Sobre la polarización política que agobia

Captura de pantalla 2017-11-12 a las 5.47.34 p.m.

Hoy el relato de la política en América Latina está más absorbido que nunca por la polarización, al menos en las ultimas 3 décadas nunca había visto un panorama de oposición en clave de tanto y tan extremo blanco y negro, de dos bandos tan fuertes en países como México, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, donde trabajo desde hace varios años como consultor en política y gobierno.

 

En medio de ese tremendo lodazal, terminan mancillados líderes y voceros de un lado y del otro. Ambos consideran que son la salvación para el ejercicio de lo público y que su rival es vulgar, carente de argumentos, violento, vacío, con cuentas pendientes con la justicia, ilegitimo. Nadie se salva y no aparecen verdaderos héroes que sepan leer el mismo lenguaje de una ciudadanía hastiada de los mismos con las mismas. Lo reflejan estudios de opinión nacionales así como el conocido estudio del Latinbarómetro 2017, cuando refleja el profundo descrédito que viven hoy partidos, instituciones, clase política e incluso el sistema democrático.

Pierden los gobiernos, las campañas, el Estado y la agenda ciudadano; pues la tinta de los diarios, los feeds en las redes sociales, el tiempo en la radio, la TV e incluso los espacios en reuniones de familiares, amigos y compañeros de oficina ya no se emplea para hablar de los problemas y las soluciones que demandan nuestros países, sino para discutir el ultimo insulto, trino o mensaje en video que hace parte de la batalla entre villanos.

 Ben-Affleck-quiere-una-gran-galeria-de-villanos-para-su-Batman_landscape

¿Quién o quiénes se atraverían a escribir una nueva historia en Latam, sin apelar a ser los villanos del lodazal? Ellos, los villanos, se la pasan en medio de su pantanero en guerra de lodo, sin propuestas, sin apuestas de futuro, sembrando siempre odio, con su vulgar escudo de paranoia, pintando paisajes de caos que solo ellos resuelven. Unos hablan de que los insultan y degradan, mientras los otros justifican el porqué.

Conozco de ambos lados, columnistas, twitteros, blogueros que han dedicado hasta 8 columnas en una misma campaña a descreditar a un candidato X y aun así afirman que las columnas de los periódicos están llenas de mentiras y que ellos representan la verdad. ¡Pura y vulgar bazofia! Del otro lado también los he leído y escuchado, igual actitud, repleta de odio y mentiras hacia sus rivales, demostrando que el rumbo se ha perdido, cuando fueron ellos quienes recomendaron el rumbo.

Propongo que tomemos distancia de este lodazal, tiene que ser posible pensar y construir otro país paralelo al que si le preocupen los problemas reales que tenemos en materia de equidad, desarrollo humano, educación, salud, seguridad, lucha contra la corrupción, el campo, entre otros gigantes temas público y no los dimes y diretes de los villanos.

Estamos repletos de héroes: Miles que madrugan a trabajar el campo o la ciudad, miles que han sufrido en silencio la guerra (aunque hay ciertas víctimas que también se han vuelto villanos) miles que esperan alternativas distintas, miles que no se alimentan de la comida rápida de los buenos y malos, miles dispuestos a dialogar y escuchar, construyendo desde la diferencia, relatando una nueva historia, donde no quepan los odios ni los villanos.

Mag. Miguel Jaramillo Luján

Consultor y Asesor Político

2 comments

  1. Mario Silva Rojas   •  

    Es así, como lo dice el Señor Jaramillo.
    En la medida en que seamos mas quienes, creamos que entre diferentes podemos encontrar caminos de concordia y reconciliación, se irá aclimatando la paz. Es cuestión de tiempo, acción constante y ejercicio de fidelidad a una causa que es “La Verdad”. La verdad, duele. A todos nos duele porque todos tenemos debilidades, hemos cometido errores y hemos herido a alguien. Por tanto, poner la verdad al centro de nuestros intereses es entendernos unos a otros sin los caracterizados juicios excluyentes que se visibilizan en la praxis polarizante de las guerras. En la medida en que no anclo mis intereses solo en mí mismo sino que me abro a nuevos participantes, haré de la vida no una ruina sino un festival donde todos pueden presentar su propia danza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>