En Manrique piden que les cumplan con parque temático

Los vecinos de la carrera 33 con calle 71B, en Manrique Oriental, en el nororiente de Medellín, me escribieron para que les ayude a preguntar por un lote que fue adquirido por la Alcaldía para adecuar un espacio recreativo.

La historia, me cuentan, es la siguiente: hace tres años el Municipio de Medellín compró las propiedades para la construcción de un parque temático o algo por el estilo. Esas propiedades fueron demolidas y nunca la Alcaldía se ha manifestado respecto a la construcción de las obras. Hoy, dicen los vecinos, esta área se convirtió en botadero de materiales sin que nadie lo controle.

“Lo grave de este asunto es que en la parte inferior, hacia la carrera 72, hay unas viviendas en riesgo porque toda esa acumulación de peso por los desechos acumulados se está yendo hacia abajo con un 90 por ciento de posibilidades de que en poco tiempo haya un desastre lamentable. Los dueños de las propiedades con posibilidades de gran afectación han puesto su respectiva queja y no hay acciones preventivas sobre este asunto”, dicen los vecinos en su comunicación.

Me puse en la tarea de indagar sobre el tema, pero aún no tengo una respuesta oficial. A la primera entidad que enteré fue a la Secretaría de Infraestructura Física de Medellín.

Me voy a dar una vueltica por el Oriente

Con mis papás habíamos hablado desde hace días que este comienzo de la Semana Santa lo íbamos a pasar en los municipios del oriente cercano de Antioquia.

Empezando por El Retiro. Me dijo mi papá que en este municipio, las celebraciones religiosas son heredadas de los españoles y rodeadas de mucho fervor.

Me gusta que son los niños y jóvenes los que participan para hacerla en vivo.
Luego, por la tarde, iremos a La Ceja, donde están realizando la feria artesanal y me contaron que por la tarde realizarán una retreta, un espacio en el que la Banda de Payuco, la Banda Parroquial y la Banda Sinfónica ofrecerán cada domingo lo mejor de su música. Las retretas se presentarán en el parque desde las tres de la tarde.
Con mis papás también iremos hoy en la noche a uno de los conciertos del Festival de Música Religiosa de Marinilla.

Me gusta mucho el Oriente porque es tranquilo y el clima es agradable, pero yo sé que todos los pueblos de Antioquia viven muy especialmente la Semana Santa.
De pronto, el otro fin de semana voy a convencer a mis papás que nos vamos para Santa Fe de Antioquia o para Jericó. Ahí les voy contando. De todos modos, estos días son para la reflexión en familia y para un buen y merecido descanso.

Fui al ciclopaseo por las mujeres ¿y tú?

Mi papi y yo nos fuimos ayer de ciclopaseo. Desde el lunes lo había comprometido a que me acompañara. Me llegó un correo del Índer con la información y me encantó el motivo, pues se trata del primer ciclopaseo por los Derechos de las Mujeres, que hace parte de las actividades del Día Internacional por los Derechos de las Mujeres.

Me parece muy bien porque las mujeres tenemos derecho a la recreación, al deporte, al ocio y al descanso.

Lo importante es que todos los que participamos vivimos una experiencia recreativa y comprendimos lo sano que es tener un estilo de vida saludable.

Les he escuchado decir a los médicos que las mujeres sedentarias tienen el doble riesgo de morir por enfermedades del corazón que las mujeres que hacen actividad física regularmente.

Les cuento que aguanté los 13 kilómetros de recorrido desde la salida de la estación Estadio del metro, a las 9:00 a.m. Hicimos un gran esfuerzo y lo logramos. Estoy muy feliz de ver que tantas mujeres participaron, pero también que los hombres las apoyaron, ellos fueron mayoría en el recorrido.

Me encontré algunos de mis amigos haciendo deporte. Espero seguir montando en bici y encontrarme con ustedes, pues como dice mi mamá: “Mente sana en cuerpo sano”

A disfrutar del ciclopaseo esta mañana

Por redes sociales me enteré esta semana de que hoy se realizará el primero de 11 ciclopaseos temáticos del Índer en Medellín este año y, por supuesto, animé a mi papá y hoy nos sumaremos a la caravana.
Este ciclopaseo, según el Índer, es alusivo al regreso a clases, por lo que invitó a todos los que participemos para que vistamos prendas relacionadas con el tema. Yo lo haré.

En marzo el ciclopaseo será alusivo a la mujer, el de los niños es en abril y el de las madres en mayo, entre otros.

Yo no sé si aguantaré los 27 kilómetros del ciclopaseo de la mañana de hoy, que sale a las 9:00 a.m. de la estación Estadio del metro, pero le pondré todo el entusiasmo y pedalearé hasta donde más pueda.
El Índer sugirió que asistan personas mayores de 13 años.

El recorrido es por la calle Colombia y pasará por la Universidad Luis Amigó, la Universidad de Antioquia, la avenida Oriental, la Universidad Pontificia Bolivariana, la avenida Las Vegas, la avenida Nutibara, entre otros lugares. La participación no tiene costo y nos recomiendan llegar 15 minutos antes de la salida.

