por esta transitada vía”, me contaron los funcionarios.
El cronograma de la obra dice que después de que se lleven a cabo los estudios de suelos y las excavaciones necesarias, comenzarán con el montaje de las estructuras del puente.
Entonces, la idea es que en abril esté el puente peatonal en funcionamiento y al servicio de la comunidad.
La estructura tendrá rampas para discapacitados e iluminación y, con seguridad, será la solución esperada por la comunidad a sus problemas de movilidad. ¡Me alegra que las autoridades cumplieran su promesa!

La calle 45 es miedosa para los peatones

Hace un par de días salí a caminar por el Centro de la ciudad y los habitantes de Buenos Aires me contaron sobre su inconformidad por las dificultades que tienen para pasar la calle 45.
Una ciudadana que se llama Martha me contó que, por cuenta del desvío del transporte que circulaba por Ayacucho hacia esta vía, “ha aumentado la congestión de manera tal que se puede experimentar al intentar cruzar la vía a pie. Allí ocurren muchos accidentes y el cruce peatonal es imposible, debido a que no hay pasos peatonales para la gente”.
Entonces, los ciudadanos quieren que la Secretaría de Movilidad analice la posibilidad de ubicar más semáforos en la zona. Si no se puede, que pongan más resaltos y pasos peatonales, porque no aguantan más estar sometidos a este peligro.
Para cumplir mi labor de ayudar a los lectores, le hice llegar esta sugerencia a la entidad competente. Una vez tenga la respuesta de la Secretaría de Movilidad la compartiré con ustedes en esta sección.

Que tomen medidas para el cruce peligroso en la carrera 74 con la calle 53

Los habitantes del sector de Los Colores, en el occidente de Medellín, que deben transitar con frecuencia por la carrera 74 con calle 53 me escribieron para contarme que se sienten muy desprotegidos, pues consideran que ese punto es muy peligroso para caminar.
Marta María Castrillón, una de las vecinas afectadas, me contó que los carros transitan por allí a altas velocidades, por ese motivo sienten temor de que se pueda presentar un accidente grave.
“¿Cuánto tiempo necesitarán las autoridades competentes para seguir con los estudios técnicos que ellos llaman y colocarnos una solución definitiva en este cruce?”, se pregunta Marta, muy indignada.
A mí me preocupa también que los peatones estén tan atemorizados por este asunto, por esa razón quise ayudar a la comunidad de Los Colores y le hice llegar la denuncia a los funcionarios de la Secretaría de Movilidad. Al momento de escribir este comentario no tengo la respuesta oficial, pero una vez la reciba la compartiré con ustedes.

Peatones les exigen a las autoridades controlar invasiones al espacio público

Una ciudadana de Aranjuez, que habita en la calle 92 con la carrera 50B, me escribió para contarme que en su barrio algunos comerciantes no tienen respeto alguno por el espacio público.
Ella me pidió que hiciera una visita a la zona y recorriera el barrio, para verificar su queja.
Yo fui en días pasados con mi cámara al sitio, para tomar algunas evidencias del caso. En el recorrido, pude constatar que, como me lo expresó la denunciante, es real que se presentan invasiones a las aceras, incluso hay lugares en donde uno se tiene que bajar a la vía a caminar, porque no hay espacio para transitar.
Además, al problema se le suma la cantidad de basuras que los comerciantes arrojan a las calles en horarios no establecidos, lo que ocasiona que Aranjuez se vea desorganizado y sucio.
A mi me gustaría hacer parte de la solución de este problema, con el fin de que la convivencia mejore entre el comercio y los residentes, de manera que ninguno de los dos gremios vea perturbada su actividad.
Por esa razón, envié la denuncia a la Subsecretaría de Espacio Público y la entidad me respondió que harán “una revisión sobre el tema de la extensión de negocios que se está presentando en el sector que señala la comunidad. De igual manera, es importante que los ciudadanos se comuniquen con la línea de atención de preguntas, quejas y reclamos de la Subsecretaría, para poder hacerle un mejor seguimiento a esta situación y encontrar soluciones. El teléfono al que pueden llamarnos los ciudadanos interesados en el caso es el 385 75 86”.

