Sobredosis de Astronomía en el Planetario de Medellín

TierraDesdeLunaweb

@helectron 

¿Cómo miden los astrónomos el cosmos? ¿Cómo buscan vida por fuera de la Tierra? ¿Hacia dónde se dirige la astronomía? Desde el jueves 23 hasta el martes 28 de octubre de 2014 el Planetario de Medellín celebra sus 30 años con un ciclo de conferencias que abordará los temas más actuales de la astrofísica, la cosmología y la astrobiología. Celebrarán el pasado mirando al futuro.

 

Sistema Solar en movimiento 

 

El sonido de las ondas del principio de los tiempo, ayuda a los astrónomos como Fernando Saliby de Simoni a medir la expansión del Universo. Saliby, doctor en física de la Universidad de Río de Janeiro, es uno de los invitados a compartir su conocimiento en el Planetario. El jueves 23 hablará sobre la siempre cambiante historia del Universo y el sábado 25 de octubre discutirá con el colombiano Juan Carlos Muñoz y la mexicana Antígona Segura sobre el futuro de la astronomía en el Panel “Celebremos el pasado, anticipando el futuro“.

Juan Carlos Muñoz hizo su doctorado en la Universidad de Postdam en Alemania y el viernes conversará sobre la revolución computacional, su impacto en la astronomía y la astrofísica de los últimos 40 años y el papel en el análisis de los fenómenos astronómicos más complejos en la próxima década.

Para una aficionada rasa como yo, además del análisis y procesamiento de imágenes, del control de telescopios y de la investigación a través de internet, los software de Planetarios son los que más me benefician. Pronto haré una entrada recomendando el software libre Stellarium ¡Mi amado Stellarium!

Tardígrado gif

Tardígrado u osito de agua. Animal microscópico extremófilo. Alguna vez lo llevaron al espacio y sobrevivió sin problema a la radiación y condiciones extremas a las que fue sometido. Realmente podría sobrevivir a 1000 veces la radiación que aguanta un elefante.
 

La charla que más me quita el sueño es “Así buscamos vida extraterrestre”, no sólo por que cuenta con una invitada de primera categoría, sino porque biología y astronomía son ciencias que me apasionan.  ¿Hay vida en el Universo? es una pregunta que actualmente no tiene validez, es evidente que sí, para una muestra ¡nosotros! Ahora avancemos a las preguntas fascinantes: ¿Qué otras formas de vida serán posibles? ¿Dónde estarán? ¿Cómo buscarlas? Según la astrobióloga Antígona Segura, “la búsqueda de vida fuera de nuestro planeta recibirá un fuerte impulso en la próxima década, cuando contemos con instrumentos capaces de encontrar planetas habitables alrededor de otras estrellas. Investigadores de muchas áreas del conocimiento están desarrollando las bases científicas que nos permitirán identificar tales mundos y planear las misiones de exploración espacial que harán posible esta aventura”.

Por supuesto, el Panel que tendrá a tres invitados discutiendo el futuro de la astronomía desde sus diferentes perspectivas de investigación científica tampoco se lo pueden perder. Y para finalizar esta sobredosis de astronomía, el próximo martes 28 se realizará un evento en homenaje a personajes importantes en la historia del Planetario y una conferencia con el que fue su primer director Gabriel Jaime Carder “Entre las balas, estrellas”.

 

El espacio es increíble 

Sobre “Cosmología. La siempre cambiante historia del Universo”

Fecha: jueves 23 de octubre de 2014 | Lugar: Auditorio Planetario | Hora: 6:30 p.m. | Entrada libre

Invitado: Fernando Saliby, PhD en física de la Universidad Federal de Río de Janeiro. Sus estudios se enfocan en cosmología, estructura a gran escala del universo y la oscilación acústica bariónica.

El universo comenzó con el Big Bang hace aproximadamente 13.700 millones de años. Los astrónomos calculan esta cifra mediante la medición de la composición de la materia y la densidad de energía en el Universo, lo que también les permite determinar qué tan rápido el Universo se expandió en el pasado. 

 

Sobre “Simulación en astronomía. El Universo contado en bits”

Fecha: viernes 24 de octubre | Lugar: Auditorio Planetario | Hora: 6:30 p.m. | Entrada libre

Invitado: Juan Carlos Muñoz Cuartas, PhD en Astrofísica de la Universidad de Potsdam en Alemania. Actualmente es profesor del Instituto de Física de la Universidad de Antioquia y miembro del Grupo de Investigación en Física y Astrofísica Computacional de la misma Universidad. Ha publicado diferentes artículos en revistas nacionales e internacionales sobre el universo a gran escala, la materia oscura, formación y evolución de las galaxias, astrofísica computacional y computación de alto desempeño.

En la década de 1960, los computadores permitieron crear los primeros modelos detallados de las explosiones de supernovas. En la década de 1970, el Observatorio Einstein de rayos X y el arreglo de radiotelescopios Very Large Array (VLA) crearon imágenes usando computadores como intermediarios entre el telescopio y el observador. En la década de 1980, los microordenadores entraron en amplio uso para el control de la adquisición de datos en telescopios y las simulaciones teóricas se extendieron a una amplia variedad de fenómenos astrofísicos complejos. En la década de 1990, los astrónomos aplicaron nuevas y potentes tecnologías informáticas para obtener, procesar e interpretar los datos de los observatorios espaciales y terrestres.

 

Sobre “Así buscamos vida extraterrestre”

Fecha: domingo 26 de octubre de 2014 | Lugar: Auditorios Planetario | Hora: 2:00 p.m. | Entrada libre

Invitada: Antígona Segura, PhD en física espacial, astrobióloga e investigadora del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Hay más de 3500 cuerpos candidatos a ser planetas. Cualquiera puede encontrar exoplanetas, con esta herramienta y los datos del telescopio espacial Kepler. Clic aquí.

También, quien desee puede ayudar a buscar vida extraterrestre con el proyecto SETI@home, un experimento científico que utiliza computadores conectados a Internet para la búsqueda de inteligencia extraterrestre (en inglés SETI son las siglas de “Search for Extraterrestrial Intelligence”). Puedes participar ejecutando un programa libre que descarga y analiza datos obtenidos por radio telescopios. Clic aquí para acceder al proyecto.

 

Fuentes:

Planetario de Medellín Jesús Emilio Ramírez González

Mundos como la Tierra

National academies press

La edad del Universo

 

 

La extinción de la noche

contaminacion lumínica4

mariacamila107@gmail.com

Foto por: León Jaime Restrepo. Reflectores de color verde (parte inferior izquierda) que iluminan algunos edificios patrimoniales como el Paraninfo o la Antigua Escuela de Derecho de la U.deA. dispersan la mayor parte de su luz hacia el cielo.

Foto: León Jaime Restrepo. Reflectores de color verde (parte inferior izquierda) que iluminan algunos edificios patrimoniales como el Paraninfo o la Antigua Escuela de Derecho de la UDEA. dispersan la mayor parte de su luz hacia el cielo.

