¿Triunfa más el cambio o la continuidad en unas elecciones?

Es común que en una campaña política un candidato opte por dos posibilidades tradicionales de entrar en sintonía con los ciudadanos: Proponer la continuidad de quienes ocupan su actual cargo u ofrecer el cambio de dicho estilo y políticas. Por naturaleza a los seres humanos – y mucho más en democracias frágiles como las latinoamericanas- nos llama la atención mucho más el cambio que la continuidad.

Por medio de un dibujo-fotografía iluminado con los colores de la bandera nortemaericana y la mirada puesta en el horizonte, Barack Obama propuso el cambio y barrió en las últimas presidenciales de Estados Unidos.

Un caso histórico de propuesta de cambio que es modelo de estudio para muchos que nos gusta la comunicación pública y política, fue la campaña del actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama. El ex senador propuso un cambio total en la Casa Blanca, a raíz de un estilo gubernamental desgastado, ridiculizado y además con una torpe respuesta hacia el terrorismo como fue el de George Bush. La movilización ciudadana obtenida y reflejada a nivel financiero y en las urnas, fue abrumadora y llegó un gobierno cuya reputación se pondrá a prueba en su posible reelección en 2012.

En 2010 el entonces candidato Juan Manuel Santos pretendió comunicar continuismo con una imagen propia, pero sus asesores le recomendaron utilizar la imagen del Partido del entonces presidente Álvaro Uribe y eso le permitió ganar las elecciones. Foto Cortesía

Un buen ejemplo de propuesta continuista fue  la campaña del actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos; quien luego de ser el ministro estrella del gobierno de Álvaro Uribe propuso el continuismo del reelegido e insigne mandatario que enarboló las banderas de la seguridad democrática.

¿Es posible proponer una campaña que no aluda al cambio o a la continuidad, sino a una opción neutral?

Se abre la Plaza Pública…

¿Aval o firmas hacia el 25 de octubre?

Por estos días los candidatos  se apuran en la búsqueda de un camino lógico por llegar primeros a la meta. Todo se inicia con la búsqueda del aval de un partido con la legitimidad suficiente para luego trabajar intensamente en la gestación de alianzas con diversos sectores, colectividades, matices, empresarios, dirigentes, líderes de opinión y – por supuesto-  los ciudadanos “de a pie” quienes son los aliados definitivos.

A 7 meses y 20 días de las elecciones regionales muchos candidatos deshojan la margarita de lograr un aval político, que es cobijarse bajo un requisito de la autoridad electoral colombiana, por medio del cual un Partido con personería Jurídica debe respaldar una aspiración y con ello arriesgar su reputación y capacidad de movilizar electores a las urnas con un candidato que tenga opción de triunfo o al menos la prolongación de su vigencia jurídica como partido.

Y si no hay un aval de partido, la ley permite que sean miles de ciudadanos los que brinden legitimidad con sus firmas, y lo que se denomina como un Grupo Significativo de ciudadanos que brindan un mecanismo para la inscripción de personas sin respaldo oficial de un partido, si logran juntar, en caso de una Alcaldía de una ciudad como Medellín, 50.001 firmas válidas desde la validación de grafología que hace la Registraduría.

Sin duda la recolección de firmas permite anticipar la campaña antes de lo que la Ley permite y da cierta sensación de asfalto y toque popular a la campaña, sin embargo para nadie es que  secreto que las maquinarias de los partidos siguen haciendo de las suyas en medio de las altas tasas de abstencionismo y el modelo de Estado y procesos electorales que hay hoy en Colombia.

¿Qué piensa de la inscripción por firmas y la inscripción por partidos? ¿A cuál le da mayor validez?

Se abre la Plaza Pública

Con túnel y sin agua

Por:  Jorge Mejía Martínez   jorgemejia@gmail.com

Jorge Mejía Martínez es contador público. Ha sido concejal de Medellín, secretario de Gobierno de Antioquia, Gobernador de Antioquia (e)

La improvisación en la ejecución de recursos públicos es una falta grave. Están en juego los dineros del Estado provenientes de las contribuciones de todos los ciudadanos. En Bogotá el tema está que arde con sindicados y detenidos de alto nivel.

La historia se repite en Antioquia con el proyecto túnel del oriente, por parte del gobernador actual. Una obra de casi un billón de pesos se viabilizó financieramente en la Asamblea departamental a pupitrazo limpio en diciembre de 2010, para ser adjudicada a los mismos concesionarios de la doble calzada a las Palmas, quienes el 26 de enero de 2009 habían sido fustigados por Luis Alfredo Ramos por que “en la construcción de la Doble Calzada de Las Palmas hubo improvisación, diseños mal elaborados, que era un fracaso de la Ingeniería” y advirtió que sobre las dificultades de esta vía tendrá que responder la firma Concesionario vial del Oriente.

