Transitar a oscuras, ¡qué peligro!

Desplazarse por el deprimido de la avenida Oriental, en Villanueva, es ir a ciegas. Ciudadanía pide solución.

bajos avenida oriental

Cómo les parece que algunos ciudadanos me han escrito para contarme de la escasa iluminación del deprimido de la avenida Oriental, en el sector Villanueva del centro de Medellín.

Al transitar por la zona, me comentan, es como si se quedaran ciegos entre tanta oscuridad, lo que representa un riesgo para la movilidad y la seguridad en esta vía de alto flujo vehicular.

Por ejemplo, mi amigo Juan Pablo González, ciclista, me contó que al ingresar al soterrado lo primero que aturde es el cambio en la intensidad de la luz: como algunas luminarias están dañadas, dice él, es difícil ver los desniveles que hay en algunos tramos de la vía y también es complicado saber cuándo otros carros están pasando cerca.

“Entras a la oscuridad, no ves nada. Si no llevas una lámpara en la bici, corres el riesgo de que los carros que van atrás no te vean. Es inseguro y muy peligroso, pasan buses de diferentes rutas de la ciudad y vehículos grandes, que lo atemorizan a uno”, dice.

Ya se había intervenido

En julio de 2015, la Subsecretaría de Servicios Públicos, en convenio con Empresas Públicas de Medellín (EPM), concluyó la instalación de lámparas de iluminación en este deprimido, con el objetivo de reemplazar el sistema de luces de sodio por uno de tecnología led.
Este cambio hizo parte de un plan de intervención integral realizado al puente y buscaba un ahorro de energía calculado en el 40 por ciento.

Le puede interesar: Lámparas de bajos de la Oriental ahorran 40% de energía

¿Qué pasó entonces? Para hablar sobre este problema con el alumbrado del sector conversé con Ángel Pablo Pérez, jefe de la Unidad de Alumbrado de EPM.

Pérez me explicó que todo el año han tenido problemas de vandalismo en esta zona, puesto que los habitantes de calle están robando partes del sistema, lo que conduce a daños que apagan o alteran la estructura del alumbrado.

El funcionario agregó que no se trata de grandes robos, pero sí de partes claves para el buen funcionamiento de la iluminación.

“No se roban todas las luminarias, sino cables y otros elementos. Buscan el cobre de estos cables que alimentan las luminarias. Ha habido apagones largos por los daños causados por robos”, explicó.

Como la oscuridad casi absoluta sí es un riesgo en este soterrado, los trabajos de reposición y reparación de las piezas faltantes son constantes, pero no dan abasto.

Pérez también me aclaró que toda esta semana han trabajado, en las noches, en el arreglo de las partes dañadas del sistema.

Más vigilancia, por favor

El secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Felipe Tobón, me dijo que se están realizando operativos para la problemática de atención a habitantes de calle en la ciudad, entre los que se encuentra el traslado a los Centro Día para el restablecimiento de la vida social de estas personas.

Tobón afirmó que en el problema también interviene la voluntad y la decisión de los habitantes de calle, quienes no pueden ser obligados a trasladarse a los Centro Día si no lo quieren.

Sobre el tema:  Dos problemas que preocupan al barrio Provenza

Justo el martes, en este mismo sector, un poste de luz fue derribado, al parecer por habitantes de calle. Aunque el accidente no afectó ningún vehículo, un buen susto sí se llevaron quienes transitaban por allí.

José Nicolas Duque Ossa, secretario de Gestión y Control Territorial de Medellín, explicó que en el caso del poste se encontró que en el lugar se había sido debilitado la base del mismo para extraer la fibra. Y con las luminarias, me indicó el secretario, en la noche se están realizando las reparaciones, puesto que se debe cerrar el puente completo para hacer los arreglos.

“Este también es un caso de hurto, estamos trabajando en este tema, no sólo en la parte de seguridad sino en lo técnico. Hemos avanzando en el costado sur del deprimido, que era el que más afectado estaba. También es importante hacer un llamado a la comunidad para cuidar el alumbrado público y así evitar consecuencias aún mayores”, dijo Duque Ossa.

“El llamado es a las autoridades, para que refuerce la vigilancia. Y a la ciudadanía, que deben reportar a la Línea 123 cuando vean movimientos sospechosos o actos de vandalismo”, concluyó Ángel Pablo Pérez.

Portada Twitter Malala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>