Es la década de los 80 y León Jaime Restrepo observa a simple vista, desde el sector Guayabal cómo la galaxia Andrómeda se dibuja en el cielo de Medellín. Él es sólo un joven que para entonces puede disfrutar de una vista plagada de estrellas, en una ciudad que 30 años después estará tan contaminada por las luces artificiales que, siendo la única en el área andina en ofrecer un pregrado de Astronomía, no puede garantizarle a sus estudiantes observar el firmamento desde allí.

León Restrepo, representante del programa Galileo para la formación de maestros en Colombia, es uno de los pocos que se ha preocupado por el exceso de luces mal diseñadas y direccionadas que afectan no sólo la contemplación de las estrellas, sino también los ciclos naturales en animales y humanos.

Pero el problema de la contaminación lumínica no es algo reciente, desde 1851 ya se pensaba en preservar los cielos oscuros, por lo que el Cabildo Parroquial de Medellín decretó que los faroles (que para aquella época eran alimentados con sebo de res, aceite y petróleo) no serían encendidos en verano durante las noches de luna, con el fin de permitir que sólo ella continuara siendo la protagonista del cielo y que el brillo tan natural de las estrellas no se viera opacado por intervención humana.

Ya en esas décadas se notaban los cambios en el comportamiento de la naturaleza a raíz del uso del alumbrado público: “una variedad de insectos de distintos tamaños se acercaban a la luz del arco y amanecían muertos en el suelo. Esto coincidió con una enfermedad en los árboles de aguacate y mango llamado gusanillo, plaga que llegó atraída por la luz, mientras que los insectos que limpiaban los árboles morían quemados, según aseguran los campesinos. Los árboles de mango, desde la Estrella hasta Copacabana, no volvieron a producir fruto y el problema quedó en manos de los botánicos” (1).

En la actualidad la contaminación lumínica ha ido aumentando a la par del inevitable crecimiento de las ciudades. Sin embargo, para el caso de Medellín, la resonancia que se le ha dado al tema ha sido escasa, al igual que las investigaciones sobre efectos de la iluminación artificial mal direccionada en animales y humanos.

 

De ciclos y alteraciones

La Sociedad Antioqueña de Ornitología –SAO-, desde su fundación en 1984, se ha encargado de divulgar información y promover el conocimiento, amor y respeto por las aves en libertad a través de diversas actividades y publicaciones. Pero según Andrea Morales, asesora de proyectos, allí no tienen conocimiento de estudios realizados o publicaciones locales sobre los efectos de la contaminación lumínica en aves.

Basta mirar detenidamente para darse cuenta de que gran parte de la fauna nocturna de la ciudad, como los búhos y los murciélagos que ayudan en el control de plagas, han ido desapareciendo. Ahora son especies exclusivas de algunas zonas arborizadas que cada vez son más reducidas.

Carlos Andrés Delgado, creador de la iniciativa Aburrá Natural, ha realizado algunas observaciones no sistemáticas en Medellín que le han dado algunos indicios sobre los posibles efectos de las luces artificiales en aves de la ciudad. Una tendencia que percibe es que al parecer no a todas las especies les afecta por igual el problema, y que podría ser que algunas aves insectívoras fueran más susceptibles que otras a las luces. El pechirrojo, por ejemplo, está iniciando sus actividades diarias mucho antes del amanecer y extendiéndolas hasta mucho después del anochecer, tal vez porque los insectos de los cuales se alimenta se ven atraídos por estas luces.

Las observaciones de Carlos Andrés, aunque no hacen parte de una investigación, arrojan resultados similares a los de estudios del Instituto Max Planck de Ornitología en Alemania, donde se encontró que, por ejemplo, los petirrojo machos estudiados cantaron en promedio 80 minutos antes que los que dormían en la oscuridad; mientras que las hembras de herrerillo común ponían sus huevos en promedio un día y medio antes.

En el caso de los humanos, el ciclo natural entre sueño y vigilia (ciclo circadiano) es el que se ve afectado. Investigaciones hechas por Eva Schernhammer y Karl Schulmeister indican que la exposición a luz artificial durante la noche podría incidir en el riesgo de contraer tumores cancerígenos; y se apoyan en análisis de The Nurses’ Health Studies(2) donde encontraron que del seguimiento a una población de 78.562 mujeres durante 10 años, que trabajaron al menos 30 años en jornadas nocturnas rotativas, se diagnosticaron 2.441 casos de cáncer de mama. Teniendo un aumento moderado en mujeres posmenopáusicas.

Esto se explica porque la producción de melatonina, también conocida como la “hormona de la oscuridad”, es estimulada en las noches, disminuyéndose notablemente durante la exposición a la luz artificial; y esta hormona ha demostrado un potencial para inhibir el crecimiento de varios tumores.

 

Foto por: León Jaime Restrepo. Pechirrojo (Pyrocephalus rubinus) en Medellín.

Foto por: León Jaime Restrepo. Pechirrojo (Pyrocephalus rubinus) en Medellín.

El problema legal

La lucha por preservar los cielos oscuros fue recogida en 2007 en la Declaración sobre la defensa del cielo nocturno y el derecho a la luz de las estrellas, más conocida como Declaración de la Palma, que en su sexto punto dice: “se considera necesario que las políticas de paisaje desarrolladas en los diferentes ordenamientos jurídicos incorporen las normas correspondientes orientadas a la preservación de la calidad del cielo nocturno, permitiendo así garantizar el derecho de todos a la contemplación del firmamento”.

Colombia cuenta con una regulación en el tema, el Reglamento Técnico de Iluminación y Alumbrado Público –Retilap. Esta Resolución de 2010, expedida por el Ministerio de Minas y Energía, establece y reglamenta los requisitos que debe cumplir el alumbrado público para garantizar su eficiencia, calidad y preservación del medio ambiente. Además, está basado en la norma CIE 126 Guidelines for minimizing sky glow (3) , que zonifica y caracteriza el territorio en 4 áreas:

E1: Áreas con entornos oscuros. Observatorios astronómicos de categoría internacional.
E2: Áreas de bajo brillo. Áreas rurales.
E3: Áreas de brillo medio. Áreas urbanas residenciales.
E4: Áreas de brillo alto. Centros urbanos con elevada actividad nocturna.
La reglamentación también decreta la forma correcta en que debe diseñarse el alumbrado público, así como la inclinación que deben tener las luminarias con el fin de reducir la contaminación lumínica:

“La resolución se basa en el estudio científico de para qué sirve el alumbrado.Nuestra legislación establece zonas de reserva de iluminación, muy de punta y parecida a la legislación chilena en relación con el resguardo de zonas para que se pueda hacer astronomía de alto nivel. Pues resulta que tenemos unas leyes hermosas pero no las cumplimos”. Comenta León Restrepo y rescata el hecho de que gran parte de las luces que se usan en la ciudad realmente cumplen con su función al no usar bandas del espectro innecesarias, a pesar de que aún existan algunas bombillas incandescentes que generan más calor que luz.

