Es intensa la lucha regional por la Segunda Vuelta en Colombia

Screenshot_12

A pocos días de las elecciones para la Presidencia de Colombia, donde elegiremos el sucesor de Juan Manuel Santos, las encuestas  -con las cuales me he reconciliado- ( a excepción de Cifras y Conceptos con su desventurado ejercicio de prospectiva) empiezan a mostrar un comportamiento que llama al atención en algunas regiones colombianas y ciertos grupos por edades, donde empieza a haber luces sobre la forma en la que se van a cumplir estos intensos días antes del 17 de junio.

Iván Duque mantiene su ventaja con un descenso de tres puntos, pero una diferencia asimétrica a la primera vuelta con Gustavo Petro, tomando en cuenta que la batalla entre cinco ahora es entre dos, con un voto en blanco que tiene peso político pero no jurídico y un evidente hastío y agotamiento de los ciudadanos que se evidencia en las calles, parques, conversaciones familiares e incluso en las redes sociales.

 

Bogotá sigue siendo una plaza petrista y queda en evidencia que los votos fajardistas son pocos y en su mayoría durante la primera vuelta fueron votos de Claudia López, Antonio Navarro y Antanas Mockus. Duque repunta muy poco en la capital y es una verdadera vergüenza los resultados en primera y el poco crecimiento, cuando se le ve en recorridos, eventos y fotografías con varios corporados y líderes que dicen tener votos en el centro del país, pero estos no se le notan al candidato de Centro Democrático.

 

En el Caribe Petro domina y fortalece su presencia en departamentos como Atlántico, Magdalena, Guajira y Córdoba, que a la luz de la revisión puesto a puesto en la milimetría electoral, evidencian profundas divisiones entre partidos tradicionales y una máquina que no solo le falló a Vargas Lleras sino al mismo Duque.

 

En Antioquia Duque sigue fortalecido igual que en el eje cafetero con excepción de las mismas zonas como Urabá, Atrato medio y nordeste, subregiones donde la izquierda ha tenido fortaleza y seguro reeditará su voto duro sin que ello afecte el global del candidato Duque, aunque si le permita un leve repunte a Petro.

 

En el occidente la división es evidente y en el sur – sobretodo Putumayo y Nariño- es poco probable que ciertos municipios varíen del enorme favoritismo hacia el candidato de la Colombia Humana, aunque en el Valle, Cauca y Chocó no todo está escrito y son escenarios de evidente puja en los días que restan.

 

En el occidente del país, la frontera con Venezuela juega un papel fundamental, aunque las votaciones no suelen ser tan masivas y son territorios fluctuantes según sus gobiernos locales y la dinámica económica o la afectación del conflicto armado, es evidente que al mirar con Lupa a Norte de Santander, Arauca y Cesar, se vislumbran pujas voto a voto muy interesantes.

 

Por grupos de edades es evidente que los jóvenes y algunos neo votantes de clase media baja se inclinan por Petro y el voto de Duque – en cambio-  es mucho más adulto, masculino y de clase media alta. Hacia este 17 de junio ese voto joven ya con cédula y con ganas de estrenarla y el que va adquirir ese derecho hacia 2022, serán determinantes.

 

Por experiencia debo decirles que el voto en blanco se va a reducir del 12% a un solo dígito el día de las urnas, pues su invalidez jurídica sumada al candente y agresivo debate que nos espera, van a detonar que más personas quieran tomar partido, pues la indeseable polarización nos va a llevar a un escenario más parecido a una batalla en el lodo que a una disputa democrática entre dos modelos de país.

Miguel Jaramillo Lujan, magíster en gobierno de Eafit. Consultor y analista político. Director de la Consultora Marketing Político y Gobierno.

1 comment

  1. Carlos   •  

    Hay que aceptar que….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>