Así avanza carrera por la Presidencial de Colombia 2018

destacada1

A partir de un análisis que publicó el pasado 26 de diciembre en su edición impresa el diario El Colombiano, donde me consultan sobre las opciones de los pre candidatos presidenciales a partir de una encuesta de Invamer Gallup sobre aprobación de los aspirantes, les comparto el texto completo que envié a la redacción y que hoy complemento con el nombre de Claudia López.

Continuar leyendo

¿Qué es Rendición de Cuentas?

La construcción de ciudadanía civil como soporte de un Estado, donde lo público no es solo un asunto reducido o trastocado exclusivamente al gobierno, es uno de los principales propósitos que se debe tejer en el intercambio entre ciudadanos e integrantes de un gobierno en los procesos de definición de acciones y priorización de recursos que se van a invertir o van a servir para la operación en la búsqueda de un mejoramiento en las condiciones de desarrollo de un territorio.

 

Una de las herramientas normada por la Ley de Colombia y que se constituye un tema de trabajo para muchos escenarios de investigación sobre la Comunicación Pública gubernamental bajo el concepto de Accountability es la llamada Rendición de Cuentas.

 

Para que la construcción de corresponsabilidad entre la ciudadanía y el gobierno se produzca y por ende se logre que la ciudadanía esté empoderada frente a lo público, lo constituyen los ejercicios de Rendición Pública de Cuentas, que a pesar de haberse dado de manera espontánea a lo largo de nuestra historia como Nación, se ha venido refinando la forma en la que los gobiernos y entidades del orden nacional, regional y local deben hacerlo. El más reciente intento normativo es la Política de Rendición de Cuentas de la Rama Ejecutiva para los ciudadanos, incorporada bajo documentos Conpes 3654 de 2010, por medio de la cual se genera una metodología que se introduce a partir de la comprensión de la naturaleza y esencia filosófica de la rendición de Cuentas y en una segunda parte del documento se entregan elementos metodológicos para la propuesta, ejecución, monitoreo y evaluación de estos ejercicios que son de carácter obligatorio para las alcaldías de los 1032 municipios de Colombia.

 

Así mismo el gobierno de Colombia a partir de la aparición y fortalecimiento de Internet, se ha esmerado por estimular políticas tendientes a lograr Gobierno Abierto y por ello la Dirección de Planeación Nacional ha dispuesto en la Ley 1712 de 2014 y dos decretos reglamentarios del gobierno nacional y del Ministerio de las TIC; las disposiciones por medio de las cuales los gobiernos locales, regionales, nacionales y otras entidades que ejercen funciones de poder público en el territorio nacional deberán entregar datos e información de manera sistemática en busca de generar mayores niveles de transparencia al tiempo que también estimulan que dicha data pueda ser aprovechada por empresas del sector productivo para construir soluciones que mejoren la calidad de vida de todos.

 

Sin embargo es común evidenciar en muchos de estos momentos de verdad, reglamentados por la Ley, que los equipos de Gobierno suelen generar espacios donde se emite información desde el criterio exclusivo del gobernante, se enumeran cifras, se consulta a personas cercanas al gobierno o se suelen incluir a ciudadanos más desde su condición de militantes o simpatizantes del gobierno de turno y no como actores que puedan hacer una lectura, análisis y construcción de una agenda pública bajo cuyos aportes se fortalezca el sentido mismo de la ciudadanía como componente vital del Estado y además se beneficie el mejoramiento continuo de la tarea de quienes gobiernan, logrando consensos constructivos, una clara veeduría a los procesos de gobierno y un acompañamiento que será vital para reducir los altos niveles de corrupción gubernamental en nuestro país, catalogado hoy por Transparencia Internacional en el puesto 94 entre 177 países y con un índice de 37/100 en materia de índice de percepción de corrupción.

¿Fracasaron los gobiernos de Izquierda en América Latina?

