¿Qué significa escribir, decir y actuar en política?

Desde nuestra gestión de asesoría con algunos dirigentes políticos, campañas, gobernantes y candidatos en diversos procesos con nuestra agencia Contar Comunicaciones;  hemos aprendido que una buena historia debe escribirse de principio a fin para que la comunicación beba un mínimo de las aguas de la improvisación y sea acertada en sus propósitos.

No creo en la capacidad de improvisación frente al marco discursivo de una campaña. Creo que toda campaña política e incluso todo plan de gobierno, debe escribirse y por lo mismo tener la capacidad de proponer, dialogar, interactuar y hasta defender sus propios postulados; dejando a los acontecimientos y a la dinámica del proceso, los elementos que nos permiten darle actualidad e incluso variar el rumbo y repensar dichos principios de campaña o gobierno.

George Bush fue uno de los presidentes de Estados Unidos con mayor cantidad de ejemplos sobre lo que no se dice, no se escribe y no se hace en política.

No es lo mismo escribir, decir o actuar. Suena obvio, pero son las tres herramientas más frecuentes de la comunicación humana y por ende de la comunicación política y no pocas veces en las campañas o en las dircom de gobierno se mide muy poco el impacto y la pertinencia de utilizar cada una de estas formas de comunicación de cara a la percepción de la llamada opinión pública.

Se escribe:                         Cuando se quiere ser extremadamente preciso, generar un marco muy claro para las palabras y se precisa de la permanencia de las palabras en el tiempo. “Lo escrito, escrito queda”, como diría Pilatos,  por ello hay que evaluar los efectos de comunicar en un tiempo, espacio, coyuntura o público específico; siempre buscando el logro de los objetivos. Generalmente escribir nos evita responder preguntas, ampliar focos de interpretación o  ser malinterpretados. El escribir debe ligarlos con la racionalidad, pero también debe permitir que te consuman desde la emoción.

Se dice:                               En una cultura como la nuestra donde la palabra representa la promesa, la verdad, la credibilidad;  exponemos a un candidato o un dirigente a decir lo que necesitamos que diga, cuando requerimos provocar efectos de compromiso. Decir implica actuar un poco, es decir que las audiencias van a interpretar aspectos como nuestros gestos, vestuario, actitud, mirada, entre otros. “No es más sincero el que dice todas las verdades” por eso exponerse a decir, no implica que uno vaya a decir todo lo que los públicos quieren saber, si no que debemos acertar en construir un discurso breve, emocionante, contundente al que nos lleven todas las preguntas, por diversas y complejas que estas sean.  

Se actúa:                             No se trata de ser histriónicos, pues las audiencias saben cuando se actúa un papelón o cuando se comparte la coherencia. Un político debe atender aquella frase decembrina de “la prudencia que hace verdaderos sabios”  y cuidar aspectos como el lugar, el aspecto físico, el tono de sus palabras, sus gestos, miradas, la forma de entrar en contacto con las personas, el valor que da a las palabras de la más humilde o importante de las personas que se le acerca. Cada escenario que se crea, cada evento al que se asiste debe ser evaluado, medido y pensado, incluso desde la interpretación que van a tener los enemigos de nuestras decisiones.

La emoción es el principal criterio que aplica el elector a la hora de tomar una decisión en las urnas. Por ello hay que ser cuidadosos y tratar de pensar mucho más la forma de contar nuestra historia de comunicación, pues en clave política y en clave de gestión pública, los ciudadanos analizan lo racional pero deciden desde lo emocional.

Perú: A elegir entre el cáncer y el Sida

El 5 de junio se cumple la segunda y definitiva vuelta en las presidenciales del Perú. Fujimori (Izquiera) y Humala (derecha) empiezan a generar polarización. Foto Cortesía PERÚ 21

Entre Ollanta Humala y Keiko Fujimori deberán elegir los peruanos al sucesor del actual presidente Alan García, luego de disputarse la primera vuelta de las presidenciales en el país hermano, cuyos resultados finales reseñó así el diario El Comercio.

