Conductores: ¡respeten a los ciclistas!

“Malala, mucho cuidado por favor, en las vías no falta el imprudente”. Eso me dice mi mamá cada vez que me voy a montar en bici con mi tío Salomón, pues hace poco un conductor casi nos hace descalabrar ¡Uich!

Pero yo no soy la única que ha padecido la imprudencia contra este medio de transporte que, entre otras cosas, no solo sirve para ejercitarnos sino para movernos por la ciudad.

Uno de mis amigos me contó que hace algunos días iba por la Autopista Sur, en el carril autorizado para los ciclistas y por recoger un pasajero en un sitio no autorizado, ¡zas!, casi lo lastima.

Entonces llamé a la Secretaría de Movilidad y hablé con el subsecretario de control, Carlos Alberto Marín para que les hiciera un llamado de atención. Este es su mensaje, pongan atención:
“Pretendemos garantizar que los actores de la vía tengan su vida segura y puedan circular de forma tranquila. Por eso pedimos a los conductores para que respeten a todos los actores de la vía”.

Pero también me explicó que es importante que nosotros los ciclistas, como los motociclistas, usemos todas las medidas de protección como casco y chaleco reflector.

Eso nos ayudará ante cualquier eventualidad en las vías.
Pero lo más importante, al menos para mí, es que ocupemos siempre el carril derecho.

Bello necesita más luz y menos huecos

Si ustedes me preguntan a qué le tengo miedo les contesto que a la oscuridad. Me produce puro y físico pánico caminar de noche por zonas que no estén iluminadas, me siento insegura y me da como un temblorcito en los pies.

Por eso me preocupé mucho cuando un habitante del municipio de Bello me contó que en los alrededores del Hospital Mental hay un gran abandono, en especial en la iluminación ¡Uich!

Creo que eso, en las noches, se puede prestar para que aumente la inseguridad y los más perjudicados, como siempre, somos los que nos movilizamos a pie.
También me comentó que hay una gran cantidad de huecos en la vía de acceso desde Postobón, lo que perjudica a quienes transitan por el lugar.

Entonces, sin pensarlo dos veces, me comuniqué con el secretario de Infraestructura de Bello, Juan Manuel Espinal para saber qué pueden hacer.

Él me contestó que realizará una revisión del inventario de iluminación para establecer si se puede reforzar. Respecto a los huecos, me informó que el problema del lugar es que es muy concurrido por vehículos pesados lo que causa esos problemas en el pavimento.
Sin embargo, me dijo que el piso será revisado y que espera lograr intervenirlo el próximo año pues por ahora no hay presupuesto.
Esperemos que la situación mejo

Atención en el corredor de la Ana Díaz

En Simón Bolívar, más exactamente en el corredor ecológico de la quebrada Ana Díaz y la unidad deportiva del barrio Cristóbal, a pesar de la inversión que la administración municipal ha realizado en infraestructura, la inseguridad y la venta y el consumo de drogas no dan espera. La Policía no hace mucha presencia. Mi pregunta es: ¿qué sentido tiene una inversión como la que realizó la Alcaldía en este sector si no va a garantizar la seguridad suficiente para que los vecinos, en especial los niños, puedan disfrutar seguramente del espacio público?”

Al lector autor de este mensaje, le agradezco tenerme en cuenta para hacer ver este problema de uno de los barrios más tradicionales de la ciudad. Simón Bolívar, según me cuenta mi tío David, tiene una historia especial y fue un proyecto de urbanización que inició su construcción en 1960, en el occidente de Medellín. Dice mi tío que los terrenos fueron de la señora Ana Díaz, nombre que lleva la quebrada que cruza el barrio.

Sobre la denuncia del lector, el mayor Andrés Segura, comandante de la Policía de Laureles, les pide más disciplina a los vecinos.

En primer lugar, para no sacar las basuras a destiempo ni tirarlas a la orilla de la quebrada, a donde llegan los habitantes de calle a buscar algo para reciclar. Además pidió no darles limosna a estas personas, algunas de las cuales consumen estupefacientes.

Frente a los jóvenes que consumen drogas, muchos de los cuales son residentes en el sector, hizo un llamado a las familias para que miren en su interior y estén pendientes de su pariente que sufre este tipo de enfermedad.

La Policía, dijo el oficial Segura, siempre está dispuesta a dar su apoyo en la tranquilidad del barrio.

Atracos a estudiantes en Belén

Comencé la semana superpreocupada porque me contaron que a los alumnos del colegio Juan María Céspedes, de Belén, los viven atracando.

Me comentaron, quienes viven por ahí, que como el colegio está en el límite entre Laureles y Belén, la Policía de los dos barrios se vive chutando el problema. No sé ustedes que pensarán pero a mí me parece el colmo esa situación ¿Cómo que están atracando a niños como yo y la Policía no hace nada? Yo, curiosa como siempre, llamé a los comandantes de las dos estaciones para que me dieran una respuesta.