0012925580

A propósito de la posesión de la Nueva Asamblea Nacional de Venezuela, comparto este texto del internacionalista Carlos Villota SantaCruz, con una mirada amplia a lo ocurrido en 2015 y lo que podría venir en 2016 con algunas transiciones de gobierno que se vienen presentando.

 

A la hora de los balances y el reto que impone la llegada del 2016, para el mundo y en particular para América Latina, es que la ausencia de liderazgo y la carencia  de escuchar a los ciudadanos, en el ejercicio de gobernar: se paga en las urnas. Así se traduce, tras la victoria por la carrera a la presidencia de Argentina de Mauricio Macri y la derrota del “chavismo” en Venezuela en la elección regional.

 

Dos hechos de orden político, que van más allá de las fronteras de los dos países, que de una u otra manera impactarán en un continente, que tiene por resolver la inequidad social, la violencia, la pobreza y la informalidad en el empleo, en particular en una nueva generación que reclama espacios para su ejercicio individual y colectivo, a partir de una sociedad del conocimiento, donde las redes sociales a parte de suministrar información cada segundo, son una fuente de veeduría para los actores que sustentan el poder.

 

En otras palabras, quién no logre interpretar este escenario –cambiante a velocidad de un Fórmula Uno- no sólo tendrá problemas de orden interno sino también externo. Todo gracias a que la comunidad internacional, está vigilante del  juego de ajedrez” que significa hoy ser Jefe de Estado, que a la luz de la geopolítica, debe contar con rendición de cuentas, comunicar con asertividad y salvaguardar la historia, el patrimonio y la naturaleza de cada uno de los países, tendiendo puentes con todas y cada una de las generaciones que le habitan.

 

El 2016 será un año cambios. De cambios drásticos. De entrada, se llevarán a cabo elecciones en Perú, República Dominicana y Estados Unidos. Una puerta al discurso, a la propuesta, a las campañas, pero también a sintonizarse con una ciudadanía mejor informada, más formada políticamente –incluso los abstencionistas- que ya no tragan entero.

 

En el caso de Colombia, con la esperanza de firmar el Acuerdo Final entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC, tras más de 3 años de negociaciones, -que si cristaliza- tendrá una nueva etapa. Esta vez, en las urnas en un plebiscito, donde ya existen simpatizantes por el sí y por el no. Uno de ellos, el partido del Centro Democrático, liderado por el ex mandatario – hoy senador- Alvaro Uribe Vélez.

 

Como se observa. La radiografía de América Latina no estará lejos de la controversia, tampoco de los medios de comunicación y mucho menos, de quienes en su condición de ciudadanos, aspiran a cargos públicos a través del voto popular. Caso particular será Brasil, donde cualquier cosa puede pasar.

CARLOS VILLOTA SANTACRUZ 2015 (1)

Por Carlos Villota Santacruz

Internacionalista, Comunicador Social y Periodista experto en marketing político y marketing de ciudad

Twitter@villocol

5 razones por las que España necesita un Rey

Hace más de 30 años el entonces Rey Juan Carlos I jugaba con su sucesor, eran otros tiempos y otros retos. Fotografìa AP

Mirar desde Latinoamérica la figura pomposa, colorida, rimbombante y un poco molesta de la monarquía, no es fácil y mucho menos entenderla en un planeta en pleno siglo 21, sin embargo vale la pena dar “lectura” a cada caso con el lente del contexto y uno de esos casos es el español.  Nunca me había tocado la posesión de un nuevo rey en España, pues cuando yo nací, recién se había posesionado el abdicado Juan Carlos I. Han pasado muchas cosas, entre ellas que yo viví un par de años en España y pude estudiar y palpar algo de lo que significa el Rey para los habitantes de ese país y puedo decirles sin temor a equivocarme: España necesita un Rey.