El debate llega al WUF7

El problema de la contaminación lumínica no ha tenido mucha resonancia en la ciudad desde el punto de vista ambiental ni legal, por lo que un primer paso es visibilizarlo y generar debates en torno a él. En el marco del Foro Urbano Mundial – WUF7 – realizado en Medellín del 5 al 11 de abril de 2014, se realizó el foro “Apagar es prender la noche”, con invitados nacionales(Ángel Pablo Pérez y León Jaime Restrepo) e internacionales(Leni Schwendinger y Don Slater).

La principal preocupación que surgióes que hay una tendencia a creer que mientras más iluminada esté una ciudad, más seguros estarán sus habitantes. Para Leni Schwendinger, experta en iluminación de la firma londinense ARUP, la seguridad no radica sólo en tener lugares más iluminados, sino que el reto también incluye educar a laspersonas para que se apropien de los espacios, hacerlos inclusivos y que se sientan cómodas y bienvenidas en ellos. Es una invitación a que todos salgamos a la calle a caminar, alejarnos de la televisión y compartir con los niños afuera para, entre todos, hacer de las calles un lugar seguro.

En esta misma línea, Don Slater, profesor asociado al London School of Economics, agrega quees importante tener una concepción más sociológica del problema y pensar lo que significa la luz como marco de los espacios sociales. ¿Qué historias y narrativas se esconden en torno a las interacciones con la luz? ¿Qué significa la luz para los adolescentes, niños o ancianos?

Medellín ha alcanzado reconocimiento internacional por su alumbrado público y las luces que en época navideña adornan la ciudad. En noviembre de 2012 fue sede de la Asamblea General anual de la comunidad internacional de ciudades iluminadas LUCI (Lighting Urban Community International), de la cual es el único miembro a nivel latinoamericano.
A raíz del evento la ciudad adquirió una serie de compromisos para cumplir los parámetros que se exigen en cuanto a iluminación, por lo que Ángel Pablo Pérez,jefe del departamento de Alumbrado Público de EPM, presentó el Plan Maestro de Iluminación de Medellín.Aunque aún está en construcción, el Plan busca mejorar la iluminación en espacios públicos y establecer una identidad nocturna mediante la luz, propiciando la apropiación de estos lugares.
Para León Restrepo el problema de la iluminacióny la seguridad no están directamente relacionados. Por ejemplo el sector de la Plaza de Cisneros, también conocido como Parque de las Luces, cuenta con 300 postes luminosos y otras luces que nacen en el suelo, pero muy pocas personas se atreverían a recorrer la zona a altas horas de la noche.“La Plaza de Cisneros tiene 300 palitos, donde por cada 2 podríamos haber hecho un satélite para mandar al espacio. La ciudad podría tener un programa espacial con 150 satélites en el espacio. ¿En qué nos estamos gastando el dinero?(…) Ahí la luz no está dirigida hacia el suelo, está dirigida hacia el cielo”.

La Unesco estableció en 1994 la importancia de conservar los cielos oscuros a través de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Generaciones Futuras, ¿por qué 20 años después es tan difícil adoptar las medidas necesarias para reducir la contaminación lumínica?
“Artículo 1. Derecho a una Tierra preservada.
Las personas pertenecientes a las generaciones futuras tienen derecho a una Tierra indemne y no contaminada, comprendido el derecho a un cielo puro; tienen derecho a disfrutar de esta Tierra que es el soporte de la historia de la humanidad, de la cultura y de los lazos sociales, lo que asegura a cada generación y a cada individuo su pertenencia a la gran familia humana”.
Es un hecho que la mayor parte de la población ahora se concentra en las ciudades, como también lo es que muchos niños están creciendo alejados de la posibilidad de contemplar una noche sin el resplandor que producen las luces artificiales. En la actualidad es casi increíble pensar que hace 30 años León Restrepo veía la galaxia Andrómeda a simple vista en el cielo de Medellín, cuando nosotros hoy difícilmente podemos ver las estrellas más brillantes que conforman el Cinturón de Orión.

 

(1) Revista Historias Contadas, Vol. 4 (2004); p. 9. Citado por: ARANGO VELÁSQUEZ, Beatriz Elena. Desde la lente: faroles, lámparas y luminarias, una historia para contar. En : Revista EPM. No. 7. (Jul – Dic. 2012); p. 37.

(2) The Nurses’ Health Studies recoge algunas de las investigaciones más grandes y antiguas acerca de los factores que influyen en la salud de la mujer. La información proporcionada por las 238.000 enfermeras especializadas participantes ha llevado a muchos nuevos conocimientos sobre la salud y la enfermedad. Si bien la prevención del cáncer sigue siendo un objetivo principal, el estudio también ha proporcionado datos de referencia sobre las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, entre muchas otras.

(3) Directrices para minimizar el brillo del cielo

Estrellas de sopa de neutrones

Púlsar |  Crédito: NASA/JPL-Caltech | Esta concepción artística muestra el sistema del planeta púlsar descubierto por Aleksander Wolszczan en 1992.   Los púlsares son estrellas de neutrones que giran rápidamente. Son los núcleos colapsados ​​de estrellas masivas que explotaron. Giran y expulsan radiación como un faro. Aquí, los campos magnéticos torcidos del púlsar se destacan en el resplandor azul.

 

Estrella de neutrones | Créditos: NASA | Esta interpretación artística muestra una estrella de neutrones ubicada a 50.000 años luz de la Tierra.

Si usted pudiera caminar sobre una estrella de neutrones, sus 60 kilogramos de peso se convertirían automáticamente en 10 mil millones de toneladas, pero antes de que pudiera notarlo, su cuerpo sería aplastado violentamente y absorbido por ésta. Con una gravedad inimaginable y girando cientos de veces por segundo, estos “cadáveres estelares” son considerados laboratorios flotantes del universo.

Las estrellas de neutrones no se parecen mucho a las estrellas que vemos normalmente desde la Tierra: son tan pequeñas como una ciudad, más masivas que el Sol, giran a gran velocidad y son el remanente de una explosión de Supernova (tipo 2).

Vivas en muerte

Al igual que los humanos, las estrellas nacen, desarrollan su vida y mueren. Hay una variedad enorme de estrellas en el universo y se agrupan de acuerdo a la cantidad de masa que poseen. Esta característica también determina cuántos años vivirá, por ejemplo una estrella similar a nuestro Sol brillará unos 10 mil millones de años. Entre más masa tenga, menos tiempo vivirá y su muerte será un espectáculo de fuegos artificiales cósmicos: una explosión de supernova.

 

RCW 86: el remanente de una supernova histórica | Créditos: X-ray:XMM-Newton,Chyra /IR:WISE,Spitzer | En el año 185 de nuestra era, los astrónomos chinos registraron la aparición de una nueva estrella en el asterismo de Nanmen, una parte del cielo identificada como Alfa y Beta Centauri en las cartas estelares modernas. La nueva estrella fue visible durante meses; se cree que es la primera supernova jamás registrada.

