Del watergate a cablegate…36 años después

El 1974 el entonces presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon  debió renunciar a su cargo, luego de comprobarse la responsabilidad de su gobierno en un caso de espionaje. Este episodio de la historia que reveló muchos de esos secretos que la diplomacia trata de mantener alejados de los medios de comunicación, es recordado como el watergate. 36 años después, un portal de Internet llamado Wikileaks nos trae a colación esa delgada línea que se cruza entre el manejo público o privado de información de inteligencia.

En la red social twitter todas las personas que discutimos sobre Wikileaks utilizamos un hash tag que es la palabra #cablegate para encontrarnos en un diálogo digital sobre este tema.  Las opiniones que pululan como trinos en este microblog, dan por cierta toda la información publicada en el portal.

Qué opino yo: Encuentro pobre e insuficiente el recurso de estos cables para emplearlos como fuente cierta de información. En medio de las complejas relaciones políticas que se tejen entre los actores de los wikileaks y el anonimato que propone este portal, considero válido preguntarse por la certeza de estos cables antes de afirmar que pueden ser verdades “de a puño”

Julian Assange el autor de Wikileaks la mayor filtración de información de estado en el 2010