Los peruanos llaman chorreo a la dinámica que permite el descenso de recursos hacia las comunidades más pobres del país, como consecuencia de la bonanza en las empresas y sectores productivos del país, en su mayoría radicados en la ciudad de Lima. Desde 2005, cuando García asume el primer cargo ejecutivo de los peruanos, la economía del país hermano evidencia un crecimiento en sus indicadores, principalmente por la forma cómo la minería y los fondos pensionales les permiten – incluso- tener una cifra de crecimiento positivo en 2008, año de la gran debacle financiera en los Estados Unidos. Sin embargo el chorreo no se hizo evidente y una gran brecha entre la miseria y la opulencia se empezó a notar en las grandes ciudades del país como Lima, Arequipa, Trujillo o Piura. El Sur del Perú y las clases menos favorecidas, que cada vez van creciendo; sintonizaron más con el discurso populista de Humala, quien lleva 12 años en campaña, la derecha dividió sus votos entre Toledo y PPK  y en segunda vuelta quedó la hija del ex presidente Alberto Fujimori, quien a pesar de las sanciones judiciales contra su padre, tiene una apasionada recordación de muchos en Perú, por lo que representó la imagen fujimorista en medio de la coyuntural guerra que libró el estado en los 90 contra los grupos de guerrilla como el Tupac Amarú.

Grandes medios peruanos y otros círculos de opinión,  plantean que elegir entre Keiko y Ollanta es como decidirse a padecer cáncer o SIDA. Es claro que habrá un cambio de rumbo a partir de la salida de García del Palacio de Gobierno peruano y el constinuismo está descartado. Por estos días los candidatos derrotados se reúnen con los dos ganadores de la primera vuelta y los “sobrevivientes” con sus equipos de campaña, tratan de hacer una lectura del panorama, pues la polarización será evidente y la forma cualquier palabra, decisión, actuación, adhesión o desacierto, será clave para que en la puerta del horno se queme el pan. Ollanta le pasó con García en las últimas elecciones y Keiko querrá que aquella historia se repita.

Sobre el tema, recomiendo este análisis de la periodista Carmen Villa.

¿Sirvió de algo remangarse el pantalón?

Esta fue una de las piezas publicitarias empleadas por la campaña del Día Internacional para la Sensibilización contra las Minas Antipersonal. Cortesía: http://www.remangate.org/

Un seguidor de este blog nos preguntaba al inicio de la semana por nuestra opinión sobre la manifestación simbólica del pasado 4 de abril, cuando muchas personas se remangaron la bota derecha de su pantalón, como protesta contra las minas terrestres y en solidaridad con las personas que han perdido alguna parte de su cuerpo o incluso la vida,  por culpa de este tipo de armamento.

Mi opinión: Como pasa en la política, con este tipo de iniciativas hay una postura que gana y otra que pierde. La ganadora siempre es la postura masiva, que moviliza, motiva, que se contagia, que se comprende; y la perdedora es la iniciativa que no logra ser replicada en el ejercicio de movilización colectiva.

Las teorías occidentales sobre comunicación pública nos ubican como ciudadanos en el rol de reeditores (ver este texto de Juan Camilo Jaramillo). A diario tomamos decisiones que se convierten en signos por medio de los cuales nos relacionamos con lo cotidiano. A la decisión individual se suma la decisión del colectivo y en un entorno donde la democracia se erige en el paradigma de legitimidad, la postura masiva es la ganadora y la minoritaria, aunque exprese lo moral o éticamente correcto; no siempre es la que logra expresarse y validarse.