 

El remanente de supernova SN 1006 | Créditos: X-ray - NASA/CXC/Rutgers/G.Cassam-Chenai, J.Hughes et al.;Radio - NRAO/AUI/NSF/GBT/VLA/ Dyer, Maddalena & Cornwell;Optical - Middlebury College/F.Winkler, NOAO/AURA/NSF/CTIO Schmidt & DSS | Una nueva estrella, probablemente la supernova más brillante en toda la historia humana escrita, iluminó los cielos de nuestro planeta en el año 1006 d.C. La nube de desechos en expansión de dicha explosión estelar, que se encuentra en la meridional constelación del Lobo, todavía nos deleita con un o. Ahora se le conoce como el remanente de supernova SN 1006, y su nube de desechos parece tener unos 60 años luz de diámetro. Parece que es lo que queda de una estrella enana blanca.

Desde la Tierra las supernovas se ven como cuerpos que aparecen súbitamente en el cielo, brillan más que cualquier estrella durante varias semanas y luego, poco a poco, desaparecen. Lo que sucede es una explosión en la que la estrella moribunda expulsa sus capas externas, mientras que su núcleo interior colapsa.

Cuando una estrella muere en una explosión de Supernova, pueden pasar muchas cosas con sus restos, según la masa que posea: si es tan alta como 3 veces nuestro Sol, la gravedad hará que la materia colapse en un solo punto y, debido a la grandísima cantidad de materia, se convertirá en un agujero negro. Por el contrario, si la masa es alta (pero no tanto como en el caso anterior) el colapso se detendrá y el resultado será una estrella de neutrones, un objeto del tamaño de Medellín que contiene la misma masa que el Sol. 

Una sopa de neutrones

Estos cadáveres estelares son tan estrechos, tienen tanta masa acumulada en un solo lugar, que la altísima presión en su núcleo hace que electrones y protones se combinen y formen neutrones, partículas de las que toman su nombre. La composición del núcleo de una estrella de neutrones aún se desconoce, pero hay teorías que indican que se trata de un súper fluído o “sopa de neutrones”.

Del tamaño de una ciudad | Crédito: NASA's Goddard Space Flight Center | El tamaño de una estrella de neutrones comparado con el de la isla de Manhattan.

Para entender mejor este proceso, debemos considerar que casi toda la masa de un átomo está en el núcleo, pero éste es sumamente pequeño respecto a su tamaño total, si los comparáramos el núcleo atómico sería una mosca al interior de una catedral. “Prácticamente, la materia de la cual estamos hechos es vacío. En cambio, en una estrella de neutrones, todo el vacío que tiene la materia ha sido comprimido por una altísima gravedad, la cual, de acuerdo con la teoría, provocaría que los protones y electrones de los átomos se combinaran, dando lugar a otras partículas, principalmente neutrones” explica el astrofísico Dany Page, Investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM.

Por sus características extraordinarias, las estrellas de neutrones han ayudado a estudiar el comportamiento de la materia ultracompacta. La densidad de la materia que compone las estrellas de neutrones, entre ellas los púlsares, es la mayor del universo. Tanto que no se puede reproducir y estudiar en un laboratorio. Las presiones asombrosas del núcleo de las estrellas de neutrones podrían ser como las que existieron en el momento del big bang, pero esos estados no pueden simularse en la Tierra.

 

Faros estelares

Púlsar | Crédito: NASA/JPL-Caltech | Esta concepción artística Aquí, los campos magnéticos torcidos del púlsar se destacan en el resplandor azul.

Existen varios tipos de estrellas de neutrones, como los magnetares y los púlsares. Éstos últimos, descubiertos en los años sesenta con ayuda de radiotelescopios, giran cientos de veces por segundo y emiten radiación en ráfagas extraordinariamente regulares. Tan precisos eran los primeros púlsares observados, que sus descubridores pensaron que se trataba de señales de vida inteligente extraterrestre.

Los brotes de rayos gamma que emiten los púlsares son más potentes y destructivos que la bomba que impactó Hiroshima y el meteorito culpable de la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años.

“El interior de un púlsar es una estrella de neutrones, pero con un poderoso campo magnético…es tan poderoso que si uno empezara a acercarse a un púlsar que está a gran distancia, es capaz de extraer el hierro de tu sangre, es un imán gigante que se lleva todo lo metálico que haya en el espacio y se lo devora” define Andrés Ruiz, coordinador del grupo de astrobiología AMEBA y del grupo Orión.

 

Fuentes

  • Viaje a través del universo. Estrellas II. Ediciones Folio. España. P 104
  • “Si hubiera un púlsar cerca a la Tierra” Jose Manuel Nieves. Madrid. 2012 http://www.abc.es/ciencia/20121208/abci-victoria-kaspi-pulsar-tierra-201212071308.html
  • “Estrellas de neutrones: Los objetos más densos observables en el universo” . Comunicación AMC. 2013.
  • http://www.vanguardia.com.mx/estrellasdeneutroneslosobjetosmasdensosobservableseneluniverso-1796265.html
  • La vida privada de las estrellas. Estrellas de Neutrones. http://www.youtube.com/watch?v=-aB6_63eOSI

El descubrimiento de Las Perseidas (segunda parte)

Luna

osoriosabas@gmail.com*

Coloquio de astronomía – Universidad de Antioquia – Planetario de Medellín 

Traducido desde: The Discovery of the Perseid Meteor; Littmann, Mark Sky and Telescope Magazine, Agosto 1996, pág. 68-71

Descubrimientos paralelos

Como ocurre en forma frecuente en la ciencia, varias personas o grupos trabajan en cosas parecidas o incluso iguales, en forma independiente y con solo meses de diferencia. La tormenta de estrellas de las Leónidas de 1833, había estimulado el interés en los meteoritos y este estaba madurándose. AdolpheQuetelet, un estadígrafo belga, además de fundador y director del observatorio de Bruselas, había nombrado los meteoros de mediados de agosto en una forma tímida unos 6 meses antes. Su atención en los meteoros había sido puesta allí por François Arago, francés que dominaba la ciencia europea de la época, esto lo hacía proponiendo problemas importantes y sugerencias de métodos para resolverlos. Arago se preguntó, con respecto a lo acontecido en noviembre de 1833, ¿que constituye una lluvia de estrellas?, además de ¿cuál es la taza normal de meteoros a esperarse en una noche común y corriente?
El problema era ideal para Quetelet, cuya pasión como dijimos era la estadísticas. En un discurso ante la Real Academia de Ciencias y Artes de Bruselas, el 3 de diciembre de 1836, Quetelet dio su respuesta: como promedio durante una noche normal del año, un solo observador debe esperar ver ocho meteoros esporádicos por hora. Esa cifra es todavía aceptada hoy.
En los años siguientes Quetelet obtuvo en forma incidental, reportes de un mayor número de meteoros alrededor del 10 de agosto de 1834 y de 1835, además de lo observado por él mismo en 1836. El promovió a los científicos en la reunión de la Real Academia de Bruselas del 4 de marzo de 1837 a que observaran el cielo nocturno el próximo 10 de agosto de ese año.
Herrick (personaje central de la primera parte de este documento), se encontró luego con otra posible lluvia anual de meteoros, que se producían alrededor del 7 de diciembre, las Andromédidas o Biélidas (llamadas así mucho después en 1872 por su relación con el cometa Biela). El descubrimiento de estas lluvias de estrellas fue de gran goce para Herrick, quien solicitaba reportes de observaciones de todo el mundo y a través de todo el año; ofrecía consejos prácticos como “las estrellas fugaces deben verse siempre al aire libre, pues las observaciones a través de una ventana no son confiables”.
Cuando llegó el siguiente mes de agosto (1839), Herrick y tres amigos suyos se concentraron en tratar de determinar el radiante de su lluvia de estrellas favorita. Llegaron a la conclusión de que los meteoros parecían venir de la constelación Perseo –y estaban en lo cierto-.

