Óscar Ivan Zuluaga, el pago para salir del anonimato

Facebook:  OscarIvanZuluaga 294.571 Me gusta

Twitter: @OIZuluaga 240,052 seguidores. Cuenta verificada

Youtube: Óscar Iván Zuluaga 1.852 suscriptores 2.251.771 visualizaciones

En su sitio oficial no referencian la existencia de más redes sociales.

La campaña del candidato del Centro Democrático le ha apostado, desde sus inicios en redes sociales, a la visibilidad. Óscar Iván, en general, es de esos candidatos que representan un reto comunicacional para generar recordación, pues su rostro no era muy conocido por los colombianos.

Su estrategia, al igual que la de otros aspirantes a la presidencia, cambió sobre la marcha. Se ser “Óscar Iván presidente” y asociarlo principalmente a la imagen del partido, pasó a ser “Zuluaga presidente”. Así, con la “Z” del Zorro, evocando un ícono heróico. Ahora, los esfuerzos de su imagen se han centrado en la recordación de una sola letra y la imagen de esa “Z” trazada con espada, que figura en todas sus publicaciones sin falta.

Podemos resumir la maratón de comunicación digital de esta campaña en tres aspectos:

1. El pago por figurar.

2. Los testimonios de seguidores

3. Las fotos con muchas personas, táctica conocida en el marketing político como símbolo de apoyo y poder de convocatoria.

La vida personal del candidato no es tan relevante en esta campaña. Son cuentas creadas por y para las elecciones. El epicentro de los mensajes: hablar de propuestas generales en diferentes ejes temáticos y mantenerse tibio ante temas de coyuntura nacional. Es decir, a pesar de verse involucrado en enfrentamientos con el candidato presidente, en sus redes sociales estos asuntos no se tratan a profundidad.

 

La imagen de campaña con la "Z" del Zorro.

La imagen de campaña con la “Z” del Zorro.

Comenzaremos con el análisis de su cuenta de Twitter: Fue la primera cuenta de un candidato presidencial en tomar la iniciativa de pagar por la promoción de trinos y tendencias en esa red social. Hay que tener en cuenta que esta pauta es bastante costosa para un mortal común y corriente. Las promociones de este tipo pueden costar entre 5 mil y 10 mil dólares (por publicación). Es decir unos 20 millones de pesos.

Dependiendo del alcance del trino y el precio variable de Twitter, podrían costar más de us $2.000

Dependiendo del alcance del trino y el precio variable de Twitter, podrían costar más de us $2.000

Precisamente por los altos costos, esta opción resulta efectiva cuando de buscar visibilidad se trata. Twitter asegura un alcance definido y un rango de posibles seguidores que se pueden ganar cuando se paga por los trinos. Sin embargo, al pagar tal cantidad de dinero, esperamos que el mensaje sea lo suficentemente fuerte y convincente para aprovechar el ‘empujoncito’. Algunos de esos mensajes, teniendo en cuenta el bajo número de retuits, fueron desaprovechados.

Trending topic promocionado. El producto más costoso de Twitter.

Trending topic promocionado. El producto más costoso de Twitter.

 

Otro es el panorama de la etiqueta #VotoporZuluaga, promocionada justo al día siguiente del gran debate presidencial transmitido por televisión, en busca de un foco de atención. Aunque las redes sociales no dieron precisamente a Zuluaga como ganador, esta etiqueta logró recoger más de 14 mil menciones.

Antes de pasar a la cuenta de Facebook, hay que decir que la campaña de Zuluaga se ha encargado de hacer de sus influenciadores, piezas fundamentales de reconocimiento. Los trinos del expresidente Álvaro Uribe, de militantes del partido y seguidores le dan impulso a la cuenta principal con retuits, mensajes y repetitivas frases de campaña.

Es imposible dejar pasar el pequeñito detalles de la existencia de la cuenta fake @OIZuiuaga, que en Twitter se visualiza como la oficial. Es un reto para quienes están tras bambalinas lidiar con mensajes contradictorios, parodias y sátiras sobre su campaña.

Cabe anotar que no es fake cualquiera, pues ya ha logrado superar los 4 mil seguidores en poco tiempo.