Yo acataré las recomendaciones que nos hacen: hidratarse antes, durante y después, usar ropa cómoda (uniformes de colegio al que pertenece o perteneció) y usar bloqueador solar. A disfrutar el ciclopaseo.

¡No entendieron para qué es el parque!

Recreación pasiva. Sí, pa-si-va. Yparque ambiental. Atención: am-bien-tal. ¿Entendieron? Pues hay gente que no y los problemas los están ocasionando en el parque La Frontera, chiquito, amable, bonito, florecido, pero que algunos creen que es sitio de rumba.

Eso es lo que me cuenta una lectora desde su cuenta de hotmail y que se nombra como soniagocho.
“Hoy en día decirle a un barrio que le construirán un parque no es alegría sino problema porque todos sabemos en lo que termina: en un nido de viciosos y desordenes”.

¿Qué está pasando? Que hay gente que se va en carro, lo parquea y pone música a todo volumen. Pasa cualquier día de la semana y cantan y gritan hasta muy tarde. La lectora conoce que hay servicio de vigilancia, pero no sabe si los rumberos no le hacen caso.

Como si fuera poco, hay gente que va en moto, de esas “escandalosas de competencia”, dice soniagocho, y se pone a dar vueltas por el sendero.
¿Qué hacer? Ella pide autoridad y que en las noches cierren el parque con una cadena.

La misma pregunta la hice en la Inspección de Policía 14B de El Poblado y me dijeron varias cosas: 1. Que no sabían del caso. 2. Que le pedirán al Tránsito, a la Permanencia y a la Policía que hagan visitas de control. Si encuentran problemas, harán retirar los carros y a la gente, porque “no se puede perturbar la tranquilidad del barrio”. 3. Que necesitan que los vecinos hagan denuncias, a la hora que sea, y llamen al 493 9830 (y 31, 32 y 33) de la Permanencia de El Poblado.

A disfrutar de animales, sonidos y colores

Si cierro los ojos, el sonido me transporta a la selva, siento una tranquilidad tan profunda que me podría quedar allí toda la vida. Pero cuando los abro todo es diferente, todo es mucho más hermoso.

Las aves con plumas coloridas se mezclan con el verde de los árboles y se conjugan con los tamaños y formas exóticas de las alas de las mariposas.
Por eso, la primera vez que entré al Zoológico Santa Fe me prometí no ser egoísta y compartir estas sensaciones con mi familia.

Así que me tomé la libertad de organizar, junto con mi tío David, un plan de fin de semana perfecto en compañía de más de 220 mamíferos y 473 aves provenientes de diferentes lugares de América, en un lugar en el que hay mucho por descubrir.
Estoy segura de que mi mamá, que es la admiradora número uno de los museos, va estar feliz de conocer la colección de muebles egipcios y persas que representan el siglo pasado. Además encontrará en la Casa Museo Santa Fe, óleos y pinturas de diferentes artistas. Ya le quiero ver la cara ¡Qué emoción!

Respecto al tío David, sé que entrará al Vivario y no habrá poder humano que lo haga salir. Y es que a él le encantan las serpientes, las ranas y las arañas y allá las encontrará.
A mi papá lo voy a llevar a que hagamos lo que más nos gusta: tomar fotografías. ¿Qué tal una de la mirada penetrante del león o del periquito bronceado?
Así que si aún no saben qué hacer este domingo, o incluso están buscando plan para el otro, les recomiendo el zoológico Santa Fe, un buen lugar para tener despiertos todos los sentidos y compartir en familia.
Eso sí, recuerden el buen trato para esas maravillas de la naturaleza: los animales.

Domingo de Acuario para estar en familia

¿Ustedes sabían que los corales pueden agredirse entre sí?, la verdad es que yo no tenía ni idea. Me enteré la semana pasada porque a mi profesora de biología se le ocurrió que debíamos tener un acercamiento al conocimiento de las especies acuáticas en el Acuario del Parque Explora.

Y sí señor, estuvimos sumergidos en una experiencia súper agradable en medio de cerca de 250 especies de peces diferentes que me dejaron descrestada.

No se imaginan lo maravilloso que es estar en contacto con la naturaleza en ese lugar y ver como, por ejemplo, el pez globo se infla cuando se asusta, creo que nadie querría perderse algo así.

Es como si uno estuviera en medio del Orinoco, el Magdalena, el Pacífico y el Atlántico, al mismo tiempo y sin necesidad de salir de la ciudad.
Y es que como dice el plegable, “es un espacio para el encuentro con la vida en su más fascinante expresión: el agua, y en su más poderosa lección: la diversidad”.

Aunque durante la visita aprendí un montón de cosas creo que me quedó faltando tomar foticos y nota de algunos datos que eran muy importantes. Por eso decidí volver hoy con toda mi familia.

Aprovechando que no vamos a salir de Medellín durante este puente festivo, mi papá, mi mamá y yo, vamos a disfrutar de toda la diversidad acuática que hay en las instalaciones del Parque Explora, y que se posiciona como uno de los acuarios más grandes de Suramérica.