Pero una vez más, este descubrimiento de Herrick no fue el primero, en esta ocasión lo descubriría con 5 años de retraso.

 

Locke y las Perseidas

John Locke, físico y director de un colegio en Cincinnati, Ohio, fue la primera persona en descubrir que la lluvia de meteoros de agosto venían de un radiante en Perseo. El 11 de agosto de 1834, el Cincinnati DailyGazette, publicó una carta al editor de John Locke, director en ese entonces de una escuela de niñas, (Locke estaba a punto de empezar, a los 43 años, una carrera de alta productividad como físico, geólogo y como fabricante de instrumentos científicos). Locke había visto una lluvia de meteoritos en la noche del 9 de agosto, impresionado por los escritos de Olmsted acerca del radiante de la tormenta de las Leónidas menos de un año antes, miraba al cielo con atención y se percató de que también tenía un radiante, estaba en Perseo (cierto), cerca de la estrella Algol (no tan cierto; alrededor de 17° mas hacia el sur).
Esta carta de Locke en un pequeño periódico pasó desapercibida, al enterarse tiempo después de que Herrick y Quetelet recibieron elogios por el descubrimiento de los meteoros de agosto y su radiante, escribió a Silliman solicitando el crédito que se merecía, Silliman pasó esta carta a Herrick quien de inmediato redactó una carta para que a Locke se le reconocieran sus observaciones, así que ahora contamos con 3 codescubridores independientes de la lluvia de meteoros de Las Perseidas.
Bueno, no tres, después de todo resultaron siendo, MILES.
Las lágrimas de San Lorenzo


Los primeros descubridores de las Perseidas se mantienen en el anonimato, sus hazañas se mantuvieron enterradas en el almanaque de un granjero inglés. Tanto Herrick como Quetelet se las encontraron en forma incidental. En forma gallarda, Herrick reconoció: “La ocurrencia anual de un despliegue de meteoritos alrededor del 10 de agosto, parece haber sido observado desde hace mucho tiempo”. Thomas FurleyForster, londinense, había escrito en 1827 en su Enciclopedia de Bolsillo de los Fenómenos Naturales y citado por Herrick en 1839 en una carta a Quetelet: “Una superstición a existido por eras entre los católicos de algunas partes de Inglaterra y Alemania, dicen que las lágrimas ardientes de San Lorenzo son vistas en el cielo en la noche del 10 de agosto, que es el día del aniversario de su muerte”.
San Lorenzo fue torturado y asesinado en Roma el 10 de agosto del 258, durante el reinado del emperador Valeriano que luchaba en contra de los cristianos. “Los campesinos de Franconia y de Sajonia en Alemania, han creído desde hace mucho tiempo que San Lorenzo llora lágrimas de fuego que caen del cielo cada año en el día de su conmemoración (10 de agosto)”, escribió Herrick citando a un periódico de Bruselas. “Esta antigua tradición o superstición popular alemana, se ha vuelto en los últimos años, en un hecho que atrae la atención de los astrónomos”.

Herrick nunca pareció verse deprimido por ser eclipsado en varias ocasiones, continuó observando sus meteoros con gran fidelidad y dio cuenta de su actividad en el diario de Silliman durante el resto de su vida.
En 1838, poco después que sus primeros artículos científicos fueran publicados, Herrick perdió su librería. Pero en Yale estaban tan impresionados con su erudición que le concedieron un master honorífico en artes. Cinco años después, Yale construyó una nueva biblioteca y Herrick se hizo bibliotecario universitario. Era una ironía agradable para un hombre cuyo problema en los ojos le había impedido ir a la universidad. Herrick pasó los próximos 15 años en desarrollar las colecciones de la biblioteca de Yale. Nunca se casó. Nunca se tomó unas vacaciones.
Posteriormente asumió el deber de escribir y publicar obituarios de graduados y profesores de Yale, murió en 1862 a la edad de 51 años.

Efemérides

Semana del 12 al 18 de agosto de 2013

12 - Máximo de la lluvia de estrellas de las Perseidas

13 - El planeta Mercurio se encuentra cerca del cúmulo estelar M44 en Cáncer

La Luna está muy cerca de la estrella doble AlphaLibrae

Saturno a 2.8° al Norte de Saturno a las 02:39 horas

14 - La Luna en su fase de cuarto creciente a las 05:56 horas

15 - La estrella 6° debajo de la Luna es Antares

16-  Asteroide Iris se encuentra en oposición

17 - Máximo de la lluvia de estrellas de las Kappa Cygnidas

El asteroide Ceres se encuentra en conjunción con el Sol

18 - La Luna llega a su perigeo a las 20:26 horas, estará a 362264 km de distancia

Como hemos resaltado al inicio de esta y la anterior entrega, la lluvia de estrellas de Las Perseidas tendrán su pico máximo en la madrugada del 12 y del 13 de agosto, es uno de los eventos astronómicos más populares y observados por los aficionados, especialmente en el hemisferio Norte, ya que ocurre en este mes que se caracteriza por el buen tiempo y es vacacional por excelencia, aunque no se trata de la de más alta taza horaria. Pueden llegar a observarse en promedio 100 meteoros por hora, bajo buenas condiciones del cielo y con el radiante alto sobre el horizonte, lamentablemente este último caso no se cumple para nuestras latitudes; sin embargo no deja de ser un espectáculo extraordinario; los meteoros de esta lluvia de estrellas se caracterizan por ser brillantes y de largos trazos, las partículas de polvo que los ocasionan tienen su origen en el cometa 109P/Swift-Tuttle y entran a la atmósfera terrestre a una velocidad de unos 60km/seg. El máximo exacto de la lluvia está pronosticado alrededor de las 13:00 horas.

El día lunes al anochecer, podremos ver una pequeña Luna creciente, formando un triángulo con el planeta Saturno y la estrella Spica de la constelación de Virgo. Nuestro satélite estará a 5° debajo del planeta y a 8° arriba y a la izquierda de la estrella.

