¿La foto con Uribe da votos?

Termina este 2010 y muchos están empezando a buscar avales para lanzarse a las alcaldías, concejos, gobernaciones y asambleas en las elecciones de octubre de 2011 en Colombia; sin embargo en el terreno de las decisiones ciudadanas, casi todos los candidatos coinciden en afirmar que siendo el candidato de un partido, sin congregar otras fuerzas alrededor y sin estimar el llamado voto de opinión, no podrán alcanzar posiciones en el ejecutivo y el legislativo de Colombia.

En el caso de la Alcaldía de Medellín y de la Gobernación de Antioquia uno de los avales más apetecidos, y frente al cual se tejen una serie de rumores, es el que podría brindar el Partido de la U e incluso el que podría dar personalmente el  ex presidente Álvaro Uribe Vélez, sin embargo debemos recordar que la imagen del ex presidente Uribe le brindó fuerza a su plan de gobierno duplicado por dos períodos y sigue siendo un paradigma de poder, pero no ha sido eficaz al endosarse para elegir alcaldes, gobernadores, concejales, diputados, senadores o representantes a la cámara.

¿Será que en el 2011 estos antecedentes se van al piso y los hechos, valorizan mucho más el aval del ex presidente? La relación de poder con el gobierno Santos, las decisiones que tome la justicia en relación con casos como el Das o la Yidispolítica y su  injerencia efectiva en decisiones regionales, van a determinar mucho, la contundencia que tendrá posar al lado de la foto de Uribe Vélez para quienes aspiran a asumir el ejecutivo local y regional en Colombia desde 2012.

Abierta la Plaza Pública para simpatizantes y detractores de esta teoría.

Del watergate a cablegate…36 años después

El 1974 el entonces presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon  debió renunciar a su cargo, luego de comprobarse la responsabilidad de su gobierno en un caso de espionaje. Este episodio de la historia que reveló muchos de esos secretos que la diplomacia trata de mantener alejados de los medios de comunicación, es recordado como el watergate. 36 años después, un portal de Internet llamado Wikileaks nos trae a colación esa delgada línea que se cruza entre el manejo público o privado de información de inteligencia.

En la red social twitter todas las personas que discutimos sobre Wikileaks utilizamos un hash tag que es la palabra #cablegate para encontrarnos en un diálogo digital sobre este tema.  Las opiniones que pululan como trinos en este microblog, dan por cierta toda la información publicada en el portal.

Qué opino yo: Encuentro pobre e insuficiente el recurso de estos cables para emplearlos como fuente cierta de información. En medio de las complejas relaciones políticas que se tejen entre los actores de los wikileaks y el anonimato que propone este portal, considero válido preguntarse por la certeza de estos cables antes de afirmar que pueden ser verdades “de a puño”

Julian Assange el autor de Wikileaks la mayor filtración de información de estado en el 2010