(Leer declaraciones completas en http://www.caracol.com.co/nota.aspx?id=753096) como lo denunció el diputado Jorge Gómez.

El viacrucis del túnel viene desde hace rato. Pocos días antes de terminar su mandato como gobernador de Antioquia en 1997, Álvaro Uribe adjudicó a la Concesión Túnel Aburra Oriente S.A., la misma de ahora, la licitación para diseñar, construir y operar el túnel. El gobernador siguiente, Guillermo Gaviria, se opuso a la obra por falta de recursos y posteriormente Aníbal Gaviria consideró inconveniente el proyecto por carecer de estudios técnicos y ambientales.

Este martes 28 de junio la Gobernación de Antioquia firmó el acta de inicio de los trabajos del Túnel de Oriente. Foto Cortesía Gobernación de Antioquia

La historia siguiente les dio la razón a los Gaviria. Aníbal prefirió acercar la subregión del oriente ampliando a doble calzada la vía de las Palmas. El proyecto ha suscitado dos argumentos en contra: la inconveniencia ligada a la improvisación y el nocivo impacto ambiental. No entendemos que se destinen cuantiosos recursos en un túnel que sólo ahorrará menos de 20 minutos para llegar al aeropuerto de Rionegro, al cual hoy se puede acceder por cuatro vías distintas, mientras una región fundamental para Antioquia y el país como Uraba depende de una sola vía por el occidente con características deplorables.

Las dudas sobre el impacto ambiental negativo de la obra no se han despejado. La suerte de las aguas que nacen y cruzan la zona de Santa Elena está en entredicho.

¿Usted prefiere el refrito o el banquete?

En periodismo se suele llamar refrito a una información trasnochada, que carece de los más mínimos criterios para llamarse noticia. Muchas veces se trata de un “fusilamiento” de lo que ya han mencionado otros medios, sin citar fuentes u ocultándolas con algún interés. Novedad, impacto, cercanía, interés son rasgos que no tienen los refritos, al menos para quienes ya escuchamos esa noticia. Como diría el cantante Héctor Lavoe, es como un “Periódico de Ayer”

Ciertos medios tienen déficit de memoria en tiempos electorales o -quizás- los hilos se mueven desde otros lados distintos a sus redacciones. Foto: Cortesía

Suele ser corriente, aunque no es normal ni ético, que en épocas pre electorales como la actual, ciertos sectores de opinión se vean inundados por noticias viejas. Es como la pelea de novios donde afloran los viejos resquemores, las heridas del pasado o incluso hechos que se creían superados, pero que a los ojos de los familiares y amigos aparecen como episodios nuevos que afectan la imagen y reputación que tienen de los “actores” aunque para estos solo sean recursos desesperados en medio de la pelea.

En la política ocurre igual. Algunos medios, poco propensos a la investigación o recién llegados a los hechos (quiero pensarlos bienintencionados) reciben órdenes de “arriba” y con un papelito y muy poco rigor, deben buscar a un personaje – generalmente candidato a algún cargo importante y casualmente con alta favorabilidad-  para preguntarle por hechos que hace mucho fueron informados.

Pero no quiero echarle el agua sucia solo a los medios. Lamentablemente un poco más de carácter, criterio y menos manipulación, nos haría ser filtro de algo mucho peor: La politización de ciertos organismos de control y  jueces en épocas preelectorales. ¿Favorecimientos? ¿Deseo de figurar y mojar prensa?

En materia de información política ¿Usted le gusta el refrito o el banquete?

Se abre la Plaza Pública

“….Gente hay mucha, ideas pocas: todos pensamos aproximadamente lo mismo y las ideas nos las traspasamos, las pedimos prestadas, las robamos.”
Milan Kundera (1993: 238)

Último año de gobierno: La percepción es la clave

En la recta final de un gobierno suelen ser más visibles sus defectos y virtudes para la opinión pública, pues se trata de un momento final que es paralelo a un turbio año de elecciones. Los alcaldes y Gobernadores del país ocupan estas dignidades hasta el 31 de diciembre de este año, pero no hay duda que el poder se les mengua en el segundo semestre de este 2011 y desde el 31 de octubre, con sucesores electos, ya solo les corresponde hacer balance y empacar.