En resumen: Yo me remangué el pantalón porque me duele que seamos el segundo país del mundo con más minas sembradas, me duelen las personas mutiladas, los campos vacíos y todo el dolor de las minas. Para mí tiene un valor mi mensaje,  sin embargo el hecho de que solo un bajísimo porcentaje de personas en la ciudad hubiese acatado el valioso llamado a remangarse la bota del pantalón aquel día, hace que el mensaje colectivo no fuera masivo y por ende, quizás no hubiera llegado con la fuerza disuasiva que esperaríamos los simpatizantes,  hacia las personas que fabrican, trafican o emplean este armamento.

9133 zapatos rotos que representan al número de víctimas de minas terrestres desde 1990 en Colombia, fue otro signo empleado el 4 de abril en la Plaza de Bolívar de Bogotá. Foto: Jaime Morales

El argumento político que no se masifica en occidente pierde legitimidad como instrumento disuasivo y más cuando se trata de mensajes dirigidos a actores de una sociedad que se oponen radicalmente al sistema vigente o cuya lógica político-económica no les permite el diálogo desde el sentido común colectivo.

¿Usted cree en los resultados positivos de este tipo de manifestaciones?

 A 7 días de elecciones, Perú podría tener presidente chavista

Imposible no referirnos a la vibrante y compleja recta final que se vive previo a la primera vuelta electoral para elegir el próximo presidente de Perú. Viví y trabajé durante tres años en esa patria querida, tengo un hijo peruano y  conozco algunos detalles de cómo opera la política en esas tierras.

Como ejercicio de información y movilización ciudadana, destaco este portal denominado Voto Informado. Cortesía: http://www.votoinformado.pe/#

Cuando se iniciaba el segundo gobierno del señor Alan García, muchos amigos del país inca, explicaban que en aquel momento debieron meter su voto por Alan “tapándose la nariz”, pues muy pocos peruanos tienen gratos recuerdos  del primer gobierno de García. ¿Por qué votaron entonces por Alan? Por evitar que el gobierno lo ocupara el señor Ollanta Humala, pues detrás de este polémico dirigente del sur peruano, aparecía la sombra del nuevo socialismo latinoamericano, liderada por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías.

La última encuesta publicada por la firma internacional IPSOS hoy 3 de abril de 2011, revela que el líder de izquierda ha tomado la punta a pocos días de las elecciones presidenciales en Perú. Ver aquí los resultados.

Este 10 de abril además se eligen dos vicepresidentes, congreso y representante al Parlamento Andino.

Siguen a Ollanta Humala (Partido Nacionalista Peruano), quien tiene 47 años; la hija de Alberto Fujimori, la excongresista Keiko Fujimori (Fuerza 2011) de 35 años; el expresidente de ese país Alejandro Toledo (Alianza Perú Posible) de 65 años; y el economista de 72 años, Pedro Pablo Kuczynski Godard (Alianza por el Gran Cambio).

Este es afiche oficial de la campaña de Ollanta Humala, candidato de línea socialista que lidera las encuestas a la presidencia de Perú.

El próximo domingo se cumplirá la primera vuelta de las presidenciales peruanas y según las cifras de esta encuesta (la más creíble, según mi opinión) no habrá una mayoría superior al 50% que permita proclamar presidente ese 10 de abril y se forzaría una segunda vuelta.

Con Ollanta Humala (ver su portal web) en el poder, todo el vecindario andino sería de línea Chavista y  las repercusiones para Colombia serían inevitables.

En el panorama político del vecino país también aparece la sombra del ex presidente Fujimori con la presencia de su hija, quien fungiera como primera dama a los 19 años, al final del segundo período del ¨Chino”.

Este miércoles se oficializó la renuncia a la candidatura del exalcalde de Lima, Luis Castañeda, quien en un mensaje dirigido a sus seguidores, los invita a votar por Pedro Pablo Kuczynsky.

¿Cómo capitalizar la acción de un troll en política 2.0?

