¿Cómo se debe estructurar un Plan de Comunicaciones?

Miguel Jaramillo y Marco Mei Zapata*

Concepto Definición Cantidad Ejemplo
OBJETIVO Resolución preguntas clave, filosofía, medible 1 general y los específicos por área. Movilizar donaciones de ciudadanos a partir de un plan para emplear fachadas para publicidad.
ESTRATEGIA Fórmula creativa de enfrentar el problema. Elegir opciones 2 por objetivo Persuadir a los líderes barriales de la ciudad para que sean reeditores de la estrategia y lograr alto impacto a bajo costo.
TÁCTICA Conjunto de acciones articuladas para derrotar al rival 3 por estrategia Creación de las Piezas a exponer en las fachadas de los donantes
ACCIÓN Se programa en el tiempo, duración, con recursos y se mide Las que se requieran Diseño, producción, trasporte, montaje e inventario de las piezas para las fachadas.
INDICADOR Fórmula para medir el impacto de las acciones para contribuir al objetivo Uno por cada táctica Visibilidad de la piezaNúmero de fachadas utilizadasDinero ahorrado en rubro publicidad

 

1513967_10152959317502960_2105799565988731376_n       Foto Vll Cumbre Mundial de Comunicación Política. Taller Plan de Comunicaciones AMOR, HUMOR Y RUMOR: Para atraer el voto joven.

FORTALECIMIENTO DE LEALTADES

Es clave que la comunicación política es portadora de imaginarios de fortaleza y triunfo. Para algo distinto está la comunicación de los rivales, la prensa u otros actores, pero todos los cartuchos que disparamos desde nuestro bando a la opinión pública, deben destacar los esfuerzos, mostrar las fortalezas y resaltar la confianza en que nuestra propuesta cuenta con suficiente legitimidad por parte de los ciudadanos y actores del territorio que se gobierna o pretende gobernar.

COMUNICACIÓN INTERNA

Las campañas son organizaciones que funcionan como pymes y se convierten en macro empresas en cuestión de semanas, con todos los conflictos que tiene para la comunicación y la cultura organizacional un crecimiento tan desmedido en corto lapso. No descuide la comunicación interna, pues recuerde que adentro usted tiene muchos votos duros y conducto a votos indecisos o nichos sencillos de reconocimiento y fidelización.

LAS REDES SOCIALES

La comunicación de una campaña o de un gobierno no se termina con las herramientas del área que orienta y ejecuta recursos de diseminación. Como en la guerra, todos los miembros del batallón, desde el General de más soles hasta el recluta, deben convertirse y convertir sus medios propios en herramientas para hacer una diseminación consciente y creíble del mensaje que se quiere entregar a las audiencias por parte de la estructura estratégica del gobierno o la campaña.

A pesar de que en nuestros países la penetración del internet y los dispositivos móviles aun no alcanza los niveles de países desarrollados, los medios tecnológicos llegaron y se vuelven cada día algo más cotidiano. Cualquier persona, en especial los jóvenes tienen acceso a la red en bibliotecas públicas, zonas de wifi gratis, colegios, entre otros. La mayoría de estos ciudadanos ya cuenta con al menos un perfil social, lo que nos demuestra que las redes sociales ya son parte estructurante de la realidad de nuestros electores.

Es más fácil entender el poder que tiene el internet como medio y su alcance potencial en el ejercicio de la comunicación política cuando sabemos que hoy en América Latina hay más gente conectada a la red que a la televisión tradicional; que si hacemos cálculos, 12 millones votantes en Colombia son población joven y nacieron en hogares que tienen acceso a internet y canales digitales. Este público conectado tiene una necesidad de satisfacción y una impresión de inmediatez que hace que este posible elector sienta que con su aporte está contribuyendo a determinar la política y el futuro de su territorio. El ciudadano siente que su apoyo, sus comentarios, sus críticas y peticiones son útiles para el gobierno y los candidatos. Es por esto que tanto los gobiernos, los candidatos y los electores sienten las necesidad de interactuar en las redes sociales.