 

El asteroide (7)Iris llega a su pico de brillo para este año el día viernes 16 de agosto, cuando llegue a su oposición con el fondo de estrellas de la constelación de Aquarius. Iris llegará a una magnitud de +7.9, lo que lo hará el asteroide más brillante en su oposición para este año y un objetivo relativamente fácil para binoculares o telescopios pequeños. La estrella de tercera magnitud Beta (b) Aquarii, llamada Sadalsuud, servirá como una guía para ubicar al asteroide, pues está noche como la siguiente del sábado, se encontrará a unos 40’ minutos (un poco más del diámetro de la Luna llena) de esta estrella.

 

 

El planeta Marte continúa su ascenso en el cielo del amanecer, la forma más fácil de encontrarlo sería hallando primero al planeta Júpiter, que estará brillando al Oriente una hora antes de la salida del Sol. En la mañana del sábado 17 de agosto, el planeta rojo, con una magnitud de +1.6, estará a unos 12 abajo y a la izquierda de Júpiter, no confunda a Marte con el par de estrellas de la constelación Géminis, Cástor y Póllux, que poseen una magnitud similar, el color rojo-anaranjado del planeta ayudará a diferenciarlo.

 

Por último y como es habitual, este será el aspecto del cielo en mitad de la semana.

Fuentes:

1. Sky and Telescope Magazine; agosto de 2013.

2. Astronomy Magazine; agosto de 2013.

3. Sky at Night Magazine; agosto de 2013.

4. Reddy, Francis; Celestial Delights, TheBestAstronomicalEventsThrough 2020, 3rd Edition. Springer, 2012.

5. SkySafari Plus, App para iMac

6. SkyNews Magazine; July/August 2013

7. Satellite Safari; App para iPhone

8. GoSatWatchVersion 2.0; App para iPhone

9. TheDiscovery of thePerseidMeteor; Littmann, Mark

10. Sky and Telescope Magazine, Agosto 1996, pág. 68-71

 

Visitantes del espacio profundo

MeteoritoFerrinWeb

Estudiar cuerpos menores podría ser visto como un asunto “menor” antes del evento de Chelyabinsk en febrero: si el impacto del objeto de 17 metros de ancho se hubiese retrasado 4 minutos, Alemania, por cierto más poblada que Siberia, habría resultado afectada con un impacto de 400 kilotones. Hace 105 años el impacto de Tunguska, también en Rusia, produjo un estimado de 3 a 5 megatones (Ver infografías Planetario). El asteroide Apophis es otra historia, su paso cerca de la Tierra el 13 de abril de 2029 involucra a la misión Don Quijote de la ESA cuyo objetivo será hacer un pequeño contacto con el objeto de 325 metros y enviarlo en  dirección opuesta a su movimiento. Dos naves espaciales harán el trabajo: Sancho estudiaría la composición del asteroide antes y después del impacto, e Hidalgo lo embestiría para modificar su velocidad, según afirmaciones a la revista Muy Interesante de Richard Binzel, experto en meteoritos y asteroides del MIT.

El Siglo XXI es el siglo de los asteroides, afirmó en una de sus conferencias Jorge Zuluaga, Coordinador del pregrado en Astronomía de la Universidad de Antioquia, el primero en Colombia y en la región andina. Y es que además del potencial minero de estos objetos, según Ignacio Ferrin, PhD. en física y experto en cuerpo menores “un asteroide contiene más níquel y oro que toda la Tierra”, se comienza a evidenciar un problema con la clasificación de objetos peligrosos y la detección de aquellos que entre otras cosas por estar cerca del Sol, no podemos ver desde nuestro planeta.

Los asteroides que se acercan a la órbita de la Tierra a menos de 50 millones de km (la distancia de la Tierra a la luna es de 400 mil km) se consideran NEA (Near Earth Asteroids – Asteroides cercanos a la Tierra), y según el profesor Zuluaga, “mientras Nasa busca 1600 de ellos, deja de buscar otros 1600″

 Meteorito SIKHOTE ALIN. Cayó en 1947 sobre una región de Siberia oriental. Cortesía de Ignacio Ferrin.

 

Cometas lázaro

Se está produciendo una revolución en el estudio de estos cuerpos celestes: dedicarse a los asteroides, meteoritos, cometas, meteoroides, no es simplemente develar unas “piedritas”. Además del interés económico y de seguridad mundial, ahondar en ellos podría aclarar uno de los grandes debates de la ciencia: de dónde vino el agua de la Tierra y por qué Venus carece de ella, por ejemplo.

Recientemente, los astrofísicos Zuluaga, Cuartas y Ferrin, han descubierto los denominados cometas lázaro. Según Ferrin “se supone que un asteroide es pura roca y los cometas puro hielo… pero resulta que nuestra investigación está encontrando que están mezcladas las dos cosas. Lo que indica que puede ser que existan rocas que tienen hielo encima…”

El Cinturón Principal de Asteroides es mostrado aquí en dos épocas, en tiempos presentes y al principio del Sistema Solar.  Arriba.  El Cinturón Principal en el presente según el viejo paradigma.   Según este paradigma no habría ninguna actividad cometaria allí.  En la mitad, el mismo Cinturón pero en el nuevo paradigma.  En este paradigma habría actualmente alguna actividad cometaria residual.  Abajo: cinturón principal de asteroides primordial en el nuevo paradigma.  El estudio descrito aquí clarifica la situación: hubo una actividad cometaria vigorosa al principio pero esa actividad decayó a medida que la población envejeció.  Como concecuencia se creó el denominado Cemterio de Cometas que hoy reside en el Cinturón Principal de Asteroides. Imagen: FACom

Este reciente descubrimiento tiene lugar en el lejano cinturón de asteroides, región situada entre Marte y Júpiter que alberga numerosos objetos que datan de la formación del Sistema Solar hace 4.550 millones de años y que no llegaron a convertirse en planetas por las perturbaciones gravitacionales jovianas.

Pablo Cuartas, candidado a Doctor, experto en exoplanetas y habitabilidad planetaria narra sobre los cometas lázaro: “Hemos descubierto que hay unos asteroides típicos en esta región, que en realidad no son asteroides, lo que parece ser es que son cometas que ya perdieron todo su material volátil, el agua y sus hielos, y que justamente lo que terminan siendo es un cadáver de cometa. Pero lo interesante es que algunos de ellos presentan actividad espontáneamente y justamente por eso los llamamos cometas lázaro, porque son cometas que de pronto despiertan de su aletargamiento y presentan cierta actividad en lo que se refiere a emitir material debido a la radiación solar.”

Durante mucho tiempo creímos que en esa región solamente habían rocas de tipo metálico o rocoso y posiblemente algunos cometas, pero no se tenía certeza de que algunos presentaran algo de actividad. De acuerdo con esta interpretación, millones de años atrás el cinturón principal estuvo poblado por miles de cometas activos…

“El cinturón de asteroides es un cementerio de cometas, están o muertos o dormidos y algunos están reviviendo… deben haber más de 90.000 cometas dormidos en el cinturón de asteroides… si alguna vez estuvieron despiertos los dinosaurios tuvieron que haber visto el cielo estallado de luces… al nosotros plantear que hay cometas muertos significaría que el agua vino de allí” afirma Ferrin, venezolano y profesor de la Universidad de Antioquia hace 3 años.