Este será un año complejo para alcaldes, gobernadores e incluso para concejales, diputados y ediles. La ejecución presupuestal, el plan de desarrollo propuesto y el balance final que entreguen; serán insumos sobre los cuales caerán tomates o flores por parte de los ciudadanos con información, argumentos y altura. De otro lado están los ataques rastreros, mentiras, ignoracia y refritos que emplearán algunos enemigos de estos gobiernos en pleno año electoral.

Muchos le temen a los tomates luego de presentar su "obra" Muy buenos gobiernos vienen recibiendo una tomatada anticipada porque fallan en comunicar mejor. Foto cortesía Infoagro.com

Sin embargo creo que un aspecto clave para poder ganarse más flores que tomates y capitalizar políticamente un último año de gobierno, es la forma cómo se comuniquen a la opinión pública los resultados de la gestión que se ha realizado.

Hay gobiernos con una excelente evaluación en relación con su ejecución presupuestal, han actuado con transparencia, han cumplido con las obras propuestas en su plan de desarrollo; sin embargo fallan desde la comunicación, entendida de manera holística e integral como un ejercicio cotidiano que cuida hasta el más pequeño de los detalles de cara a los públicos que tienen contacto con el gobierno.

las flores deben caer de manera espontánea sobre una buena obra. Los ciudadanos comprenden cuando las flores son sinceras y cuando son pagadas. Foto: Cortesía

Es un error pensar que la comunicación sólo es un ejercicio de entregar información o invadir con publicidad y publi-entrevistas los medios masivos. La buena comunicación es natural, espontánea, cercana, toca a la puerta del ciudadano, acaricia, le habla a los ojos, de frente, aprieta su mano y se muestra franca y sincera en el plano individual y no solo masivo.

Todas las decisiones en forma y fondo son actos de profunda interpretación semiótica, cuyos detalles deben cuidarse al extremo, con obsesión, con interés, pero sobretodo: con coherencia. Poco o nada se gana el gobierno que trate de endulzar o embadurnar de crema una gestión de gobierno buena o mala, cuando no ha entendido que la coherencia es la columna vertebral por medio de la cual el ciudadano más humilde y más “de a pie” toma sus decisiones.

¿Qué balance hace de la gestión del Alcalde y del Gobernador?

Se abre la Plaza Pública

Fragmentación de partidos

Pienso yo que no tendremos Alcalde de Medellín ni Gobernador de Antioquia uni-partidista. El momento actual demuestra que estos cargos los ostentará quien pueda conseguir mayor número de respaldos de fragmentos de partidos, sectores, matices, líderes políticos, líderes deportivos, sociales, culturales y todos aquellos que movilizan emociones o decisiones en los electores.

¿Siguen siendo los partidos políticos, estandartes del pensamiento colectivo que aglutinan y movilizan formas de actuación de los ciudadanos?. Gráfica: politiciens.fr

La razón de ser de los partidos en la historia de la política, ha sido generar escenarios de pensamiento, disenso y construcción colectiva de respaldos o de oposición al ejercicio de lo público. Pero es un hecho que en los tiempos actuales se respira en el ambiente un relativo hastío hacia las posturas de partidos, quienes afrontan tanto o más desgaste que el tema de la política en las conversaciones cotidianas.

¿Cree usted en los partidos políticos? Sí, no y ¿por qué?

¿Podríamos tener gobernantes de un solo partido?

¡Se abre la Plaza Pública!

La precampaña electoral

Tarjetón electoral

Las encuestas que se realizan en pre campaña arrojan resultados que están más ligados al reconocimiento del aspirante que a la decisión de voto. Foto: Cortesía


Un porcentaje muy reducido de ciudadanos, somos los que a esta altura del año estamos  reflexionando y analizado el tema electoral. A poco menos de 5 meses de las elecciones regionales en Colombia, los llamados ciudadanos “de a pie” (recomiendo esta descripción del periodista español Luis del Palacio) están sumergidos en otros temas, sus interés y motivaciones se movilizan desde lo público por aspectos de menor plazo y muy poco desean saber de programas de gobierno,  equipos de campaña e incluso de encuestas.

Este período suele ser llamado por los especialistas en marketing político como la precampaña y va articulado con el calendario electoral de cada país o región, al momento previo que tienen los candidatos para empezar a tejer sus redes de respaldos colectivos que incluye el aval de un partido o las firmas que sustenten su intención, la construcción de su programa de gobierno y la constitución de una estructura de campaña que les permitirá afrontar el momento posterior del proceso.

