Visitantes del espacio profundo

MeteoritoFerrinWeb

Estudiar cuerpos menores podría ser visto como un asunto “menor” antes del evento de Chelyabinsk en febrero: si el impacto del objeto de 17 metros de ancho se hubiese retrasado 4 minutos, Alemania, por cierto más poblada que Siberia, habría resultado afectada con un impacto de 400 kilotones. Hace 105 años el impacto de Tunguska, también en Rusia, produjo un estimado de 3 a 5 megatones (Ver infografías Planetario). El asteroide Apophis es otra historia, su paso cerca de la Tierra el 13 de abril de 2029 involucra a la misión Don Quijote de la ESA cuyo objetivo será hacer un pequeño contacto con el objeto de 325 metros y enviarlo en  dirección opuesta a su movimiento. Dos naves espaciales harán el trabajo: Sancho estudiaría la composición del asteroide antes y después del impacto, e Hidalgo lo embestiría para modificar su velocidad, según afirmaciones a la revista Muy Interesante de Richard Binzel, experto en meteoritos y asteroides del MIT.

El Siglo XXI es el siglo de los asteroides, afirmó en una de sus conferencias Jorge Zuluaga, Coordinador del pregrado en Astronomía de la Universidad de Antioquia, el primero en Colombia y en la región andina. Y es que además del potencial minero de estos objetos, según Ignacio Ferrin, PhD. en física y experto en cuerpo menores “un asteroide contiene más níquel y oro que toda la Tierra”, se comienza a evidenciar un problema con la clasificación de objetos peligrosos y la detección de aquellos que entre otras cosas por estar cerca del Sol, no podemos ver desde nuestro planeta.

Los asteroides que se acercan a la órbita de la Tierra a menos de 50 millones de km (la distancia de la Tierra a la luna es de 400 mil km) se consideran NEA (Near Earth Asteroids – Asteroides cercanos a la Tierra), y según el profesor Zuluaga, “mientras Nasa busca 1600 de ellos, deja de buscar otros 1600″

 Meteorito SIKHOTE ALIN. Cayó en 1947 sobre una región de Siberia oriental. Cortesía de Ignacio Ferrin.

 

Cometas lázaro

Se está produciendo una revolución en el estudio de estos cuerpos celestes: dedicarse a los asteroides, meteoritos, cometas, meteoroides, no es simplemente develar unas “piedritas”. Además del interés económico y de seguridad mundial, ahondar en ellos podría aclarar uno de los grandes debates de la ciencia: de dónde vino el agua de la Tierra y por qué Venus carece de ella, por ejemplo.

Recientemente, los astrofísicos Zuluaga, Cuartas y Ferrin, han descubierto los denominados cometas lázaro. Según Ferrin “se supone que un asteroide es pura roca y los cometas puro hielo… pero resulta que nuestra investigación está encontrando que están mezcladas las dos cosas. Lo que indica que puede ser que existan rocas que tienen hielo encima…”

El Cinturón Principal de Asteroides es mostrado aquí en dos épocas, en tiempos presentes y al principio del Sistema Solar.  Arriba.  El Cinturón Principal en el presente según el viejo paradigma.   Según este paradigma no habría ninguna actividad cometaria allí.  En la mitad, el mismo Cinturón pero en el nuevo paradigma.  En este paradigma habría actualmente alguna actividad cometaria residual.  Abajo: cinturón principal de asteroides primordial en el nuevo paradigma.  El estudio descrito aquí clarifica la situación: hubo una actividad cometaria vigorosa al principio pero esa actividad decayó a medida que la población envejeció.  Como concecuencia se creó el denominado Cemterio de Cometas que hoy reside en el Cinturón Principal de Asteroides. Imagen: FACom

Este reciente descubrimiento tiene lugar en el lejano cinturón de asteroides, región situada entre Marte y Júpiter que alberga numerosos objetos que datan de la formación del Sistema Solar hace 4.550 millones de años y que no llegaron a convertirse en planetas por las perturbaciones gravitacionales jovianas.

Pablo Cuartas, candidado a Doctor, experto en exoplanetas y habitabilidad planetaria narra sobre los cometas lázaro: “Hemos descubierto que hay unos asteroides típicos en esta región, que en realidad no son asteroides, lo que parece ser es que son cometas que ya perdieron todo su material volátil, el agua y sus hielos, y que justamente lo que terminan siendo es un cadáver de cometa. Pero lo interesante es que algunos de ellos presentan actividad espontáneamente y justamente por eso los llamamos cometas lázaro, porque son cometas que de pronto despiertan de su aletargamiento y presentan cierta actividad en lo que se refiere a emitir material debido a la radiación solar.”

Durante mucho tiempo creímos que en esa región solamente habían rocas de tipo metálico o rocoso y posiblemente algunos cometas, pero no se tenía certeza de que algunos presentaran algo de actividad. De acuerdo con esta interpretación, millones de años atrás el cinturón principal estuvo poblado por miles de cometas activos…

“El cinturón de asteroides es un cementerio de cometas, están o muertos o dormidos y algunos están reviviendo… deben haber más de 90.000 cometas dormidos en el cinturón de asteroides… si alguna vez estuvieron despiertos los dinosaurios tuvieron que haber visto el cielo estallado de luces… al nosotros plantear que hay cometas muertos significaría que el agua vino de allí” afirma Ferrin, venezolano y profesor de la Universidad de Antioquia hace 3 años.

La exploración de los cuerpos menores del Sistema Solar, nos ha sorprendido con datos como que los cometas no son blancos sino negros ya que estan cubiertos de partículas de carbón y solo reflejan el 4% de la luz.

Las visitas al asteroide apolo Itokawa  por la sonda japonesa Hayabusa (halcón), al planeta enano Ceres y el asteroide Vesta por la misión Dawn de NASA, entre otras, suman datos a las investigaciones sobre cuerpos menores que buscan desentrañar en el antes y después del Sistema Solar, el origen del agua, la formación de la vida y hasta el posible fin del mundo a causa de una roca espacial.

Infografía: Hernán Franco. Cortesía Parque -Explora Planetario.

Infografía: Hernán Franco. Cortesía Parque -Explora Planetario.

Información sorprendente:

  • Los cometas no son de color blanco, son negros… solo reflejan el 4% de la luz. ¿Por qué? porque en el espacio hay mucho polvo y han encontrado moléculas que tienen gran cantidad de carbón.
  • Si te agarramos y te soltamos en el espacio cerquita del Sol te coinvertirías en un cometa, porque somos en gran parte agua y se sublimaría.

Para conocer más:

El negocio de capturar un asteroide

Hace una semana NASA abrió un plazo de treinta días para que el sector privado y cualquier colaborador potencial envíen sus ideas sobre cómo alcanzar este reto de localizar, redirigir y explorar los asteroides y sus amenazas.

2 comments

  1. esteban   •  

    Hola, muchas gracias por el artículo. Sólo un pequeño error; la distancia entre la Tierra-Luna es de 400mil km.
    Gracias.

    • Helena Cortés   •  

      Esteban, gracias a ti por comentar y ser coautor de este artículo con tu corrección. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>