*Marco Mei Zapata. Profesional con experiencia en comunicación pública y de campaña, especialista en Planeación Estratégica Urbana. Ha trabajado con equipos de comunicación en varias campañas políticas y entidades de gobierno local liderando procesos de relacionamiento y divulgación a través de las Redes Sociales. @marcomeiz; marco@marcomei.co

AMOR, HUMOR Y RUMOR: INGREDIENTES CLAVES DE LA COMUNICACIÓN PARA NEOVOTANTES QUE CAUTIVA

Miguel Jaramillo y Marco Mei Zapata*

Sin duda heredamos uno de los peores momentos de la credibilidad en la política que tiene América Latina. Según el Pew Reserch en nuestros países tenemos un porcentaje de confianza ciudadana en el quehacer de los políticos que en promedio se acerca al 35%, mientras un 65% no confía no cree en esta clase de personas, en una industria que no solo cobija a los que cumplen funciones de gestión desde los partidos o el aparato del Estado, sino a todos los que hacemos parte de este industria.

Gobernar es comunicar se le escuchó decir a un versado hombre de la política contemporánea y por eso tiene sentido Saber Comunicar para trasformar vidas, eso nos inspira a muchos que sentimos inquietud por esta misión inaplazable de mejorar las condiciones de vida de todos los seres, desde un cambio profundo en la cultura que estimule valores como la equidad, la justicia y el respeto a los derechos fundamentales.
Es claro que en muchas campañas y ejercicios de gobierno, la dispersión, el oportunismo, la improvisación es confundida con la capacidad de reacción.

Tenemos gerente para la campaña, pero no para las comunicaciones. En ciertos casos hay gerente de comunicaciones pero no gerencia y ello obedece a la incredulidad, el escepticismo y la poca convicción que existe sobre la importancia de una adecuada y flexible planificación de la gestión comunicacional con un enfoque adecuado y una claridad sobre lo que se puede esperar que brinde la comunicación como reedito a una campaña o un gobierno.
El bajo nivel de formación gerencial y en términos de gestión pública de gran parte de la clase política de América Latina, hace complejo ir más allá de la intuición, el clientelismo y los viejos vicios de la política, que no permiten una mirada clara sobre el valor social de la gestión pública y se erigen en un primer escollo a ser tenido en cuenta, para no pensar en la planificación de las comunicaciones como un camino de rosas, con una gran cantidad de recursos, con todo el sentido lógico y la primacía del bien colectivo.

11202646_10152959317312960_2880947210165811172_n (1)         Foto Vll Cumbre Mundial de Comunicación Política. Taller Plan de Comunicaciones AMOR, HUMOR Y RUMOR:  Para atraer el voto joven.

AMOR, HUMOR Y RUMOR

Hemos llegado a la conclusión de que en medio de la apatía o descontento con la política que tienen muchas personas en edades comprendidas entre los 16 y los 25 años, cuando se cumple la mayoría de edad, obedece a múltiples factores, pero sobre todo a que los ejercicios de comunicación de las campañas hoy son:

ADULTOS, ABURRIDOS, GRISES, DEMASIADO SERIOS, OPORTUNISTAS, CORRIENTES Y VERTICALES

¿Cómo romper con este ciclo de incomunicación entre las campañas y los jóvenes?

Frente a la fórmula tradicional de realizar ofertas racionales (empleo, escenarios deportivos, becas, etc) para un público altamente emocional o cooptar público joven desde la campaña para que se conviertan en reclutas de nuevos votantes a partir de criterios como la novedad de la actividad, la necesidad del joven de ser incluido y valorado; como si se tratara de un grupo parroquial o una iniciativa escolar; llegamos a esta conclusión: ¡Necesita la juventud mucho más que eso! Y su proyecto político también.