Parodia de la cuenta de Óscar Iván Zuluaga.

Parodia de la cuenta de Óscar Iván Zuluaga.

Zuluaga cuenta con seguidores “huevito”, esos influenciadores que ya mencionamos en la campaña de Juan Manuel Santos. Son arrobas creadas hace poco, tienen menos de 10 seguidores y hacen el papel de repetidores y emisores de mensajes.

Como anécdota, hace poco trinando sobre el lamentable accidente de Fundación, Magdalena, recibimos una mención de una de esas cuentas que a propósito de la paz invitaba a no votar por Santos.

Cuenta con 5 seguidores que responde aleatoriamente con mensajes de campaña.

Cuenta con 5 seguidores que responde aleatoriamente con mensajes de campaña.

Ahora sí, pasando a Facebook, no hay muchas diferencias con el manejo de Twitter. Esta red les permite el uso de más recursos audiovisuales como los videos de propuestas y fotos de gente, principalmente joven, apoyando su campaña.

Aunque hay muchos mensajes de apoyo de sus seguidores, pudimos leer críticas a él y al expresdidente Uribe. Contrario a la campaña del presidente Santos, parece haber poca revisión y censura de los comentarios detractores.

No es muy divertido dar likes a páginas políticas y ver todo el día sus publicaciones en el Facebook, pero se le abona a esta campaña que se encarga de difundir mucho material gráfico con el fin de que sus seguidores la compartan y generen una ola de ‘zetas’ tricolor.

OIZ, como se le conoce en redes sociales para hacer más corta la escritura, sí tiene canal de Youtube pero, al igual que otras campañas, no lo usa como red social sino como un medio para publicar los videos y viralizarlos en otras redes. Importante decir que sí tienen los comentarios activos.

Para resumir un poco los números de la vida digital del candidato del Centro Democrático, el pago le ha permitido un crecimiento rápido en poco tiempo, aunque sus mensajes no generan mucha polémica. En el más reciente debate afirmó que sus cuentas las maneja personalmente o le ‘tira línea’ a su equipo de comunicaciones. Si es así, el candidato que vemos en redes conciliador y tranquilo no parece ser el mismo que le habló ‘durito’ a Juan Manuel Santos en el debate.

¿Estrategia de doble personalidad? o ¿falta de consenso entre los responsables de las redes? 

10 pasos para ser un político 2.0

 

Mateo Vahos
mvahos16@gmail.com
@Teovahos
Invitado especial

Muchos políticos creen que con tan sólo abrir una fan page en Facebook, un perfil de Twitter o un canal de YouTube ya se es un Político 2.0. Otros  creen que con fotos, videos, entradas y enviar mensajes son un Político 2.0.

Algunos políticos creen eso, a otros ni les interesa llegar a las redes, pero, ¿qué se debe entender para ser un político 2.0?

1. ¿Como quieres ofrecer cambio si no entras a Internet?

El político debe empezar a tener disposición para su entrada a Internet, eso no muerde. Debe aprender a manejar las redes y a comandar el trabajo de su equipo en las mismas, o en su defecto delegar un responsable que tenga en su cabeza el norte de la campaña.
No serás un político que genere confianza de cambio si no te adaptas a la nueva cara de la política, Internet.

2. Internet no es una moda, es una necesidad

El político que crea que Internet es algo que no durará mucho se equivoca, a tal punto que debe ver esta tecnología no como una moda sino como una necesidad. La forma de relacionarnos ha cambiado y si la política significa contacto, Internet se empieza a configurar como la herramienta más eficaz para el contacto después del trabajo de calle.

3. 2.0, el cambio de la comunicación política

La comunicación política siempre ha tenido un emisor que nunca era receptor, esto ha cambiado. El político tiene la obligación de escuchar, las redes sociales se perfilan como los medios mas útiles para atender de forma eficiente y sin intermediarios al ciudadano.