Y resumo mi post en 5 razones

1. La profunda crisis económica que padece el país ibérico, amerita una fuerte cohesión entre fuerzas armadas, parlamento y la jefatura de gobierno, 3 instancias que solo la figura de don Juan Carlos y ahora la de su hijo, un rey que promete ser austero y moderno, puede provocar. A eso hay que sumarle el ánimo separatista de ciertos estados como Cataluña, donde el llamado racional- emocional de la cohesión, podrían lograrlo más este tipo de figuras que un gobierno polarizado como el que orienta Mariano Rajoy.

2. Precisamente el debate público español, concentrado en el bipartidismo del PP y el PSOE, obliga a abrir el abanico a nuevas opciones de representatividad en las que encaja para los españoles la figura de una corona renovada, que promete estar lejos de los escándalos, ponerse las botas y arremangarse la camisa codo a codo con la población, para brindar juntos una salida a esta crisis.

3. La profunda molestia que hay en las fuerzas armadas españolas y su concepción histórica de ser actores muy presentes y deliberantes en momentos definitivos, hace que se requieran un comandante en jefe con mayor solidez histórica y ascendencia con la población. Podría evitarse un golpe de estado como ocurrió en 1981, si el nuevo Rey Felipe, actúa como interlocutor de los entes castrenses y logra acercarlos mucho más al estado y también a la población española.

4. La historia de Europa ha convertido a la península en un lugar de paso, batalla, confrontación, fragmentación y cambio; pero solo la figura del monarca ha logrado generar cierta estabilidad institucional en un territorio siempre diverso y variopinto. Lo dice Vargas Llosa en un texto lleno de afecto por el Rey Juan Carlos, pero también de sólidos argumentos: La monarquía es una de las pocas instituciones que garantiza esa unidad en la diversidad sin la cual podría sobrevenir la desintegración de una de las más antiguas e influyentes civilizaciones del mundo”.

5. El ciudadano “de a pie” desde ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao, hasta en pequeños pueblos de la península, le cree al Rey, confía en él. Esta Encuesta elaborada por la firma española Metroscopia y publicada por el diario El País, revela que un 58% de los encuestados en España dicen sentir seguridad con la llegada del nuevo Rey y un 74% avalaron que se siguiera la constitución en la transición del rey abdicado al rey Posesionado. Esas son cifras que deberá refrendar el nuevo monarca, pero que de entrada son superiores a las que caracterizan a los dirigentes políticos de la madre patria.

 

¿Y usted cree en reyes? Se abre la Plaza Pública

En silencio, sos menos carga

“Lo breve si bueno, dos veces bueno” Esta muy sabia frase la solía leer del profesor Juan José García Posada en algunos de sus buenos textos. Adelgazar las palabras de tamaño y engordarlas de sentido debería ser una constante para la vida. Esa última si es mi frase y la suelo compartir con mis alumnos en la universidad.

Como díria el Rey Juan Carlos: "¿Por qué no te callas?"

La verborrea es la peor de las epidemias que padece hoy nuestra sociedad. El exceso de palabras generalmente viene acompañado de las adulaciones, la pobreza en materia de gestos, la poca hondura en los conceptos, la flaqueza cuando urge la reflexión, la necesidad de rellenar el sin sentido de saborearse o saborear un buen silencio.

La inteligencia se comunica con muy pocas palabras y la riqueza del espíritu también. El silencio no es solo ausencia de voz, es introspección, es escucha, es ir a lo profundo antes que todo.

“En el reino de las palabras todo es posible, de infierno se pasa al cielo sin pestañar. Las promesas se multiplican y solo sirven, para darle un poco de alivio a la enfermedad” Jorge Terren.

Y no me quiero alargar…solo decir que tiene “sabor a asfalto” que en estos tiempos previos a unas elecciones, sea común escuchar y ver ciertos candidatos que hablan y hablan y hablan y hablan y hablan…bla,bla,bla,bla,bla…

La estrategia del nuevo mejor amigo

Todavía están frescas en la memoria de muchos colombianos, las expresiones de los presidentes Chávez y Santos en noviembre de 2010, cuando se llamaron mutuamente como los “nuevos mejores amigos¨, luego de varios años de tensiones e incluso la amenaza de una guerra entre ambos países antes de la elección del ex ministro de defensa como nuevo mandatario de Colombia.