¿Cómo formular un atractivo plan de comunicaciones de campaña con énfasis en neo votantes?

Después de analizar el trabajo de muchas campañas políticas locales, regionales y nacionales y la forma cómo se aborda el contacto con los jóvenes así como los criterios a partir de los cuales se les quiere movilizar en factores como el reconocimiento del candidato, su valoración e incluso conducirlos hasta las urnas para que respalden un proyecto político; me he encontrado con herramientas generadoras de profundas frustraciones. Más allá del triunfo, son miles los jóvenes lastimados por compromisos y promesas que no se hicieron realidad en medio del tosco y desleal escenario que suscita el antes, durante y después de una contienda política.

Es el manejo de una comunicación trasformadora, disruptiva, creativa y honesta; cómo una campaña puede marcar diferencia en un nicho tan complejo, escéptico, volátil e integrante – en su mayoría- de una franja de voto de opinión que es indeciso. Ello sin contar con la necesidad que tienen esas veloces empresas que son las campañas políticas, de persuadir masivamente y generar decisión con el menor costo de inversión por voto potencial.

Hay tres factores: AMOR, HUMOR Y RUMOR, que más allá de verse como un simple juego de palabras, representan rutas/herramientas que sirven a proyectos políticos de largo plazo para acercarse, desde la comunicación, con este perfil de público, el cual, según la Encuesta sobre Juventud de 2013 de la Organización Iberoamericana de la Juventud, parte de un profundo escepticismo en la institucionalidad como se aprecia en este cuadro:

Amor:

Los jóvenes desde las problemáticas planteadas por el estudio de la OIJ, se ven enfrentados en Iberoamérica, a graves tensiones donde la devaluación de su condición es uno de los peores males. Hay anhelos de ser alguien en la vida, búsqueda de sentido, necesidad de fortalecer la autoestima, proyección de una auto-significación de la relevancia que se tiene como ciudadano, en medio de fuertes transiciones como el inicio de la vida adulta con ciclos como el inicio de la etapa de formación en educación superior o el inicio de una verdadera independencia de su hogar a raíz de un primer empleo.

Más allá de Corín Tellado, los jóvenes buscan afecto, buscan respuesta, buscan espacios efectivos, honestos, sinceros, donde sean alguien, donde signifiquen algo y no grupos o momentos pasajeros donde ponerse una camiseta y servir como mano de obra barata para una campaña, asistir a reuniones para escuchar temas exclusivamente racionales.
¿Cómo debemos comunicarnos con los jóvenes para cautivarlos y corresponder con estas necesidades afectivas?

Rumor:

Hay un desengaño frente a los medios tradicionales a lo cual ha contribuido sin duda a nuevos canales y nuevos estilos de comunicación. Una encuesta realizada por la empresa telefónica el año anterior revela que un 78% de los jóvenes entre 20 y 30 años de América Latina posee un Smartphone y se comunica por medio de este empleando diversos tipos de canales, pero prioritariamente las redes sociales, donde pululan las versiones de realidad de miles de personas en redes como Facebook, twitter o YouTube. Dichas apreciaciones, opiniones y miradas segmentadas de la realidad, configuran un escenario provechoso para ser capitalizado con actores y agendas que – empleando estos canales- diseminen versiones desde el imaginario que correspondan con experiencias particulares del territorio, con sensaciones, con usos cotidianos, con problemas reales, soluciones y personas de a pie con realidades afines a la que viven estos jóvenes.

Frente a esto, vemos en las redes sociales, SMS y demás canales no convencionales, políticos y campañas con discursos oficiales, racionales, verticales que parten más del egocentrismo personal que de la necesaria urgencia de segmentar los públicos e incluso en el caso de los mismos jóvenes, elegir los mensajes, códigos, tiempos y formas.