El mayor Andrés Segura, de Laureles, me explicó que la dirección del colegio, calle 32B #76A – 48 corresponde a Belén entonces no hace parte de su jurisdicción. El teniente Jesús Antonio Cabadías, comandante (e) de Belén, me confirmó que, efectivamente, su comando es el encargado de atender estos casos y me contó que para evitar los robos dispuso una patrulla que está atenta en el momento en que los estudiantes entran y salen de la institución. Me dijo que los ciudadanos pueden reportar cualquier situación sospechosa a su celular 311 246 77 52 ¡Buena esa!

¿Cuál barrio quieres que visite la próxima semana?

La próxima semana continúo mi recorrido por la ciudad. Les voy a contar cosas que me gustan, cosas que no me gustan y visitaré los barrios a los que me inviten.

Hay muchas cosas que entre todos podemos mejorar. Recuerden que pueden escribirme, mencionarme en Twitter con el hashtag #Malala o hacer sus comentarios en mi blog. Yo los leo toditos y los respondo cuando puedo. Por ejemplo, esta semana, gracias a sus comentarios, ya tengo cinco problemas que quiero resolver pero no sé con cuál empezar.

¿Quieren ayudarme? Pueden votar en la encuesta que ven en la columna izquierda de la pantalla. Cada tema fue enviado por alguien a través de los comentarios o los correos. Para que conozcan más a fondo el problema les transcribo a continuación los mensajes de cada uno:

1. Alguien que quiso llamarse FM (sí, como la frecuencia radial) escribió sobre el ruido de los vendedores de frutas en Laureles:

Un comandante de policía dijo : pequeños problemas, se convierten en grandes conflictos. Es cierto. En Laureles, como nadie controla el ruido, los parlantes usados por los vendedores de frutas se vuelven insoportables durante las horas del mediodía. Llamé al municipio y me dijeron que ese era un problema de la policía. Allí nadie sabe que existe la contaminación por ruido.

2. Como esta denuncia tiene que ver con seguridad no voy a decir el nombre del autor pero me parece muy importante.

Buenos dias, vivimos en el barrio de la inseguridad, parace ser que por oscuro y solo, pero además porque está en el límite de Laureles y Belén, entonces la policia dice que le pertenece a Laureles el problema y el otro dice que a Belén. La verdad son constantes los atracos a las tiendas, a los estudiantes del Juan María Céspedes, y a nosotros los residentes de este barrio. Además el expendio de vicio, pero lo que más nos preocupa son los atracos.

3. Mi amiga Carmen me escribió hace algunos días sobre este problema:

Tengo entendido que en una calle no se pueden hacer arreglos a carros, pero sucede que en la calle 44A entre la 79 y 80 (entre San Juan y la Plaza de Mercados de la América) existen un sinnúmero de talleres mecánicos que permanentemente hacen el arreglo de los vehículos en plena vía pública sin que las entidades encargadas de espacio público, tránsito y demás hagan algo para que no se convierta este barrio en un sitio como Barrio Triste.

Allí vivimos varias familias que vemos cómo se altera nuestra tranquilidad ya que a veces ni sábados, domingos o festivos dejan de funcionar los talleres.  Como si fuera poco se instaló un bar en el que no solo permanentemente se encuentran borrachos sino que coloca la música muy fuerte, tanto que se escucha casi a una cuadra de distancia y hasta altas horas de la noche o bien entrada la mañana, igual pasa con una tienda donde a veces funge como discoteca.  Es claro que este lugar, donde inicia el barrio Florida Nueva se ha convertido en un nuevo barrio triste.

4. Pipe, de nuevo horizonte, escribe esto sobre su barrio

En el barrio Bello Horizonte carecemos de aceras transitables, el poco espacio público está invadido por los carros y las motos de los talleres de motos del sector. No hay por donde caminar y la gente, ancianos, niños, estudiantes y los adultos tenemos que caminar por la calle, arriesgándonos a ser atropellados por los carros y los buses que transitan por la calle 77 AB y por la calle 85 B entre calles 77 y 77 D en Robledo Bello Horizonte.

La señalización es precaria y el tráfico vehicular es alto pues estas vías son las principales del barrio.

5. Por último, Don Raúl hizo la siguiente solicitud:

Hemos solicitado a la Secretaría de Obras Públicas que por favor miren y evaluen el parque  ubicado en la circular 2 con la carrera 66b frente a la Bolivariana. Hace aproximadamente 12 años le hicieron um muro pequeño como separador, eso es todo. Por favor, es un punto bien ubicado el cual merece la atención de las aurorideades. Nosotros pagamos buenos impuestos y merecemos mejora esta zona

Como ven, todos las inquietudes son muy importantes pero no sé cuál atender en primer lugar. Ustedes son buenos y me ayudan a resolverla con sus votos.

Hasta pronto….

12