Peatones tienen que correr al cruzar la 65

Néstor Gómez, otro de mis queridos lectores, que son como mis ojos en todos los rincones de la ciudad donde hay alguna irregularidad, me invitó a pasar por el barrio Naranjal.
No para evaluar algo relacionado con el Plan Parcial y las obras de demolición que ya se ven en esa zona que será transformada.
Lo que planteó es una preocupación porque en la carrera 65 con la calle San Juan, el cruce es casi que imposible para los peatones.
Dice que, exactamente, es en el cruce de la bomba hacia Home Center.
“En el cambio de semáforo en esa vía no existe prelación para el peatón”, me insistió mi amigo lector.
Agregó don Néstor que no hay un tiempo estipulado para que las personas puedan cruzar la calle, aunque allí existe una cebra bien demarcada.
Me pide que pueda gestionar esta queja ante la Secretaría de Movilidad de Medellín. Ycon mucho gusto, es lo que me encanta hacer por la comunidad que, amablemente, me cuenta a diario todos sus problemas.
También los invito a que me escriban sobre casos y experiencias positivas en sus barrios y en sus comunidades para que esta sección la refresquemos también con historias bonitas, que debe haber muchas en la ciudad.
Bueno don Néstor, sobre este caso que usted me expone le escribí a la Secretaría de Movilidad y esto fue lo que me respondieron:
“La Secretaría de Movilidad analizará las diferentes alternativas para propiciar el paso del peatón en el cruce de la calle 44 (San Juan) con la carrera 65.
De igual manera la Secretaría viene realizando campañas de Educación Vial con el fin de promover el respeto en las vías especialmente del conductor hacia el peatón”.

Pide mejorar los andenes de la Inferior

El lector Esteban Palacio, desde su cuenta de twitter @estebanpalacio, me envió un mensaje a mi cuenta @soymalala. Se queja porque los andenes de la transversal Inferior, en El Poblado, son un peligro.
“Están incompletos, malos y en pésimas condiciones”, agregó en su trino.

Esto de los andenes es un problema muy preocupante en la ciudad. Yo lo he tocado en diferentes ocasiones y lo seguiré haciendo porque me llegan muchas quejas.

También los compañeros del Área Metro han realizado informes en los que la comunidad ha expuesto la necesidad de mejorar las aceras. Eso se repite en toda la ciudad.

Lo último que informó la Secretaría de Infraestructura Física de Medellín es que en la ciudad hay identificados 350.000 metros cuadrados de corredores de andenes que necesitan construirse, pero la realidad presupuestal sólo permitirá ejecutar el 30 por ciento, es decir, entre 105.000 y 110.000 metros cuadrados.

$30.000 millones le vale a Medellín el plan de andenes. la Secretaría de Infraestructura diseñó un plan que no hará sólo aceras sino lo que ellos llaman como corredores de vida. La comunidad elegirá cuáles hará de primeros.
Seguiré atenta al tema porque se necesitan aceras en buen estado.

La Pilarica pide andenes y arreglo de vías

Mi tío David se mantiene sorprendido por los cambios de La Pilarica, en Robledo. Él se acuerda de que hace años, este barrio cercano al cerro El Volador, eran puras mangas y hasta susto daba pasar por ahí.

¡Ha cambiado mucho!, le digo cada que vamos por allá en su moto. Está muy urbanizado, con negocios y un ambiente agradable.

Pero, no todo es bueno. Nancy Arango, habitante del barrio, se quejó de la falta de andenes y del deterioro de algunas vías, que genera dificultades para la movilidad de los residentes.

“No hay andenes para los peatones y hay en promedio 25 edificios nuevos y en construcción. Además, las vías están deterioradas y nadie hace nada: ni las urbanizaciones ni el Municipio. ¿Quién vigila esto?”, preguntó Nancy, lectora de este espacio en el que me gusta reportar los problemas que afectan a la ciudadanía y encontrar soluciones.

Ella dice que se refiere al entorno de la carrera 72B con la calle 75.
En la Secretaría de Infraestructura Física me respondieron que tienen un Plan andenes que consiste en mantenimiento, restauración y construcción, principalmente en los corredores viales que integran equipamientos colectivos, tanto en los centros de barrio como de zona.

“El plan está en estructuración y consolidación de los corredores que entrarán a la etapa previa de estudios y diseños. Luego se realizará una presentación oficial con los líderes comunitarios para socializar los proyectos”, explicó.
También me dijo que en La Pilarica “se revisará con el Departamento de Planeación las obligaciones urbanísticas de las nuevas construcciones, especialmente en la calle 75 para, de ser requerido, incluirlo dentro del Plan andenes, para ser priorizado por los líderes comunitarios de la zona dos para la siguiente fase de construcción”.