Las redes son conversaciones que se diseminan como rumores y desde el rumor incompleto el usuario concluye su propia versión y la fortalece, pero desde la campaña se debe gerenciar el rumor, detonarlo, generarlo con inteligencia, provocar opiniones, versiones, sentimientos y demás palabras que ofrecen los usuarios a versiones que se muestran tan humanas y horizontales como el encuentro cotidiano con alguien cercano.

Humor:

El fuerte escepticismo que hay entre la población general en relación con la política e incluso con la participación de los jóvenes en estas actividades que son simplificadas desde el imaginario a las campañas o trabajar en el gobierno; hacen que la irreverencia y el humor sea un conducto válido para poder convertirse en tema de conversación para los jóvenes.

Para nosotros hoy no hay un medio de comunicación más poderoso que el llamado MEME, un diseño generalmente aplicado sobre una fotografía o video tradicional, con personajes recurrentes, situaciones casuales o caricaturas que se relacionan con un hecho cercano desde lo comunitario; para generar una situación cómica que en si misma genera la viralidad propia en círculos cercanos de las personas que las generan o quienes las reciben y quieren ser destacados como los autores o fuentes de situaciones irreverentes. El MEME se convierte así en una herramienta audiovisual altamente poderosa, viral y contundente en su alcance, memoria, impacto y trasmisión.

El humor es cosa seria, por ello hay que ser inteligente incluso para trabajar el humor como medio de irreverencia en la comunicación de una campaña, pero es muy efectivo cuando no involucra al candidato, al partido o su iconografía de manera directa, pues podría salirse de las manos, cruzar la frontera al ridículo y generar un retorno explosivo y nocivo para la reputación e imagen de nuestro candidato.

*Marco Mei Zapata. Profesional con experiencia en comunicación pública y de campaña, especialista en Planeación Estratégica Urbana. Ha trabajado con equipos de comunicación en varias campañas políticas y entidades de gobierno local liderando procesos de relacionamiento y divulgación a través de las Redes Sociales. @marcomeiz; marco@marcomei.co

¿Cómo se toma una buena decisión de gobierno?

Siempre será complejo tomar una decisión, pero más complejo aún es asumir la consecuencia que trae el hecho de decidir lo mejor y más cuando hablamos de un liderazgo que trae consigo consecuencias para muchas personas.
Comparto 10 claves importantes a tomar en cuenta antes de tomar una decisión al enfrentarse a tareas durante una campaña política o el ejercicio de un gobierno.

1. Hágase las 6 preguntas claves sobre el problema: qué, quién, cuándo, dónde, por qué y cuánto $
2. Describa bien el problema sin omitir detalles. Todo es importante
3. Separe los hechos relevantes de los irrelevantes
4. Tome distancia de su opinión personal
5. Escuche otras ideas y perspectivas del problema
6. Priorice lo importante por encima de lo urgente
7. Plantee los escenarios posibles desde la consecuencia y las soluciones
8. Analice el entorno y los factores que determinan las soluciones
9. Implemente una solución previo análisis de costo/beneficio
10. Evalúe en el tiempo y vuelva a empezar

“Quién más aparece en televisión no es quien gana mayor popularidad en un proceso electoral” asegura el Consultor Político Andrés Lizarralde

A partir de un interesante trabajo de investigación realizado por el especialista Omar Rincón sobre el uso que dan los presidentes de América Latina a la televisión, me surgió la duda sobre la eficacia que tiene este y los demás medios masivos a la hora de definir por quién vota la gente en un proceso electoral  en las fases de reconocimiento, favorabilidad y decisión de Voto.

Conversé con Andrés Lizarralde*, un reconocido experto colombiano en temas de comunicación política para aclarar muchas de estas dudas que surgen sobre la sobre o hipo exposición de los políticos en los medios masivos.

Andrés Lizarralde es el autor del texto Realice una Campaña Política Estratégica y Ganadora. Foto: Cortesía

Andrés Lizarralde es el autor del texto Realice una Campaña Política Estratégica y Ganadora. Foto: Cortesía

¿Qué tan beneficioso es para un candidato verse sobre expuesto en los medios de comunicación?