La exploración de los cuerpos menores del Sistema Solar, nos ha sorprendido con datos como que los cometas no son blancos sino negros ya que estan cubiertos de partículas de carbón y solo reflejan el 4% de la luz.

Las visitas al asteroide apolo Itokawa  por la sonda japonesa Hayabusa (halcón), al planeta enano Ceres y el asteroide Vesta por la misión Dawn de NASA, entre otras, suman datos a las investigaciones sobre cuerpos menores que buscan desentrañar en el antes y después del Sistema Solar, el origen del agua, la formación de la vida y hasta el posible fin del mundo a causa de una roca espacial.

Infografía: Hernán Franco. Cortesía Parque -Explora Planetario.

Infografía: Hernán Franco. Cortesía Parque -Explora Planetario.

Información sorprendente:

  • Los cometas no son de color blanco, son negros… solo reflejan el 4% de la luz. ¿Por qué? porque en el espacio hay mucho polvo y han encontrado moléculas que tienen gran cantidad de carbón.
  • Si te agarramos y te soltamos en el espacio cerquita del Sol te coinvertirías en un cometa, porque somos en gran parte agua y se sublimaría.

Para conocer más:

El negocio de capturar un asteroide

Hace una semana NASA abrió un plazo de treinta días para que el sector privado y cualquier colaborador potencial envíen sus ideas sobre cómo alcanzar este reto de localizar, redirigir y explorar los asteroides y sus amenazas.

ALMA desierta

"Bajo el conjuro de las Nubes de Magallanes" - Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) - Foto: Christoph Malin, embajador fotográfico de ESO

 

"Bajo el conjuro de las Nubes de Magallanes" - Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) - Foto: Christoph Malin, embajador fotográfico de ESO

 

Una de las noticias de mayor relevancia para la ciencia en la última semana ha sido sin duda la culminación del más grande proyecto tecnológico en la historia de la radioastronomía y que promete revolucionar nuestro conocimiento del cosmos, se trata del ALMA (Atacama Large Millimeter Array) ubicado en el llano de Chajnantor a 5000 metros de altura, en el norte de la región de Atacama Chile, un lugar con una belleza salvaje indescriptible y en el que andar sin una ruta definida podría significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Más que hablar de los aspectos técnicos del telescopio, que han sido ampliamente desarrollados en diferentes medios de comunicación, lo primero que se me viene a la mente es la idea de que ese desierto aparentemente estéril y carente de dinamismo, alberga algunas de las historias más inverosímiles, que hablan de la tenacidad que reviste al ser humano a la hora de buscar respuestas, algunas motivadas por su infinita curiosidad y otras por la necesidad de encontrar certezas que alivianen su tránsito por la vida. Si usted, al igual que yo, sólo ve el desierto de Atacama como un lugar fértil para la Astronomía, creo que vale la pena evocar al menos uno de los hechos que han engrosado la historia de este paraje .

En noviembre de 1973, Augusto Pinochet instaló en las ruinas de una empresa minera en las afueras de la ciudad de Antofagasta, un campo de concentración de presos políticos en el que por 2 años fueron asesinados y desaparecidos miles de ellos y quienes aún siguen siendo buscados por sus familiares. Esta situación es desarrollada, con precisión y gran estética, por Patricio Guzmán en su documental “Nostalgia de la Luz”, una bella metáfora que alude al hecho de que si los cuerpos celestes y nosotros estamos hechos de lo mismo, y que un astrónomo busca algo desconocido en el espacio exterior, así también las mujeres buscan en el desierto, con nada más que sus ojos y sus manos, alguna pequeña señal que de cuenta de sus seres queridos. Cuenta la historia también que muchos de los prisioneros desarrollaron una afición por la astronomía pues el cielo cristalino del desierto era su única guía, pasión que fue igualmente coartada por la dictadura que evitaba ante todo cualquier posibilidad de escape, era entonces el lugar perfecto para uno de los mayores despliegues de la crueldad humana.

 

 

Para ver el documental online entre aquí.

Así como estas mujeres tienen una indiscutible motivación para hacer lo que hacen, en el caso de la ciencia, ¿qué es lo que desencadena que en un lugar aún más alto donde cuesta respirar, caminar y donde a pesar del tanque de oxígeno que debes tener colgado a tu espalda no logras estar más de 6 horas, se haya llevado a cabo uno de los proyectos más ambiciosos de la astronomía? Paradójicamente lo que para nosotros es hostil, para la radioastronomía es el paraíso soñado de la experimentación y aunque el costo tecnológico es elevado, lo que se espera recibir a cambio no tiene precedentes. Develar los misterios de la formación estelar y planetaria, que ocurren a escalas tan pequeñas que los telescopios convencionales no la alcanzan a descifrar, es lo que promete lograr ALMA.

Para dimensionar esto debemos comenzar por entender que la luz como la conocemos es tan solo una pequeña parte del espectro electromagnético que es visible al ojo humano, las demás longitudes de onda contienen información que requiere de instrumentos especiales para ser leída e interpretada, en otras palabras, estamos a ciegas en un universo esquivo y reservado del que sólo conocemos el 4% y aún así nos la seguimos ingeniando para escudriñar sus secretos. Cada una de las 66 antenas del ALMA, que se mueven con una facilidad que hace olvidar sus aproximadamente 100 toneladas de peso, apuntan a distintas direcciones, no para detectar luz visible como los telescopios ópticos convencionales, sino para observar en longitudes de onda milimétricas y submilimétricas usando frecuencias de radio, esta característica hace que no sea necesaria la oscuridad para estudiar el universo temprano y que pueda mirarse la formación de estrellas y galaxias distantes. El resultado, imágenes de alta precisión como las que se conseguirían con un telescopio o antena equivalente de 14 kilómetros de diámetro. Toda la tierra podría funcionar como un solo telescopio si se hiciera interferometría en varios puntos y se tuviera la voluntad política y económica.

 

Imagen de las galaxias Antena formada a partir de observaciones de ALMA y del Hubble. Créditos: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO). Imagen en luz visible: telescopio espacial Hubble de NASA/ESA.