Mucho carro, vías estrechas y sin señales en López de Mesa

En un barrio muy bonito y tranquilo vive Diana Zapata, una lectora que me escribe porque ve que conmigo aparecen las soluciones. Su barrio es López de Mesa, cerquita de Castilla y Robledo. Un día pasé por allí con mi tío David en la moto, íbamos para el parque La Quintana, que queda ahí y es muy bonito y ecológico.

A pesar de lo tranquilo, Diana se queja de que hay problemas de movilidad: las calles son estrechas y sin señalización y todas permiten que los carros suban y bajen, lo que se vuelve un problema porque a alguno le toca devolverse y cada rato hay conflictos. Hay que solucionarlo, que unas calles sean solo subida y otras solo bajada.

Otro problema se da en la intersección de la carrera 75 con la calle 80, donde es muy difícil cruzar, pasan carros con mucha velocidad, buses y motos y es peligroso. Ya ha habido accidentes, me cuenta Diana. Ella pide un semáforo para beneficiar vehículos y peatones. Estuve por ahí y es maluco el paso de los carros que salen del barrio a tomar la calle 80, para los autos es complejo y peligroso.

Trasladé el tema a la Secretaría de Movilidad y siempre tan queridos y atentos, me respondieron. Su compromiso es que la señalización se programará una vez el Municipio asigne recursos.

Lo del semáforo sí queda en espera. “Ante el crecimiento del parque automotor, llegan muchos requerimientos solicitando cruces regulados por semáforos. Se está realizando una evaluación técnica que nos permita determinar la viabilidad y la priorización de la inversión de los recursos asignados al proyecto de semaforización”. En esa evaluación, está esta zona y más adelante se decidirá. Diana y yo estaremos atentas.

¡Qué peligro para los peatones de la 70!

Ayer, atendiendo una invitación de una amiga que vive en la Urbanización Quintas del Plantío ubicada enseguida de la Clínica Las Américas, y quien está muy preocupada por el peligro que vienen afrontando los peatones desde que se abrió la nueva torre y se habilitó la entrada por la carrera 70, me fui a comprobar y a vivir en carne propia la situación.

Me di cuenta de las dificultades de movilidad que tienen los visitantes a este centro hospitalario y transeúntes en general, pues aunque tiene demarcadas líneas que indican a los conductores disminuir la velocidad, muchos no las atienden. Cuenta mi amiga que han ocurrido varios accidentes, no sabe si con consecuencias graves y se pregunta: ¿será que el Tránsito ya tiene un plan para proteger la vida de los peatones?

Consulté a la Secretaría de Movilidad de Medellín y esto me respondió. “Estamos ejecutando un programa llamado Rey peatón, con la participación de este personaje institucional para concretizar a peatones sobre comportamientos seguros en la vía.

Con esta y otras estrategias el proyecto de educación vial ha intervenido este año 83.581 personas. Con esta solicitud la Secretaría estará coordinando operativos para intervenir a peatones y conductores”.

Hey, una manito al andén que bordea El Rodeo

Hola Julieta, un saludo especial. En primer lugar, te agradezco que me hayas escrito y por confiar en la labor que me corresponde desarrollar en el periódico, que es escuchar a la comunidad y permitir que se exprese con sus denuncias, aunque también me gustaría que me enviaran información para destacar situaciones positivas en la ciudad.

Me cuentas Julieta que tu protesta es por el andén que conduce de la avenida 80, por toda la malla que recorre el Club El Rodeo hacia Belén Rincón.
Me dices que debes caminar todos los días para ir y regresar del trabajo, pero que el estado es malo. Y que si llueve es imposible caminar y que, además, no faltan los atracos.

“Muy comedidamente le solicito publique mi petición porque los andenes cercanos los arreglaron, menos este”, escribes en tu mensaje.

Pues te cuento Julieta que desde que El Colombiano me dio la oportunidad de tener esta sección, varias veces me he referido al tema de los andenes, la mayoría porque están en mal estado.

Al indagar en la Alcaldía por lo que está pasando, me han informado que, en efecto, hay un diagnóstico que implica que la recuperación de andenes en toda la ciudad costaría 630.000 millones de pesos. Es plata que la Alcaldía no tiene, aunque trabaja en un plan de solución con 30.000 millones. Me han dicho que para el Centro hay 14.500 millones, pero primero intervendrán los parques Bolívar, San Antonio, Berrío y Botero. En el caso de los barrios, se priorizarán con la comunidad las aceras que se deben intervenir.
De todos modos, a los señores de la Secretaría de Infraestructura, les pido que arranquen rápido y una vez tengan aceras recuperadas me avisen para publicarlas.