Estoy segura, que mi papá por ejemplo, se va a entretener mucho, pues a él le heredé esa pasión y amor por la flora y la fauna. Además hace poco estuvimos hablando sobre algo que leyó en un artículo donde decía que más o menos el 20 por ciento de los peces de agua dulce del planeta están amenazados.

Las principales causas de esa situación son el comercio de estos animalitos y el mal manejo de especies no nativas usadas en piscicultura.

Entonces, los dos estamos convencidos que este tipo de espacios pueden ayudar un poquito a conservar la biodiversidad. y lo bueno es que el tratamiento y cuidado que tienen en el Parque Explora con los peces es el mejor.

Me fui de caminata ecológica a El Retiro

Salir a caminar de vez en cuando es chévere para mantener un buen estado físico. Y nada mejor que moverse entre nuevos aires mientras se está en contacto con la naturaleza.

Por eso cuando mi amiga Maleja me invitó a El Retiro no lo pensé dos veces, agarré mi cámara, mi morral y me fui de aventura.

La mamá de Maleja es igual de apasionada a la naturaleza que yo, por lo que en el camino de ida paramos más de una vez a tomarles fotos a unos paisajes espectaculares que nos topamos.

Así entre parada y parada, si señor, llegamos al sendero ecológico Cascada El Paso del Toro, un lugar como de sueño. No les puedo negar que me sentí como niña chiquita en parque de diversiones en medio de tanta variedad de flora, y lo más sorprendente es que está muy bien cuidado.

Porque ¡guácala! uno llegar a un sendero ecológico que la gente no cuide y al que incluso le tiren restos de comida y envolturas de mecato.

La visita me sirvió para alejarme del estrés que se vive en la ciudad con tanto infractor suelto, pues como ustedes saben me mantengo siguiéndoles la pista a todos los que no cumplen con las normas de buen ciudadano y la labor no termina.
Así, con el contacto con la vegetación y los animales, que también me encantan, pude relajarme y tomar fuerzas para volver a coger a más de uno mal parqueado.

Anímese a conocer los Parques Biblioteca

Si algo me ha parecido bonito de Medellín en los últimos años es la transformación que se ha logrado en varios barrios con la construcción de los Parques Biblioteca.

Estoy de acuerdo con los que dicen que parte de los logros sociales son posibles verlos en estos espacios tan bonitos, pero sobre todo, tan importantes para la generación de conocimiento.

No es sino observar el Parque Biblioteca España, en Santo Domingo Savio, semejando unas enormes rocas y palpar con los niños guías cómo un sector logra un cambio tan significativo, apoyado además por la operación del metrocable.

O qué tal el Parque Biblioteca de Belén que es un lugar mágico, donde se puede apreciar el arte japonés, por cuanto lo diseñó el arquitecto Hiroshi Naito. Además es un espacio tranquilo, con una fuente de agua central.

Ni qué decir del Parque Biblioteca de San Javier, un lugar abierto al arte, a la música y al disfrute de un buen libro.

Otros lugares especiales son los Parques Biblioteca de La Ladera y La Quintana y los que ya están construidos en San Cristóbal y San Antonio de Prado.

Anímese a conocer estos lugares. Puede empezar por un recorrido virtual en la página de internet de la Red de Bibliotecas de Medellín Área Metropolitana (www.reddebibliotecas.org.co)

Esta página es la puerta de acceso al conocimiento, con una posibilidad grande de interactividad.

Ese gato sí que está hermoso

Emocionada con la presencia del maestro Fernando Botero en la ciudad me fui muy animada a conocer su obra El Gato en San Cristóbal y el nuevo Parque Biblioteca.

Valió la pena no solo por el valor artístico de la escultura sino también por el entorno cultural que tendrán los habitantes del corregimiento.

Pero yo creo que será orgullo de San Cristóbal, de los medellinenses y de los visitantes porque todo en el lugar quedó muy chévere.

Les cuento un poquito de El Gato. Pesa 1.050 kilogramos y es una escultura monumental que llegó al corregimiento desde Italia, no sin antes viajar en barco y en camión. El maestro Botero la entregó el pasado lunes en un acto muy emotivo, en el que la comunidad le agradeció la donación.

Se mostró motivado porque hubieran escogido su nombre para el Parque Biblioteca y por eso agradeció el detalle con El Gato.

Y les quiero recordar esta anécdota, que el propio Maestro contó a este diario sobre el nombre del Parque Biblioteca:  “a mí me llamaron hace como año y medio, que tenían ese proyecto, a preguntarme que si yo permitía (obviamente), que se llamara Fernando Botero y yo les dije, más que feliz, siento un gran honor. Y bueno, apenas vi que estaba terminada, me precipité a ver la biblioteca, allá me recibió la directora, me mostró todas las salas, lo salones, cuando vi ese lugar tan maravilloso, que no me lo esperaba, desde ese momento le dije, me gusta tanto esto, que les quiero regalar una escultura monumental”.

12