Todos los candidatos tienen el mito de que quien más aparece en televisión es quien gana mayor popularidad en un proceso electoral , pero no es así, es lo mismo para el tema de las redes sociales, uno debe preocuparse más por el contenido y lo que va a decir que por la cantidad de publicaciones o apariciones en medios de comunicación; es decir, un candidato que salga todos los días en entrevistas pero que no dice nada relevante, nada interesante para la comunidad lo que va a hacer es saturar su imagen y va a ser percibido como un candidato únicamente pantallero que se preocupa más por aparecer y que le reconozcan que por los anuncios importantes programáticos que haga durante su campaña. Es lo mismo de las redes sociales donde el tema no es publicar por publicar sino qué calidad de contenido vas a poner para que el cibernauta se interese por visitar tus redes sociales. Lo mismo pasa con los medios de Comunicación, pues si la campaña está anunciando constantemente que el candidato va a aparecer en medios o simplemente de manera espontánea aparece pero no hace anuncios importantes la gente va perdiendo el interés.

¿Es bueno que un candidato presente programas de televisión o de radio, que él sea el presentador o periodista incluso en campaña?

No es muy recomendable que el candidato maneje o conduzca programas periodísticos y menos en campaña, puesto que pierde un poco la objetividad, el manejo frente a ciertos temas puesto que los programas periodísticos tienden a informar y a partir de esa información generan opinión o comportamiento en la gente. En un programa periodístico el candidato pierde objetividad en la medida en que el candidato como periodista pueda de cierta forma querer marcar una tendencia de manera positiva o negativa hacia una gestión de gobierno. De todas maneras en Colombia la ley no permite que un candidato conduzca de manera permanente un programa, incluso regulan las apariciones en los medios de comunicación.

¿Cómo debe ser manejada la prensa para que no se genere esa sobre exposición sino que se dé un reconocimiento y no se confunda el salir mucho en medios con reconocimiento?

Citando un poco el tema de mi libro, es la estrategia de ¿Qué voy a decir? ¿Cómo voy a decirlo?,  ¿Cuándo voy a decirlo? ¿A través de qué medios? En la medida en que la estrategia de comunicación de la campaña sepa de manera regulada qué temas va ir manejando de manera semanal o quincenal, ese sería el tipo de apariciones que haría, lo otro sería también saber en qué tipo de medios va a estar apareciendo, la influencia de la televisión es muy alta frente a los medios de comunicación escritos, la gente en Colombia casi no lee.

Básicamente es establecer una agenda mediática mensual durante la campaña pero acompañada de manera estratégica frente a lo que va a decir el candidato de su programa de gobierno o de  sus propuestas en cada una de las apariciones, además un tema importantísimo en campaña es la coyuntura y los momentos álgidos cuando se presentan ataques o acusaciones frente al candidato.  Esto varía un poco la agenda mediática, pero en esencia es eso, dosificarla, mirar cada cuánto va a aparecer y con qué tipo de anuncios, porque aparecer por aparecer nos lleva a saturar al receptor. Todo corresponde a una mezcla, de la que yo hablo en mi exposición de “No te enredes con las redes”, mediática, virtual y presencial; no nos ganamos nada con un candidato mediático, virtual, si este no aparece de la misma forma o es de mayor presencia de manera permanente en la calle.

La gente en televisión siempre ve lo que quiere ver, no siempre están interesadas en ver a los políticos hablando y por eso sus apariciones deben ser de manera estratégica, si son en repetidas ocasiones simplemente lo van a ignorar porque va en contra de sus interés diarios. En este sentido se podría que no es la cantidad de apariciones o presencia del candidato en los medios de comunicación sino la calidad de los mensajes y propuestas en cada una de sus apariciones en los medios de comunicación.