 

Entonces si no se ve, ¿cómo logran los astrónomos obtener las imágenes? Tal vez el imaginario de muchos provenga de la película Contacto donde veíamos a Jodie Foster sentada sobre la hierba, con sus audífonos “escuchando” la información proveniente de las antenas, tal como si estuviera sintonizando una emisora extraterrestre, sin embargo esto es simplemente una de las tantas licencias creativas que se permiten los directores para hacer más atractiva una cinta. Y aunque estas aproximaciones generan desinformación en el público, hay que imaginarnos qué hubiera sido de la película si la rubia en lugar de estar sentada medio de un hermoso paisaje, hubiera estado al frente de su ordenador analizando gráficas todo el tiempo. Aunque ALMA no funciona de esa manera, si podemos imaginar las antenas como un conjunto de orejas, que reciben información de los cuerpos más fríos del universo, transforman las señales y las envían a un cerebro que combina y analiza la información elaborando una sola imagen de gran poder. Esta analogía fue muy bien desarrollada por el diario Papel digital en su infografía publicada el 9 de marzo, es un excelente recurso si queremos entender con mayor exactitud el funcionamiento del ALMA. Ver aquí.

 

Jodie Foster en la película Contacto

 

Sea cual sea nuestra posición con relación al cambio climático, es cierto que impacta nuestras actividades diarias y la radioastronomía no se escapa de ello, por eso cada vez se buscan lugares más altos y secos para la recepción de este tipo de ondas cortas, con el fin de evitar que el vapor de agua absorba y atenúe las radiaciones submilimétricas. Son innumerables los desafíos tecnológicos que deben asumir proyectos como estos, además de grandes retos sociales, para nada despreciables, que van desde cómo explicar a la gente por qué vale la pena invertir 1300 millones de dólares en un telescopio, cuando no se observan resultados que aparentemente impacten nuestra vida diaria y más aún cuando lo que se obtiene no son espectaculares imágenes como las logradas en el visible por telescopios ópticos. Los astrónomos aseguran sin embargo, que la tecnología de punta desarrollada para este tipo de proyectos termina beneficiando la vida de todos nosotros en campos como la electrónica, las comunicaciones, la medicina, entre otros.

Ángela Posada Swafford realizó un excelente artículo para la revista Muy Interesante de España donde, como siempre, a través de su estilo poético y el uso impecable de metáforas, nos regala elementos para adentrarnos mucho más en el funcionamiento del ALMA.

También echarle un vistazo a la película The View From Mars, del cineasta Jonathan de Villiers y ALMA, la película – En busca de nuestros orígenes cósmicos, resulta suficientemente ilustrativo para quienes queremos seguirle la pista a este gran telescopio ¿Qué vendrá ahora?

 

Masajee su cerebro en el Coloquio de Astronomía

Coloquio Astronomía U de A - Explora

Imaginarse que Titán, una de las lunas (satélites) de Saturno tiene lagos de metano -una sustancia que en las condiciones de la Tierra estaría en estado gaseoso-  en su zona tropical, tal vez no sea una gran sorpresa para muchos: http://goo.gl/A9liZ

Pensar en la posible colisión de Andrómeda, nuestra galaxia vecina, con la Vía Láctea en aproximadamente tan solo 4 mil millones de años, puede no ser un motivo de preocupación urgente, pero es bueno preparase con tiempo: http://goo.gl/1sgz6

Un reality para ir a Marte en el 2023, con tiquete para una misión de ida sin regreso, probablemente pueda interesarle a más de uno que quiera darse unas vacaciones: http://goo.gl/NZUD1

Disfrutar de Time lapses con imágenes sorprendentes de auroras polares…

 

Seguir de cerca un día en la vida del Observatorio W. M. Keck…

 

Y Seguirle la pista a Venus en el tránsito que logró una interesante movilización social en Medellín, pueden ser algunos de los servicios de un verdadero spa del conocimiento.

Estas y otras aventuras, a la altura de las mejores películas de ciencia ficción, se viven cada viernes en el Coloquio de Astronomía U. De A. – Explora. Un espacio inexplorado por muchos y sorprendentemente atractivo para otros, donde con seguridad o al menos en mi caso, nunca se sale igual a como se entró. Es como la montaña rusa, ya sea que se te haga fácil o no, nunca te bajas como te subiste, al menos un poco despeinado.

Debo confesar que cuando me invitaron por primera vez al Coloquio de Astronomía, la imagen que se construyó en mi cabeza fue la de tres o cuatro personajes incomprendidos a los que denominamos ñoños, que probablemente no tienen otra cosa diferente que hacer un viernes en la noche. Pensé en qué ropa debía ponerme para mimetizarme entre el grupo y cómo adoptar una actitud intelectual para pasar desapercibida. Lentes, morral y algunos libros abrazados reforzarían la indumentaria, acompañados de otras estrategias básicas infalibles como sentarme en la última fila, esconderme tras el computador mientras juego Angry Birds y en caso de ser vista, asentir con la cabeza ante el discurso en chino que emitiera el sensei de ese grupo de iluminados. Pero eso sí, nunca, óigase bien, jamás osar levantar la mano para preguntar ante la más mínima presencia de duda (además porque seguro lo tendría que hacer todo el tiempo).

Y por último, en caso de emergencia, fingir demencia.

Esta descripción con un tinte de exageración, me es útil para decirles que tomar la decisión de traspasar la frontera imaginaria que creemos existe entre los gomosos de la ciencia (léase científicos, investigadores, aficionados y demás colados) y quienes caminamos desprevenidos de esos embrollos, puede resultar en una tarea titánica.

Como dijo el escritor argentino Domingo Faustino Sarmiento “La ignorancia es atrevida” y ante el temor de lo desconocido podemos en ocasiones armarnos de prejuicios, estereotipos e imaginarios que nos ayudan a tomar decisiones facilistas que logran hacernos perder de las maravillas de explorar pedacitos de universo.

Muchos son los personajes que nutren cada ocho días el coloquio y que distan mucho de parecer sacados de la película que me inventé inicialmente. Estudiantes de colegios y del pregrado de Astronomía, miembros de los diferentes clubes de la ciudad, aficionados y todo el que quiera asistir, hacen parte de la escena. Sin embargo, hay dos rostros que siempre se verán y aunque no precisamente podamos decir que sean la cara más linda del coloquio, si nos encantan con su pasión y creatividad a la hora de hablar de ciencia:

León Jaime Restrepo (@ljrq10) quien nos muestra semana a semana, una especie de Facebook solar con sus últimas actualizaciones de estado, que nos permite reconciliarnos con el astro rey y reconocer su verdadero rol, muchas veces reducido al de simple guía para saber qué zapatos usar, si empacar la sombrilla en el bolso o si el día será propicio para un exquisito bronceado de camionero.

Jorge Zuluaga (@zuluagajorge) por su parte, con su gran habilidad para divulgar la ciencia, realiza una estupenda selección y análisis de las noticias astronómicas más relevantes de la semana, invita a otros expertos y foguea a los chicos del pregrado de Astronomía, generando una atmósfera de confianza y respeto en la crisálida donde seguramente se gestarán los futuros científicos divulgadores.

Pues bien, lo mío con el coloquio fue amor a primera vista y aunque la relación ha sido algunas veces compleja, créanme que vale la pena pues en este espacio se vale equivocarse, se vale preguntar, se vale asombrarse.

 

Otras cositas para disfrutar

Coloquio de astronomía

http://coloquio-astronomia.wikispaces.com/

Astronomer’s Paradise