Antes que un problema, los trolls pueden convertirse en notables oportunidades en política 2.0

Investigando sobre el tema de la política 2.0 y particularmente sobre las diversas modalidades de ataque que pueden sufrir los candidatos y-o las campañas por parte de personas inescrupulosas que visten el traje de los trolls, me encontré con mucha información y valiosos aportes de amigos, conocidos y seguidores sobre este apasionante tema en relación con el cual aspiramos a construir conocimiento.

A partir de un post anterior que denominé ¿Qué son los trolls en la política 2.0? me permito sugerir algunas actitudes para saber “jugar” el juego del troll y capitalizarlo a nuestro favor, pues al fin y al cabo la política y la guerra se parecen mucho, como dice V. Clausewitz y en medio de una campaña, todas las posturas – incluso la de los trolls- deben ser validadas desde la postura de quien aspira a ocupar una función pública.

Si usted es la persona que encabeza el diálogo con las comunidades digitales de una campaña, partido u organización política; tenga en cuenta que el terreno digital es un nuevo entorno, cuyas dinámicas representan un profundo impacto en los resultados finales que vamos a obtener y como en la vida real, hay personas que buscan desestabilizarnos y poner a prueba la verdadera preparación que tenemos como equipo para triunfar en nuestra aspiración de llegar al poder.

A modo de preguntas, presente algunas de las mentiras que no nos podemos decir con los trolls:

¿Hacer de cuenta que no existen?: Es imposible pensar que no existen. Virtuales o reales los trolls son perfiles detrás de los cuales hay personas con algún interés y el consumo colectivo del diálogo en un foro, una red social, un blog o una Web, exponen nuestra propuesta, por lo cual, permanecer sordos, ciegos o mudos; nos hace torpes frente a las oportunidades que vienen con los flamewar en la política, que representan en si mismos una oportunidad para establecer diálogo con multiusuarios simpatizantes hasta neutralizar y montado en sus brazos, obtener el triunfo en esta permanente batalla.

¿Es mejor censurarlos?: Bloquear usuarios en los medios,  es generar el efecto “gremlins”. Un troll que se bloquea en política 2.0 es un malestar que va a multiplicarse con un discurso que se le devolverá a usted como político. Desde entonces no tendrá forma de evitar varias voces trolls y no trolls que van a tildarlo de autoritario, censor y poco abierto al diálogo. Cuando un troll represente peligros reales como virus informáticos o ataques virales, hay otros mecanismos como la denuncia objetiva o la emisión de una postura oficial cuando el ataque realmente ofrece riesgos.

¿Todos hay que trabajarlos igual? A veces el troll es un gran león que representa riesgos, a veces es un insignificante gatito. No se puede menospreciar a nadie en estas condiciones; pero a veces no dimensionamos que el troll en si mismo es un emisor con audiencias y su objetivo es generar conflictos y auditorio para sí. A veces un breve mensaje directo, un e mail o una alusión colectiva basta y no debemos compartir nuestra audiencia o darle más importancia de la que se merece un troll.

¿Mientras más al fondo de mis ideas, mejor? Un troll busca importancia y atención, pero poco conoce sobre las ideas que tratamos de poner en manos de los electores, para brindarles criterio en la toma de sus decisiones políticas. Trate de no exponer demasiados detalles de sus propuestas con estas personas, ofrezca un diálogo sencillo y lo más privado posible, no ceda a lo público salvo en casos extremos. Busque lugares comunes, respuestas amables, invitación al diálogo en persona y de esta forma se expone menos y gana más credibilidad a partir de la sobriedad de sus intercambios.

¿Mejor enfrentarlos en grupo? No se deje “picar” por enjambres de trolls que atacan sin clemencia. Muchas veces la fuente es la misma e incluso una misma persona o empresa contratada está detrás de 5 ó 10 perfiles trolls que intentan sacarlo de casillas, desvirtuar sus palabras, atacar, generar atención sobre un escándalo. La batalla es más sencilla cuando cada problema se atiende de manera individual y nunca es bueno enfrentarse a las masas, máxime cuando la comunicación 2.0 nos permite segmentar e individualizar tanto el contacto o masificarlo si así lo preferimos.