En el marco de la XXXVII Asamblea de Proantioquia el pasado viernes en Medellín, el presidente Juan Manuel Santos Calderón realizó una confesión que hasta el momento no le había escuchado en público o al menos, muchos en Colombia no tenían claro el raciocinio estratégico del primer mandatario en relación con la recomposición de relaciones con Venezuela.

En el Club Unión de Medellín Santos compartió con los empresarios temas como la seguridad, la inversión extranjera, el vecindario, el empleo, entre otros. Foto: Presidencia de la República.

He aquí el aparte de sus palabras al empresariado antioqueño, frente al tema:

“A algunos no les ha gustado que tengamos buenas relaciones con Venezuela o con Ecuador. ¿Cuál fue el raciocinio en ese frente? Con Venezuela teníamos el peor de todos los mundos; no había dialogo, no había relaciones diplomáticas o sea, ni siquiera teníamos embajadores, no había comercio. Lo único que había era agresiones verbales y amenazas de agresiones militares, amenazas de guerra. Eso es lo que queríamos.

¿Qué era peor que eso? Guerra. Para mí es inconcebible que a estas alturas Colombia y Venezuela se enfrasquen en una guerra. Era realmente absurdo y ridículo.

¿Qué hicimos? Que hay un señor que está al otro lado, con el cual no he tenido tradicionalmente las mejores relaciones, todo lo contrario. Pero resulta que el pueblo colombiano me dio a mí una responsabilidad, ya no soy ni Ministro de Hacienda ni Ministro de Defensa. Soy Presidente de la República.

¿Qué es lo mejor como hombre de Estado con Venezuela? Tener las mejores relaciones posibles y cooperar en lo que sea posible.

¿Este señor estará dispuesto a hacerlo? Pues sino ensayamos nunca vamos a saber.

Lo ensayamos y él, por cualquiera que sea la circunstancia, decidió que sí. Y desde entonces, del 10 de agosto del año pasado a hoy, lo único que hemos tenido con Venezuela y con Ecuador es una mejoría en todos los frentes.

¿Que no es el ideal? Es posible.

¿Que todavía no nos ha pagado la totalidad de las exportaciones que nos deben?
Es posible. Pero nos han pagado el 80 por ciento.

¿Que no tenemos el comercio que tuvimos hace tres, cuatro, cinco años? Es posible. Y creo que no lo vamos a tener otra vez.

Porque tenemos que acostumbrarnos a que ellos tienen una economía diferente a la nuestra, un modelo diferente; es una economía administrada.

Ese libre comercio que tuvimos durante tanto tiempo y que fue tan benéfico para Colombia, no creo que lo vayamos a tener en un futuro cercano. Pero vamos a poder vender muchos productos; de otra forma, pero los vamos a poder vender.

Un mercado importantísimo de todas formas. Petróleo por encima de 100 dólares, es un mercado muy atractivo.

E inclusive en materia de seguridad la situación es muy diferente. Quién de ustedes  se hubiera imaginado lo que sucedió hace ocho días, que el director, reportero o periodista de Anncol, que tanto daño nos ha hecho allá en Europa, llegue a Venezuela lo capturen  y a las 12 horas esté aquí. Que le ha producido a (Hugo) Chávez todo tipo de críticas.

Allá están quemando los retratos del Canciller y de Chávez, y que traidor. Pero lo hizo.

¿Y qué está produciendo en la guerrilla? Ah caray, aquí nos está cambiando el juego. Para nosotros es ganancia neta en todo sentido”.

Todo el discurso completo cuya fuente es www.presidencia.gov.co  lo pueden descargar aquí.

Se abre la Plaza Pública