¿Saltará al ruedo un peso pesado conservador?

Luego de la encuesta publicada por el CNC y reseñada en Plaza Pública, el Partido Conservador en Antioquia convocó a una reunión de urgencia a sus más reconocidos líderes, para evaluar lo que viene ocurriendo y tomar las medidas de urgencia, a 7 meses y medio de las elecciones regionales en Colombia.

Son varias las caras conocidas que se han presentado como precandidatos del partido azul al máximo cargo ejecutivo de Antioquia como el diputado César Eugenio Martínez,  el dirigente gremial Roberto Hoyos Ruiz, el ex congresista Oscar Darío Pérez, el empresario Carlos Mario Montoya, el dirigente Sebastián Moreno, el ex alcalde de Itaguí, Carlos Arturo Betancur y un invitado de origen liberal que es el ex gerente del IDEA, Álvaro Vásquez Osorio.

A pesar de las calidades de los precandidatos, la ventaja que suma Sergio Fajardo en las más recientes encuestas, lo hacen prácticamente inalcanzable, salvo que salte “al agua un pato de peso en el lago regional”  Y por ello se comenta con fuerza que a la consulta conservadora del 29 de mayo podría presentarse el ex alcalde, ex gobernador, ex ministro y ex embajador ante el Vaticano, Juan Gómez Martínez; quien salió de viaje fuera del país esta semana, agradeció el interés de algunos amigos de su partido y dijo que iba a pensarlo.

Sergio Fajardo Valderrama lidera con mucha ventaja las encuestas por la Gobernación de Antioquia. Foto: Partido Verde

¿Juan Gómez Martínez sería precandidato conservador a la Gobernación de Antioquia?

Es evidente que la llegada del doctor Juan Gómez Martínez a dicha consulta, generaría divisiones en las vertientes del partido azul.  Escuché al precandidato Carlos Mario Montoya decir que: “No sería digno someter al doctor Gómez Martínez al desgaste de una consulta” Eso creería uno, pero no sabemos qué piensa la gente del Gobernador Ramos y  el candidato Álvaro Vásquez, quien a pesar de tener el mayor puntaje en las encuestas, tampoco genera unidad en el partido azul como se lo han revelado a Plaza Pública varios líderes conservadores.

Con la llegada al escenario de Juan Gómez, el conservatismo volvería a marcar en las encuestas con opción de poder, pero los demás candidatos del partido azul quedarían fuera de competencia y la lucha probable por el primer cargo ejecutivo de la región, enfrentaría un modelo independiente, urbano que esgrime el argumento apolítico, representado por el ex alcalde Sergio Fajardo Valderrama y un sector tradicional de la política regional con trayectoria y  fuerza urbana y rural, representado por  Juan Gómez Martínez.

Así las cosas ¿Álvaro Vásquez seguiría interesado en hacerse contar en la consulta conservadora?

¿Estará inhabilitado Juan Gómez Martínez por la presencia de su hermana como funcionaria del gobierno Ramos Botero?

Gobernación de Antioquia…la cosa se ve muy biche

Se conocieron los resultados de una consulta telefónica a 500 personas en Antioquia, por parte del Centro Nacional de Consultoría y el noticiero CM& con el fin de medir la favorabilidad que tienen los candidatos hacia la Gobernación de Antioquia

Los resultados dejan un “ciclista” en la punta y un lote bastante rezagado.

Resultados CNC-CM& Primera Parte marzo 2 de 2011

Resultados CNC-CM& Segunda Parte marzo 2 de 2011

A 240 días del domingo electoral; el ex alcalde Sergio Fajardo Valderrama sería el nuevo Gobernador de Antioquia con un 67% de favorabilidad según esta encuesta. Y en el gran lote viaja un grupo de precandidatos conservadores y del Partido de la U, quienes aún no se decantan ni se deciden y por ello se nota una alta dispersión en los intereses de los ciudadanos y una bajísima recordación.

Fajardo Valderrama bebe de las mieles del reconocimiento en Medellín y el Valle de Aburrá, escenarios que –sin duda- aportan cerca del 50% de los votos para ser Gobernador de Antioquia. Recordemos que salió de la Alcaldía de Medellín casi con un 90% de favorabilidad y luego inició un camino con más dulces que amargos hacia la presidencia de Colombia. Esto le permitió permanecer en la retina y la memoria de los electores a nivel regional.

El Partido Verde no canta victoria aún. Fajardo y los suyos son mesurados. Pero los líderes de los partidos tradicionales no han podido entender algo que le escuché al analista Carlos Andrés Pérez: El debate por la Gobernación de Antioquia se va a plantear entre un apolítico y un político tradicional y en medio de la fatiga frente a la clase política, el electorado ya se está pronunciando.