4. El tecnicismo al hablar no funciona, se debe ser informal

En Colombia tenemos muchos políticos que creen que entre mas técnico hablen mas importantes son, en Internet eso no funciona. Al usuario promedio de las redes sociales no le interesa leer eso, por lo contrario quiere sentirse identificado con el candidato, por esto es mejor utilizar un lenguaje informal, es la clave para acercararlo al ciudadano.

5. Internet, soporte para la campaña off line

Si se utiliza bien Internet se puede movilizar a la gente. Comunicarse con los voluntarios, que conozcan al humano y no al personaje impuesto de traje en eventos. Las herramientas virtuales son una palanca para impulsar lo que pasa en la calle.

6. Posibilidad de segmentar

Internet permite saber a quién le hablas, de dónde es, quién es, qué hace, qué necesidades tiene como ciudadano (todo esto en la mayoría de los casos); por esto, si se utiliza bien esa información en el diseño del mensaje, podrás hacerte conocer y convencer a grandes cantidades de usuarios.

El ciudadano en la red no espera que le digan que lo acompañen a X o Y lugar, él espera por medio de los mensajes poder definir su voto.

7. Si no haces presencia otros lo harán por ti

El carácter y la presencia constante son necesarios en Internet, si demuestras debilidad otros vendrán a reemplazarte y a tomar tu público, en algunos casos esos serán contrincantes políticos y en otros serán peores, perfiles falsos sobre ti. La indicación es clara un discurso sostenido y presencia constante.

8. Empezar YA

El político que llegue a Internet a pocos meses de elecciones se equivoca y más si llega con las pretensiones de conseguir adeptos, esto es un trabajo de tiempo.

9. Quitar el miedo a debatir 2.0

No se debe creer que sólo en eventos públicos se pueda dar el debate, Internet da la opción de empezar a medir fuerzas, ideas, propuestas y discursos. El usuario espera eso, que sin necesidad de salir de su casa también exista la exposición y la discusión clara de lo mejor para una ciudad o un país.

10. Puede ser positivo o negativo?

Como es lógico y normal para un político en Internet también llegan mensajes de oposición y algunos negativos, el buen manejo de estos puede cambiar la imagen que se tiene, hasta llegar al punto de ganar un adepto.

La reputación vale, y mucho, en redes sociales se debe hacer una estrategia en la cual todo ataque se convierta en una ayuda para demostrar lo positivo de su candidatura.

Es hora de ser un político 2.0.

En Antioquia la clave debe ser la transparencia

Ahora el turno le tocó a la Gobernación de Antioquia. Esta vez, mediante una sola palabra, les pedimos a nuestros lectores definir lo que consideraban prioritario en el Plan de Gobierno de nuestro próximo Gobernador. La Pregunta que fue lanzada tanto desde nuestra página de Facebook como desde nuestra cuenta de Twitter fue: En una sola palabra ¿Qué es lo prioritario a tener en cuenta en Antioquia durante estas Elecciones 2011?

La respuesta más recurrente fue la palabra Honestidad, seguida esta de la Transparencia, la Seguridad y la Igualdad.  También aparecieron en la lista otras preocuaciones por el campo, la ruralidad y los campesinos.

De esta pregunta participaron unas 40 personas, 23 menos que en el mismo ejercicio que hicimos con la Alcaldía de Medellín, lo cual nos deja una inquietud por resolver en una próxima entrada de este blog: ¿son más importantes las redes para el proceso de elección de Alcaldes o para el proceso de elección de Gobernadores? Ya nos llegará nuestra propia respuesta.

 

 

63 palabras para Medellín

Mediante un ejercicio que realizamos en Facebook, algunos ciudadanos de Medellín expresaron en una sola palabra aquello que consideran fundamental dentro de las propuestas de los candidatos a la Alcaldía de Medellín en estas Elecciones 2011.

La pregunta, que contó con 63 participaciones y que sigue en construcción, fue: “En una sola palabra, ¿qué es lo más importante que la ciudadanía debe pedirles a los candidatos a la Alcaldía de Medellín?”

La educación ocupó el primer lugar entre la lista de propuestas. La seguridad ocupó el segundo lugar. Otras peticiones como honestidad, oportunidades reales para los jóvenes y compromiso, sobresalieron en la nube de etiquetas que compartimos con ustedes.