En la precampaña, las autoridades electorales de cada ciudad, departamento o país establecen unas normas específicas y un calendario con los plazos, con el fin de garantizar que todos los “corredores” salgan del partidor con las mismas garantías. Aspectos como la plaza pública masiva, el manejo de los cargos a los que se aspira en piezas publicitarias, el acopio de recursos presupuestales, entre otros, son regulados por las autoridades electorales y pueden constituirse en herramientas que los rivales pueden utilizar a futuro en contra de un candidato que puntee las encuestas o resulte ganador en unos comicios.

¿Está usted interesado hoy en quién será el próximo Alcalde o Gobernador?

¡Se abre la Plaza Pública!

Sobre la inequidad peruana cabalgó propuesta de Ollanta Humala

Con un estrecho margen, el ex militar Ollanta Humala llega a la presidencia del Perú en segunda vuelta.

Con un estrecho margen, el ex militar Ollanta Humala llega a la presidencia del Perú en segunda vuelta. Cortesía PERÚ 21

12 millones de peruanos viven en la pobreza y la miseria. La profunda inequidad que reina en las provincias peruanas, muy lejos de Lima, es el principal argumento que ha convencido a los electores del país vecino para dar el triunfo en la segunda vuelta de las presidenciales peruanas al  ex militar Ollanta Humala, quien a finales de julio se posesiona como nuevo presidente de Perú.

De esta forma el vecindario colombiano viste los colores del socialismo del Siglo XXI y un nuevo modelo económico va a llegar al país peruano, como ha sucedido con Venezuela, Bolivia y Ecuador. Ya hoy lunes festivo, pocas horas después de la proclamación de nuevo presidente peruano,  la Bolsa de Lima empieza a evidenciar el temor de los empresarios.

Aunque Humala en su discurso de victoria trate de seguir en campaña y se le note muy equilibrado, es claro que quiere actuar con moderación durante sus primeros años para evitar que el centralismo limeño, los empresarios e inversionistas, quienes no son muy afectos a su propuesta y –sobretodo- a sus relaciones con el presidente Chávez; intenten debilitar su capacidad de maniobra  frente a los cambios constitucionales que se avizoran y el giro radical que dará al timón de la economía en el vecino país.

Esta es una lección clara para muchos estados en América Latina. La inequidad en el acceso a los derechos fundamentales de los seres humanos y las profundas brechas sociales, representan una oportunidad para movimientos que proponen revoluciones sociales profundas, pero donde el debilitamiento de los sistemas de productividad derriba la pirámide sobre la propia base que la fundamenta.

Gaviria y Fajardo puntean nueva encuesta para Alcaldía y Gobernación

Fue publicada esta noche la última encuesta realizada por el Centro Nacional de Consultoría para el noticiero de televisión CM&.

Bajo una metolodología de contacto telefónico a una muestra de 1486 personas de manera aleatoria, se destacan los siguientes resultados:

¿Si las elecciones para elegir Alcalde de Medellín fueran mañana y los candidatos fueran…usted por quién votaría?

ANÍBAL GAVIRIA CORREA 31%
LUIS PÉREZ 17%
OMAR FLÓREZ VELEZ 12%
GABRIEL JAIME RICO 9%
FEDERICO GUTIÉRREZ 3%
JACKELINE TOLOZA 2%
BLANCO 8%
NO SABE O NO RESPONDE 18%

¿Si las elecciones para elegir Gobernador de Antioquia fueran mañana y los candidatos fueran…usted por quién votaría?

SERGIO FAJARDO 54%
ÁLVARO VÁSQUEZ 14%
CARLOS M. ESTRADA 5%
RODRIGO SALDARRIAGA 4%
BLANCO 8%
NO SABE O NO RESPONDE 15%

¿Cuál es su opinión de este resultado?

Se abre la Plaza Pública

El Video del incidente entre Concejal y Presidente de Une

Un confuso episodio se produjo hoy en el ascensor interno del Concejo de Medellín, cuando coincidieron en el mismo sitio el cabildante Bernardo Alejandro Guerra y el Presidente de UNE-EPM, Horacio Vélez de Bedout.

El concejal Bernardo Alejandro Guerra dio su versión de los hechos.

UNE-EPM Telecomunicaciones emitió este comunicado.

Plaza Pública no quiere entrar en detalles sobre el incidente y solo recomienda a sus ciber lectores, revisar ambas versiones, ver este video y compartirnos sus opiniones.

ESTE VIDEO FUE PUBLICADO EN SU PORTAL DE YOU TUBE por la colega Diana Quintero quien es la autora del título que lleva.

http://youtu.be/w1WSN92mlTQ

Se abre la Plaza Pública