¿Qué son las consultas?

El 29 de mayo próximo se realizarían las consultas internas de los partidos que así lo soliciten a la autoridad electoral colombiana.

Por estos días varios partidos en Colombia proyectan la realización de consultas. Liberales, Conservadores, Partido de la U, Partido Verde, Polo Democrático, Mira, y los demás movimientos que cuenten con personería jurídica, pueden  examinar su buena o mala salud electoral por medio de estos procedimientos, que son ejecutados por la Registraduría Nacional, antes de las elecciones regionales de finales de octubre próximo.

Por medio de instancias representativas , usualmente denominadas como directorios,  los líderes de cada partido toman el estetoscopio, el tensiómetro y observan al interior de varios pacientes (precandidatos) , para medir su “salud” frente a la opinión pública de la ciudad o la región.  En el caso de Medellín y Antioquia,  la mayoría de los partidos tienen variados matices políticas y están divididos por sectores. Estos suelen lograr relativa unidad en tiempos preelectorales, condición primordial para pedirle al organismo electoral, que ejecute una consulta abierta o cerrada y resuelva las dudas sobre los nombres con mejor aceptación para la contienda definitiva.

Algunos expertos políticos coinciden en que las consultas dejan muchas heridas y fragmentaciones dentro de los partidos y recomiendan a los directorios,  la utilización de mecanismos como las encuestas, las discusiones internas o la proclamación del mejor candidato por su trayectoria o aceptación.

No es fácil tener consenso entre las fuerzas de cada partido; las elecciones son a menudo muy cerradas y los electores se inclinan más por hojas de vida y percepción que por posturas ideológicas.  Para nadie es un secreto que será prácticamente imposible que un candidato en las regionales de octubre, logre llegar a un cargo público como candidato único de un solo partido, sin generar los consensos necesarios para darle legitimidad, representatividad y gobernabilidad a su gestión.

Haciendo click aquí encontrarán un útil  FAQ sobre el tema consultas internas y también el cronograma estimado por la Registraduría para estos procesos preelectorales.

No guardaré silencio…la vida es sagrada

Imposible permanecer como si nada, como si esto no fuera conmigo y la vida pudiera seguir su rumbo…Por estos días cientos de ciudadanos se movilizan en Medellín para reclamar el respeto a la vida. Como lo cuenta aquí el periódico El Colombiano, esta vez el la razón – o mejor sinrazón- es que han asesinado una voz cantante, un artista, un joven con un morral repleto de sueños. Como muchos niños de Medellín, Yhiel a sus 17 años, clamaba por durar mucho más que una ilusión, por tener entre sus manos el don de haber nacido pa´ semilla como se titula un célebre libro de nuestro actual alcalde.

Hace algunos meses el cantante Juanes había liderado un evento artístico con raperos para clamar por el respeto a la vida de los jóvenes de Medellín.

Son muchos los jóvenes que caen asesinados a diario en ciudades como Medellín. La triste tragedia no se puede ocultar. El dolor de estos asesinatos sin sentido nos arde en el alma, y aunque muchos clamen por la venganza o presa del miedo se permitan el silencio, nosotros con nuestros pasos vamos a clamar por el derecho a la vida de todos, pues cuando las balas o el hierro cruzan la existencia de nuestra juventud, no me queda duda: todos morimos de “a poquiticos”

El llamado con este sencillo texto y esta canción es a unirse en persona o virtualmente, pero también desde esta Plaza Pública poder gritar: La Vida es Sagrada


¿Los uribistas podrán llegar solos al poder regional?

¿Quiénes serán los dos nuevos jefes del poder ejecutivo en La Alpujarra desde el 1 de enero de 2012?

