Cómo construir contenido de calidad para los motores de búsqueda

Conozca las claves y errores más comunes cuando se construye contenido con la intención de atraer la atención de los buscadores.

Google es —quizás— la compañía digital más inquieta del mundo y sin temor a equivocarme es el jugador cuyas decisiones afectan a más personas y empresas; cualquier cambio en un producto o servicio del gigante tecnológico deja ganadores y perdedores. Y cuando nos referimos al algoritmo de su buscador, cada actualización trae consigo sancionados y beneficiados.

Panda (en febrero de 2011), Penguin (en abril de 2012) y Hummingbird (en septiembre de 2013) son los nombres de las últimas 3 actualizaciones importantes del algoritmo de búsqueda de Google. En cada una de ellas, Google, intentó sacar el mal contenido y hacer más relevantes las páginas de resultados. El objetivo de Google siempre ha sido reducir la visibilidad de las páginas de bajo valor y darle mayor relevancia a quienes se esfuerzan por crear contenido valioso (buscando así estimular a los pequeños a trabajar con decisión para competir contra los grandes). Google constantemente vive una guerra fría con quienes viven de la optimización y ataca con dureza a los que utilizan técnicas fraudulentas y sobreoptimizan los sitios para ganar posiciones en las páginas de resultados. Todo esto con el fin de mejorar la experiencia del usuario.

¿Qué es contenido de calidad para Google?

Un contenido de calidad, para Google, es aquel que tiene las siguientes características:

  • Genera una buena experiencia: Una experiencia negativa se produce cuando el contenido es poco atractivo y no entrega valor a quien lo consume.
  • Es profundo: Los contenidos cortos según Google ofrecen poca información al consumidor, es por esto que el buscador prioriza a quienes crean contenido abundante y enriquecido.
  • Es original: Esos contenido duplicados que se encuentra varias veces en un mismo sitio web o que se encuentra exactamente igual en dos sitios web diferentes son de baja calidad para Google (el buscador siempre dará prioridad a quien lo publico primero).
  • No está relleno de palabras claves: El contenido que cae en la trampa del keyword stuffing (aumentar en exceso la aparición de una palabra clave dentro de un texto) es mal visto por el buscador.
  • No se añeja: Cuando hablamos de contenido añejo no nos referimos al que lleva mucho tiempo publicado y que aún sigue aportando, sino al que ya esta desactualizado y genera confusión en los usuarios.

¿Cómo mejorar la calidad de los contenidos para Google?

1. Enriqueciendo los contenidos

En la forma y en el fondo. Tómese su tiempo para investigar las necesidades de su audiencia antes de definir los contenidos que debe crear; entienda el código de lenguaje que debe usar para redactar en los términos que ellos usarán para buscar; estructure con claridad los títulos, subtítulos, párrafos y oraciones; sea ágil en la comunicación, pero extenso en la información; apóyese y publique fuentes adicionales de información (vía enlaces); proporcione ejemplos que ayuden al lector a comprender con mayor facilidad; y finalmente, agregue material multimedia de soporte.

No sobra recomendar una prueba de lectura que lo ayude a validar el correcto uso del lenguaje y la transmisión acertada del mensaje (aunque usted no lo crea, las faltas de ortografía y los errores gramaticales pueden hacerle daño en la optimización para motores de búsqueda)

2. Mantener sus contenidos actualizados

Abordar las tendencias del momento lo ayudará a mantenerse en la boca de su audiencia y a ser oportuno y visible; pero igualmente vivir el tema del momento lo obligará a hacer limpiezas periódicas de contenidos desactualizados. Es recomendable retirar el contenido irrelevante o inútil del sitio web (por ejemplo, estudios o investigaciones antiguas que contienen información obsoleta). Si se necesita tener esta información visible, trate de restarle autoridad reduciendo el numero de enlaces hacia ella.

3. Crear contenido que no pierda vigencia

El contenido “no perecedero”, ese que nunca caduca y que se mantiene fresco debe ser su obsesión. Las publicaciones siempre actuales son una magnifica arma para su estrategia de contenidos, ya que ofrecen un enfoque atemporal que evita que se vuelvan obsoletos. Algunos ejemplos de contenido perenne: tutoriales, glosarios, preguntas frecuentes, entre otros.

4. Controlar la densidad de las palabras claves

Su densidad de palabras clave puede apoyar o destruir sus posibilidades frente a Google (y frente a su audiencia). La densidad de las palabras claves es la relación existente entre el número de veces que una palabra clave se utiliza contra la cantidad total de palabras del texto. Encontrar el equilibrio es complejo —no hay una formula comprobada y definitiva— pero un rango seguro es entre el 2% y 4% (independiente de las matemáticas es recomendable crear su contenido con un tono natural; forzar la aparición de la palabra clave por el simple hecho de elevar su densidad es un grave error).

5. El plagio es el peor error

Encontrar la inspiración en diversas fuentes es una buena idea, pero copiar y pegar las palabras es un desacierto garrafal. Si existe alguien a quien no se puede engañar en temas de plagio es a Google (los bots recorren, indexan y comparan TODO lo que se publica en internet; por lo tanto, si algo ya se ha publicado Google ya lo tiene indexado y cuando se vuelva a encontrar con el contenido lo catalogará como copia y marcará el dominio que lo alojó). Sobra decir que no es una buena estrategia tomar contenidos de otros sitios web y publicarlos en el suyo, aún citando la fuente; es mejor enlazarlos.

6. Profundizar

Si está buscando impresionar a Google de verdad, el camino es la profundización. Los contenido de formato largo le dan mucha autoridad a su sitio web y tienen una relación directa con el rendimiento de la página en los resultados del buscador. ¿Qué es un contenido de formato largo? aquel que se acerca a las 2000 palabras.

7. Consistencia de temáticas

Todos los sitios web parten de un tema original y lo desglosan en la mayor cantidad de subtemas posibles; salirse de allí podría ser una mala idea. Este tipo de equivocaciones se cometen cuando los que gestionan el sitio web no cuentan con una estrategia de contenidos y un calendario editorial detallado.

Bibliografía

McCOY, Julia. 10 Ways to Beat The Panda and Penguin In Your Content Strategy. Diciembre de 2014. Search Engine Journal.

5 SEO Strategies That Will Still Work in 2015. Diciembre de 2014. Search Engine Watch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>