Da susto pasar por la estación Prado

Zestacion  prado

Mi familia y yo usamos muy seguido el metro. Nosotros somos unos convencidos de la Cultura Metro. Además, disfrutamos la facilidad para desplazarnos a los diferentes barrios y, a otros municipios.

Por eso, les comparto una queja que me envió uno de mis lectores. Dice que hace unos días pasó por la estación Prado y “me encontré uno de los peores sitios de la ciudad. Qué horror da miedo pasar por allí”.

Al consultar en la Alcaldía me explicaron que en este sitio habitan personas con problemas de drogadicción o abandono, seres a quienes se les trata de acompañar para que salgan de tal situación. Si quebrantan la ley, al igual que cualquier otro ciudadano, se les conduce para que enfrenten la sanción respectiva.

Además, se les ofrecen opciones laborales, procesos de capacitación en emprendimiento e información sobre créditos, entre otros, pero muchos se han negado a acceder a los programas, señaló la Alcaldía

Preocupan habitantes de calle en Prado

Conmovida, mi amiga Catalina me contó su preocupación porque en su barrio, Prado Centro, hay muchos indigentes y por la cantidad de basuras. Yo había oído hablar alguna vez de programas que la Alcaldía tenía para los habitantes de la calle, pero como no sabía cuáles, fui a la Secretaría de Bienestar Social para saber qué decirle.

Allá me explicaron que hay una mesa de trabajo de la comunidad con la que los funcionarios de la Secretaría se han reunido para tratar estos temas que a Cata tanto le preocupan.

En esas reuniones han recomendado a los vecinos brindar un trato digno a los habitantes de calle, pero no darles limosna, porque eso no ayuda a que estas personas se vuelvan a integrar a la sociedad.

La Alcaldía tiene en Prado una sede de resocialización, que además es la oficina de la familia, de la unidad de programas sociales especiales y de la comisión social del Simpad, y desde allí realizan diferentes intervenciones.

También me hablaron de los problemas de inseguridad, expendios de droga, y de un sector muy delicado, que es Lovaina. En estos temas, que dan tristeza a mi amiga y a los que quieren a Prado Centro, las acciones las toma la Policía y los organismos de control.

Una noticia buena para Cata me la dieron en la Secretaría de Cultura: me anunciaron que pronto crearán en el barrio una sede para dar a conocer a todos el valor patrimonial del barrio, que es como un museo todavía habitado