“Es mejor que el elector diga qué bueno volver a escucharlo porque cada que sale a los medios dice algo importante y no que diga me tiene mamado porque todos los días no hace sino decir bobadas”

*Comunicador Social Periodista de la Universidad Autónoma de Occidente – Diplomado en Marketing Político de la Escuela de Gobierno Tomás Moro – Como estudioso de temas relacionados con la Comunicación y el Marketing Político ha asistido a varios Seminarios, Congresos y Cumbres a nivel nacional e internacional – Escribió como tesis de grado para obtener su título profesional la publicación: Realice una Campaña política Ganadora, Técnicas de Comunicación y Marketing aplicadas a un proceso electoral exitoso en el municipio de Yumbo (Valle del Cauca) – Asesor en Marketing Político, Comunicación y Prensa de varios de candidatos de Yumbo a la Alcaldía, Concejo, Cámara de Representantes y Asamblea del Valle por el Partido Cambio Radical en dicha localidad. Con experiencia de 12 años en el sector público en manejo de prensa y comunicación política en el municipio de Yumbo, Valle del Cauca.

¿Será que la guerrilla más antigua de América Latina firma la paz en Colombia?

Por. Miguel Jaramillo Luján y Sara Pérez Restrepo*

Entre los colombianos que no están en La Habana, Cuba y realizan seguimiento mediático a los diálogos que allí avanzan a su ritmo entre el gobierno nacional y la guerrillas de las FARC, existe un sentimiento de escepticismo y en algunos casos de fe ciega que se prepara para una nueva frustración, con respecto al proceso, derivado, entre otras cosas, del recrudecimiento de los violentos ataques de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC, en su accionar terrorista luego de anunciar el levantamiento del cese al fuego unilateral.

Fue el 4 de septiembre de 2012 donde se inició la Mesa de Negociación de Paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC. Foto: Presidencia de Colombia

Fue el 4 de septiembre de 2012 cuando se instaló la Mesa de Negociación de Paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC. Foto: Presidencia de Colombia

Y a la par con un clamor generalizado en América Latina porque cese el conflicto más antiguo que tiene la historia del continente y que ocurre en Colombia con las guerrillas, escuchamos que el Papa acompaña con sus oraciones y el Presidente Santos busca espaldarazos de apoyo al postconflicto en Europa, continente que es sensible para las guerrilas colombianas por la millonaria remisión de recursos y los falsos imaginarios que existen en muchas organizaciones de esa parte del mundo, frente al rol político y en relación con los derechos humanos de estos actores al margen de la ley.

En teoría, esperar que las FARC no reaccionen mientras las fuerzas armadas colombianas arremeten contra ellos, es un sinsentido. Pero que las FARC den muestras tangibles de su voluntad de paz es una necesidad que no da espera como fuente fehaciente de legitimidad hacia el pueblo.

Es quizá la ultima oportunidad que tiene esta, la guerrilla más antigua de América Latina para buscar el camino de la política, en su lucha por plantear alguna trasformación al modelo de Estado que tiene Colombia.

Para entender en contexto el conflicto de Colombia recomiendo este interesante resumen realizado por la Universidad de los Andes.

* Politóloga de la Universidad EAFIT con experiencia en el sector público y pasión por la comunicación política y el trabajo social

7 claves para gerenciar bien sus bases de datos en campaña

Lo dicen muchos expertos: El corazón desde el cual se bombea la sangre que da vida a la movilización de una campaña lo constituye una adecuada gerencia de la data y dentro de esta información básica podríamos decir que hay un verdadero sistema circulatorio que debe funcionar como un reloj y son las bases de datos.

Comparto 7 prácticas claves para gerenciar bien sus bases de datos

1. Estructure muy bien desde un principio los filtros, segmentos y discriminación con base en los cuales usted pretende agrupar los datos recolectados.

2. Procure que toda la información recolectada tenga un solo responsable de acopio y sistematización que además sea la fuente de las bases para las áreas de campaña que las puedan requerir.