De persistir la división entre los parlamentarios conservadores de Antioquia, la indecisión del Partido de la U y la baja notoriedad en las propuestas de los candidatos actuales;  en el siguiente sondeo, de nuevo vamos a ver un puntero cerca de la meta y un lote que, entre todos ello, no alcanzan a sumar un 18%.

Hágale…Patee la lechuza!

Todos invitados a patear La Lechuza. Foto cortesía El Colombiano

Parece inverosímil pero cierto: Una nube de periodistas sin ganas de esforzarse mucho por tener verdaderas noticias, abarrota la zona externa de una clínica veterinaria de Barranquilla esperando el parte médico de un animal pateado por un futbolista. Mientras tanto un país atontado por la “realidad” consume lechuza patiada sin importarle que cientos de hechos políticos nos afectan y por ello pasan desapercibidos, pues el ambiente de fiesta veintejuliera y macondesca, no da tiempo para pensar en algo más que en las cortinas de humo.

Ha subido desmesuradamente la gasolina y ni nos enteramos. Libia se debate entre una dictadura o su libertad y pensamos que Muammar Al-Gadafi es una marca de alfombras. Nuestros niveles de pobreza superan el 65 por ciento  y pensamos que sólo hay mendicidad en los semáforos y las cifras de desempleo “mejoran” y nos sentimos felices porque el vendedor en el bus se la rebusca. ¿fácil forma de hacernos los locos y seguir comiendo compota de realidad?

Invito públicamente a patear la lechuza. Sí señor….basta de cortinas de humo y comida rápida mediática que atrofia la capacidad de ir más allá y nos empuja a encontrar culpables momentáneos para abuchear. Patiemos la lechuza y abramos la mente a la realidad. Puede que las asociaciones defensoras de animales me caigan encima por incitar al maltrato animal, pero no me importa, asumo las consecuencias.

¿Usted se anima a patear la lechuza?

¿Es más fácil no participar?

Conocí un estudio realizado por la Red de ciudades Cómo Vamos, en 8 ciudades del país, donde de indaga a un grupo de 9.933 encuestados en una muestra –dice la ficha del estudio- de todos los estratos y rangos de edad; por la forma cómo se perciben en sus aspectos fundamentales.

Me llamó la atención que en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Valledupar, Ibagué y Cartagena, el promedio de personas que pertenecen a una organización comunitaria es del 7.5% y un 92.5% no pertenecen a ninguna. Esto denota un nivel muy bajo de interés de los ciudadanos por participar del debate y la acción sobre lo público.

Hacer click para ver full pantalla. Cortesía: Red de Ciudades Cómo Vamos

El mayor porcentaje de encuestados se excusa por la falta de tiempo o de información. Pero preocupan altos porcentajes de personas que argumentan el MIEDO como explicación para no participar en ciudades como Valledupar 51% o Medellín 20%

En medio de esta apatía con índices tan elevados, preocupa que los espacios de lo público puedan caer en manos de quienes les favorece

Hacer click para ver full pantalla. Cortesía: Ipsos Napoleón Franco y Red de Ciudades Cómo Vamos

Hacer click para ver full pantalla. Cortesía: Red de Ciudades Cómo Vamos

esa misma apatía, de quienes prefieren una opinión pública silente, sin memoria o cómplice.

Este análisis de todo el instrumento elaborado por mi querido colega León Jairo Saldarriaga lo recomiendo.

Usted qué piensa ¿Por qué no participamos más?

Chismes y política de alcantarilla

Los rumores en clave política siempre tienen en la incertidumbre el combustible que los agranda y hace nocivos.

Los rumores en clave política siempre tienen en la incertidumbre el combustible que los agranda y hace nocivos. Imagen: cortesía

Las más recientes campañas a la Presidencia, la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín estuvieron caracterizadas por la generación de varias estrategias virales de comunicación que afectaban la reputación e imagen de algunos candidatos, a quienes la justicia luego exoneró de toda responsabilidad, aunque su imagen pública hubiera quedado lastimada.  El griego Esquilo dijo alguna vez: “En la guerra, la primera víctima es la verdad”.  Las dinámicas de la guerra pasan y siempre van a pasar en el principio o el final de las confrontaciones, por el ejercicio de la política. Por ello muchos de los métodos de la guerra o de la política son parecidos, para desgracia de quienes deploramos el conflicto armado como herramienta de persuasión política.