Conocí por varias fuentes de información que el ex presidente Álvaro Uribe Vélez no está conforme con el nivel de aceptación en las encuestas, de los precandidatos que han hecho público su interés de aspirar a la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín por el Partido de la U. Uribe Vélez es un hombre exitoso y trajinado en la política. Como dice mi amigo el politólogo Carlos Andrés Pérez, se trata de un “animal político”, quien buscará a toda costa tener protagonismo con candidatos que representen verdadera opción para derrotar a los favoritos en las encuestas: Sergio Fajardo, a la Gobernación y Aníbal Gaviria Correa, a la Alcaldía de Medellín.

Según el colega de El Colombiano, Luis Fernando Ospina en su columna De Buena Fuente, sería la ex Ministra de Medio Ambiente, Sandra Suárez la ficha conservadora-uribista para la Gobernación. ¿Será un globo de ensayo uribista? Recordemos que hace una semana esta misma columna, mencionó los nombres de Ramiro Márquez Ramírez, gerente del Metro a la Alcaldía y del ex ministro de Transporte Andrés Uriel Gallego, quienes esta misma semana desmintieron dicha aspiración, Márquez por estar inhabilitado y Gallego por razones de salud.

Hay destacados aspirantes uribistas a la Alcaldía de Medellín, aunque presiento que no habrá mucha unidad luego de que se defina el pre candidato elegido y las heridas serán inevitables, pues algunos “ungidos” en la finca del Tablazo, no los favorecen las encuestas.

Por medio de los llamados Talleres Democráticos el ex presidente Álvaro Uribe Vélez sigue recorriendo el país y con su estilo, congrega las fuerzas políticas regionales, con las cuales aspira al poder en las grandes ciudades y regionales colombianas.

Otro ingrediente que se menciona es que hay un sector de parlamentarios paisas, quienes a nombre de la Unidad Nacional ofrecerían su respaldo al ex alcalde Luis Pérez Gutiérrez.

¿En medio de tantas diferencias entre el ex presidente Uribe y el presidente Santos, prevalecerá la fortaleza electoral esgrimida el año anterior el Partido de la U?

¿Serán estas elecciones el principio del fin de los partidos transitorios y volveremos a los partidos tradicionales? ¿Podrán los uribistas solos alcanzar los máximos cargos ejecutivos de Medellín y Antioquia?

Los 14 errores más frecuentes de los políticos colombianos en el Web 2.0


En campañas como la que le permitió el triunfo al Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama; la utilización de las redes sociales fue clave para la consecución de recursos y además el triunfo en las urnas.

He venido siguiendo el trabajo de varios dirigentes políticos y algunos candidatos a cargos públicos de Colombia en los llamados medios sociales o web 2.0 y quiero compartir con mis seguidores y varios amigos de las campañas, algunos de los ERRORES MÁS COMUNES que nos impiden generar: Interacción, duplicación y donación, los tres tesoros más preciados en la web social y medios que nos permiten el acopio de recursos y potencian la intención de voto en nuestros simpatizantes.

  1. Pensar que nadie deja de votar porque usted solo utiliza twitter,  facebook o alguna de las redes sociales, meses antes de las elecciones.
  2. No planear muy bien su presencia, tiempos, silencios, interacción y un marco de acción específico que le permita fortalecer sus propósitos aquí.
  3. No planear muy bien su identidad digital con detalles específicos sobre la forma, el fondo y lo que usted espera de cada una de las redes.
  4. Pensar que se puede estar en todas las redes sin entender que cada una tiene su estilo, impacto y segmento de interés.
  5. Creer que las redes sociales son sólo para emitir información y no para interactuar, dialogar, compartir o responder.
  6. Censurar opositores en lugar de entablar diálogos fructíferos. Incluso con quienes te faltan al respeto, por que ellos representan oportunidades para demostrar apertura y libertad frente a la postura ajena.
  7. Hacer público por sus medios: material en video, audio, fotografías o textos que no son propiedad suya; violando normas de derechos de autor e ilegalizando su mensaje.
  8. Pensar que las redes sociales me evitan el contacto directo con los ciudadanos  o que en si mismas me resuelven el planteamiento de estrategias de comunicación digital más amplias y profundas.
  9. Pensar que la sola presencia en redes sociales sin el ancla de un portal central debidamente gestionado o una comunidad compacta que sea punto de llegada, basta.
  10. Pensar que las donaciones a una campaña llegan por el simple hecho de sacar el sombrero virtual en el estado y no con campañas específicas.
  11. Ser redundante hasta el hastío en los mismos contenidos.
  12. Pensar que las redes sociales son sólo herramientas para decir lo primero que se me viene a la cabeza y no  reflexionar, revisar y volver a  revisar antes de publicar.
  13. Tener mala redacción, ortografía o cometer errores  por   desconocimiento en temas de cultura general.
  14. No reconocer con humildad que la política en el 2.0 hoy circula a otro ritmo y requiere planeación, estrategia y oportunidad.