3. Realice el tejido de sus propias bases de datos con personas que SÍ les interese recibir la información o el contacto que usted va a realizar. Lo contrario es invasivo, contraproducente y hasta ilegal.

4. Trate de diseñar su propio software de administración de bases que le permita tener como mínimo las siguientes facilidades: Georeferenciación, estadística cuantitativa y fácil ubicación por multi variable.

5. Genere claras políticas de uso y restricción al contacto a través de bases de datos para evitar reprocesos que sean spam y fuga de información, con posibles riesgos de deterioro en la relación con potenciales usuarios.

6. Establezca claros cronogramas y metodologías de actualización de sus bases de datos que le permitan tener un margen de desactualización que no supere el 10%.

7. Recuerde que para lograr la asistencia a un evento de UNA persona, usted debe contactar al menos 10 y para lograr una decisión de voto, usted debe contactar al menos 30 y cautivarlas con inteligencia.

Estrategia y táctica

Palabrejas muy de moda que son fusiladas sin mucha precaución cuando se trata de descrestar o denotar que se está a un nivel superior. Me permito definirlas desde un terreno práctico y con énfasis principal en el trabajo de saber planificar.

Ambas definiciones parten de un lenguaje bélico, pero son empleadas en diferentes ámbitos, donde hay que saberse mover con inteligencia para lograr un objetivo.

Cuando hablamos de estrategia, comprendemos esta como una forma creativa, distinta, disruptiva de enfrentar un problema.

Ejemplo: MI estrategia para una campaña en tierra seré montarme en una bicicleta con el atuendo que corresponde y evidenciar una apuesta por el transporte sostenible.

Cuando hablamos de táctica, comprendemos esta como la forma práctica por medio de la cual vamos a ejecutar la estrategia en el terreno.

Ejemplo: Hay que escribir propuesta concreta sobre transporte sostenible, diseñar y comprar la bicicleta, definir rutas exitosas, atuendo del candidato.

¿Qué es una Política Pública?

Es un ejercicio realmente ciudadano y de participación. Es imposible construirla con la influencia económica del Estado, pues sus orígenes parten desde una problemática colectiva que es identificada y frente a la cual unos actores se movilizan realmente sin apoyo de publicidad, eventos, recursos o inversión pública; sino desde el propio valor civil. Estos actores que no pueden ser empleados ni contratistas públicos, definen un mapa de actores de la política pública, esos que se encuentran en una arena de acción para resolver. Se generan tensiones y debates que no tienen fin y el tema se incorpora con naturalidad en la agenda pública.

Las Políticas Públicas  se pueden entender como el ámbito privilegiado de realización del “pacto” entre Estado y sociedad. Leer texto básico de los expertos Domingo Ruiz y Carlos Cárdenas

No es política pública un acuerdo, ordenanza o ley; lo es la voluntad colectiva frente a los problemas.

NO es política pública un evento donde se impone la agenda y si incluye solo a los actores que a uno le provocan. Lo es cuando cualquiera es “dueño”

NO es política pública cuando hay protagonistas, en una verdadera política pública es la comunidad y las soluciones los verdaderos protagonistas

No confundamos negocios, intereses personales o egocentrismos con Política Pública

Una buena, legítima y valiosa política pública la defienden y la mantienen en el tiempo los mismos ciudadanos y no el dinero oficial.

3 Claves para ser un (Buen) Candidato político 2.0 por: JSDG

Por: Juan Sebastián Delgado Gil @juansedg

Varios de los candidatos que han estado en contiendas electorales, incluso actuales, han coincidido en lo mismo, dejan toda su estrategia digital a su equipo de campaña y se desconectan del todo de sus espacios sociales, un error que aunque no sea un elemento sine qua non para ganar o perder una elección, sí afecta su imagen.

Por esta razón traigo 3 tips que pueden ser utilizados no solo por el equipo digital, sino por los candidatos. Claves que contribuirán a refrescar la imagen del político y generar una mayor cercanía con su comunidad, algo que definitivamente sí puede llegar a influir en la decisión de voto.