Es un hecho cierto que en América Latina algunas escuelas del mercadeo político con notable influencia norteamericana, están cruzando el umbral de lo que podríamos llamar una campaña “limpia”, desde una mirada ética; para validar ciertas metodologías comúnmente llamadas como “política de alcantarilla”. La politización de la publicidad en muchos medios masivos, también contribuye a que la calidad de la información en los mismos, se vea marcada por las preferencias o en sí mismos, sirvan de altavoz a las tácticas de la campaña que financia sus espacios.

Jota Jota Rendón

El consultor venezolano Jota Jota Rendón ha generado polémica en varios países de América Latina por emplear entre sus técnicas el rumor. Foto: Consultora JJ Rendón

A los rumores no hay que tenerles miedo. Hay que enfrentarlos. Las más antiguas civilizaciones han tenido presente la comunicación informal (rumores, chismes, boca a boca) como una herramienta poderosa para gestionar, informar, confrontar, contagiar emociones o provocar el rechazo hacia un candidato o una campaña. Es valioso destacar que tenemos una tendencia a llenar con rumores, los espacios donde hay preguntas que no se resuelven. El rumor crece en la medida que hay misterio, cuando se informa bien, no hay lugar a vacíos y los rumores cumplen otras funciones.

Hace poco el diario El Colombiano me consultó sobre los efectos de una Web implementada por la Alcaldía de Medellín para afrontar la presencia de supuestos rumores que afectan la reputación y-o la imagen de la administración local de Medellín. Aquí el texto.

Esta no es una idea novedosa, pues ya se ha implementado en varios países del mundo, donde la instancia de gobierno parece considerar insuficiente sus propios aparatos de censura y propaganda y genera un espacio para el rumor. Uno de los más famosos portales de este perfil es fightthesmears una estrategia del actual presidente de los Estados Unidos para defender de manera indirecta, los rumores que ponen a “caminar” sus opositores políticos.

¿Qué riesgos puede correr la Alcaldía con este portal?
¿Cree usted en rumores? ¿Sospecha usted de un rumor de acuerdo con la fuente?

Sobre el mal llamado voto útil

En medio del fragor de casi todos los procesos electorales, el ciudadano “de a pie” siempre se pregunta si desde la acción de depositar un voto se puede transformar la sociedad. Complicado responder, pues es muy triste decirlo, pero las elecciones parecieran la única forma notoria que evidencia una democracia en nuestros países, cuando desde su definición el estado debería invitar al disenso y a la construcción de decisiones colectivas de manera permanente y no sólo por medio de procesos de relevo en cargos públicos.

Un 55% de abstención en el voto evidenciaron las últimas elecciones en la segunda vuelta a la presidencia de Colombia. Foto Registraduría.

Quiero hablar acerca del llamado voto útil, ese concepto a veces claro y a veces confuso que utilizan ciertos expertos en mercadeo político, cuando estamos en el voto finish o momento final de las decisiones, por medio de encuestas que sacan -casi siempre del lote- a dos candidatos y dejan rezagadas otras opciones en las emociones del votante y plantean siempre con base en dicotomías de cielo e infierno, para que sean las emociones del sufragante las que se pregunten: ¿Mi voto si va a ser útil?

La conciencia, el criterio, la interpretación de la realidad y la selección de una decisión encarnada en un líder, un partido o un proyecto programático por parte del más humilde de los ciudadanos; siempre va a ser útil y valiosa para la democracia.

He sido jurado de votación y en medio de los escrutinios he visto muchas formas en las que los ciudadanos se comunican por medio de un tarjetón electoral. El voto nulo, los tachones, los dibujos, suelen esconder descontento, confusión, pero al fin y al cabo se trata de un ejercicio de participación. El voto en blanco expresa una decisión que descarta todas las demás opciones y en sí misma tiene mucha utilidad para la democracia y para la valoración de los conceptos mayoría y voluntad colectiva. Quien acude para seleccionar un candidato, por mal que éste vaya en las encuestas, también toma partido y le “compra” su propuesta, aunque esté lejos de ejercer. Me atrevería a decir que incluso los abstencionistas hablan, o mejor: gritan muchas cosas: apatía, descontento, frustración, rabia, confusión; muchos síntomas que los gobernantes deberían analizar con mayor serenidad y calma.

Cito aquí al filósofo y manager de la Selección Colombia, Francisco Maturana, cuando dice “Perder es ganar un poco” Hay procesos electorales donde los segundos, terceros o hasta cuartos en lugar de perder, ganan, sorprenden o logran cantidades de votos que los erigen en una fuerte presión para el que ejerce el poder y les ilusiona frente a siguientes procesos donde buscan de nuevo el favor electoral.