¿Saltará al ruedo un peso pesado conservador?

Luego de la encuesta publicada por el CNC y reseñada en Plaza Pública, el Partido Conservador en Antioquia convocó a una reunión de urgencia a sus más reconocidos líderes, para evaluar lo que viene ocurriendo y tomar las medidas de urgencia, a 7 meses y medio de las elecciones regionales en Colombia.

Son varias las caras conocidas que se han presentado como precandidatos del partido azul al máximo cargo ejecutivo de Antioquia como el diputado César Eugenio Martínez,  el dirigente gremial Roberto Hoyos Ruiz, el ex congresista Oscar Darío Pérez, el empresario Carlos Mario Montoya, el dirigente Sebastián Moreno, el ex alcalde de Itaguí, Carlos Arturo Betancur y un invitado de origen liberal que es el ex gerente del IDEA, Álvaro Vásquez Osorio.

A pesar de las calidades de los precandidatos, la ventaja que suma Sergio Fajardo en las más recientes encuestas, lo hacen prácticamente inalcanzable, salvo que salte “al agua un pato de peso en el lago regional”  Y por ello se comenta con fuerza que a la consulta conservadora del 29 de mayo podría presentarse el ex alcalde, ex gobernador, ex ministro y ex embajador ante el Vaticano, Juan Gómez Martínez; quien salió de viaje fuera del país esta semana, agradeció el interés de algunos amigos de su partido y dijo que iba a pensarlo.

Sergio Fajardo Valderrama lidera con mucha ventaja las encuestas por la Gobernación de Antioquia. Foto: Partido Verde

¿Juan Gómez Martínez sería precandidato conservador a la Gobernación de Antioquia?

Es evidente que la llegada del doctor Juan Gómez Martínez a dicha consulta, generaría divisiones en las vertientes del partido azul.  Escuché al precandidato Carlos Mario Montoya decir que: “No sería digno someter al doctor Gómez Martínez al desgaste de una consulta” Eso creería uno, pero no sabemos qué piensa la gente del Gobernador Ramos y  el candidato Álvaro Vásquez, quien a pesar de tener el mayor puntaje en las encuestas, tampoco genera unidad en el partido azul como se lo han revelado a Plaza Pública varios líderes conservadores.

Con la llegada al escenario de Juan Gómez, el conservatismo volvería a marcar en las encuestas con opción de poder, pero los demás candidatos del partido azul quedarían fuera de competencia y la lucha probable por el primer cargo ejecutivo de la región, enfrentaría un modelo independiente, urbano que esgrime el argumento apolítico, representado por el ex alcalde Sergio Fajardo Valderrama y un sector tradicional de la política regional con trayectoria y  fuerza urbana y rural, representado por  Juan Gómez Martínez.

Así las cosas ¿Álvaro Vásquez seguiría interesado en hacerse contar en la consulta conservadora?

¿Estará inhabilitado Juan Gómez Martínez por la presencia de su hermana como funcionaria del gobierno Ramos Botero?