  • Las selfies: Utilizar selfies, no para ser partícipes de una “moda”, sino para mostrar cercanía con su comunidad, puede ser muy útil a la hora de generar contenido para redes sociales. Procure tomarlas usted mismo, esto le quitará 5 minutos como máximo. La tarea de elegir dónde publicarla y editarla en caso de ser necesario ya será responsabilidad de su equipo. La gente se identifica con este tipo de imágenes.
  • Las opiniones personales: Todos los días pasan cosas y se producen noticias sobre la ciudad, localidad o comunidad a la que usted pertenece. opine de ello, no generando controversia o criticando a sus detractores o competencia, sino ofreciendo soluciones a problemáticas, pero también demostrando conocimiento de todos los temas sensibles para el ciudadano. Si su potencial electoral es el denominado “voto de opinión”, este tipo de acciones cobrarán mucho más valor.
  • Ser Humanos: Uno de los problemas más grandes que tienen las redes sociales de los políticos es que se vuelven muy mecánicas, simplemente se convierten en un espacio para promocionar los eventos o propuestas de determinado candidato y no cumplen su real función, construir comunidad. Debemos “humanizar” las redes. Desde una foto sonriendo o integrándose con los ciudadanos, hasta una frase célebre que el candidato diga en un evento o reunión, pueden mostrar ese lado “humano” tan querido por los votantes. Cada una de las publicaciones en redes sociales deben generar en quien la vea un sentimiento y una identificación, ya sea ideológica, como personal, desde las experiencias y conocimientos que allí se vean reflejados.

Como ven, la estrategia en digital no debe ser exclusiva del equipo de social media o del equipo de comunicaciones de la campaña, debe ser algo integral, que involucre a toda la campaña, pero especialmente al candidato. Al fin y al cabo es su imagen la que está en juego y todo aquello que sume a fortalecer su imagen acercando afectiva y efectivamente a los electores, se verá reflejado en la urnas y se traducirá en votos. Al fin y al cabo ese es el objetivo de toda campaña política.

Fuente: https://desenredate.wordpress.com/

 

¿Es posible Equilibrar los 3 Poderes de Colombia?

Está próximo a su séptimo debate en el Congreso de Colombia un proyecto de Acto Legislativo que pretende equilibrar las 3 ramas del Poder Público a partir de ajustes a la Constitución Nacional, en temas como: eliminar la reelección presidencial en cambio de incrementar a 5 ó 6 años el período del primer mandatario a la par con Alcaldes y Gobernadores, la creación de un Senado regional y la posible eliminación de las facultad que tienen actualmente las Cortes de justicia y altos funcionarios de organismos de control de elegirse entre si. (leer valioso resumen y análisis de lasdosorillas.com)

Para una democracia es sano que el ejercicio del poder sea incluyente y más en un país como Colombia, donde el desarrollo económico y social ha sido impulsado históricamente por élites familiares en medio de atropellos que han sido detonantes de diversos tipos de violencias e incluso legitimadores de variadas ilegalidades. Las más poderosas familias colombianas han dominado los principales medios de producción, han detentado los principales cargos en las 3 ramas del poder, estimulando un modelo de Estado que se ha visto lastimado en factores como la equidad para el logro de un desarrollo humano integral más amplio y también en una presencia y una mentalidad más descentralizadora y con una sana evolución política.

Sobre nuestra histórica tradición presidencialista y la recarga típica hacia el poder ejecutivos a tener la última palabra, se han manifestado los integrantes de la rama Judicial en contra de la reforma que está a punto de ser aprobada por el legislativo, que a su vez pierde el poder de juzgar más directamente al presidente, magistrados y altos cargos en organismos de control nacional y todos pierden entre ellos la facultad soterrada de jugar al intercambio de puestos en su dinámica del “Yo te elijo, tu me eliges”.