Para comprender un poco más sobre el concepto del voto útil les comparto este video creado por la utilización del argumento en un debate político entre los dos principales partidos de España que son el PSOE y el PP.

Arreglando el país en una embolada

En medio de una embolada de nuevo disfruté el sabor del asfalto

Caminar la calle, olerla, sentirla, acariciar con los pies el asfalto, encontrarme con la gente del común, para comprender quiénes son,  cómo actúan y para dónde van,  es un placer que me hace inmensamente feliz.

Estoy sentado en la banca de algún parque, con un embolador que saca brillo a la punta de mi zapato mientras me cuenta buenas historias y leemos juntos la prensa; sueño en la forma cómo podemos hacer sinergia entre los intereses de todos y lograr un modelo de estado incluyente, evolucionado, culto y con las libertades suficientes para que las personas puedan hacer un ejercicio equitativo de sus  derechos.

Mis dedos sienten con placer la tinta fresca de un periódico,  logro abrirlo – me sorprende-  de un solo movimiento con la ayuda de mis brazos y mi nariz. Allí estoy sentado en la banca de aquel parque lleno de palomas, olor a crispeta, verdura, CO2 y transeúntes que viajan con afán y ceño fruncido en medio de las primeras horas matinales.

Sigo pensando en el modelo de sociedad que nos merecemos y se me vienen a la mente tantas ideas.

Mi oficio como reportero, académico y funcionario público me ha permitido visitar las 16 comunas, los 5 corregimientos de Medellín, mi ciudad y también a 120 de los 125 municipios de mi departamento, Antioquia. En todos he disfrutado observando a las personas, sentado en alguna banca de parque donde las historias deambulan y corroborando que es imposible pensar en justicia o desarrollo si todos no tenemos acceso a las mismas oportunidades.

Pacho el embolador golpea con su cepillo la punta de mi empeine y vuelvo a la realidad. Con la corbata a cuestas recuerdo que tengo el mismo afán que los demás, pero trato de sacudirme de la indiferencia y mientras sostengo en mi mano un billete de 2000 con el que pago mi embolada, comprendo que es la vida misma un don inestimado y su respeto el punto de partida para reconocer el papel que cada uno tiene como ciudadano en medio del caos social que vivimos.

¿Justicia mediática en época electoral?

Alonso Salazar Jaramillo, Alcalde de Medellín

Alonso Salazar Jaramillo, Alcalde de Medellín

Luis Alfredo Ramos Botero, Gobernador de Antioquia

Un mal sabor dejan siempre en la opinión pública las decisiones de la justicia que corren más rápido por los medios masivos que por el correo certificado. Esta semana se conocieron sendos procesos en contra del Gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos y del Alcalde de Medellín, Alonso Salazar Jaramillo. En ambos casos llegaron primero a los despachos de los mandatarios, la nube de llamadas y periodistas micrófono en mano; que la comunicación formal por parte de los despachos de la Corte Suprema de Justicia y de la Procuraduría.

Para quienes no conocen detalles sobre la apertura de las investigaciones, les invito a visitar los siguientes links:  Investigación Gobernador de Antioquia. click aquí. Investigación Alcalde de Medellín. click aquí

Ambas investigaciones son preliminares, por casos muy distintos. Pero me llama la atención que en un año electoral como éste, tengan tanta notoriedad en los medios, procesos que lastiman y afectan el ánimo y la disposición en un año tan crucial para la administración pública, donde los gobernantes están tratando de cerrar de manera acertada su cuatrenio y sin duda les preocupa – creo que es válido- dar legitimidad a su proyecto programático, para que el electorado considere la continuidad de otros candidatos afines y de esta forma fortalecer iniciativas concretas de desarrollo local y regional que necesitan la gasolina del tiempo y la durabilidad para consolidarse.

No quiero cuestionar el papel de la Justicia o de los organismos de control. De hecho confío en el acierto y la celeridad que le van a dar a estos asuntos, para que la opinión pública conozca los resultados con el mismo despliegue mediático de la apertura de las investigaciones y no generen un manto de dudas frente a estos dirigentes y su tarea de gobierno.

Me cuestiona la forma cómo se dan a conocer estas decisiones: Primero salta la noticia desfigurada a las redes sociales, luego vienen los rumores, publican los medios masivos y por último se tiene la delicadeza de notificar al interesado. Esto lleva muchas veces a que la opinión pública e incluso algunos medios de comunicación, juzguen de antemano y le “quiten las plumas a la gallina” sin posibilidad luego de restituirle la reputación, a quien fue víctima de intereses oscuros.

Por la Alcaldía de Medellín empiezan las encuestas

Decía un inmolado dirigente conservador que las encuestas son como la morcilla: saben muy bueno, pero es mejor no saber cómo se fabrican.

El telenoticiero CM& reveló este 31 de enero de 2011 la encuesta realizada por el CNC

A 276 días de las elecciones para elegir alcaldes en Colombia, el más tradicional de los espacios informativos de la televisión nacional, el Noticiero CM& , reveló una encuesta realizada por el Centro Nacional de Consultoría a partir de la pregunta sobre la intención de voto de un grupo – según este instrumento- representativo de medellinenses aptos para ejercer el derecho al sufragio.

Los resultados fueron los siguientes:

ANÍBAL GAVIRIA CORREA 29%
LUIS PÉREZ GUTIÉRREZ 22%
GABRIEL JAIME RICO 6%

BERNARDO A. GUERRA H. 5%
JORGE MELGUIZO 4%
DARIO MONTOYA 4%
CARLOS I. CUERVO 3%
FEDERICO GUTIÉRREZ 3%
JUAN F. CAMPUZANO 2%

Un aspecto importante es que aún falta mucho tiempo para las elecciones y a la fecha sólo tenemos precandidatos, recolectores de firmas, medidores de aceptación y algunos con muchas ganas. Dos ex mandatarios regionales encabezan los niveles de aceptación de los encuestados, Aníbal Gaviria Correa, ex gobernador de Antioquia y Luis Pérez Gutiérrez, ex alcalde de Medellín; tres liberales se ubican entre los 4 primeros de la consulta telefónica y hay un tercero que no despega mucho del lote pero que marca diferencia y es el ex concejal Gabriel Jaime Rico.

Luego se encuentran con un porcentaje inferior Jorge Melguizo con 4%, Dario Montoya con un 4 %, Carlos I. Cuervo con un 3%, Federico Gutiérrez con un 3 por ciento y Juan Felipe Campuzano con un 2%.

Los indecisos son el 18% y esta cifra revela que la campaña aún no arranca, aunque los brincos prematuros de algunos hagan creer lo contrario. La Universidad Complutense tiene un texto que recomeniendo para entender el fenómeno de los indecisos en este tipo de procesos. Para leer click aquí

Las preguntas que muchos se hacen son ¿Cuánto más pueden subir los punteros? ¿Hacia dónde se irán los votos de los indecisos? ¿Podrán ascender dos o tres del lote? ¿Son más los ciudadanos indecisos o los candidatos indecisos?

Este martes 1 de febrero el Noticiero publicará la ficha técnica completa en su sitio web.

Información política, anécdotas y raiting

Caida de Fidel Castro

En octubre de 2004 esta imagen y el video con la caida de Fidel Castro le dio la vuelta al mundo, pero pocos recordamos qué pasó de importante allí.

A veces me pregunto qué porcentaje de información política incluimos los periodistas y los medios de comunicación con real trascendencia en la vida de nuestros lectores, televidentes, oyentes o cibernautas y qué tiempo dedicamos a temas como los cálculos electorales, la matemática de los votos, las noticias de “garaje electoral” y algunas peleas de perros y gatos que – como las novelas- nos sacan risas y lágrimas e incrementan nuestros niveles de audiencia, sin mayor impacto en quienes consumen nuestros productos informativos.

Este – sin duda- es un tema apasionante que genera muchos intríngulis y gran curiosidad  por parte de quienes no somos militantes de partido o estamos excluidos –menos mal- de los polos en que se convierte el terreno de la información política en Colombia. Sin embargo, siempre me ha preocupado que los ejercicios de comunicación pública de algunos gobiernos, algunos partidos y algunos dirigentes, sólo se oriente por detonantes de momento, escándalos, críticas, peleas personales, sacrificando el preciado espacio en el foro público que deberían ocupar los temas programáticos.

Quién olvida el zapatazo que casi golpea al entonces presidente norteamericano George Bush en medio de un trascendental acuerdo con Irak del que muy pocos se acuerdan.

Pocos recuerdan qué presentaban a los medios los presidentes de EEUU e Irak cuando ocurrió esta anécdota.

Me disgustan los simples anecdotarios políticos, esos espacios en medios donde se parlotean o trascriben kilos de papel de fax o e mail que mandan algunos “brillantes” jefes de prensa en un momento de inspiración o con la promesa de una publicidad a cambio de información pública. No pasa en todos los medios, tengo muchos colegas que hacen un buen trabajo y amplían su agenda a propuestas de programa en relación con aspectos como: salud, educación, vivienda, empleo, movilidad, entre otros…temas que si nos tocan a todos.